martes, 23 de agosto de 2016

LA NECESIDAD DE SEGURIDAD


Por: Andrés Penachino

La seguridad es un bien intangible y solo apreciable, en su ausencia.
El ser humano, tiene la sensación de seguridad cuando se encuentra libre de daños, ofensas o injurias en un determinadlo lugar.

Lo hace extensible a sus familiares, a su entorno cotidiano y seres que aprecia.

LA NECESIDAD DE SEGURIDAD conlleva atávicamente el instinto de conservación, el mantenimiento de la especie y la sociabilidad de la tribu. 

Hasta aquí la seguridad personal, pero, cuando pretende mantener sus bienes alejados de la posibilidad de daños, sustracción y fuera de todo riesgo, la situación se complejiza.
En su espíritu gregario, hace de su hábitat, su pequeña patria y pretende dotarla de las mismas garantías que sus bienes  inmediatos.

Claro esta, que los peligros son mayores y requiere no solo su participación personal, sino la de entidades superiores que se interrelacionan de acuerdo al peligro que corren cada estamento definido.

Pero cuando el hombre logra la satisfacción de esta necesidad. No deja de ser una sensación subjetiva. Y puede adquirir tres percepciones diferentes.

- Percibir un peligro existente.

- Percibir un peligro irreal.

- No percibir un peligro que existe realmente.

Estas variaciones suelen darse con la edad de las personas.

- Los jóvenes rodeados de peligros reales, pero con el empuje propio de su edad le hacen creer que son inmunes a los mismos.

- Los adultos, alternan entre las tres percepciones en forma permanente.

-  Los ancianos estadísticamente victimas de DESPOJOS VIOLENTOS mantienen la sensación de peligro inminente

La ubicación geográfica del individuo, trasmite sensaciones de peligro por la proximidad de zonas conflictivas.
    
La percepción de peligro irreal, es trasmitida por la cercanía afectiva de otros individuos que han sufrido daños personales o a sus bienes.
Es así que las instituciones encargadas de mantener la seguridad, no solo deben asegurar la ausencia o  disminuir el riesgo de peligros reales sino también mantener la sensación de seguridad.

En el más amplio sentido el problema de la seguridad comprende desde el más pequeño delito a la gran catástrofe natural o  provocada.
En la actual sociedad, la seguridad comprende la armonía de distintas entidades y factores que conforman una suma de seguridades, que permitirá a la sociedad un desarrollo efectivo.

Es por ello que es valido citar a la seguridad pública, la seguridad corporativa y la seguridad personal.
Ya no solo el estado concurre con sus entidades proveedoras de seguridad interior y exterior. Sino sociedades de vigilancia y seguridad privada, que entiende del cuidado de bienes y personas que integran grupos empresarios.

Proveedores de bienes y mercancías indispensables para el desarrollo y mantenimiento de la sociedad.

Los encargados del mantenimiento de la seguridad, deben definir las medidas necesarias para el mantenimiento o disminuir al mínimo los riesgos de su alteración.

Por el momento en que deben implementarse y ejecutarse podemos dividirlas en:

- Pre emergentes

- Emergentes

- Post emergentes.


Pre emergentes son aquellas que hacen hincapié en la prevención, coordinando el conjunto de medios humanos, físicos y  económicos.


En la emergencia, los participantes del evento, deberán ejecutar las directivas impartidas tales como salvaguardar la vida humana por sobre todo. Comenzando por la propia. 

Finalizado el acontecimiento, las medidas post emergentes pasan por la contención de las victimas, y el estudio del evento en cuestión para formular medidas pre emergentes.


La foto es extraida de internet y no tiene que ver con la nota
Fuente: Material extraído del Programa Comunidades Seguras.

lunes, 22 de agosto de 2016

EL FRAUDE EN LA ERA DE LA GLOBALIZACIÓN TOTAL



PUBLICA ANDRES PENACHINO

En un mundo sin fronteras, con información clasificada al alcance de los hackers y comunicaciones impersonales vía Internet, el delito de fraude ha tenido un crecimiento exponencial, motorizado por los sistemas de última generación. Este accionar ha creado una frontera imprecisa entre lo lícito y el delito; el estudio de casos, permite elaborar nuevas normas de protección.

Orígenes

Una de las más antiguas definiciones de “fraude” (del latín “fraudem”; mala fe) es del emperador Justiniano quien promulgó el Digesto en el año 533. En el Derecho Romano, recibía el nombre de “Crimen Stellionatus”, y en España, siete siglos después de la compilación de Justiniano, las “Siete Partidas” ya condenaban y castigaban penalmente hechos que hoy se conocen como “estafa”.

¿Qué es el fraude?

Muchos siglos han transcurrido desde estas primitivas definiciones de una de las actividades criminales que más se ha desarrollado a través del tiempo, tanto en los medios como en las técnicas utilizadas, cuyo objetivo, es el apoderamiento de bienes o actividades comerciales mediante un ardid o engaño.

Características del fraude

Las maniobras fraudulentas poseen tres elementos esenciales:
Habilidad (Modus Operandis).
Ausencia de violencia.

Metodología.

La habilidad del delincuente sumada a las peculiaridades del delito se convierte en el “Modus Operandis” que él mismo adopta para llevar a cabo su cometido. Respecto a las maniobras utilizadas, los distintos medios de comisión en las que puede presentarse el delito son:
Nombre supuesto.
Calidad simulada.
Falsos títulos.
Influencia mentida.
Abuso de confianza.
Apariencia de bienes, crédito, comisión, empresa o negociación.
Valiéndose de cualquier otro ardid o engaño.

Los juristas son coincidentes en que el engaño es el elemento primordial dentro de este delito, y esto es así porque en la estafa no hay violencia como la puede haber en el robo. Es un delito en que el criminal actúa con inteligencia y astucia (entre las distintas variedades que puede adoptar), para engañar a la víctima y hacerse entregar voluntariamente el objeto querido.

Su metodología es en principio la actuación personal. El estafador se muestra tal como exterioriza su persona; culto, profesional, bien vestido, con una gran capacidad de llevar adelante conversaciones sobre temas dispares, ostentando una “supuesta” posición económica holgada la que será el “señuelo” para interesar a su víctima.

Los medios pueden ser artesanales, donde es necesario su manejo personal y donde no existen sofisticaciones para llegar al logro de su objetivo, solo la escenificación del fraude (“Cuento del Tío”); o técnicos, cuando la operación está destinada a atacar una organización y en ella un producto determinado que exige un montaje más profesional.

El uso de medios técnicos hace necesario la convocatoria de expertos en las distintas especialidades que formen parte de la operación, tales como; químicos, ingenieros en sistemas, dibujantes y en todo caso, idóneos, con conocimientos suficientes para superar los niveles de seguridad que las empresas utilizan para prevenir y combatir el fraude.

Hoy, con la utilización de hardware y software adecuado, se pueden falsificar o copiar, mediante equipos periféricos como fotocopiadoras multipropósito o escáneres, distintos tipos de documentaciones a partir de componentes originales. Obtenida la imagen del documento, de logos y/o marcas, la adulteración se realizará mediante un software apropiado para finalmente utilizar sistemas gráficos que permitan producir las nuevas unidades sin inconvenientes.
La diversidad de medios o formas que presenta el delito de estafa, es una de las primeras dificultades que se encuentran a la hora de definirlo.

