martes, 11 de agosto de 2015

ROBO PIRAÑA A NEGOCIOS, UN DELITO CADA VEZ MAS FEROZ



PUBLICA ANDRES PENACHINO

Se bajan de la moto, roban cualquier objeto de valor que esté a la vista y huyen. En pocos segundos, como si fueran "pirañas" se pueden llevar un botín de diez mil pesos o más, entre notebooks, tablets, celulares, relojes y carteras. Y el blanco está servido: los clientes de bares y cafés.

Los vecinos denuncian que los robos han crecido en los últimos meses, sobre todo en Palermo, Recoleta y Belgrano. La policía también dice haber logrado más detenciones de ladrones que se mueven en motocicleta, y advierte que en casi todos los casos se trata de "gente con antecedentes".

Según las estadísticas de las asociaciones de vecinos de distintos barrios de la Capital, desde abril pasado registraron 4897 arrebatos. Muchos de esos casos tienen que ver con asaltos perpetrados por motochorros. De ese total, doscientos cincuenta y cinco casos de robos o arrebatos a clientes de bares, cafeterías y restaurantes.

"Estos números parecen de poca consideración, pero deberían generar preocupación por el solo hecho de que en los mapas anteriores no aparecían. Además, al calcular el porcentaje por barrios el total es superior", dijo Nelson Durisotti, coordinador de la estadística.

Los lugares en los que más casos se registraron son Palermo, Recoleta, Belgrano, Núñez y Colegiales. Si bien los comerciantes prefieren no hablar del tema, en muchos locales tomaron medidas como trabajar a puertas cerradas, instalar cámaras de seguridad, contratar personal de vigilancia o poner un cerco en la vereda. Tal es el caso del bar Chef León, de Montañeses y Ugarte, en Belgrano, donde su dueña consiguió la autorización de la Ciudad para instalar un enrejado que separa la vereda de la calle para dificultar el accionar de los motochorros.

"A las 20, tenemos que cerrar porque después la zona se volvió peligrosa", dijo Frank, el encargado de Chef León. El joven, un colombiano que vino a la Argentina para estudiar, contó que hace poco sufrió una golpiza cuando le quisieron robar la notebook, luego de cerrar.

"Hay veces que tengo que invitar a la gente que se sienta afuera a que ingresen en el local porque comienzo a ver movimientos que no son normales, motos o autos que pasan una y otra vez. Por más que haya policía, buscan el momento justo para actuar", dijo el joven.

Simular ser clientes para estudiar los movimientos del lugar y las víctimas es otro de los rebusques de los delincuentes. Así fue como en un bar de Gorostiaga y Arce le robaron un lujoso reloj a un cliente que estaba almorzando en la vereda, según contó un empleado. En aquella oportunidad, un hombre llegó en una moto y se sentó a tomar una gaseosa cerca de su víctima. Minutos después, arribó un cómplice quien tomó a la víctima por detrás, y el que simulaba ser cliente comenzó a golpearlo en la cara. Luego de quitarle el reloj, el celular y la billetera, los maleantes huyeron cada uno en su vehículo y en distintos sentidos.

Pero la mayoría de las veces, el accionar es mucho más simple y ni siquiera es necesaria la participación de un cómplice. Tal es el caso de una mujer a la que días atrás le robaron su computadora en una cadena de té situada en Uriburu y Pacheco de Melo, en Recoleta, también al mediodía. Allí el delincuente entró al local, tomó la máquina y luego escapó a bordo de una motocicleta.

Para los policías que recorren las calles, es difícil anticipar estos episodios, sobre todo por la rapidez en que ocurren. Aunque más de uno confirmó  la hipótesis de muchos comerciantes, de que los delincuentes aprovechan el horario bancario en el que los policías custodian la entrada y la salida de las entidades, para asaltar al resto. Incluso el botín puede ser mayor si se tiene en cuenta el límite de dinero que manejan las líneas de cajas de los bancos.

Desde las asociaciones barriales señalan además que algunos locales no tienen más remedio que cerrar sus puertas por culpa de la ola delictiva. Tal es el caso de un bar situado en la esquina de Quinteros y Riccheri, en Belgrano.

Aunque afirman que el 65% de los hechos denunciados ocurre en cadenas de comidas rápidas. "Se debe a que son lugares con mucha afluencia de gente y que en su mayoría asisten con niños. La atención puesta en ellos hace que el adulto se descuide y se convierta en víctima", afirmó Durisotti.

