domingo, 29 de marzo de 2015

IMPORTANTE EVENTO SOBRE LA PROBLEMATICA DE LOS DESASTRES NATURALES


UN CLARO EJEMPLO DE LA IMPERIOSA NECESIDAD DE MODIFICAR LA LEY PENAL EN ARGENTINA


PUBLICA ANDRES PENACHINO

El 17 de marzo, la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal realizó un operativo que sorprendió por dos razones. La primera fue que se detuvo a una banda que fabricaba a gran escala drogas de diseño –principalmente, éxtasis– en una casa de Olivos para venderlas en fiestas. La segunda, que uno de sus integrantes usaba una remera con la cara y el nombre de Walter White, principal personaje de “Breaking Bad”, la serie estadounidense que se centra en la producción casera de metanfetaminas y que habría inspirado a esta organización.

Pero el operativo escondía más sorpresas. Ayer se conoció otra: uno de los integrantes de la banda, acusado de ser uno de los vendedores, era Sergio Gustavo González (42), condenado a prisión perpetua por el crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas, ocurrido en Pinamar en el verano de 1997.

González estaba en libertad condicional desde 2005 y vivía en San Carlos, partido de La Plata. Aunque recién se supo ayer, allí fue detenido el 17 de marzo y se le secuestró una escopeta calibre 12 modelo 5500 MK2, un revólver calibre 38, municiones y dos teléfonos celulares.

Uno de los asesinos de Cabezas, en “La banda de Breaking Bad”
Insesperado giro de un operativo policial.Condenado por el crimen del fotógrafo, Sergio González ahora cayó con una organización que producía drogas

Al tomarle las huellas digitales y chequear sus antecedentes penales se descubrió que era uno de los llamados “Horneros”, la banda de la localidad de Los Hornos que participó en el asesinato de Cabezas.

González fue condenado a perpetua en 2000, ya que se acreditó que fue él quien hizo arrodillar al fotógrafo para que fuera ejecutado de dos tiros en la cabeza.

Beneficiado por la “ley del 2x1”, logró la libertad condicional en 2005 tras el pago de una fianza de 20.000 pesos. Desde entonces se le había perdido el rastro. Ahora quedó preso por dos causas: la del operativo antidrogas de “Breaking Bad”, a cargo del juez federal de Capital Sergio Torres, y la del secuestro y asesinato de Cabezas, radicada en la Justicia de Dolores, ya que violó las condiciones fijadas cuando lo dejaron salir de prisión.

Ayer fuentes judiciales y el abogado de González, Juan Martí n Cerolini, confirmaron a Télam que el condenado podría ser enviado nuevamente a Dolores para que la Cámara de esa ciudad decida si debe completar la pena del caso Cabezas en la cárcel.

Por lo pronto, el jueves la Cámara de Dolores resolvió suspenderle provisoriamente el beneficio de la libertad condicional y dio vista a la Fiscalía General y a su defensor. También solicitó informes al Patronato de Liberados para saber cuál fue su conducta durante los últimos años. Una vez que cada parte emita su opinión y se reciban los informes, la Cámara decidirá si corresponde que González continúe cumpliendo la condena a perpetua en la cárcel.

Según explicaron las fuentes consultadas por Télam, cuando su sentencia por el crimen de José Luis Cabezas quedó firme en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, González llevaba cumplidos alrededor de 20 años de cárcel, sumando los que estuvo en prisión y los que se le computaron por la aplicación de la “ley del 2x1”.

Si ahora lo condenaran en la causa por narcotráfico, quedaría muy complicado. Según el Código Penal, el tiempo que se pasa en libertad condicional no se tiene en cuenta para el cómputo final de la pena –en este caso, la perpetua por el crimen– si se comete un nuevo delito.

FUENTE DIARIO CLARIN

jueves, 26 de marzo de 2015

ACCION Y REACCION


POR ANDRES PENACHINO

Toda época planteó sus propios riesgos y la que nos toca vivir ha creado algunos nuevos verdaderamente alarmantes. El creciente auge delictivo en todas sus modalidades es, sin dudas, uno de estos factores, por lo tanto, un tema de palpitante actualidad.

El fenómeno del delito es universal y viene incrementándose hace ya varias décadas, más o menos en coincidencia con la desinstitucionalización de las sociedades, la tecnificación de los procesos industriales y en algunas partes del mundo, como consecuencia de políticas neo liberales.

El incremento delictual generado por individuos cada vez más jóvenes es un importante dato de la realidad a tener en cuenta.
Sin embargo, el que mayor relevancia posee y que genera mayor preocupación en estos días, es el delito violento, siendo éste uno de los factores por los que en algunas zonas de nuestra geografía la sociedad se encuentra en involución.
Por nombrar un ejemplo el gran La Plata donde cierran negocios y pequeñas empresas por miedo a los robos.

Hasta el año 1997, la falta de seguridad en la Argentina ostentaba el sexto puesto en el ranking de preocupaciones de la gente. Desde 1999 pasó al segundo puesto, siendo el primero la inestabilidad laboral. Hace un quinquenio es la primer causa de preocupación del ciudadano común.

HABLEMOS DE LAS CAUSAS

Desde tiempos remotos se han realizado vastos estudios buscando encontrar el origen de las conductas agresivas y criminales de los seres humanos. Aún en estos tiempos, estas acciones son motivo de discusión entre los especialistas. Sus opiniones se dividen en dos corrientes: los que piensan que es un problema genético y los que sostienen que se debe al entorno donde la persona se desarrolla (naturaleza o educación). 
Ninguno de los trabajos relacionados al cromosoma del crimen han podido demostrar verazmente si éste existe o no, por lo tanto, el estudio mejor orientado es el relacionado con la educación y el medio ambiente. 

La aparición de una nueva tipología de delito que reconoce su origen en la ruptura de los vínculos familiares, la carencia de educación y la falta de contención social, es la que actualmente está desbordando los esquemas clásicos de la seguridad pública. 

Siendo la familia el primer cordón de contención, en algunos casos ha dejado de ser una comunidad de formación para limitarse muchas veces a ser centro de rivalidad conyugal y de incomunicación entre padres e hijos. 

La falta de control familiar, acompañada de una vivienda inadecuada, disociación hogareña y una conducta irregular de los padres, se traduce en carencia afectiva que impide a los hijos identificarse con ellos. 

La estabilidad emocional de los padres, es la base de la armonía familiar y seguro fundamento para una adecuada reacción ante cualquier acontecimiento, constituyendo uno de los mejores medios preventivos. 

La constitución irregular y la disolución de la familia, sigue siendo el factor clásico y constante en la situación social de los jóvenes con graves problemas de conducta. 
¿Cómo puede identificarse el joven con un padre desocupado o una madre peleándole día a día a la miseria? Con el agravante de ver cómo los delincuentes cuentan con todo lo que ambicionan y que la ley es benigna con la mayoría de ellos.
Entonces buscará el valor necesario en un "pase de merca" y en la admiración de alguna mocosa que lo preferirá por no ser un "careta" y salir a "voltear" gente. 

En innumerables hogares, la televisión y la computadora se han convertido en la mamá, el papá y la niñera. Infinidad de padres ven más fácil sentar a los niños frente al televisor o la computadora, que prestarles la atención que necesitan. Allí y aún en los dibujos animados, encontramos personajes con características psicopáticas, donde en tiempo real usan la violencia extrema para luchar por sus objetivos. 

Estos personajes han pasado de la pantalla a los juguetes, a la indumentaria y a los videojuegos. La muerte virtual en un juego de video o computadora, es algo a lo que se enfrenta diariamente cualquier niño. Los juegos interactivos de computadora donde condicionan indiscriminadamente a los niños a atacar y matar, están inspirados en un método similar empleados para instruir a los soldados Estadounidenses que iban a Vietnam para que superaran la resistencia a matar.