Este tipo de delincuente “económico” posee una educación totalmente diferenciada de otro tipo de delincuente marginal; generalmente es de clase media, incluso profesional, cuya inteligencia está destinada a establecer las debilidades de los sistemas comerciales o personas hasta encontrar un nicho o una flaqueza que pueda ser explotada.

Algunas de las modalidades son conocidas como de “cuello blanco”, término acuñado en 1949 por el sociólogo estadounidense y uno de los criminólogos más influyentes del siglo XX, Edwin Sutherland, quién abarcó en su definición distintos tipos de actividades delictivas, tales como; fraudes fiscales, prácticas ilegales de ventas, fraudes con seguros y tierras, saqueos, fabricación y venta de productos peligrosos.

Actualmente, las operaciones están direccionadas a distintas actividades donde se pueda ocultar el acto delictivo, reducir la presencia física, como así también, resguardar la identidad del delincuente. En este sentido, las TIC’s son ideales para materializar acciones que afecten a:

Sistemas bancarios, legajos de crédito, medios electrónicos de pago.
Corporaciones manufactureras textiles, perfumeras, marroquineras, petroleras, laboratorios médicos, discográficas.
Documentos de identidad, cédulas, pasaportes, carnet de conductor.
Bolsas de valores.
LA FOTO ES REPRESENTATIVA EXTRAIDA DE INTERNET Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTA

Fuente: LATAM COMUNITY
Escrito por Rodolfo Raúl Pardo (Licenciado en Seguridad (IUPFA), Managing Director de “Profile ISC”, asesores internacionales en seguridad corporativa)

jueves, 18 de agosto de 2016

HALLAN UN VERDADERO ARSENAL EN LA PESQUISA POR UN SECUESTRO DE UN JOVEN CHINO.

ANDRES PENACHINO

"Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores ...

Opinión personal de Andrés Penachino:
Queridos colegas, a esta historia ya la hemos vivido en los Setenta. Secuestros para financiar la guerrilla, escondite en el Monte, equipos de monte, armas portátiles incluyendo granadas para treinta hombres, un aula en el medio de la selva. No es algo parecido a lo que vivimos en Tucuman en los setenta.

Advertencia a los señores políticos.

Este tipo de amenaza no es solo un tema policial, es un tema político estratégico.

La noticia


El joven chino, integrante de una familia de comerciantes que tiene dos supermercados en Posadas y que supuestamente fue secuestrado en la madrugada del miércoles, apareció en las primeras horas de la tarde, sano y salvo, en la zona de San Isidro, en las afueras de la capital provincial.

Prestó declaración ante autoridades de la Policía provincial y de la Justicia Federal, que tomó intervención por tratarse de un delito de ese fuero: secuestro extorsivo.

Trascendió que contó que fue secuestrado y que estuvo durante varias horas cautivo en una casa de San Isidro, pero que luego escapó de los captores y en esas circunstancias lo encontraron.

No se encuentra herido ni en estado de shock. Aparentemente se hallaba deambulando por la zona cuando dieron con él.


El juzgado Federal pidió estricta reserva del caso, por lo que reina el hermetismo en torno a la investigación. Trascendió que se realizó un allanamiento en San Isidro y habría un demorado. Fue requisada una residencia en la que habría estado de rehén. Allí, aseguraron fuentes consultadas por Misiones Online, encontraron armas de guerra, cajas de granadas, uniformes del Ejército argentino y equipo de supervivencia en el monte para equipar a unos 30 hombres, con carpas de campaña, bolsas de dormir y carpas de campaña.

El ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, junto al jefe de Policía, Manuel Céspedes, encabezaron uno de los allanamientos, donde se secuestró un importante arsenal, ropa camuflada que sería propiedad de una banda, además de un vehículo. Municiones y partes de fusiles de uso militar también fueron hallados. 

Por otra parte, en la ciudad de Oberá, en otro allanamiento, habrían detenido a un hombre de nacionalidad china por su presunta vinculación al caso y con supuesta relación con la venta de armas hacia el Paraguay.
Daniel Wu (25) apareció poco después de que encontraran su camioneta, abandonada, sin llaves en el Acceso Oeste, cerca del puente que está a continuación de la avenida Chacabuco.
fuente diario Misiones

miércoles, 17 de agosto de 2016

SEGURIDAD, ¿POR CASA COMO ANDAMOS?


POR: ANDRES PENACHINO

Con la posible excepción del lugar donde desempeñamos nuestras tareas habituales, la mayoría de nosotros pasamos más tiempo en nuestras casas que en cualquier otro lugar.


ENTRADERAS

Justamente es allí donde el índice de delitos ha golpeado duro, cuadruplicándose los robos a propiedades en estos últimos tres años. No pocos medios de comunicación dan cuenta día a día de diversos hechos delictivos perpetrados en viviendas particulares.
Ello tiende a generar la triste impresión de que no hay lugar seguro, lo cual no deja de ser decepcionante.
Toda época planteó sus propios riesgos y la que nos toca vivir ha creado algunos nuevos verdaderamente alarmantes. El delito violento es un ejemplo más que válido y actual.

Los robos en barrios residenciales constituyen un tema sumamente preocupante para quienes en ellos habitan pues, frecuentemente el intento, o la violación de un domicilio con fines de robo, O ENTRANDO CON SUS DUEÑOS EN FORMA COMPULSIVA, culmina en algún hecho de sangre.

A semejanza de la mayoría, Ud. también está preocupado por la delincuencia y hace bien. Si está leyendo esta nota es porque necesita soluciones concretas, no teorías ni buenas intenciones.
Aquí encontrará algunas medidas de prevención para hacer su casa más segura. Pero Ud. también deberá poner algo de sí.

Sin importar el tipo de delito, para poder prevenirlo debe adoptar tres medidas básicas:


a) Cambiar su forma de pensar.

B ) dificultar el objetivo.

C ) modificar sus conductas habituales.

A) Cambiar de forma de pensar.


Significa ver el mundo como en realidad es y no como a Ud. le gustaría que fuese. Tendrá que determinar los riesgos que corre a la luz de los hechos delictivos actuales, no los que se cometían diez o quince años atrás. Ud. vive en el mundo de hoy.
No se engañe más pensando que Ud. es invulnerable al delito. Las probabilidades de que así sea son cada vez menores.
Recuerde que el mejor momento de encarar los delitos es antes de que ocurran. Estamos hablando de prevención, como la única forma inteligente de disuadir a la delincuencia
El método más efectivo para reducir el delito en un barrio es organizarse entre vecinos vigilándose unos con otros. La política del buen vecino sigue siendo un factor importante para disminuir el riesgo de ser víctima de la delincuencia.
Lamentablemente, es muy difícil concretar juntas entre los habitantes de quintas o de barrios residenciales, aún para debatir tema tan importantes como es el de la inseguridad.

El aislamiento fundado en el principio de intimidad, se vuelve en contra al momento de ser víctima de un hecho delictivo. Allí, los vecinos no solo no dialogan entre ellos, sino que en algunos casos casi no se conocen.
La delincuencia está al tanto de esto, es por eso que este tipo de residencias hoy se ha convertido en su plato fuerte.
En rigor de verdad, hasta la misma policía considera a estos barrios como los más difíciles de custodiar.