Fuentes de la Policía Federal indicaron que en los últimos meses aumentaron la cantidad de detenciones de arrebatadores y motochorros. "Con la incorporación de nuevas motos y el sistema de georreferenciación de las patrullas es más fácil perseguir a los delincuentes que se mueven en moto", dijo un jefe policial. En las sedes policiales no ocultan su malestar con algunos jueces porque, según dicen, la mayoría de los detenidos cuenta con antecedentes por otros robos, pero luego son excarcelados. "Hay gente que la llegamos a detener hasta cinco veces y sigue dando vueltas", afirmó un comisario.
LA FOTO ES REPRESENTATIVA Y NO CORRESPONDE A LA NOTA

Fuente: Procedimientos Policiales.

martes, 4 de agosto de 2015

VIOLENCIA Y DROGA, CIRCO Y PAN.


POR ANDRES PENACHINO

Nuestros valores compartidos de: solidaridad, de libertad y justicia fueron debitándose con el arribo a nuestro país, de dos nuevas amenazas, el libre acceso a las drogas y las armas de fuego. 
Sin dudas, el delito, la violencia y la decadencia social son las consecuencias inevitables de las drogas ilícitas.

Los hechos cotidianos de violencia criminal acontecidos durante esta ultima década, no han dejado dudas que, donde sea que las drogas se encuentren, la violencia, el delito y la corrupción hecha raíces. 

Pero además drogas y los delitos asociados, también amenazan la salud y el bienestar de nuestras comunidades, coartan las aspiraciones de nuestros pueblos y mancillan el futuro de nuestros niños.

Mientras esto acontece, a nuestro alrededor la bulla del fútbol para todos y todas, un programa televisado donde se muestran obscenamente políticos y vedettes bailando por no se sabe que sueño, mirar por el agujero de una cerradura para ver que hace una docena de atorrantes metidos en una casa buscando una efímera fama, parece ser el antídoto efectivo de nuestra civilización, que previene de una hipotética realidad que, solo se desdibuja cuando comenzamos a buscar con nuestro control remoto, aquellos canales que no responden a la propaganda oficial.

Esa realidad se ve emponzoñada por la difusión del comportamiento salvaje, esos actos egocéntricos de la violencia contra los demás, en los que el autor se complace en causar dolor, y muestra una completa indiferencia ante los sentimientos y la humanidad de la victima.
Parecería ser que, la violencia cotidiana también termino por destruir nuestra compasión, la capacidad de vernos a nosotros mismos en los demás y a los demás en nosotros mismos. Hemos perdido la capacidad de preocuparnos por los demás, hemos perdido la solidaridad.
Sin dudas somos indiferentes ante lo que le pase a los demás, pero no nos damos cuenta que tampoco estamos exentos de un flagelo que nos afecta en forma cada vez mas directa
Para los blancos potenciales de la violencia, ahora somos todos y cada uno de nosotros. Ahora el mensaje es, mantenerse hiper vigilantes y asumir que todo el mundo constituye una amenaza en potencia.
Dentro de nuestras casas estamos seguros, fuera de ellas son todos enemigos. 

Pero el espectáculo circense parece continuar, privándonos de la capacidad de ver la gravedad de una enfermedad que amenaza en convertirse en pandemia de continuar en el tiempo.
El ser humano, en toda su historia registrada, buscó el entretenimiento como una falsa forma de evadirse de sus frustraciones. Esa fuga hacia adelante existió siempre, como una resignada manera de no ver los problemas propios que requieren grandes esfuerzos para solucionarlos. 
El circo romano es la síntesis de espectáculos sangrientos, por ejemplo las luchas entre gladiadores y animales salvajes, facilitaban la evasión, como una embriagante droga visual que, luego de la suficiente descarga de adrenalina, permitía una resignada marcha hacia sus casas.

La tecnología moderna multiplicó el Coliseo romano en un número casi infinito. La televisión permitió que el circo alternara casi simultáneamente con el teatro, y éste con alucinantes presentaciones virtuales, que en un permanente delivery, llevaron a domicilio sueños y broncas ajenas, para obviar las propias.

Pero la fórmula del circo tiene un segundo componente que es el pan, elemento esencial en la comida hasta hace pocos años; basta recordar que en la triste Primera Guerra Mundial (1914-1918), en la denominada guerra de trincheras, se consideraba que cada soldado francés debía consumir dos kilos de pan por día. Ese pan representa la alimentación básica que necesitaba una población, en un tiempo y lugar determinado. Lo dramático se da cuando, gracias a la distracción la gente empieza, lentamente, a recibir miguitas.

La primitiva fórmula que nos ofrece el circo nos motiva y nos mueve más que cualquiera de los dramas de la vida real que nos rodea, y así vamos por la vida, tomándonos en serio un show de televisión, en tanto que no demandamos a quienes deberíamos demandar, soluciones concretas sobre las cosas que realmente merecen verdadera preocupación.