De allí que les es muy difícil encontrar la real diferencia entre la muerte real y la virtual. Hasta la publicidad que nos bombardea desde la televisión, le enseña a los niños y jóvenes a mentir (hoy jueves 26 de marzo de 2015), en una propaganda de telefonía celular se ve como una joven dama miente a su padre sobre la casa donde esta, tema arto peligroso), hasta como ser un "dandy" para promocionar una bebida.

El segundo paso preventivo, de inmejorable escenario para el desarrollo del joven es la escuela, dado que es el cordón de contención de la persona después de su familia. La escuela es un factor protector en la vida del niño y del adolescente. Según la CEPAL (informe 1996), de toda América Latina la Argentina, hasta el año 1976, era uno de los países con mejores niveles de vida incluyendo las clases más pobres; en instrucción, también aventajaba a los países de la región, inclusive el nivel universitario. La situación en general, extrañamente, se agravó en la región con el advenimiento de las democracias y este país no fue la excepción.
La escasez educativa también suele ser la consecuencia de padres que por diversos motivos, carecen de interés por sus hijos y en gran medida este deterioro contribuye a fomentar el delito. La deserción escolar constituye un factor de riesgo importantísimo para el niño y el adolescente. El fracaso escolar está íntimamente ligado al incremento de la delincuencia juvenil. 
El 70 % de los presos no tiene instrucción primaria

Un enorme porcentaje de jóvenes argentinos no trabajan ni estudian son los famosos NI NI. 
Las escuelas poseen una población cautiva, cuyos problemas y reacciones más diversas, en no pocas ocasiones, se manifiestan dentro de ellas. 
En las escuelas, también se cometen hechos violentos a manos de alumnos primarios y secundarios. La innumerable cantidad de alumnos heridos y aun muertos por armas de todo tipo dentro y fuera de las escuelas, son un ejemplo real y casi cotidiano.

LOS EFECTOS

Cualquier política destinada a combatir la delincuencia debe, necesariamente, estar acompañada por una política social. No pueden sólo reprimirse los efectos sin atender y prevenir sus causas. Si bien es "prioritario" y "urgente" dar respuestas rápidas a las demandas lógicas y necesarias de nuestra ciudadanía, debemos también erradicar las causas que generan un marco propicio para el crecimiento de la actividad criminal.

PREVENIR PARA NO TENER QUE CURAR

La planificación de un buen sistema preventivo (policías preparados, leyes acordes y una justicia ágil) sigue siendo una deuda pendiente en nuestra sociedad. La prevención estratégica es la forma adecuada de atacar los efectos.
La prevención no es otra cosa que la puesta en marcha de los medios apropiados para impedir o evitar determinadas conductas indeseadas en los individuos, que puedan dar lugar a la aparición de hechos o conductas delictivas a posteriori, en nuestro entorno directo y en la sociedad en general. 

El éxito sólo se logrará si existe una interrelación fluida entre la comunidad y la policía. Si la comunidad no confía en su policía, cualquier esfuerzo que se haga será inútil.

El pueblo, mediante el orden establecido, extrae de su seno una parte de sí para convertirlo en el guardián de su seguridad. Si bien el Estado a través de la policía debe asumir con carácter de exclusividad la cobertura de la seguridad pública, la comunidad no debe ser ajena al rol que le compete a la prevención de la seguridad ciudadana. Por lo tanto, ésta debe ser una obra en la que participen todos los ciudadanos, las sociedades intermedias, los órganos que integran los poderes públicos de la Nación, de las provincias y las municipalidades. 

Para ello es necesario el desarrollo y la consolidación del espíritu comunitario, donde las personas, las familias y las sociedades intermedias tomen conciencia de su necesaria y activa participación en el problema.
LA FOTO ES EXTRAIDA DE INTERNET Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTA

Escribe Andrés Penachino

domingo, 22 de marzo de 2015

300 SOLADADOS NARCOS PERUANOS CON FUSILES AUTOMATICOS CUSTODIAN LA VILLA 1 11 14


PUBLICA ANDRES PENACHINO
La increíble comparación de las armas de los gendarmes y de los narcos de la villa 1-11-14
Los informes del ex investigador del Ministerio de Seguridad Jorge Rodríguez prueban que el equipamiento de la organización del narco Marcos Estrada González supera ampliamente a la Gendarmería.
Jorge Rodríguez, ex asesor del ministerio de Seguridad que conducía Nilda Garré, ratificó en InfobaeTV su denuncia sobre la existencia de diez laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína en la villa 1-11-14 del Bajo Flores. Rodríguez presentó durante su gestión 235 informes con datos muy precisos sobre la organización que conduce el peruano Marcos Antonio Estrada González. Y acusó a sus jefes y a la Justicia de "no hacer absolutamente nada". Sus reportes prueban, entre otras cosas, que los narcos están mejor equipados que los gendarmes apostados en los alrededores del asentamiento. Y que, al parecer, no están allí para combatir el tráfico de drogas, sino para tratar conflictos vecinales.

En su informe 198, en enero de 2013, Rodríguez analizó la política de seguridad de Río de Janeiro en las favelas. En un punto detalla el armamento usado por el Batallón de Operaciones Policiales Especiales. Tras una larga descripción, su conclusión es tajante: "No van a las favelas como nuestros gendarmes y prefectos munidos de escopetas 12/70 con munición de postas de goma".

Del otro lado, los narcos. En un reporte presentado el jueves a la prensa, Rodríguez recuerda una reunión con miembros del Ministerio de Seguridad de inteligencia en la que contó que en la villa 1-11-14 hay "300 'soldados' peruanos armados con FAL, AK 42 y AK 47" y que en los pasillos, donde se infiltró durante años, vio "peruanos con Uzi y mini Uzi".

A su vez, ya en su primer informe sobre la villa, el 9 de marzo de 2011, le había revelado a Garré: "Los 'soldados' en general portan armas cortas en la cintura y a la vista, y sólo algunos llevan armas largas". En otro pasaje, afirmaba: "No tenemos dudas además de que los 'soldados' apostados en algunas de las terrazas disponen de lanzamisiles RPG, conforme nos han informado varias fuentes peruanas, como también de granadas, y que sin dudas saben utilizarlas".

El séptimo informe de la villa del Bajo Flores, de octubre de 2012, es particularmente revelador. Rodríguez ya había elaborado tres mapas sobre lo que el bautizó como Territorio Liberado Peruano y cuenta que le tuvo que entregar copias a los móviles de Gendarmería, porque no había recibido ningún tipo de información al respecto. "Esta es una buena muestra de cuanto les importa la vida de los gendarmes a sus jefes y a los funcionarios del Ministerio de Seguridad", comenta.

También advierte: "Por supuesto que (los gendarmes) tampoco sabían que los narcos tenían fusiles de asalto calibre 7,62 ni distintos tipos de ametralladores y cuando les relaté dicho pertrechamiento me miraban como un marciano. Hasta que empezaron a encontrar cápsulas servidas o munición 7,62 completa en las calles o los pasillos internos, que los soldados peruanos les dejaban para amedrentarlos. Soy testigo de que los chalecos RB2 que tienen los son atravesados por ese tipo de calibre con balas perforantes casi como si fueran de papel".

"Además los gendarmes llevan escopetas 12.70 con postas de goma, un enfrentamiento contra fusiles 7.62 resulta una broma de mal gusto, tal como me cansé de informarle varias veces a la Ministra por escrito", remata.

Rodríguez le encontró una explicación a tanto aparente sinsentido. En primer lugar, porque asegura que parte de un acuerdo de la Policía Federal con Marcos era la no agredir a los Gendarmes, algo que no siempre se cumplió. En segundo lugar, cree que los gendarmes fueron ubicados allí no para combatir al narcotráfico, sino para proteger a Marcos y su gente. La explicación es sencilla: "Los gendarmes tienen orden de no entrar a las calles y a los pasillos", explicó en la entrevista con InfobaeTV. Y el 90% de los casos que trataban eran sobre conflictos familiares y temas menores. Ni siquiera tenían perros detectores de sustancias, pese a que hay varios en Campo de Mayo sin ser utilizados.