Hoy mas que nunca estas propiedades deben ser lo más seguras posibles, ya sea cuando estamos en el interior o cuando nos ausentamos de ella. De análoga manera que los bancos, comercios, industrias, shoppings, oficinas administrativas, las viviendas también deberán estar protegidas. La mayoría de los que allí residimos no podemos darnos el lujo de contratar un ejército de custodios, aunque sí podemos tomar medidas concretas para evitar ser una nueva víctima del crimen.
Todas las medidas de seguridad que necesite deben ser tomadas como inversión y no como un gasto. Esta inversión, a muy corto plazo arrojará resultados positivos. Quizás el más importante "salvarnos la vida".

B) Para dificultar el objetivo, le sugerimos poner especial atención en los siguientes puntos:

- Si está proyectando una nueva vivienda, hable con su arquitecto para que le diseñe una casa moderna, pero teniendo en cuenta las pautas de seguridad en función de los delitos que actualmente se cometen. Rejas exteriores acordes a la arquitectura de la nueva propiedad, balcones lo suficientemente altos como para que dificulte su escalada o acceso de casa vecinas.
Puertas macizas o blindadas, (tanto las de entrada como las posteriores), portones de garajes con sistema de apertura automática.
Las casas de construcción antigua no tendrán esos privilegios pero, deben tratar de modificarse siguiendo las siguientes pautas.

- Poderosos enrejados.

- Puertas y ventanas robustas y seguras.

- Una mirilla de amplia visión en la puerta de entrada.

- Cerraduras no convencionales, del tipo paleta o con combinación.

- Puertas de cocheras con control remoto.

- Sistema de alarma que abarque la mayor superficie de su casa.

- Buen alumbrado exterior.

- Protección en los balcones del primer piso o en el último.

- Un dormitorio asegurado con una potente puerta y cerradura.

- Las puertas de acceso deberán ser macizas, o preferentemente blindadas, con marcos metálicos y bisagras acordes, las puertas deberán estar construidas a prueba de palancas y cuñas.

- El blindaje de la puerta deberá estar dotado como mínimo de una chapa de acero de 4,5 mm. Con este espesor muy difícilmente lo traspase algún elemento punzante, incluyendo una bala Magnum. La chapa de seguridad deberá estar pegada o atornillada. De estar atornillada, los mismos deberán quedar ocultos dentro del marco.

- La mirilla en la puerta de acceso deberá ser de visión amplia, por las dudas de que algún marginal, se esconda al costado o debajo de su puerta.

- Cerraduras: instale dos de máxima calidad en cada puerta de acceso y no tres o cuatro regulares, habida cuenta que después de un tiempo se aburrirá de abrir y cerrarlas y usará solamente una.
Si Ud. extravía sus llaves, inmediatamente haga cambiar la cerradura o la combinación de las que ya posee con el cerrajero de su confianza. Obviamente tendrá en cuenta la honradez o confianza del cerrajero que habitualmente lo asiste. Jamás rotule sus llaves indicando su dirección o su apellido.

- Respecto a los portones del garaje, se instalarán controles remotos para ser activados desde el auto, con ello prevendrá de ser sorprendido al bajar del auto para abrirlo.
Ingrese con su auto lo más rápido posible y cierre detrás suyo el portón.
Aún así al llegar con su vehículo, verifique que no merodean personas extrañas o camionetas con toldo estacionadas delante de su casa, personas charlando dentro de autos estacionados, etc., de ser así no se detenga.

- Es ideal dejar el auto estacionado en la puerta de su casa y combinar con varios vecinos para guardarlos todos juntos.

- Si no posee portón automático, verifique al llegar que nadie esté en las inmediaciones; luego toque el timbre de su casa, (busque alguna clave para confirmar que no hay peligro) para que le abran desde adentro, si no encuentra a alguien en su casa use sus propias llaves pero, no las lleve junto con las del auto, siempre deberá mantenerlas escondidas.

- Si la edificación lo permite, elimine las puertas de acceso directo entre su garaje y su vivienda, pues si es asaltado solamente Ud. y su auto serán los perjudicados.
Recuerde que si permite el acceso a su casa a delincuentes, jamás podrá saber hasta donde lleguen con sus acciones.

- Deberá colocar llaves a su automóvil tal cual lo hubiese dejado en la calle y también conectará la alarma de su vehículo.

Dentro de su domicilio

- Guarde los elementos de valor que posea en diferentes lugares de la casa, separe el dinero de sus joyas, de sus tarjetas de crédito, su máquina fotográfica y sus obras de arte. Si es asaltado dentro de su domicilio, indicará de a uno los lugares donde posee sus pertenencias valiosas. De esa forma podrá salvar algunos elementos.

- Preveerá algún cuarto con puerta segura, la misma deberá estar dotada de cerradura, (actualmente se fabrican puertas semi blindadas que sirven para cerramientos interiores). También dentro del cuarto deberá instalar un teléfono.
Si su casa es violada con fines de robo, estando Ud. o su familia dentro y tienen tiempo, se dirigirán rápidamente a ese cuarto. Elija un cuarto que de a la calle; si su casa es de dos plantas elija uno en la planta superior, cierre con llaves la puerta y aléjese de ella.


Si toda su familia logra introducirse en el cuarto, no caminen en punta de pies, hagan todo el ruido posible. Desde una ventana abierta pero no asomados a ella, gritarán a viva voz que están siendo asaltados que llamen a la policía. Si sigue estas indicaciones seguramente habrá salvado su pellejo y patrimonio.

- Sí es asaltado en su domicilio y no logra introducirse dentro del cuarto, trate que: todos los integrantes de su familia mantengan la calma. Mantenerse quietos, que no griten, tampoco agredan a los malhechores, no les de consejos.
Entrégueles los elementos de valor de uno a la vez pero sin pérdida de tiempo, cuando más rápido se vayan mejor. Retenga la mayor cantidad de datos de los delincuentes y haga la denuncia.

Teléfonos de hogar

Cuando un delincuente avezado comete algún robo domiciliario, no quiere sobresaltos ni interferencias, por lo tanto al transponer la entrada del lugar elegido, lo primero que busca es el teléfono.
Una vez que lo ubica, corta la línea o simplemente descuelga el tubo del primer aparato que encuentra, consecuentemente ya habrá anulado la posibilidad de hablar desde cualquier otro aparato de la casa.

- Haga instalar las líneas de su teléfono bajo caño.

- Oculte los teléfonos que estén más próximos a la entrada de su casa o local.

- Si necesita otras extensiones, instale teléfonos inalámbricos con la central en su cuarto o en lugares de difícil acceso.

Casi todos tienen memoria, por lo tanto deberá instalar en la primera memoria, el teléfono de la policía 911, o el de la zona y luego los de sus vecinos o parientes, con ello evitará tener que memorizarlos. Es importante poseer un teléfono inalámbrico para llamar en caso de emergencia, desde cualquier lado de la casa.

Su teléfono principal, el que usa habitualmente, deberá estar oculto. Cuando los delincuentes irrumpen en una casa, levantan el auricular del primer teléfono que ven antes de dar otro paso, con ello anulan la posibilidad de que pueda usarse cualquier otro instalado en el domicilio, evitando ser denunciados.

- Si posee teléfono celular, una vez que llegue a su hogar, guárdelo en el baño, inclusive allí puede recargar sus baterías. Es en ese lugar donde lo encerrarán si lo asaltan.