Cuando el espectáculo circense también se convierte en una fuerte adicción, también empezamos a perder ciudadanos para tener meros adictos. En ese momento de mucho circo, la gente que busca el pan tiene dificultades para lograrlo, en primer lugar porque se olvidó cómo se produce, y porque se resignó a participar crónicamente de las otrora ollas populares, hoy denominadas planes sociales, en donde se pierde lentamente el orgullo de votar a cambio de un cada ves mas escaso plato de comida. En ese momento sólo quedan muchos hinchas descontrolados en sus apetitos y muy pocos ciudadanos responsables.
Así como la crisis medieval dio paso al renacimiento, nuestro voto responsable nos proveerá del pan de cada día, evitando que, cada ves mas debamos apelar al circo para evadirnos de la terrible una realidad cotidiana, cuyo pronóstico cada ves es mas sombrío.
Andres Penachino

Fuente: Notas varias del dr. Carlos Besanson en su Diario del Viajero.
Material de la Biblioteca del Programa Comunidades Seguras.
las fotos son extraídas de internet y no tiene que ver con la nota

lunes, 3 de agosto de 2015

APUNTAR A LAS ORGANIZACIONES NARCO


publica Andres Penachino
Los actores

Desde la manufactura hasta el consumo conviven: el peón rural de la plantación de coca, el contador público de la empresa legal que blanquea el dinero de la droga, el adicto y su familia, el capitalista y jefe del cartel, los obreros de la cocina de cocaína, los “soldados” de la organización, la madre de cinco hijos del barrio popular que en uno de los cuartos de su modesta casa pone un kiosco que –además de cerveza o galletitas– vende papelitos o fasos, la empresa que desvía químicos, el puntero que la distribuye en su zona. 

A lo largo de los años, los gobiernos han ordenado toda su política en torno al decomiso de la droga: una política era eficaz si mostraba mayor cantidad de droga decomisada, una fuerza policial mostraba compromiso con incrementos en los kilos secuestrados, un buen procedimiento era el que mayor cantidad de droga capturaba, etc.

Luego de tantos años de estas políticas cabe preguntarse: ¿sirven para algo? ¿Afecta al narcotráfico el decomiso de drogas? ¿Hay una caída en el consumo y, por tanto, en la circulación de droga cuando se secuestran grandes cargamentos? La respuesta es no. 

El decomiso de droga es una porción insignificante del mercado total. Paraguay produce 6 mil toneladas anuales de marihuana. Se estima que a la Argentina llega el 20% y sólo se decomisa anualmente 4% a 9%. 

El único efecto de decomisar es afectar el precio del producto que, en general, ya contempla la pérdida anual por decomiso.
Utilizar como indicador la cantidad de droga secuestrada puede hacer pensar que se ha retirado mayor cantidad de droga del mercado, cuando puede haber sucedido lo contrario: que haya habido mayor circulación y, por ello, los procedimientos se han topado con mayores decomisos.

Es imperioso cambiar el paradigma, relativizando el foco en la cantidad de droga secuestrada y reorientándolo al desbaratamiento de las organizaciones narcocriminales. De poco sirve un procedimiento donde se secuestren 100 kg si los únicos arrestados son el chofer del camión que transportaba la droga y el sereno del depósito donde se iba a guardar, como son los procedimientos que predominan aquí. Es mucho más eficaz un procedimiento que sólo secuestre 10 kg pero lleve al arresto del jefe de la organización, su contador y su encargado de logística. 

Otro nuevo foco sería: ¿en qué eslabón de la cadena de tráfico se deben concentrar los esfuerzos? ¿Dónde se producen más daños a la oferta?
Cinco años después, se debe evaluar el impacto de la desfederalización de la persecución penal del tráfico de drogas a pequeña escala en las provincias que adhirieron a la Ley 26.052, que habilita la competencia provincial, impulsada por Buenos Aires. 

En los 80, en Estados Unidos se perseguía toda manifestación de tráfico de droga, pensando que así se dañaban las redes de tráfico. Pero descubrieron que los puntos de menudeo que se desbarataban eran rápidamente reemplazados por las redes de tráfico y el costo de su pérdida ya estaba “previsionado”. Dejaron de perseguir los pequeños puntos de venta para concentrarse en las redes regionales que los manejaban. Su desbaratamiento originaba un costo mayor, porque no todas las personas quieren y pueden organizar redes de narcotráfico a esa escala, y menos cuando el Estado se muestra eficaz en su combate.

Deberíamos evaluar seriamente si continuamos asignando tiempo y recursos de policías, fiscales y jueces a perseguir el menudeo, o a desbaratar redes regionales de tráfico. Perseguir al menudeo puede servir para “producir estadística” que esconde la cooptación de funcionarios policiales y/o judiciales por parte del narcotráfico. 