Al respecto, es particularmente reveladora una situación que relata Rodríguez en su informe 204, de febrero de 2013. "El 27 de enero fue detenido en de la manzana 22 un ciudadano peruano apodado 'El Tío' con unas 120 dosis de cocaína y un par de bochas de marihuana. En cuestión de un par de minutos, los gendarmes fueron rodeados por un grupo de más de 100 personas, que luego fue creciendo en número, las cuales les arrojaron palos y piedras. El Segundo Comandante recibió un piedrazo en su cabeza y un pedazo de fierro le pegó en un brazo, en tanto otros efectivos también recibieron piedrazos. En la retirada el personal de Gendarmería recibió también disparos de armas de bajo calibre, seguramente 22 o 38".

Nota al pie: "El Tío" es Diego Luis Federico Donayre Santa Cruz, uno de los "oficiales" que secundan a Marcos. Pese a que no pudo acreditar un trabajo y a que notificarlo en la villa para que se presente en el juzgado sería una misión imposible, el juez federal Julián Ercolini lo liberó en a las 6 horas. Lo habían arrestado con 160 dosis de cocaína, 83 de paco, 90 de marihuana y más de 5 mil pesos en efectivo.

A este panorama negro se sumaban las pésimas condiciones laborales de los Gendarmes. Además de los insólitos salarios, un aqueja recurrente era los viáticos. En el informe 183, titulado "Malestar en Gendarmería", Rodríguez cuenta: "Personalmente puedo dar fe del descontento de los efectivos que integran el Operativo Conjuración al percibir viáticos del orden del 50% de los establecidos para el Operativo Cordón Sur. En tal sentido el argumento de sus superiores de que se les da vivienda en Morón les parece lisamente una burla, considerando las características del galpón donde duermen".

Pero los reproches no terminaban ahí. También había cuestiones operativas. En el informe 205, Rodríguez vuelca los resultados de una ronda de charlas informales con los efectivos para conocer sus reclamos. Son numerosos. Que "no reciben órdenes claras de 'entrar' en el Territorio Peruano", que "la cantidad de efectivos resulta insignificante para realizar procedimientos por estupefacientes" (entre 20 y 40 por cuadrilla), que "no han recibido un entrenamiento acorde con las características de la villa 1-11-14 y mucho menos con las del Territorio Peruano", que "no reciben ningún tipo de información sobre el Territorio Peruano de parte de sus superiores".

Hay más: "Plantean que es casi un suicidio circular por esos lugares con los chalecos refractarios, ya que los transforma en un blanco mucho más visible. Asimismo plantean poder portar fusiles y ametralladoras, ya que sus jefes les han 'blanqueado' que los narcos peruanos disponen de fusiles".

Incluso Rodríguez cree que los narcos hicieron tareas de inteligencia sobre los efectivos. "Los gendarmes asignados al Destacamento de Riestra, fueran espiados, escuchados y fotografiados por los narcos, ya que poseen viviendas a 20 metros de ese lugar localizadas en el Barrio Rivadavia", cuenta en la denuncia que presentó ante el juez Sebastián Ramos, al que el ex asesor de Garré acusa de "no hacer absolutamente nada".
FUENTE INFOBAE

viernes, 20 de marzo de 2015

SEGURIDAD, AHORA SOLIDARIDAD Y PARTICIPACION COMUNITARIA


POR ANDRES PENACHINO

El problema de la inseguridad es uno de los reclamos fundamentales del pueblo Argentino.
La inseguridad no es un tema puesto de moda. Al igual que la pobreza y el desempleo, la inseguridad se quedará entre nosotros en tanto y en cuanto los ciudadanos todos nos involucremos en este asunto.
La Seguridad, refiriéndonos al aspecto interno, como hemos esbozado en la nota anterior, esta sustentada sobre cuatro pilares: la Justicia, el Servicio Penitenciario, la Policía y la Población.

Como integrantes de este último basamento, no podemos intervenir activamente en: la planificación, organización, dirección, coordinación y control de los tres primeros. La Constitución es muy clara al respecto, el pueblo no gobierna ni delibera sino por medio de sus representantes, que son los encargados de: establecer las leyes, de su organización y los órganos de aplicación. Solo podemos sugerir, recomendar, o elevar propuestas, como única forma de colaborar.
Sin el apoyo de la población, muy poco pueden hacer los poderes encargados de velar por nuestra seguridad, las pruebas están a la vista y a diario.
En principio por que el gran debate sobre una política de Estado en materia de seguridad no se ha dado. Para algunos se trata de un acuerdo superestructural entre los partidos mayoritarios, entre los representantes que carecen de la capacidad técnica que el momento exige de la información necesaria para interpretar una realidad, que no puede basarse solamente en estadísticas y de un divorcio total entre la población y su investidura.

Es por ello que cuando se plantea la necesidad de enfrentar una situación de excepción, resulta imprescindible adoptar medidas adecuadas y consensuadas con la Población. 
Y ésta, -totalmente desacostumbrada a ser consultada-, no participa y cuando tiene que definir alguna situación, lo hace en forma inorgánica, sin ideología, carente de representantes y por ahora “pacífica”.
El problema que nos ocupa, ha desplazado a la población a una situación de indefensión, que la ha replegado a buscar la seguridad propia blindando su hábitat. 

Es la típica actitud del “no te metas”, del “sálvese el que pueda”, pero ni así alcanza, porque ha cedido el entorno de su casa a la delincuencia. 
La calle, las plazas, el barrio, la ciudad toda es territorio liberado para la delincuencia, por lo tanto, están vedados para su uso a la población….

¿Cuál es el camino?

- ¿Enfrentar a la delincuencia con sus propios métodos y transformar nuestra ciudad en una nueva Beirut?. 

- ¿Dotar al brazo armado de la sociedad, con armamento sofisticado y “meter bala”?. 

- Incrementar las penas, es una ilusión cuándo los imputados de ilícitos en la mayoría de los casos no son aprehendidos.

La defensa es legítima cuando se ejerce en la conservación del bien más preciado que es la vida, o en salvaguarda del bienestar general. 
Pero también es cierto que cualquier medida que se adopte para su defensa debe analizarse en función de la emergencia. Y para ello las medidas pre-emergentes, son las que mejores resultados dan. 
La prevención en consecuencia es la mejor defensa. El mejor de los delitos es el que no se comete.
La solidaridad es uno de los valores que garantizan la convivencia dentro de nuestras sociedades
Desde nuestra sencilla posición de ciudadanos, no solo “podemos”, sino que “debemos” comprometernos en esta lucha por el bienestar común, por la seguridad.

Ya no vale escudarse en el “no sabe, no contesta”, “no me incumbe, no te metas”. La delincuencia no discrimina, no separa en rubios o morochos, de River o de Boca, azules o colorados, unitarios o federales, todos podemos ser víctimas de su latrocinio. Y si hasta hace muy poco la perdida se podía justipreciar en tal o cual valor. Hoy una vida vale menos que un estéreo.
Que la recuperación de su geografía, hoy en manos de la delincuencia, que cuenta con sus propios santuarios, corredores y sistemas de comercialización, con expresiones seudo culturales, de su accionar que modifican nuestra tradicional cultura de respeto a nuestras instituciones deben recuperarse y mantenerse. 

Para ello el valor del barrio, del pueblo, como la Patria Chica, el reconocimiento al afecto de los vecinos, como los parientes que elegimos para convivir, la confianza en los encargados de nuestro cuidado, deben recobrarse a toda costa. Porque el riesgo de perderlos es el fracaso del Estado Nación.
Y por eso es necesario crear una política de seguridad, que esté más allá de un efímero mandato, de un mezquino interés político o de una apetencia sectorial o corporativa.

La primera premisa en consecuencia es la defensa común, la solidaridad como herramienta fundamental del que hacer cotidiano. Donde una ofensa, un ataque, una tropelía cometida contra cualquier integrante de la sociedad, es un ataque a la comunidad.