Luces generales

- Las cajas de interrupción general de luces, deben estar aseguradas o cerradas con llave, no al acceso directo, esto dificultará que algún malviviente le corte la luz. Aún así, si se interrumpe el suministro, no salga a la calle a ver que pasó, observe desde la ventana si el corte es general, o llame por teléfono a su vecino a ver si este tiene el mismo problema. Tenga siempre a mano una linterna

- Esconda lo mejor posible su instalación eléctrica, de ser posible bajo caño.

- Las luces perimetrales cumplen un rol fundamental en la prevención contra intrusos; una casa bien iluminada en su exterior ahuyenta la delincuencia.

- Los reflectores deberán ser de cuarzo o de lámparas comunes "no gaseosas"; cuando estas se apagan, tardan en encender. En lo posible oriéntelos hacia la calle, o mejor dicho iluminando su jardín.

- El accionamiento de la iluminación perimetral debe ser dual, automático y con la propiedad de encenderse desde el interior.

Arbustos y otras plantas ornamentales

- En casas con parques, es necesario que los arbustos estén podados, de esa forma nadie podrá esconderse detrás de ellos y sorprenderlo cuando Ud. intenta ingresar o salir de su domicilio. Si es posible "reemplácelos por espinosos".

- Aleje las grandes plantas ornamentales de las ventanas, quedan muy bellas pero ahora son peligrosas. En ese lugar se puede ocultar alguien.
Todas estas instrucciones se deberán extender a su casa de veraneo y sus negocios.

Perros

De ser posible se debe adquirir un perro y adiestrarlo convenientemente.
El perro cumple el rol de mascota y buen amigo, es un excelente aliado, reconoce sus amos y desconoce los extraños. El buen perro adiestrado es un excelente compañero, incluso un perfecto guarda espaldas, pero, el “cuzco” ese que anda por la calle también tiene su mérito. Es mas, en determinado momento cumple mejor sus funciones que un gran can.
Si Ud. posee una casa pequeña no puede tener un gran animal, pero si uno acorde, cualquiera le avisara con un buen ladrido cuando algún extraño trate de introducirse y ese es el objetivo fundamental.
Los delincuentes oportunistas, denominados: "roba casas", tocan el timbre o accionan el picaporte de la puerta, si como respuesta escuchan un par de ladridos, irán a tocar otro timbre, salvo que hayan elegido su casa.


- En las casas de fin de semana o quintas, siempre es bueno tener un perro que imponga presencia; los canes vulgares se agregarán de la calle, dos perros son doble seguridad. Si uno es atacado de alguna forma (abrasivo químico) otro seguirá ladrando.

- No permita que el perro guardián fraternice con todo el mundo; es mas, si lo tiene de cachorro y sabe de alguien que se muda, pídale que lo fustigue de algún modo, después de esto se convertirá en enemigo acérrimo de todo extraño.

- Si escucha que su perro ladra durante la noche, es porque algo lo alertó, levántese con precaución, sin encender ninguna luz ante la duda que alguien haya ingresado a su domicilio y verifique qué sucede.

- Si ve que alguien merodea y ya tiene toda la familia a salvo y dentro de una habitación, haga mucho ruido y prenda las luces exteriores siempre. Si están intentando introducirse en su casa, entenderán que no solo van a enfrentarse a un perro...
Los delincuentes cuando ingresan a una casa revisan: las alacenas, cajones, placar, lavadoras, heladeras, vasijas, floreros, macetas, detrás de los cuadros, gabinetes, etc., por lo tanto no guarden allí su dinero o sus joyas. Sus valores deberán estar ocultos en lugares diferentes.

- Si Ud. es asaltado o estafado por alguno de su barrio, no dude en hacer la correspondiente denuncia por escrito. Agregue lo que seguramente le fue exigido. Que esto quede perfectamente asentado, que en la denuncia conste que lo amenazaron con matarlo.
- Aun más, en caso de robo u otras peores, si después ve a los malvivientes merodeando por la calle, llame un taxi, busque una patrulla o diríjase a la comisaría; exija ser acompañado, busque al delincuente, indique quien es y cerciórese que su denuncia siga su curso hasta la Fiscalía de intervención.

Personal de servicios

En los hurtos o robos a domicilios, la autoría de los hechos frecuentemente se le imputa al personal doméstico, por lo tanto y a fin de identificar realmente a quién va a contratar, verifique los siguientes datos del postulante.
Invariablemente exija un documento de identidad y verifique que la foto del mismo no haya sido cambiada. De ser auténtico y siempre delante del interesado tome todos los datos posibles del documento, direcciones, estado civil y registro donde ha sido expedido. Si le dicen que lo extravió, se lo robaron o circunstancia similar, no contrate el servicio. Actualmente no es del todo improbable poder obtener una cédula de identidad o D. N. I. Apócrifa.
Tampoco arriesgue a tomar indocumentados, este tipo de obra de beneficencia o ahorro monetario le puede traer serias complicaciones.
Solicite la dirección de su casa y dígale que cuando termine de evaluar a los posibles candidatos, le avisará por telegrama. Si no le dan la dirección en el momento, no contrate al postulante.

- Si decidió contratar particularmente a una persona, envíe a alguien de su confianza a buscarla al domicilio que le indicó. Que el enviado procure averiguar en forma discreta a algún vecino del barrio quién es realmente el candidato, ¿cuánto hace que se domicilia en ese lugar? - ¿si alguna vez tuvo problemas legales?, etc.

- Pídale antecedentes laborales comprobables, corrobórelos mediante una visita personal o por tercero de confianza. De haber obtenido alguna dirección, visite la casa y solicite la mayor cantidad de datos de ellos. No olvide que está incorporando a alguien extraño dentro de su hogar

- Recuerde que las trabajadoras domésticas pueden por necesidad o por indicación entrar en sustracciones de las denominadas “hormiga”, por lo que es conveniente tener en cuenta las siguientes sugerencias:

- La nueva trabajadora deberá ser puesta al corriente sobre las normas de seguridad de la casa, con la mayor brevedad posible.

- No trabe amistad con la nueva trabajadora, pues esto la llevará a hacer algún tipo de concesiones que después se pueden convertir en serios inconvenientes.

- Mantenga cerradas con llaves las habitaciones o placard, donde guarda los objetos de mayor valor y en tal caso límpielos personalmente.

- Cada vez que despida a algún personal afectado a los quehaceres de su casa, cambie las combinaciones de las cerraduras de las puertas de entrada, esto no es caro "y el cerrajero de confianza" lo puede hacer más que rápido. Si por esas casualidades el ex empleado, "se olvidó de dejarle algún juego de llaves" al retirarse definitivamente, Ud. no tendrá de que preocuparse.
Aun así no aliente a estas personas a quedarse con sus alhajas, dinero, cámaras fotográficas o armas, guarde todo dentro de lugares seguros donde ellos no tengan acceso.
Si son delincuentes, generalmente actúan entre el primer y tercer día de trabajo.

También se han registrado casos en que algún empleado doméstico ha trabajado algunas semanas en un lugar y se ha ido, al tiempo se han registrado robos en esas propiedades.

C) Modificar su conducta significa:

No adoptar conductas temerarias, como abrir la puerta de calle de par en par, cuando alguien acciona el timbre.
No dejar más “las llaves de casa” debajo del felpudo, detrás del macetero o encima del marco de la puerta.
Tener las llaves en la mano antes de arribar a la puerta de su casa.
No esperar a llegar a la vivienda para comenzar a buscarlas. De extraviarlas, inmediatamente hacer cambiar la cerradura, o la combinación de las que ya posee, solo con el cerrajero de confianza.
Es necesario tener especial precaución con el cerrajero que contrata.