La droga se basa en la imposibilidad de los poderes públicos, por negligencia o corrupción, de hacer cumplir la ley. Por eso es una cuestión de Estado, antes que un mero problema policial, sobre la que debemos construir una nueva política de cimientos sólidos.

fuente mismo autor: http://procedimientospolicialesargentina.blogspot.com/2011/02/apuntar-las-organizaciones-narco.html.

viernes, 31 de julio de 2015

ATROPELLAN Y LE PASAN TRES VECES POR ENCIMA A MUJER POLICIA PARA SACARLE EL ARMA


PUBLICA ANDRES PENACHINO

La oficial de la Bonaerense volvía caminando a su casa en la localidad de Solano cuando delincuentes la pasaron por encima con un auto y la dejaron herida de gravedad. La uniformada, de 23 años, lucha por su vida.

Una oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires agonizaba en un centro asistencial luego de haber sido atropellada por tres delincuentes, quienes la embistieron con un automóvil para robarle la pistola reglamentaria. Con el arma en su poder, los individuos le pasaron con el coche por encima a la víctima en al menos otras dos oportunidades, provocándole múltiples fracturas y serias lesiones en los órganos, que resultaron aplastados.

Este tremendo suceso se registró en la localidad bonaerense de San Francisco Solano y los pesquisas tratan de averiguar el paradero de los peligrosos marginales. Los voceros revelaron que la infortunada víctima fue identificada como María Belén González, de 23 años, quien se desempeña en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Avellaneda.

Trascendió que el hecho se produjo la noche del miércoles pasado cuando la muchacha, que se hallaba uniformada, regresaba a pie a su finca. En el cruce de Humberto 1º y La Calandria, González fue atropellada por tres individuos, quienes se desplazaban a bordo de un VW Gol Trend verde aceituna.

Debido al terrible impacto, la muchacha cayó al suelo y entonces los delincuentes aprovecharon la situación para sustraerle la pistola reglamentaria 9 milímetros. Con rapidez, los malvivientes subieron al rodado y pasaron con los neumáticos sobre el cuerpo de la joven, en al menos otras dos oportunidades. Luego, el trío se dio a la fuga en el VW Gol Trend.

González tuvo que ser trasladada, de urgencia, al Hospital Arturo Oñativia, en Rafael Calzada pero, a raíz de la gravedad de su estado, momentos después fue derivada al Hospital Néstor Carlos Kirchner, en Florencio Varela. En este nosocomio, considerado de alta complejidad, los médicos lograron establecer que la mujer herida presentaba fracturas en las costillas, en las tibias, en los peronés, en los fémures, y también severas lesiones en órganos como el estómago y el páncreas. A raíz del cuadro de situación, González fue llevada el jueves a un sanatorio donde los facultativos trataban de salvarle la vida.

Diligencias

Por su parte, los pesquisas policiales de la comisaría de San Francisco Solano (10ª de Almirante Brown) realizaron en la víspera una serie de procedimientos, a fin de localizar a los responsables del suceso. Versiones extraoficiales dijeron que días pasados había ocurrido un episodio de similares características en el sur del Gran Buenos Aires, pero la especie no fue confirmada por los servidores públicos. Intervinieron en la causa los funcionarios pertenecientes al departamento judicial de Lomas de Zamora.

jueves, 30 de julio de 2015

PROHIBEN EL USO DE CELULARES A POLICIAS EN SERVICIO


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Distracción de policías en su horario de trabajo

Mientras los agentes estén trabajando no podrán utilizar dispositivos electrónicos personales. Sólo deberán usar los "Handy" de la Policía. Se busca mayor atención durante las horas de servicio.

"Atentos y vigilantes". Es la vieja consigna que con la nueva tecnología a veces se pierde entre los policías que patrullan las calles y los barrios de la provincia de Buenos Aires. Por eso el ministro de Seguridad, Alejandro Granados, decidió prohibir el uso de celulares, ipad y otros dispositivos electrónicos a los agentes de la fuerza cuando están en servicio.

El texto de la resolución numero 335 que se publica hoy en el boletín informativo de la fuerza es claro: 

"la utilización de telefonía celular o dispositivos de audio, no provistos institucionalmente, resulta no solo en un déficit de atención en la prevención y represión de delitos y contravenciones, sino que incrementa los riesgos propios de las funciones que estos desempeñan".

"A veces usamos el teléfono propio porque no tenemos otro. O porque las baterías de los handies se terminan en una hora porque son viejas. No podemos quedar incomunicados", se quejaba esta mañana un policía que habló con Clarín.

Por eso, encomienda a los jefes de cada dependencia a que se encarguen de controlar que los oficiales que salen a patrullar sólo tengan entre sus pertrechos, el "Handy" que provee la institución.

La medida será de cumplimiento inmediato. Entre algunos integrantes de la fuerza provocó sorpresa. 
"A veces usamos el teléfono propio porque no tenemos otro. O porque las baterías de los handies se terminan en una hora porque son viejas. No podemos quedar incomunicados", se quejaba esta mañana un policía que habló con Clarín.