La participación

Este espíritu de cuerpo imprescindible para la prevención, conlleva el intercambio de ideas, sugerencias y planes de contención que hacen más efectiva la protección colectiva. Un frente unido ante la delincuencia, ofrecerá también un bloque de opinión para peticionar ante las autoridades, exigir a nuestros representantes y apoyar a quienes son nuestro brazo armado.
Es la sociedad toda la que debe enfrentar a la actual ola delictiva y asumir la cuota de responsabilidad que le corresponde.

La solidaridad es uno de los valores que garantizan la convivencia dentro de nuestras sociedades.

Esta es una acción efectiva para revertir la sensación de riesgo y comenzar a despertar inseguridad en los delincuentes, dado que el control de los ilícitos por parte de la ciudadanía, evita la constante repetición de hechos delictivos de cualquier especie….
ANDRES PENACHINO

jueves, 19 de marzo de 2015

AUTOBUS INTELIGENTE TRANSMITE IMAGENES EN VIVO A ESTACION DE MONITOREO


PUBLICA ANDRES PENACHINO

Autobús inteligente identifica sospechosos y transmite imágenes en vivo
Colombia. Recientemente entró en circulación un autobús capaz de grabar en Full HD y transmitir las imágenes en vivo a una estación de monitoreo. La demostración, realizada por un grupo de empresas de tecnología que incluye Radwin y Innercalc, es una de las novedades presentadas este año por Axis Communications en ISC Brasil.

Además de generar imágenes con una resolución Full HD que revelan detalles del rostro de los pasajeros que se sienta en las últimas sillas, las cámaras pueden ser utilizadas para realizar análisis tales como el conteo de personas. Una de ellas, situada cerca de la puerta del autobús, está equipada con un sistema de reconocimiento facial.

Cuando un pasajero sube, la imagen de su rostro se cruza con una base de datos - que puede ser una lista de sospechosos utilizada por la policía. En caso que los rostros coincidan, aparece un mensaje de advertencia en el teléfono celular con una foto, el nombre y el número de documento de la persona solicitada, que permite a la policía a tomar medidas de inmediato.

"La seguridad en las fronteras terrestres se realiza hoy en día con un documento de identificación como único requisito, y éste podría ser falso. Estamos presentando una solución que detecta automáticamente si un sospechoso o criminal está tratando de escapar a otro país o quizás mudarse de estado", dice Sergio Fukushima, gerente técnico de Axis Communications. "La tecnología actualmente permite que este sistema sea utilizado en el futuro entorno urbano para que las ciudades sean más inteligentes y más seguras."

Otra cámara instalada en el autobús inteligente se encuentra instalada en la parte delantera del vehículo, para permitir capturar las mismas imágenes que observa el conductor. Esta ubicación es importante a la hora de aclarar cualquier accidente, y permite identificar la placa del vehículo que está ocupando indebidamente el carril exclusivo para el uso de los autobuses.

La solución consiste en cámaras en miniatura de la serie F de Axis, combinadas con la solución FiberinMotion de Radwin, socio de Axis, responsables de la transmisión de imágenes a la central de monitoreo. La tecnología de reconocimiento facial es de Innercalc.
FUENTE VENTAS DE SEGURIDAD

martes, 17 de marzo de 2015

ESTRECHANDO VINCULOS ENTRE LA POLICIA LOCAL Y LA POBLACION


POR ANDRES PENACHINO

PARTICIPACION COMUNITARIA EN LA SEGURIDAD CIUDADANA

Nos encontramos ante un cambio de escenario en cuanto a las formas de pensar y de tratar la inseguridad.
Hoy las acciones necesarias para contrarrestar el delito ya son solo responsabilidad de las fuerzas de seguridad, sino que también alcanza a otras entidades publicas, organismos no gubernamentales, y también a ciudadanos organizados, para promover el diseño de nuevas políticas de seguridad publica especialmente en el ámbito local.
En la practica, la mayor fortaleza de la participación comunitaria es de carácter local. 

La prevención comunitaria combina elementos del ámbito, social y situacional, y su característica mas definida como lo es la participación local (barrial).

La prevención situacional actúa sobre factores de proximidad en ámbitos donde hay vulnerabilidad para personas y/o bienes.
La prevención situacional opera en forma anticipada al razonamiento del ente agresor, estableciendo todas las dificultades posibles para detener su accionar, iluminación de calles y viviendas, rejas, alarmas, actualizándolas permanentemente.

Para la ejecución de un plan de prevención del delito cuyos resultados sean positivos, es necesaria la participación e inclusión de la mayor cantidad de personas posibles, debido a que una de las premisas importantes de el plan es que la comunidad sea Co rresponsable de su propia seguridad, siendo la misma la que mejor conoce las dificultades que se le presentan a diario en relación a las vulnerabilidades humanas y patrimoniales. 


POLICIA LOCAL

El Policía Local focaliza su actuación en la identificación, análisis y solución de problemas locales; rinde cuentas a la comunidad de su propia actuación y promueve acciones preventivas coordinadas con otros responsables públicos de la Seguridad Ciudadana.

Si analizamos las estadísticas de los servicios que realizan las policías locales, por ejemplo en España, podremos comprobar que, aproximadamente únicamente un 20% de las actuaciones realizadas tienen relación directa con infracciones a la ley, mientras el 80% restante de los servicios se corresponden con la diversidad de competencias de la policía local relativas a la seguridad, asistencia, ayuda, etc..
Esta reflexión nos conduce inevitablemente a establecer algunas comparaciones que no pueden ser soslayadas al momento de justificar la creación de la policía municipal.
La primera es la relativa al concepto de seguridad. Así vemos como los policías actuales, ejercen casi en forma exclusiva un rol REACTIVO (condenada a llegar siempre después, como  una reacción posterior a los hechos). En una visión mas critica podríamos asegurar que el policía actual ve la ciudad a través del parabrisas del patrullero y oye de ella por medio de la frecuencia de la radio policial
  El ámbito de actuación de un policía municipal es de RESPUESTA, como primer paso de desarrollo hacia un cuerpo pro activo por excelencia, y surge de la necesidad de establecer nuevas practicas de vigilancia para acrecentar el conocimiento del barrio, que además abarca otras situaciones no relativas al delito propiamente dicho, sino que también a situaciones que puedan afectar la convivencia y la calidad de vida de los vecinos y de los ocasionales visitantes dentro del precinto donde opera.

LA RECUPERACION DE LA AUTORIDAD POLICIAL: 

Esta condición resulta el eje central para lograr una nueva imagen de una fuerza Policial, cohesionada, moderna, capacitada, con condiciones morales y estructurales para imponer el orden con autoridad, sin necesidad de actitudes autoritarias ni represivas. 
Será la aplicación de la ley la herramienta fundamental para la reconversión de esta situación que hoy debe subsanarse.. 

La autoridad policial como regulador del comportamiento social es una percepción muy subjetiva que dependen en gran medida de la actitud que el cuerpo policial tenga, y es necesario en ese sentido, profundizar en la preparación del personal para lograr una imagen del funcionario que sea a la vez respetada y considerada como un referente de ejemplo, de protección y de ayuda a quien se le puede requerir en la vía publica para una infinidad de cuestiones que a lo mejor no tengan mucho que ver con la seguridad propiamente dicha. 

ESTRECHANDO VINCULOS

Dentro del programa de prevención es necesario estrechar los vínculos entre los actores involucrados. 

El plan de seguridad barrial, implica un importante esfuerzo operativo de variadas áreas de gobierno municipal, pero que asegura el logro del objetivo planteado, toda vez que a través de reuniones en los diferentes barrios del ejido municipal se lleva, ni mas ni menos que la gestión de gobierno a los vecinos en forma directa (sacar el municipio a la calle), haciéndolos participes de las soluciones que ellos mismos reclaman. 