- Si al entrar a su domicilio, encuentra a dos o tres desconocidos en su jardín y les preguntó que estaban haciendo, seguramente le contestaran con una respuesta ambigua, pero - seguramente - las intenciones eran malsanas.
En cambio con una robusta reja, los delincuentes no tendrán otra alternativa que forzarla o superarla; ellos saben que su situación legal no es la misma.

- Si su casa es apedreada no salga inmediatamente a increpar a nadie, primero cerciórese que no estén esperando, precisamente esa actitud, para introducirse a la propiedad.

- Si ve que penetra por la puerta de acceso a su casa, agua, espuma, humo, gas irritante u otro elemento, "no salga", verifique por alguna ventana lo que está sucediendo, este es un antiguo truco de los delincuentes para ingresar a su casa; también instruya sobre esto al personal doméstico.

- No deje entrar a nadie que repentinamente solicite ayuda; por ejemplo: el baño por una descompostura, aunque vea a toda una familia, o el teléfono a un operario de la casa contigua que necesita material y lo dejaron en el exterior.

- Si accionan el timbre insistentemente, cerciórese por una ventana de qué se trata, no sea cosa que estén esperando su reacción.
-, No permita que les dejen notas pegadas en la puerta, tampoco las coloque Ud. cuando se ausenta de su domicilio, aun por algunos minutos; por ejemplo: regreso en cinco minutos.

- Si Ud. o algún integrante de su familia es seguido cuando está por ingresar a su casa, no entre, siga caminando, busque un teléfono para llamar a la casa o a la policía, pero no ingrese.

- Si es interceptado cerca de su casa y le encuentran un llavero, jamás diga que pertenece a la casa donde vive en ese barrio, a partir de hoy memorice cualquier barrio lejano al suyo y si es asaltada, cuando los delincuentes le pregunten de donde son esas llaves, mencione sin dudar el domicilio apócrifo que ya había memorizado, cuando se preparó para una circunstancia eventual como ésta.

- No espere al escolar fuera de la vivienda, hágalo encerrada detrás de las rejas de su casa o mirando por la ventana siempre con la puerta cerrada.

- Si los niños se encuentran solos dentro del hogar y llaman a la puerta, deben decir que el papá o la mamá se están bañando o está ordenando algo en el fondo, en el altillo, etc.. Nunca digan que están solos, menos aún franquear el acceso a extraños.

- Se deberá tener presente que un uniforme no es sinónimo de nada, si llegan de cualquier empresa de servicios, gas luz, teléfonos, etc., sin dejarlos entrar verifique su credencial, de ser posible constate los datos con la empresa de servicios.
Si no tiene algo descompuesto, no tiene que venir nadie a arreglar nada. Verifique verbalmente la dirección que indican, si le confirman la suya llame a la policía.

- Cuidado cuando accionen el timbre y le indiquen que vienen a cambiar las guías telefónicas.
Por ejemplo: un seudo empleado de teléfonos arriba a su casa, presiona el timbre y le expresa que lo enviaron a cambiar sus guías telefónicas por nuevas. En atención al volumen de las mismas, sólo se podrán canjear abriendo la puerta, circunstancia que será aprovechada por el malviviente para ingresar y cometer el delito.

- Hable con sus vecinas para salir de a dos o tres a limpiar el frente de su casa o la vereda; no se arriesgue a salir sola, pues corre el riesgo de ser introducida a la fuerza dentro de su casa por un grupo de delincuentes, cuyas acciones pueden ser mas que graves.

Sus cosas usadas

Si tiene algo que vender, trate en lo posible de no publicar avisos gratis en las revistas dedicadas a cosas usadas o en avisos clasificados. Estas publicaciones tienen la mejor buena voluntad pero no pueden ser selectivos con sus lectores. Existen vastas denuncias de robos y asaltos por parte de supuestos interesados que entran al domicilio con la excusa de comprar o abonar la mercadería ofrecida en estas publicaciones. Una aceptable es entregar en consignación lo que necesite vender.

- Si tiene que desprenderse de elementos en desuso, lo mejor es contratar a alguna empresa que se especialice en el tema (volquetes). Olvídese ahora del cartonero o del botellero.

- Si su casa ha sido objeto de alguna sustracción, antes de tocar absolutamente nada avise de inmediato a la autoridad policial; seguramente existen rastros que ellos denominan testigos mudos por los cuales es viable orientar una investigación. Pueden tratarse de huellas digitales dejadas por los malvivientes, cabellos, sangre o cualquier otra cosa que a Ud. le parezca trivial.


Por último, si ve que las costumbres de su vecino se ven modificadas o escuchan ruidos o gritos extraños que provienen desde su casa, sea solidario y llame a la policía.

Recordemos que la solidaridad es uno de los valores que garantizan la convivencia dentro de nuestras sociedades.

Esta es una acción efectiva para revertir la sensación de riesgo y comenzar a despertar inseguridad en los delincuentes dado que, el control del delito por parte de la ciudadanía, evita la constante repetición de hechos de esta naturaleza.


Lo peor que puede pasar es que la delincuencia vea a su barrio como blanco fácil.


lunes, 15 de agosto de 2016

SERAS LO QUE DEBAS SER O NO ERES NADA


Por Andres Penachino

Cuando se vive en el pasado no hay lugar para al futuro. A fuerza de indagar lo pasado se vuelve uno cangrejo. El que mira para atrás termina creciendo para atrás.

Seras lo que debes ser o no seras nada previno el Libertador San Martín. La Argentina nació con vocación de imperio y esta en quiebra. Quiebra espiritual y física, política y económica.

Hace noventa años, el porvenir se nos antojaba nuestro y nos envidiaba el mundo. Hoy somos uno más entre los piases en crisis. Hemos dejado de imponer respeto, solo inspiramos desazón o lástima.

Muchos de nuestros compatriotas se han dado por vencidos. Los años de fracaso fueron demasiado largos, y están cansados de esperar en vano una recuperación que no llega.
El pueblo está confundido, sin horizontes, sin esperanzas.
Basta con mirar a nuestro alrededor para que el menos despierto perciba las manifestaciones exteriores de nuestra tragedia y descubra que son abrumadoras.

Pero nuestra Argentina no siempre fue así.