La gestión de Granados combina porciones parejas de cal y arena en sus decisiones. Ayer, se conoció una a favor de los agentes "de calle": se resolvió el ascenso masivo del personal que tiene al menos tres años en el mismo cargo y eso representa incrementos de entre 800 y 1500 pesos para las jerarquías más bajas de la fuerza.

Casos de referencia en el uso de celulares en Fuerzas Policiales

Cuatro provincias argentinas se sumaron a la iniciativa de prohibir el uso de teléfonos celulares para los efectivos policiales mientras cumplen su horario de trabajo. La medida fue recientemente aprobada en La Rioja, que se acopla a Catamarca, Salta y Córdoba que hace un tiempo la habían implementado. 

Al respecto, el Jefe de la Fuerza provincial riojano Luis Paéz, destacó: “Cuando llegan a trabajar deben dejar su celular en la comisaría donde cumplen tareas, y al finalizar la jornada laboral y quedar de franco lo recuperan”.

Además, Páez resaltó: “Nuestro gobierno riojano busca que el personal policial esté atento, predispuesto, proactivo y presto a anticiparse a la comisión de una contravención, delito o motín, y consideramos que el teléfono conspira contra ello”.

Esta medida, tiene el visto bueno del Ministerio de Justicia riojano ya que se considera que el uso de los celulares “provoca falta de atención y es signo de desinterés y falta de compromiso con la tareas de vigilancia”.

Esta disposición se encuentra efectiva desde fines de marzo y alcanza a policías y a efectivos del Servicio Penitenciario.
.

miércoles, 29 de julio de 2015

HOMENAJE AL DOCTOR FAVALORO AL CUMPLIRSE UN NUEVO AÑO DE SU PARTIDA


POR ANDRES PENACHINO

Para Ud. doctor Favaloro donde quiera que esté

No soy uno de los miles de pacientes que pasaron por el instituto que monto con gran talento.

No se nada de medicina, sin embargo se que, si Ud. no hubiera nacido y si lo que usted descubrió y enseño no existiese, mucha pero mucha gente estaría muerta.

Esas personas hoy estarían muertas, y le deben la vida Doctor, no es poco, porque la muerte es lo último y definitivo. 

¿No es cierto doctor?.
Así de claro. 
Así de simple Doctor.

Es por eso que estoy seguro que la vara de Dios ha sido blanda, me animaría a decir, bondadosa y cariñosa al medirlo cuando tuvo que rendirle cuentas.
Y con respeto me animo a decirle algo mas.

Cualquiera de estos días nos encontraremos, Ud., esos miles de pacientes que viven gracias a su maravilloso descubrimiento, y yo en otro lado.
Alli donde florece el afecto, la tranquilidad y la paz.

Acaso compartamos ese vaso de vino que Ud. aconsejaba a tomar todos los días para entonar el corazon ¿Se acuerda?.

Que, por una ironía que me llena los ojos de lágrimas, Ud. tenía destrozado antes de pegarse el tiro.

Andres Penachino

martes, 28 de julio de 2015

LA PREVENCION DEL DELITO EN EL LADO OSCURO DE LA GLOBALIZACION


PUBLICA ANDRES PENACHINO

El fenómeno de la globalización compromete a los países con todos sus beneficios, pero también con sus efectos negativos, coincidiendo muchos en llamar "el lado oscuro de la globalización", a la internacionalización del delito en sus diversas manifestaciones: terrorismo, tráfico ilícito de drogas, lavado de dinero, comercio ilegal de armas y la acelerada multiplicación de los delitos informáticos. 

La respuesta de los Estados y de las sociedades debe pasar necesariamente por soluciones integrales a nivel regional, pero sobre todo, por estrategias internas, que al margen de mejorar la capacidad represiva, de investigación y de juzgamiento, y también por acciones preventivas multisectoriales que reconozcan el problema desde sus inicios y busquen soluciones prácticas para evitar su propagación y acelerado avance. 

Encuestas de opinión pública muestran la inquietud de la población frente a la delincuencia y su miedo de transitar por la calle. Muestran, asimismo, la desilusión del público con las medidas en materia de seguridad pública y señalan a la prevención como la manera eficaz de luchar contra el delito. 

En 1995, en el programa de acción de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, se reconoció que los problemas creados por la violencia requerían la adopción de medidas cabales para eliminar toda forma de explotación y violencia contra la familia, lo que entrañaba sobre todo tomar medidas preventivas.