Este programa ejecutado conforme las pautas que lo rigen, permiten en poco tiempo revertir la imagen no solo de la policía, sino también de la gestión municipal, pues  muestra al vecino la verdadera vocación de resolver los problemas que una comunidad o un vecindario pueda tener. 
Claro que los habrá mas complejos y difíciles de resolver, pero empezando por los mas simples y sencillos de resolución se logra un avance significativo en la relación comunitaria plena. 

El plan basado en el entrenamiento de todos los actores involucrados sobre las cuestiones que ellos mismos creen que están mal en su barrio, que no deberían suceder o que se están en vías de radicación, enseña a través de la docencia, sobre las formas de detectarlas y de que hacer en caso que ocurran. 
Implica un gran compromiso de los operadores del programa, quienes deben tener un perfecto entrenamiento para ejecutarlo. Luego resulta de simple ejecución y asegura mejoras significativas en corto plazo.


INCIATIVAS PARA LA CAPACITACION DE LOS ACTORES INVOLUCRADOS

Todas las empresas que se precian de eficientes, invierten importantes recursos en la capacitación de su personal para calificarlo cada vez más en el desempeño de su tarea, lo que redunda en la productividad de dicha empresa y por ende en sus ganancias. 
En la seguridad pública, las utilidades se cuentan por la satisfacción del usuario, nada más y nada menos que cada uno de los habitantes. 
La protección de sus vidas y sus bienes, su tranquilidad y su desarrollo pleno son los productos que la Seguridad Publica les debe ofrecer.-

Los operadores de todo plan de seguridad pública deben ser permanentemente capacitados en todos los temas que deban manejar, no solo en lo concernientes a las técnicas de procedimientos policiales que obviamente son las primordiales sino además en todas aquellas áreas que estén relacionadas con su actividad. 

La sociología, las relaciones publicas y humanas, la mediación, la resolución de conflictos, el uso de las tecnologías, la administración, entre otras deben ser materia de permanente actualización en todos los niveles de la organización involucradas con la seguridad publica.-
Debe además la capacitación operar como un incentivo adicional, premiándose con los mejores programas que se puedan ofrecer a aquellos funcionarios que demuestren mayor compromiso y aptitudes a la hora de llevar adelante la transformación que este plan requiere. 

En la valoración y selección de los actores que resulten elegidos para estos programas especiales, deben participar entidades intermedias que interactúen en la seguridad pública en cada municipio.
Para el logro del objetivo de esta iniciativa es necesario por un lado lograr los acuerdos pertinentes con Universidades que brinden la formación en cada una de las áreas requeridas y por otro facilitar a los cursantes la carga horaria necesaria para que alcancen esta formación.

En síntesis, la formación y capacitación asegurara una pronta reconversión de actitudes perniciosas en pos de una mejor imagen y de una aptitud más plena para el desarrollo del programa.
ANDRES PENACHINO
LA FOTO ES EXTRAIDA DE INTERNET Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTA

domingo, 15 de marzo de 2015

HOMENAJE DEL LICENCADO GENNARO A DOS GRANDES MAESTROS ARGENTINOS

PUBLICA ANDRES PENACHINO

A los Grandes maestros se los reconoce en vida y yo quiero reconocer a dos maestros y en este caso a uno en el reconocimiento a otro grande uno:

El Lic. Norberto M. Fauroux, quien me dejo demasiadas enseñanzas, científicas e históricas, esos Maestros de los que yo hablo que te dejan huellas y trasmitís conocimientos que recibís y trascienden a través de generación a generación de Maestros y el otro es el Dr. y científico Forense Osvaldo Hugo Raffo y que mejor que una corta publicación del primero para reconocerles demasiados conocimientos a los dos, a mi por mi formación me cuesta tutear a mis amigos, aun cuando me lo permitan porque fueron mis maestros y eso me genera un símbolo de respeto.
Norberto Gracias por haber incidido en mis conocimientos como Profesor y como amigo y ser discípulo de sus conocmientos:
" Deseo adherir fervientemente a la entrevista efectuada al Dr. Osvaldo Hugo Raffo, publicada en la Sección "Conversaciones", (pág. 4) del diario "La Nación" del 19/08/13, como así también a la consulta que se le publicara en la edición del 20/08/13 del mismo periódico (pág. 17) sobre el caso "Ángeles Rawson".

La primera, tiene su antecedente en otra de la misma publicación, el 06/03/2010 y recuerda allí, haber sido discípulo del eminente Dr. Emilio Federico Pablo Bonnet; a su vez alumno de Nerio Rojas, quizás el primero en la Argentina, que sistematizara esta especialidad de la Medicina; existiendo quienes pretenden disminuir a los empleados de las Policías, rotulándolos de "Legistas"; reservándose para sí el de "Forenses", los dependientes del Poder Judicial; como si unos y otros no hubieran estudiado en los mismos libros.

Tuve el honor de trabajar y compartir diversas reuniones científicas con el Dr. Raffo, al igual que con los Dres. Julio César Rebollo Cabral de La Plata y Jorge Tonelli de Mar del Plata; ambos fallecidos hoy día; quienes también fueron discípulos del Dr. Bonnet y que también revistaran en Policía, lo que no implica ignorar la existencia de otros profesionales en la materia.

Es lamentable que la Policía lo haya perdido al Dr. Raffo, por el hecho de haber alcanzado un límite de edad y antigüedad; pero al pasar al Poder Judicial de la Nación, ésta fue la que ganó, demostrando durante 20 años más, que continuaba siendo útil, incluso actualmente a su joviales 83 años, por que como bien dice "...uno nunca se retira del todo..."; ya que se continúa siendo motivo de consultas.

Toda disciplina que se precie como ciencia, debe contar con un objeto material o sujeto de estudio; un objeto formal o finalidad del estudio y un glosario o vocabulario técnico específico y métodos o técnicas propias o adoptadas de otras materias, aplicadas a su particular finalidad.

De la "Criminología" lo son el delincuente y lo que lo motivó. De la "Criminalística" es el hecho en sí mismo y como se desarrolló y de la "Medicina Legal", es el cuerpo de la víctima y el mecanismo de producción de las lesiones que presenta.

A quienes nos dedicamos a estas disciplinas; genéricamente "forenses", es decir en auxilio del foro o la Justicia, no deja de asombrarnos la ligereza con las que se las confunde y como algunos que no son ni médicos ni criminólogos, se atreven a formular mediáticamente, apreciaciones sobre las autopsias o necropsias y sobre los perfiles criminológicos de los denunciados, sospechados o imputados, para después renunciar a su nombramiento como "perito", por cualquier circunstancia. Que distinto actuar al del Dr. Raffo!

Para nosotros mismos, la pretensión de una dependencia de una disciplina de otra y no reconocer la autonomía de cada una de ellas, resulta un absurdo, cuando lo que corresponde es el trabajo en equipo.

Todos nos debemos a la prueba física, material y objetiva y de ningún modo a lo metafísico, intangible o subjetivo; como son todo tipo de declaraciones; a lo que quizás se escape un poco la "Criminología", más próxima de la Psicología y la Psiquiatría.

Es decir; todas ellas son cooperantes y complementarias entre sí y auxiliares del Derecho, para aproximarnos lo más que se pueda a la verdad; aunque se reconozca como la Medicina, que no siempre es una ciencia exacta.

No sin cierto humor, decimos que todo lo que es externo a las víctimas, pertenece a la "Criminalística". Las vestiduras y hasta la piel de ellas, pueden ser comunes con la Medicina Legal. Pero todo aquello interno a los cuerpos, solo pertenece a la Medicina Legal.

Lo que deseo poner de relieve, entre las virtudes del Dr. Raffo, es su humildad y sencillez, que hemos podido comprobar continuamente, quienes tuvimos el honor de trabajar con él, como los colegas, Dr. Raúl Torre y Lics. Daniel Salcedo y Luis Olavarría, entre otros.