La Argentina cumplió su papel hasta la crisis de 1929. Mientras Europa se especializaba como productora de bienes manufacturados, la Argentina llegaba a ser granero del planeta y se convertía en uno de los resortes vitales del desarrollo universal.
De todas las latitudes viajaban hasta estas playas, gentes ansiosas de unir sus energías a las del joven organismo que tanto vigor aparentaba.Filósofos, estadistas y hombres de negocios creían estar asistiendo a la gestación de una formidable potencia. La Argentina estaba incorporada a la historia, porque contribuía a hacerla.
Después todo cambio. El año 1929 fue el jalón que separo dos épocas. El viejo continente empezó a buscar otros horizontes. Los moldes clásicos del comercio comenzaron a cambiar hasta quebrarse, surgieron esferas de influencia diferentes y se acelero una evolución política, ideológica y social que, a través de casi dos décadas junto con una guerra mundial terminaría por transformar la fisonomía de las naciones.
Entretanto, la Argentina permanecía sin comprender lo que ocurría. Engañada por la espontaneidad de su crecimiento inicial, había concebido sueños de grandeza fácil y continuo creyendo que le bastaba la posesión de sus fértiles pampas para proseguir la lucha hacia delante.
Con la mirada y el alma aferradas al pasado, careció de la envergadura que se requería para modificar sus estructuras, satisfacer el clamor popular de justicia, corregir el incipiente entumecimiento de sus células y tejidos, y retornar a su puesto de vanguardia.
Encandilada por lo que una vez pareció fuente inagotable de riqueza, fue incapaz de advertir que sus antiguos clientes podían ya manejar a su antojo el mercado agropecuario y dictarle condiciones. Es cierto que la carne y el trigo seguían alimentando a Europa. Pero no era lo mismo. La Argentina había abandonado la delantera y se arrastraba como furgón de cola. Todavía vive de sus exportaciones pero prisionera de ellas.
El esfuerzo Argentino sigue siendo parte del trabajo de la humanidad. En términos económicos podría decirse que contribuye a formar el producto bruto mundial. Pero solo en la manera que lo hacia en el siglo pasado. Como el de los países pobres, no tiene importancia ni calidad creadora. Le falta valor propio. Sirve únicamente en la medida en que los grandes países se deciden a aprovecharlos. La Argentina se ha hundido en la obscuridad de las ínfimas empresas que intenta. Ha quedado fuera de la Historia.


Aunque atendamos complacidos los discursos oficiales de los últimos 30 años, colmados sistemáticamente de alabanzas, virtudes y magnificencias supuestamente argentinas, y que desgraciadamente solo afloran en las proclamas convencionales, la realidad se nos impone con demasiada crudeza para poder ignorarla.
No pueden ambaucarnos las palabras cuando contemplamos azorados “nuestras” cada vez más incipientes “villas miseria”, nuestras fabricas paralizadas, las calles desechas, nuestros campos desiertos, nuestras escuelas y hospitales pauperrimos. Tampoco nos confunden cuando nuestros profesionales emigran hacia países donde envían cohetes al espacio, se controla la energía atómica, se multiplican los complejos industriales y aumenta vertiginosamente el nivel de vida de sus poblaciones, con un ascendente nivel de preparación técnico cultural. 
Cuando vemos que los jubilados cobran míseras jubilaciones, que la delincuencia juvenil se propaga, el descorazonamiento de la clase media y la insinceridad de nuestros dirigentes.
Hace años que asistimos impávidos a un proceso de “desorganización nacional”, donde la aplicación de una política que condujo a la corrupción de las mentes y la laxitud en las voluntades duró casi medio siglo, dejando una economía destrozada por un sistema que premió la especulación, la usura y la explotación de los esfuerzos y vida del prójimo.
La creencia nacional de que un partido roba pero hace y el otro es honesto pero inútil a la hora de gobernar, tampoco es cierta. Lo hechos de corrupción de la ultima década nos mostraron que roban mucho y hacen poco.
La ausencia de objetivos tiene larga data, impidiendo a la comunidad elaborar proyectos propios, cualquiera estos sean. Como no sabe que hacer, hacia adonde orientar sus esfuerzos colectivos, resulta imposible ordenarlos y definir él “como hacerlo”.

A la vez, la falta de objetivos aniquila la cohesión social. Como se ignora para que continuar trabajando con el resto, cada uno comienza a pensar en sí mismo y en la manera de lucrar con el trabajo de los demás.
El asunto es mas grave aun cuando se trata de la comunidad nacional. Porque no hay nación sin alma propia y el alma de la nación esta constituida precisamente por los vínculos de solidaridad que brotan de la conciencia, que un núcleo humano posee de estar llamado a una misión que lo distingue de los demás. Esa conciencia puede nutrirse del pasado o proyectarse hacia el futuro, pero está hecha de un sentido de misión. Y quien dice misión, dice objetivo. A falta de objetivo pues, no hay misión ni política ni nacional. La Argentina desapareció del mapa internacional por completo. Los únicos países de América Latina que cuentan en el mundo son Brasil y México, a quienes los argentinos miraban desde arriba. Chile, Perú y Uruguay se encaminan hacia un futuro promisorio.

La Argentina carece de objetivo. Desconoce cual es la misión que como pueblo podría cumplir en el concierto universal y no percibe siquiera la ubicación que le corresponde en el campo mundial.
Incapaz de formular una política propia, se limita a ir a la zaga de otros países y porque solo se atreve a esperar que su salvación venga del exterior, admite que le dicten normas de comportamiento interno y directivas de conducta internacional.
Queridos compatriotas, hubo un tiempo que la Argentina tuvo ante sus ojos ideales concretos y bien diseñados. Fue la época en que sé hablo de nosotros como pueblo con vocación imperial, la época del crecimiento milagroso, de la fe en el porvenir, del orgullo, de la maduración de la nacionalidad.
No teníamos pasta de segundónes. Cuando la Argentina surgió a la vida independiente, no quedo satisfecha con la gesta revolucionaria. La hidalguía y el temple de su carácter reclamaban mucho más.

Obedeciendo a su sentido imperial, armo un ejército con el que cruzo los Andes y llevo en triunfo sus banderas hasta Lima. La Argentina empero, jamás tuvo el imperialismo del conquistador, sino el de apóstol. Por eso dio libertad a Chile y Perú y, mas tarde, adopto como lema de su conducta internacional la norma que ella misma proclamo y según la cual “la victoria no da derechos”.
Quien no ha nacido segundón, se hundirá en la frustración y la pena, a menos que viva como primogénito previno el Santo de la Espada. Y la Argentina nació para ocupar el lugar del primogénito, porque nació con vocación de imperio. Hace tiempo que Argentina dejo de ser fiel a su vocación y por eso va a terminar siendo nada.

Hoy experimenta una sensación de asfixia, los países que necesitan grandeza mueren por falta de ella, como si careciesen de aire.
Hay una sola respuesta, por ende, a la crisis que nos aflige: reencontrarnos en la grandeza de una misión imperial.
La triste visión de los signos en que la crisis se exterioriza alimenta el pesimismo de la multitud de derrotistas que se interpone entre la pobre Argentina de hoy y el futuro. La frustración nacional hoy esta cristalizando rápidamente en ese impulso de rebeldía que es el precursor de las revoluciones autenticas.
Ha llegado el momento de decidir si será lo que deba ser o si permanecerá siendo nada.

Andres Penachino

domingo, 14 de agosto de 2016

EDIFICIOS NORMAS GENERALES DE EVACUACION Y OTRAS CONSIDERACIONES


PUBLICA ANDRES PENACHINO

Por todos son conocidas las pavorosas circunstancias que rodean a los incendios en edificios, cuando las vías de evacuación han sido inutilizadas por el humo o el fuego, quedando atrapadas personas en su interior.
Las muertes habidas en grandes catástrofes (cada día mas frecuentes por la tendencia al aumento de la densidad poblacional, o sea el numero de personas por superficie), no son fruto de la mala suerte, sino de los errores cometidos en la planificación de emergencias, si es que se habían planificado.

No se trata de perdidas materiales sustituibles sino de perdidas humanas insustituibles.