Un estudio llevado a cabo por el Centro Internacional de Prevención del Crimen en diversos países del mundo (CIPC-Canadá), ha llegado a una conclusión importante: la prevención del crimen no sólo es rentable, sino que suele ser mucho más rentable que la puesta en ejecución de medidas represivas o criminalizadoras. Las propuestas preventivas suelen potenciar, además, los recursos sociales en el control de la criminalidad mediante instancias de participación activa de la población, a diferencia de lo que ocurre con las propuestas puramente 
represivas. 

Existe, pues, un consenso de que prevenir el delito es mejor que reprimirlo. La prevención es una forma de intervenir antes que ocurra, mientras que la represión se aplica generalmente cuando el delito ha ocurrido o esta en proceso, y requiere acciones específicas para: 

• Identificar las condiciones físicas y sociales que facilitan la comisión de delitos y adoptar las medidas de seguridad para reducir las oportunidades de cometerlos. 

• Identificar grupos de riesgo y desarrollar acciones que impidan su conversión en delincuentes, mediante la educación, el trabajo, la recreación y la salud. 

• Reforzar la convivencia y resolver los problemas que inciden en la delincuencia. 

• Controlar a los delincuentes que han cometido delitos para evitar la reincidencia. El Estado puede contribuir a la prevención, reforzando la acción policial preventiva y su presencia física en los lugares de riesgo. 

• El servicio policial de patrullaje a pie tiene un importante efecto preventivo para fortalecer las relaciones entre la Policía y la comunidad. 

• Mejorar la infraestructura, iluminación de sitios oscuros, eliminación de sitios eriazos, habilitación de construcciones abandonadas, creación de lugares de recreación y espacios colectivos que faciliten la convivencia comunitaria y el control informal de las conductas individuales. 

Para tener un efecto preventivo eficaz, estas medidas deben contar con el apoyo y la participación activa de la comunidad. 

La delincuencia se explica por múltiples causas, sin embargo, su control es un problema de Estado, ya que para enfrentarla se requiere de políticas de seguridad públicas bien definidas. La lucha contra la delincuencia demanda instituciones para enfrentarlas, tecnologías y equipamiento modernos, así  como una adecuada infraestructura.

Fuente: Material de la Biblioteca del Programa Comunidades Seguras ONG

lunes, 27 de julio de 2015

LA MISERIA TAMBIEN MATA CON ARMA IMPROPIA


PUBLICA ANDRES PENACHINO

A Tiziano, UN NENE DE DOS AÑOS, lo encontraron ahogado a orillas del Camino del Buen Ayre

Lo buscaban desde ayer.

Familiares y amigos cortaban desde muy temprano esa autopista, entre Debenedetti y Ruta 8. La madre contó que su hijo estaba jugando con un amiguito y desapareció. 

La Policía lo encontró en un bañado.


El cadáver de Tiziano Moyano fue hallado ahogado y sin signos de violencia pasadas las 10 en un espejo de agua por uno de los grupos de búsqueda que había organizado la policía con caballos, perros y buzos tácticos. 

Los médicos forenses ya realizaron el levantamiento del cuerpo y determinaron que el chico murió ahogado, como se sospechaba desde un principio, y sin signos de violencia.

El lugar en donde apareció es un espacio donde se junta agua estancada que no tiene entrada y salida de ningún arroyo, sino que se junta con la lluvia. 

Según las fuentes de la investigación, en el lugar el agua -podrida y llena de basura- alcanza hasta la cintura de un adulto. Por la desaparición de Tiiziano, vecinos de la villa El Libertador -donde vivía la víctima-, habían cortaron hoy el Camino del Buen Ayre para reclamar su aparición.

La protesta se inició a la madrugada a la altura de avenida Debenedetti y era protagonizada por familiares del menor, de nombre Tiziano, quien estaba desaparecido desde ayer. En el lugar, los manifestantes quemaron basura sobre la calzada para reclamar la actuación de las autoridades.

FUENTE DIARIO CLARIN

viernes, 24 de julio de 2015

ESTRECHANDO VINCULOS ENTRE LA POLICIA LOCAL Y LA POBLACION


Publica: Andrés Penachino 

Nos encontramos ante un cambio de escenario en cuanto a las formas de pensar y de tratar la inseguridad.
Hoy las acciones necesarias para contrarrestar el delito ya son solo responsabilidad de las fuerzas de seguridad, sino que también alcanza a otras entidades publicas, organismos no gubernamentales, y también a ciudadanos organizados, para promover el diseño de nuevas políticas de seguridad publica especialmente en el ámbito local.

En la practica, la mayor fortaleza de la participación comunitaria es de carácter local. 

La prevención comunitaria combina elementos del ámbito, social y situacional, y su característica mas definida como lo es la participación local (barrial).

La prevención situacional actúa sobre factores de proximidad en ámbitos donde hay vulnerabilidad para personas y/o bienes.
La prevención situacional opera en forma anticipada al razonamiento del ente agresor, estableciendo todas las dificultades posibles para detener su accionar, iluminación de calles y viviendas, rejas, alarmas, actualizándolas permanentemente.