Como diríamos en francés, "a todo Señor, todo honor" y lo dedicamos "Al maestro con cariño", tal cual la célebre película de 1967, dirigida por James Clavell, basada en la novela de E. R. Braithwaite, cuyo protagonista fue Sidney Poitier.

Lic. Norberto M. Fauroux

Lic. Eduardo Daniel Gennaro

viernes, 13 de marzo de 2015

COMO CONFECCIONAR EL MAPA DEL DELITO


PUBLICA NADRES PENACHINO

Especialistas en seguridad explican cómo se obtienen y cruzan los datos sobre la inseguridad en el país; el contraste entre las estadísticas oficiales y la "cifra negra"

Ante tanto descuerdo, la pregunta es inevitable: ¿cómo se elaboran los estudios sobre el delito en la Argentina y para qué sirven? 

La Dirección Nacional de Política Criminal, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, es la encargada de elaborar la estadística oficial y coordinar los instrumentos de recolección de datos. 

"Una de las fuentes de información de las que se nutre la dirección es el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC), que recopila mensualmente los datos sobre los hechos delictivos registrados por las fuerzas policiales, Gendarmería y la Prefectura", explicó a lanacion.com Claudio Stampalija, abogado penalista y criminólogo, director del Centro de Estudios para la Prevención del Delito de la Universidad de Belgrano. 

"Además, como un plus, existe el Sistema de Alerta Temprana, (SAT), que se encarga, tomando como fuentes de información los mismos organismos, de recopilar mensualmente la información desagregada de los delitos de homicidio doloso, culposo, y contra la propiedad", agregó el especialista. 

Justamente, los únicos datos que la cartera nacional dio a conocer sobre 2009 son las cifras del SAT. Según este informe, la tasa de homicidios cada 100.000 habitantes en 2007 fue de 5,3%; en 2008, de 5,8%, y en 2009, de 5,5%. El detalle es que de ese último año, no se incluyeron los datos de la provincia de Buenos Aires, aunque tampoco se computó a la población de este sector en los cálculos, según aclara el informe. 

La cifra negra. Todos estos datos conforman lo que se conoce como la "cifra blanca", pero ¿qué sucede con los delitos que no se denuncian? 

"Hay tres tipos de datos que son esenciales para elaborar una estadística del delito: los oficiales (hechos denunciados), las encuestas de victimización (hechos no denunciados) y lo que se conoce como ?sensación? de inseguridad", indicó Alejandro Catterberg, director de Poliarquía Consultores. 

"Hay una enorme cantidad de delitos menores que no son denunciados. Por lo general, esto tiene que ver con el desaliento que se genera desde la policía para que no se presente la denuncia cuando son hechos menores", explicó Catterberg. Esta información es la que se recaba en las encuestas de victimización. "Hasta hace unos años se hacían a nivel nacional y oficial. Hoy hay algunos datos privados, pero no son muy representativos por que son encuestas caras, difíciles de realizar sin el financiamiento del Estado", añadió. 

Sobre este punto coincidió Roberto Durrieu, abogado penalista y ex presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires. "Hay cada vez más gente que no denuncia algunos delitos, sobre todo por el tiempo que implica el trámite. Las encuestas de victimización permiten un panorama más real de la situación delictiva en el país", explicó. 
"Salvo cuando se trata de homicidios, dolosos y culposos, todos los otros datos son al menos dudosos, ya que la información que dan las comisarías es absolutamente incompleta y muchas veces poco confiable", agregó. 

De sensaciones y números. ¿La inseguridad es una sensación o una realidad? Este es uno de los principales puntos del debate sobre la situación delictiva del país. 

"Es importante tener en cuenta cómo se percibe y cómo reacciona la gente ante la inseguridad. Puede que no aumenten los delitos en general, pero sí que se sucedan en olas o que ocurran delitos graves que generen gran impacto", opinó Catterberg. 

"La sensación es lo que la gente recibe a través de los medios y a través de la experiencia cotidiana, ya sea por ser víctima o por conocer gente cercana que fue víctima de un delito. Todos estos elementos son importantes a la hora de elaborar una política criminal", evaluó el especialista. 

El deber de informar. La ley 25.266 del Registro Nacional de Reincidencia ?Estadísticas Criminológicas- establece que el requerimiento de datos debe ser realizado trimestralmente por la Dirección de Política Criminal, que, a su vez, deberá confeccionar anualmente la estadística general sobre el delito en el país, la única cifra considerada oficial. 
El artículo 3 de la norma determina que podrá ser multado el funcionario público que no proporcione la información estadística requerida o lo haga de modo inexacto, incorrecto o tardío. 
Según sostuvo Stampalija, "un país serio en esta temática no puede tener un vacío tal, porque muestra un desdén en la formulación" de su política criminal. "Es una muestra más del desinterés que apareja planificar seria y concretamente un plan integral de seguridad nacional como base principalmente en la prevención del delito", sentenció el criminólogo.

Fuente: La Nacion.

lunes, 9 de marzo de 2015

LA SEGURIDAD NACIONAL Y EL VALOR DE LA PATRIA CHICA


por Andres Penachino

La Seguridad Nacional, refiriéndonos al aspecto interno, esta sustentada sobre cuatro pilares: la Justicia, el Servicio Penitenciario, la Policía y la Población. Los integrantes de este último basamento, no pueden intervenir activamente en la: planificación, organización, dirección, coordinación y control de los tres primeros. La Constitución es muy clara al respecto, el pueblo no gobierna ni delibera sino por medio de sus representantes, que son los encargados de establecer las leyes de su organización y los órganos de aplicación. Solo pueden sugerir, recomendar por los medios, elevar propuestas que es la única forma de colaborar.
Pero como ciudadanos reivindicamos la cuota de responsabilidad, compromiso y colaboración que asumimos. 
Sin el apoyo de la población, muy poco pueden hacer los poderes encargados de velar por nuestra seguridad. En principio por que el gran debate sobre una política de Estado en materia de seguridad no se ha dado. Para algunos se trata de un acuerdo superestructural, entre los partidos mayoritarios, entre los representantes que carecen de la capacidad técnica que el momento exige, de la información necesaria para interpretar una realidad, que no puede basarse solamente en estadísticas y de un divorcio total entre la población y su investidura. 
Es por ello que cuando se plantea la necesidad de enfrentar una situación de excepción, resulta imprescindible adoptar medidas adecuadas y consensuadas con la Población. Y ésta desacostumbrada a ser consultada, adopta medidas extremas, extemporáneas y en algunos casos trágicas, como armarse en legítima defensa o generar conflictos localizados y violentos, tales como las ultimas pobladas, Arequito, etc.
La defensa es legítima cuando se ejerce en la conservación del bien más preciado que es la vida, o en salvaguardia del bienestar general. Pero también es cierto que cualquier medida que se adopte para su defensa debe analizarse en función de la emergencia. Y para ello las medidas pre-emergentes, son las que mejores resultados dan. La prevención en consecuencia es la mejor defensa. 
El mejor de los delitos es aquel que no se comete.
Para que ocurran menos delitos es necesario elaborar una serie de pautas de prevención basadas en el concepto de que la solidaridad es la herramienta fundamental de su propia seguridad. 
Para ello el valor del barrio, del pueblo como la Patria Chica, el reconocimiento al afecto de los vecinos, como los parientes que elegimos para convivir, la confianza en los encargados de nuestro cuidado, deben recobrarse a toda costa. Porque el riesgo de perderlos es el fracaso del Estado Nación. 
Y por eso es necesario crear una política de Estado, que esté más allá de un mandato, de un mezquino interés político o de una apetencia sectorial o corporativa.
Desde nuestra modesta posición de ciudadanos debemos comprometernos en esta lucha por el bienestar común por la seguridad, y ya no vale escudarse en el “no sabe, no contesta”, “no me incumbe, no te metas”. La delincuencia no discrimina, no separa en rubios o morochos, de River o de Boca, unitarios o federales, todos podemos ser víctimas de su latrocinio. Y si hasta hace muy poco la perdida se podía justipreciar en tal o cual valor. Hoy una vida vale menos que un estéreo. 
La primera premisa en consecuencia es la defensa común, la solidaridad como herramienta fundamental del que hacer cotidiano. Donde una ofensa, un ataque, una tropelía cometida contra cualquier integrante de la sociedad es un ataque a la comunidad. Este espíritu de cuerpo imprescindible para la prevención, conlleva al intercambio de ideas, sugerencias y planes de contención que hacen más efectiva la protección colectiva que el “sálvese el que pueda”. 
Un frente unido ante la delincuencia, ofrecerá también un bloque de opinión para peticionar ante las autoridades, exigir a nuestros representantes y apoyar a quienes son nuestro brazo armado.
Es la sociedad toda la que debe enfrentar a la actual ola delictiva y asumir la cuota de responsabilidad que le corresponde.
ANDRES PENACHINO
la foto es extraida de internet, es representativa y no tiene que ver con la nota