El intentar aportar soluciones concretas puede entrañar graves dificultades por la complejidad de las circunstancias que pueden influir en cada caso (incendios de rápida propagación o con gran producción de humo, riesgos de explosión, grande almacenes, hospitales, instituciones penales, etc.), o por la gama de posibles soluciones según la ubicación y actividad (escaleras interiores, exteriores, de emergencia, mecánicas, ascensores, etc.) todo ello signado por medidas complementarias necesarias como iluminación de emergencia, señalización, sentido de apertura de puertas, ancho de las vías de evacuación, etc.


En términos generales, toda planificación de la protección contra incendios comprenderá una actividad de Prevención y otra de Lucha Contra Incendios. Pero si limitamos el análisis a la protección de las personas aparece inmediatamente como primer medio de protección la evacuación de las mismas del entorno afectado por el incendio.


La Evacuación de las personas constituye, por tanto, la actividad mas eficaz en la lucha contra los daños que el incendio pueda provocar, pues implica la protección del bien mas valioso: Las vidas humanas.

Concepto de evacuación:

Es la acción de desalojar un local o edificio en que se ha declarado un incendio u otro tipo de emergencia.

Camino de evacuación:

Es un camino continuo no obstruido que conduce desde un punto del edificio hasta una zona exterior al mismo, al cual no lleguen las consecuencias del incendio.


Un camino puede subdividirse en:


1. Acceso a la vía de ecuación,

2. Vía/s de ecuación, y 

3. Via/s de descarga.


Condiciones de la seguridad en el transito de personas por las vías de ecuación:

Entre los diversos factores condicionalmente de la seguridad en el transito de personas a través de las vías de evacuación, hemos citado, como sustantivo, el mantener unas condiciones de vida suficientes a lo largo de toda la vía de escape.

Cualquiera de los restantes factores que influyen en la seguridad de la vía (su trazado, su resistencia al fuego, su iluminación, etc.), puede, al menos parcial o temporalmente, originar una situación deficitaria de la seguridad de la vía sin que las consecuencias sean necesariamente desastrosas.

Por el contrario, las condiciones de supervivencia en la vía durante su utilización son, literalmente, una necesidad vital.


Estos condicionantes de la supervivencia en las vías de evacuación aparecen, al producirse el incendio, como consecuencia inmediata de su generación.
Asociados al incendio, y acompañado al fenómeno de la combustión, aparecen, en general, cinco causas determinantes de una situación peligrosa para las personas:

1. Calor.

2. Llamas.

3. Humo.

4. Gases de la combustión.

5. Insuficiencia de Oxigeno.

Todos estos factores, además de afectara a la seguridad de las personas, son determinantes también del desarrollo operativo de la extinción del incendio y, evidentemente, afectan también a la seguridad de los bienes materiales.


Sin embargo, desde el punto de vista de la seguridad de las personas, dos de los cinco factores considerados, (los humos y los gases de combustión) constituyen las causas capaces de producir los mas graves daños.


El análisis de los daños producidos a las personas por las diferentes causas citadas, arroja unos resultados estadísticos, amplios y reiteradamente confirmados.

Según ellos, el 75% de las muertes relacionadas con el incendio, tuvieron como causa el humo y los gases de combustión, en tanto el 25% restante, fueron consecuencia del calor, las llamas, la insuficiencia del oxigeno, e incluso, circunstancias no asociadas al fenómeno de la combustión.
 
De ello, resulta como consecuencia inmediata, que los humos y los gases de combustión constituyen el mas alto riesgo para la vida de las personas en caso de incendio, y por lo tanto serán el mas importante factor a considerar como determinante de la seguridad para el transito de las vías de evacuación.

El Humo y los Gases de Combustión

Desde el punto de vista de este breve análisis, no parece necesario considerar los procesos de generación de humos y gases de la combustión, ni su estudio físico, químico o toxicológico, así como sus efectos fisiológicos sobre los seres humanos, cuestiones todas del máximo interés, pero no imprescindibles para los fines de estos comentarios.
 Si es necesario considerar, por el contrario, el comportamiento, movimiento y distribución de los humos y gases de la combustión en caso de incendio.
 Los humos están constituidos por productos sólidos (partículas de carbón, especialmente), o líquidos (pequeñas gotas de brea, alquitranes, etc.) que junto con el vapor del agua se encuentran en suspensión en el aire.
 Los gases de combustión están formados por el conjunto de gases que se mezclan en la atmósfera que envuelve al incendio, y resultan de la reducción de los combustibles incendiados. Son los mas comunes: monóxido de carbono, anhídrido carbónico, sulfuro de hidrogeno, anhídrido sulfuroso, amoniaco, cianuro de hidrogeno, acido clorhídrico, dióxido de nitrógeno, acroleína y fosgeno.
 
La producción de humos y gases de la combustión durante un incendio puede variar muy notablemente, tanto cuantitativa como cualitativamente, y en relación a su composición.
 Estas variaciones se deben, sobre todo, a la cantidad y naturaleza de los combustibles, y a la disponibilidad del aire.
 Cuando las circunstancias se conjugan desfavorablemente, puede producirse tal cantidad de humo, y de tal opacidad ocupando el edificio, que se crea una completa reducción de la visibilidad, lo que implica un nuevo elemento de peligrosidad.
 
Aunque los humos y los gases de combustión alcancen concentraciones muy altas en el aire, es importante señalar que nunca lo serán tanto como para alterar el movimiento de la atmósfera por este cambio de composición. Es decir, el humo y los gases producidos en la combustión se desplazaran durante el incendio como lo haría en el aire en las mismas condiciones de presión y temperatura.

Tiempo de evacuación

Es el tiempo total empleado en la evacuación. Debe contabilizarse desde que aparece la primera manifestación visible del incendio, (humo o llamas) hasta que la ultima persona recorrió el camino de evacuación.
 Se obtiene como la suma de los tiempos invertidos en cada una de las etapas en que puede dividirse el proceso de evacuacion: detección, alarma, retardo y tiempo propio de la evacuacion.

Etapa de detección y alarma

El fuego y las desastrosas consecuencias humanas y materiales de el derivadas, crecen en forma exponencial tras la aparición de la primera llama.
El desarrollo del fuego, y especialmente la aparición de humo, pueden cortar e inundar las vías de evacuacion imposibilitando su utilización. Ello exige que las etapas por las que mas a menudo se romper la cadena de evacuacion, detección y alarma, deban analizarse a prioridad con gran rigurosidad.
 En los locales con riesgo de incendio debe existir una vigilancia humana o automática y una alarma que transmita la noticia a todas las personas que puedan resultar afectadas.

Etapa de Retardo

El tiempo de retardo, depende fundamentalmente de la identificación y fiabilidad de la alarma, de la preparación de los individuos, y de la señalización de los accesos a los caminos de evacuacion que permitan, a cada persona, la rápida elección de la vía por donde evacuar.

Etapa propia de Evacuación

El tiempo propio de evacuacion dependerá: de la racionalidad en el diseño de los caminos de evacuacion y de la preparación de los individuos que evacuan.
Plan de Evacuación

De lo expuesto ahora se deduce que el concepto de evacuacion debe ser ampliado a lo que podemos denominar Plan de Evacuacion.
 Dicho plan de evacuacion tiene dos componentes perfectamente diferenciados:


1-  Un componente técnico que prueba la cadena: detección y alarma; señalización de acceso a vías de escape; caminos suficientes, racionales y estancos a humo y llamas.