Para la ejecución de un plan de prevención del delito cuyos resultados sean positivos, es necesaria la participación e inclusión de la mayor cantidad de personas posibles, debido a que una de las premisas importantes de el plan es que la comunidad sea Co rresponsable de su propia seguridad, siendo la misma la que mejor conoce las dificultades que se le presentan a diario en relación a las vulnerabilidades humanas y patrimoniales. 


POLICIA LOCAL

El Policía Local focaliza su actuación en la identificación, análisis y solución de problemas locales; rinde cuentas a la comunidad de su propia actuación y promueve acciones preventivas coordinadas con otros responsables públicos de la Seguridad Ciudadana.

Si analizamos las estadísticas de los servicios que realizan las policías locales, por ejemplo en España, podremos comprobar que, aproximadamente únicamente un 20% de las actuaciones realizadas tienen relación directa con infracciones a la ley, mientras el 80% restante de los servicios se corresponden con la diversidad de competencias de la policía local relativas a la seguridad, asistencia, ayuda, etc..
Esta reflexión nos conduce inevitablemente a establecer algunas comparaciones que no pueden ser soslayadas al momento de justificar la creación de la policía municipal.
La primera es la relativa al concepto de seguridad. Así vemos como los policías actuales, ejercen casi en forma exclusiva un rol REACTIVO (condenada a llegar siempre después, como  una reacción posterior a los hechos). En una visión mas critica podríamos asegurar que el policía actual ve la ciudad a través del parabrisas del patrullero y oye de ella por medio de la frecuencia de la radio policial
  El ámbito de actuación de un policía municipal es de RESPUESTA, como primer paso de desarrollo hacia un cuerpo pro activo por excelencia, y surge de la necesidad de establecer nuevas practicas de vigilancia para acrecentar el conocimiento del barrio, que además abarca otras situaciones no relativas al delito propiamente dicho, sino que también a situaciones que puedan afectar la convivencia y la calidad de vida de los vecinos y de los ocasionales visitantes dentro del precinto donde opera.

LA RECUPERACION DE LA AUTORIDAD POLICIAL: 

Esta condición resulta el eje central para lograr una nueva imagen de una fuerza Policial, cohesionada, moderna, capacitada, con condiciones morales y estructurales para imponer el orden con autoridad, sin necesidad de actitudes autoritarias ni represivas. 
Será la aplicación de la ley la herramienta fundamental para la reconversión de esta situación que hoy debe subsanarse.. 

La autoridad policial como regulador del comportamiento social es una percepción muy subjetiva que dependen en gran medida de la actitud que el cuerpo policial tenga, y es necesario en ese sentido, profundizar en la preparación del personal para lograr una imagen del funcionario que sea a la vez respetada y considerada como un referente de ejemplo, de protección y de ayuda a quien se le puede requerir en la vía publica para una infinidad de cuestiones que a lo mejor no tengan mucho que ver con la seguridad propiamente dicha. 

ESTRECHANDO VINCULOS

Dentro del programa de prevención es necesario estrechar los vínculos entre los actores involucrados. 

El plan de seguridad barrial, implica un importante esfuerzo operativo de variadas áreas de gobierno municipal, pero que asegura el logro del objetivo planteado, toda vez que a través de reuniones en los diferentes barrios del ejido municipal se lleva, ni mas ni menos que la gestión de gobierno a los vecinos en forma directa (sacar el municipio a la calle), haciéndolos participes de las soluciones que ellos mismos reclaman. 

Este programa ejecutado conforme las pautas que lo rigen, permiten en poco tiempo revertir la imagen no solo de la policía, sino también de la gestión municipal, pues  muestra al vecino la verdadera vocación de resolver los problemas que una comunidad o un vecindario pueda tener. 
Claro que los habrá mas complejos y difíciles de resolver, pero empezando por los mas simples y sencillos de resolución se logra un avance significativo en la relación comunitaria plena. 

El plan basado en el entrenamiento de todos los actores involucrados sobre las cuestiones que ellos mismos creen que están mal en su barrio, que no deberían suceder o que se están en vías de radicación, enseña a través de la docencia, sobre las formas de detectarlas y de que hacer en caso que ocurran. 
Implica un gran compromiso de los operadores del programa, quienes deben tener un perfecto entrenamiento para ejecutarlo. Luego resulta de simple ejecución y asegura mejoras significativas en corto plazo.