sábado, 7 de marzo de 2015

DELINCUENCIA HERENCIA O ENTORNO


POR ANDRES PENACHINO

El estudio de la conducta criminal, agresiva o anti social en el hombre es tan antiguo como la historia del hombre mismo. Las causas de esta conducta han sido siempre motivo de fuertes polémicas, dividiéndose en dos grupos; los que piensan que el sujeto nace ya con ciertas deficiencias genéticas o las adquiere luego de alguna enfermedad, y los que consideran que las causas están en el medio ambiente donde se desarrolla el individuo (influencias de la educación, familia, entorno, problemas socio económicos, etc.). Así podríamos resumir las opiniones sobre las causas de la conducta criminal: congénitas o adquiridas en Ingles “nature or nurture” (naturaleza o educación). La tentativa de combinar las dos corrientes en una sola, también datan de antiguas épocas pero algunas llegan a la actualidad, solo en algunos casos.
Aunque históricamente las ideas sobre el carácter social de la delincuencia se desarrollaron antes y con mayores detalles que la noción de su esencia biológica, no obstante el inicio no fue obra suya. En la antigüedad y la edad media, cuando el nivel de desarrollo de las ciencias sociales y de las naturales era todavía sumamente bajo, desempeñaron un importante papel las ideas religiosas y la superstición.
En aquellos tiempos se consideraba a menudo a los delincuentes como alienados, poseídos por el diablo, por el espíritu del mal. La negativa de admitir que el delincuente tenia derecho a una existencia humana condujo a buscar lo delictivo en el propio hombre.

El tema de la delincuencia como forma de la conducta humana, sus orígenes, el castigo consiguiente, quizás no deja de merecer la atención de ningún escritor celebre. Basta mencionar a Charles Dickens, a León Tolstoy o a Víctor Hugo en su novela “los Miserables”, quien también elabora este tema con gran maestría. 
Dejamos de lado las novelas policiales y las películas, entre las que se pueden encontrar, no solo obras con un argumento cautivante, sino también libros que contienen un análisis bastante profundo de los motivos y causa de la conducta delictiva.

Leyendo los pensadores como Platon y también a su discípulo Aristóteles, vemos que en su tiempo ellos prestaron especial atención al tema de la delincuencia. En el siglo XVIII, pensadores como Beccaria, Bentham, Voltaire, Helvecio, Locke, Montesquieu y otros, veían la causa de la delincuencia en la desorganización de la sociedad y en la deficiente educación de los ciudadanos, proponiendo a los legisladores que atenuaran la represión y concedieran mayor atención a las medidas preventivas.

Tomás Moro vio la posibilidad de superar la delincuencia y sus causas en la reestructuración de la sociedad sobre la base de principios socialistas. 
Según Darwin en su teoría sobre la evolución de las especies se basaba en la existencia de la variabilidad hereditaria.
Sus trabajos con plantas y animales lo llevaron a sostener que naturalmente sé dan variaciones en las especies, y que estas pueden o no ayudarlas en la lucha contra la supervivencia.
Darwin razonaba que, mediante un proceso de selección natural, entre todas las variantes de herencia solo triunfaba la de los ejemplares que mejor adaptaban a los desafíos del hábitat. Luego aquella adaptación favorable sé trasmitía entre generaciones.
En 1859 publico el polémico libro “El Origen de las Especies”, cuyo contenido, para muchos era un abierto desafío a Dios, creyendo que solo el demonio podía negar la tarea del creador para sostener que el hombre desciende de los animales.

El método histórico tiene importancia determinante para conocer la interacción de lo social y lo biológico en el hombre.
El darwinismo descubrió los factores decisivos de la evolución biológica de los organismos; la herencia, la variabilidad y la selección natural; puso de manifiesto el indestructible vinculo genético del hombre con el mundo animal, estableciendo que el hombre proviene de algunas especies animales. 
Al respecto resulta de particular interés comprender, de que modo en los limites de la evolución biológica apareció una nueva forma de reflejo en virtud de la cual y sobre la base de las relaciones laborales y sociales fue posible la transformación de nuestros antepasados en los hombres modernos.
Surgen de inmediato dos interrogantes. Primero, ¿cómo surgió durante la transición de la especie animal inicial a los antepasados del hombre la capacidad de realizar un trabajo orientado a un fin?. Segundo ¿en que consistía la esencia de los procesos evolutivos que, al transformar a los antepasados del hombre en el transcurso de muchos millones de años, crearon el “ser racional?”.
En lo que concierne al primer interrogante, aun no poseemos una respuesta completa ni exhaustiva. Solo es posible constatar mediante la evolución genética los seres de la especie inicial de los animales fueron adquiriendo la capacidad de reflejar la realidad de tal modo que les resulto posible pasar a acciones orientadas a un fin.
El salto del reino animal al hombre se produjo en el curso de millones de años de evolución de los homínidos e implico la interacción de nuevas propiedades biológicas del reflejo con una influencia determinante de las relaciones sociales y del trabajo. De no haber sido por esas influencias, los más lejanos antepasados del hombre no hubiesen dado inicio a la especie homo sapiens. Es absolutamente cierto que el primer hecho histórico de los individuos gracias al cual se distinguen de los animales no consiste en que piensan, sino en que comienzan a producir los medios de vida necesarios para satisfacer sus necesidades.

La ciencia acerca de la delincuencia y sus causas se estructura en la segunda mitad del siglo XIX recibiendo el nombre de criminología, sociología o biología criminal, según en el cual estas ciencias eran especialistas en los estudios que investigaron la delincuencia. Veamos ahora, en forma sucinta, las teorías especiales sobre la naturaleza de la delincuencia y sus causas, que fueron elaboradas en el ámbito de las ciencias sociales.

En 1880 ante la necesidad de identificar a los criminales surge en Francia, Alemania e Italia la Antropología Criminal y la Criminalistica, ambas inspiradas en la antigua Craneoscopía de Franz Gall y que consistía en descifrar el carácter del individuo a través de las salientes y los relieves del cráneo
Un papel relevante en el desarrollo del pensamiento criminológico, y apoyado e influenciado por la teoría de Gall, le cupo a la denominada escuela antropológica de derecho pena, cuyo fundador fue el doctor italiano Cesare Lombroso (1835/1909). En sus obras “El hombre criminal” y “El crimen sus causas y su tratamiento”, Lombroso afirma que hay delincuentes natos, estos poseen caracteres antropológicos, fisiológicos, y psíquicos específicos y constituyen hasta el 35% de los delincuentes. En su obra El hombre criminal, resumía sus conclusiones sobre una colección notable de cráneos, y el estudio de la morfología de 27.000 anormales (asesinos, epilépticos, prostitutas, perversos sexuales, etc.)
Intento describir la fisonomía típica del criminal con mediciones de cráneo, la estatura, el peso, el descubrimiento de anomalías en la estructura del cuerpo, etc. como forma para identificar al criminal nato. 
Sobre esta base llega, por ejemplo a la conclusión de que una serie de protagonistas de la Revolución Francesa, de la comuna de París y representantes de la Internacional fueron delincuentes natos. De ese modo se dio el primer paso para utilizar las teorías biológicas en la lucha contra adversarios políticos.
El trabajo de Lombroso llega hasta nuestros tiempos como verdad revelada, ya que jueces y policías, frente a cualquier delito aún con autor conocido a los sospechosos de siempre. (Marginados, inmigrantes, personas de clases bajas, etc.).