2-  - Un componente humano que optimice la utilización del componente técnico, exigirá una adecuada organización y/o preparación de los individuos que deban evacuar de forma tal que no se produzcan interferencias.
 Ambas componentes deben conjugarse proporcionando un sistema altamente fiable, debido a que dicho sistema será utilizado en situaciones de extrema conflictividad.

Problemas del plan de Evacuación:

Ante una determinada instalación, tanto si esta en fase de diseño como si ya fue instalada y tiene que completarse, cabe hacerse una serie de preguntas:

¿Debe preverse una evacuacion?


Si la respuesta es si; entonces:


1. ¿Debe ser total o parcial?


2. ¿Es imprescindible depender de una detección?.


¿Esta debe ser Humana o Automática?

¿General, parcial, o en clave?


3. ¿Es imprescindible disponer de una alarma?

¿Humana o automática?.
4. Las circunstancias son idénticas a lo largo de todas las horas del día?


5. Que caminos pueden utilizarse para la evacuacion?

¿Que condiciones deben cumplir cada una de sus partes?


Resistencia al fuego, estanqueidad al humo, iluminación, señalización.


6. Basta con un camino de evacuacion o son necesarios mas?


¿Cuantos?

¿Donde estarán ubicados?


Como se miden esas dimensiones?


7. ¿Donde deben descargar estas vías?.


Forzosamente a la calle, a un patio, a una azotea, en planta baja.

Ante la gravedad de las posibles consecuencias es evidente que la sociedad debiera exigir que las respuestas a tales preguntas estuvieran contempladas en la Legislación Vigente.

Bases Fundamentales a Prever en todo Plan de Evacuación

1. Zonas no evacuables
2. Detección y alarmas fiables
3. Preparación y/u organización humana, (simulacros periódicos de evacuacion)

4. Señalización de las salidas
5. Existencia de salidas suficientes para cada zona en: numero, anchura, tipo, ubicación, etc.

6. Señalización de acceso a los caminos de evacuación.

7. Existencia de caminos regionales suficientes para la evacuación en: numero, ancho, tipo, ubicación, etc.

8. Accesos correctos a dichos caminos.

9. Inmunidad de dichos caminos al fuego y al humo durante el tiempo necesario.

10. Descarga correcta de dichos caminos, a via publica o zona segura.

11. Señalización a lo largo del camino de la circulación correcta, y de los accesos que no deben ser utilizados.

Estimación del Tiempo de Evacuación.

Todo plan de evacuacion basado en las premisas fundamentales mencionadas debe conseguir una evacuacion rápida, ordenada y eficaz en un tiempo mínimo. De esta forma pueden preverse la necesaria estanqueidad y resistencia al fuego de los caminos de evacuacion. Por tanto, ante una situación real determinada es de gran importancia el conocimiento del tiempo de evacuación.

El tiempo total de evacuacion analizado anteriormente puede ser subdividido en:


El tiempo empleado en las tres primeras etapas (detección, alarma, retardo); que puede ser evaluado aproximadamente según las instalaciones, la señalización de las vías y la preparación de los individuos a evacuar.
Un tiempo propio de evacuacion analizable teóricamente en base a las dimensiones de los caminos de evacuacion (ancho y longitud) y el numero de personas que por ella transiten.


Un tiempo propio de evacuacion no evaluable, provocado por un irracional diseño de las vías, que además puede potenciar situaciones de pánico, y que en ocasiones puede anular la evacuacion, permitiendo la inundación o corte de la via por humo o llamas. Un plan de evacuacion correcto debe anular el tiempo no evaluable y minimizar el resto.

Tiempo Propio de Evacuacion Teórico

Dicho tiempo se contabiliza desde que cada persona, enterada sobre el incendio, ha escogido el camino por donde va a evacuar, hasta que la ultima persona abandona la via de descarga.


Se obtiene sumando el tiempo invertido en circular por cada via del camino de evacuacion.


Cada via puede absorber un numero de personas en la unidad de tiempo. Cuando el ultimo individuo haya accedido a la via aun le llevara cierto tiempo en recorrerla. El tiempo total para la via se obtendrán como suma de estos dos tiempos.


El calculo puede efectuarse basándose en parámetros teóricos y luego ajustando dichos parámetros cronometrando los tiempos en simulacros al efecto. A titulo orientativo se incluyen a continuación dichos parámetros:

Velocidad de circulación 
60 metros por minuto en vias horizontales.
30 metros por minuto en vias verticales.
El tiempo teórico de evacuacion calculado sera mas o menos aproximado al real, si se cumplen las condicionantes hasta aqui mencionadas y el racional diseño de las vias de escape.

Racionalidad en los caminos de evacuación


A lo largo del tema se ha hecho hincapié en la cadena que forma todo proceso de evacuacion. En el punto anterior se ha indicado que el final de toda la cadena puede fracasar por un diseño irracional de los caminos de evacuacion.

En este punto se analizaran aspectos fundamentales de la racionalidad, numero y ancho de los caminos de evacuacion, y los nudos de confluencia de las vias. Estos aspectos generales deberán adecuarse para cada caso particular acorde a las leyes en vigencia.

Rutas de Escape

Las rutas de escape no deben pasar cerca de escaleras abiertas o pozos de aire y luz que puedan llenarse de humo en caso de incendio.
La solución a un problema concreto para un local con riesgo de incendio debe basarse en las siguientes premisas fundamentales:


1. Un numero de salidas suficientes, ubicadas de forma tal que las distancias a recorrer desde cualquier punto del local a una de ellas sea razonable. Debe configurarse que el recorrido desde cualquier punto de la planta hasta una escalera o salida a la via publica, no exceda los 40 metros medidos a lo largo de la ruta de escape. Esto resulta a veces difícil de conseguir en los edificios antiguos que son largos y angostos, donde las escaleras se han dispuesto de tal manera que el humo se difundirá rápidamente por todos los locales. Aquí puede ser necesario que la máxima distancia a recorrer no supere los 17 metros.


2. Las rutas de escape serán lo mas directas posibles.
3. Serán de un ancho suficiente para el máximo de la gente que las pueda utilizar, y dicho ancho se mantendrá durante todo el recorrido.


4. No se obstruirá con elemento alguno.


5. Dentro de la escalera, cualquiera sea su naturaleza, no se ubicaran materiales combustibles, aun cuando estos no obstruyan el paso.


6. El recorrido de las rutas de escape no debe ser nunca ascendente, excepto en los casos de las escaleras de los sótanos o subsuelos, o bien aquellos edificios donde su propia geometría permita variaciones al proyecto.


7. Las puertas de las rutas de escape se abrirán fácil y rápidamente, en la dirección de escape. Las puertas giratorias no son satisfactoria para estos usos.


8. El ancho útil de las vias de evacuacion a lo largo de un camino será constante o, en todo caso, creciente.


9. No existirán aberturas en las vias de evacuacion que puedan comunicar dicha via con una de las posibles zonas de incendio.

Iluminación de emergencia

Es necesario contar con circuitos independientes de iluminación eléctrica en las rutas de escape, asegurando así que cualquier inconveniente que se produzca en la instalación energética del edificio no afecte el Plan de Evacuación.

foto es orientativa extraida de internet y o tiene que ver con la nota
FUENTE: Policia Federal Argentina, Superintendencia Federal de Bomberos.