La complejidad del problema planteado en una identificación del delincuente, como vemos, ha generado gran diversidad de opiniones en la literatura, principalmente cuando se plantea si se distingue o no el delincuente del hombre que observa las leyes, por algún rasgo psicológico, social, físico, o de otra índole.
Discusiones no menos intensas provocan el tema de la personalidad de quienes cometen delitos. Los debates son muy amplios y se dan en diversos planos. Están ligados en la valoración del hombre como ser que piensa, que crea vida y que la destruye, así como la evaluación de los sistemas sociales dentro de los que vive y actúa como persona.

Un grupo de científicos soviéticos en 1979 afirmaron que la personalidad de delincuentes, por su esencia social, es una personalidad antisocial. La actitud personal de aquellos que han cometido un delito, se diferencia de aquellos ciudadanos que respetan las leyes, la cualidad sistémica de la personalidad de un delincuente, que define sus peculiaridades como tipo social, es el carácter anti social de la personalidad, su peligrosidad social.
Genética humana
Los caracteres hereditarios se transmiten de padres a hijos a través de las células sexuales (espermatozoide y óvulo). La unión de ambas células durante la fecundación forma una nueva célula llamada cigota, a partir de la cual se desarrolla el embrión. Todas las células del organismo humano contienen una cantidad constante de cromosomas, 23 pares en total 46, denominadas diploides.
Los cromosomas de la mujer se designan con el símbolo X, en tanto el de los hombres Y. Él ultimo cromosoma es el que diferencia a los hombres de las mujeres, el Numero 23 en los hombres es XY, en las mujeres XX denominados sexuales.

La polémica más moderna surge a partir de un pequeño trabajo de Jacobs y sus colegas (Revista Nature 1965), apoyándose en otro anterior de Curt Brown del año 1962, Jacob realiza un estudio en 197 pacientes de conducta peligrosa recluidos en el State Hospital para enfermos mentales de Lanarkshire (Escocia) entre los que encontró 7 varones con un cromosoma XYY. Estos reclusos habían sido convictos en 92 ocasiones, pero solo 8 por delitos contra las personas.
El primer informe sobre una persona con 47 cromosomas (uno de ellos (XYY) en lugar de 46 fue estudiado como una curiosidad en 1961 por un investigador llamado Lancet
Posteriormente muchos investigadores interesados por el trabajo de Jacobs comienzan a estudiar este tema haciendo encuestas para averiguar el cariotipo de individuos con conducta agresiva recluidos en cárceles y hospitales de máxima seguridad. En ese cariotipo buscan la existencia de un doble cromosoma Y, el característico del sexo masculino.
En 1968 se marca el hito mas alto en los estudios del cromosoma XYY especialmente por su relación con algunos crímenes que se hicieron tristemente famosos.

Surgieron varios asesinos con el cromosoma extra; y en algunos casos los abogados defensores presentaban como evidencia la existencia del cromosoma extra, aludiendo alteraciones mentales y retrasos dado que al tener una alteración en los cromosomas, todas las células de los organismos estaban alteradas.
Sin embargo en estudios posteriores se dedujo que no hay individuos genéticamente criminales, sino que en algunos casos existe una predisposición genética hacia la criminalidad, que, para que se consume requiere la confluencia con otros factores, sobre los cuales le es posible al propio individuo actuar con libre albedrío y libertad.
Las peculiaridades biológicas de la personalidad son inespecificas, por si solas no pueden engendrar delincuencia, pero ejercen dependencia en la dinámica de la conducta del hombre, son la condición, la base morfológica y psicofisiológica del programa social por el hombre.
Se puede efectuar un estudio psiquiátrico a fin de establecer si un sujeto XYY puede ser o no considerado parcial o no totalmente no responsable de sus actos.

Pero ¿Cómo calificar los caso que los enfermos mentales cometen actos violentos incluyendo asesinatos?. En el derecho procesal penal esta previsto que en los casos necesarios se recurra a un peritaje psiquiátrico legal que determine el estado de imputabilidad o inimputabilidad, lo cual es indispensable para resolver la cuestión de la responsabilidad. Actualmente no solo los juristas sino que gran parte de la sociedad comprende que una enfermedad mental puede generar no el delito, sino acciones peligrosas que no implican responsabilidad legal. Esto significa que la persona ha nacido enferma y que es preciso tratarla desde su nacimiento.
La rama de los pensadores que ven las causas del delito en el medio donde el individuo se desarrolla, entienden que la superación de los actos anti sociales o socialmente peligrosos, esta directamente ligada al descubrimiento y eliminación de las causas que los generan y las condiciones que coayudan a su realización.
La historia de la humanidad demuestra convincentemente que la delincuencia siempre ha sido un fenómeno social, históricamente condicionado a los vaivenes de la sociedad del tiempo que le toco vivir. La delincuencia es entonces es un fenómeno social ante todo porque esta formada por hechos específicos de la conducta social de los hombres, o sea, de acciones socialmente peligrosas, que en el transcurso del desarrollo de la sociedad van modificando los tipos de delitos, la estructura y la dinámica de la delincuencia. 
Los estudiosos del tema de estos tiempos estiman que, en estos últimos tiempos el factor decisivo del aumento de la delincuencia ha sido, el progreso científico técnico tal como la tecnificación de los procesos productivos, en la ruptura de los vínculos sociales, la crisis de la educación, la marginalidad, y en algunas partes del mundo como consecuencia no deseada de políticas neo liberales, que han generado entre otras cosas, las famosas sociedades duales o sociedades fracturadas. 

El delito no deriva de la naturaleza del hombre; es un producto de la compleja interacción de la personalidad con el medio, y el papel fundamental de este ultimo en la formación de la personalidad de un individuo. Por cuanto el medio forma al hombre a través de sus particularidades individuales, morales y psicofisiologicas, estas ultimas también pueden servir de importante obstáculo para la influencia desfavorable del medio. 
Un adolescente, que ha crecido en el seno de una familia donde la conducta antisocial es lo habitual, no esta condenado en absoluto a convertiste en delincuente. Incluso una persona transgresora, puede corregirse bajo la acción de una influencia positiva adecuada.
En ninguna de las dos vertientes abordadas esta todo dicho. La ciencia por su lado intensifica los estudios sobre el material genético, y cada día se van añadiendo al conocimiento de los cromosomas y sus alteraciones. Seguramente en el futuro surgirán nuevas polémicas en torno a este tema.
La otra vertiente seguirá estudiando los diferentes fenómenos sociales que generan el marco propicio para engendrar delincuentes.
Tanto la teorías biológicas como las sociológicas hacen que al fin y al cabo, se concilie con la idea de que la delincuencia es eterna, pero no dan perspectiva alguna en la lucha contra ella.

Mientras buscamos en la base genética para dar respuesta a los problemas sociales, también debemos atacar en forma simultanea las causas responsables de las alteraciones de la conducta y de la mayoría de los problemas que confronta hoy nuestra sociedad, generando los procesos correctivos necesarios para llevar el delito, entre otros, a un limite razonable.

ANDRES PENACHINO

Fuentes: Revista: Espacio y Tiempo.
Libros: Obras escogidas, ed. Ciencias del Hombre; Milenio publicación de la Univ. De San Martín; 
El fin del trabajo de Jeremy Rifckin; Problemas metodológicos y sociales de la moderna genética del hombre, P. Bochkov, Correo de la UNESCO de mayo de 1981. Revista Viva de Clarín, y otras publicaciones encontradas en la biblioteca del Programa Comunidades Seguras.