INCIATIVAS PARA LA CAPACITACION DE LOS ACTORES INVOLUCRADOS

Todas las empresas que se precian de eficientes, invierten importantes recursos en la capacitación de su personal para calificarlo cada vez más en el desempeño de su tarea, lo que redunda en la productividad de dicha empresa y por ende en sus ganancias. 
En la seguridad pública, las utilidades se cuentan por la satisfacción del usuario, nada más y nada menos que cada uno de los habitantes. 
La protección de sus vidas y sus bienes, su tranquilidad y su desarrollo pleno son los productos que la Seguridad Publica les debe ofrecer.-

Los operadores de todo plan de seguridad pública deben ser permanentemente capacitados en todos los temas que deban manejar, no solo en lo concernientes a las técnicas de procedimientos policiales que obviamente son las primordiales sino además en todas aquellas áreas que estén relacionadas con su actividad. 

La sociología, las relaciones publicas y humanas, la mediación, la resolución de conflictos, el uso de las tecnologías, la administración, entre otras deben ser materia de permanente actualización en todos los niveles de la organización involucradas con la seguridad publica.-
Debe además la capacitación operar como un incentivo adicional, premiándose con los mejores programas que se puedan ofrecer a aquellos funcionarios que demuestren mayor compromiso y aptitudes a la hora de llevar adelante la transformación que este plan requiere. 

En la valoración y selección de los actores que resulten elegidos para estos programas especiales, deben participar entidades intermedias que interactúen en la seguridad pública en cada municipio.
Para el logro del objetivo de esta iniciativa es necesario por un lado lograr los acuerdos pertinentes con Universidades que brinden la formación en cada una de las áreas requeridas y por otro facilitar a los cursantes la carga horaria necesaria para que alcancen esta formación.

En síntesis, la formación y capacitación asegurara una pronta reconversión de actitudes perniciosas en pos de una mejor imagen y de una aptitud más plena para el desarrollo del programa.

fuente:material del programa comunidades seguras.
la foto es extraída de internet y no tiene que ver con la nota

miércoles, 22 de julio de 2015

FUNCIONES DE LA OEA EN LA SEGURIDAD PUBLICA


PUBLICA ANDRES PENACHINO

El Departamento de Seguridad Pública (DSP) integra la Secretaría de Seguridad Multidimensional de la OEA, y fue creado para diseñar e implementar estrategias orientadas a apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros para afrontar las amenazas –tradicionales y nuevas- a la seguridad pública, en el marco del respeto a los Derechos Humanos.


El DSP desarrolla mecanismos de evaluación, promoción y gestión dirigidos a fortalecer la capacidad institucional de los países de la región, con los cuales coopera en las siguientes áreas: legislación, aplicación de las leyes, prevención, atención a las víctimas y reintegración a la sociedad de los infractores de la ley.


Funciones del Departamento

Diseña e implementa estrategias integrales orientadas a apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros para evaluar, prevenir, enfrentar y responder a las amenazas a la seguridad pública, de manera articulada con las demás dependencias de la Secretaría de Seguridad Multidimensional.

Desarrolla mecanismos de evaluación, promoción y gestión orientados a fortalecer las capacidades institucionales de los Estados Miembros para diseñar e implementar políticas públicas que les permitan atender las necesidades de la población en materia de seguridad pública.

Participa, al título que corresponda, o por delegación, en los órganos políticos de la Organización y, por medio de dicha participación, presenta propuestas, da seguimiento y rinde informes de avance en relación con los mandatos cuya ejecución es responsabilidad del Departamento.

Ejerce, cuando corresponda, como Secretaría Técnica de los Grupos de Trabajo o Comités Consultivos que determinen los instrumentos internacionales o los mandatos consignados en las Resoluciones o las Declaraciones de la Asamblea General o del Consejo Permanente.

Asesora al Secretario General y al Secretario General Adjunto, por medio del Secretario de Seguridad Multidimensional, en relación con los temas de competencia del Departamento, y los representa cuando ellos así lo requieran.

Establece y mantiene relaciones de cooperación con las dependencias de la Secretaría General de la OEA y con instituciones nacionales e internacionales, gubernamentales o no gubernamentales en áreas temáticas relacionadas con el ámbito de su competencia, en coordinación con el Secretario de Seguridad Multidimensional y la Secretaría de Relaciones Externas.

Formula y promueve proyectos de cooperación orientados a fortalecer las capacidades institucionales de los Estados Miembros en materia de seguridad pública y adelanta gestiones para lograr su viabilidad, ya sea a través de la captación de recursos financieros o de asistencia técnica, de manera coordinada con el Secretario de Seguridad Multidimensional y la Secretaría de Relaciones Externas.

Responde ante el Secretario de Seguridad Multidimensional por la planeación, el seguimiento, la comunicación interna, el control y la evaluación correspondientes a los proyectos, programas y actividades cuya ejecución sea responsabilidad del Departamento, así como por la administración de recursos y personal a su cargo, y desarrolla e implementa los procedimientos internos requeridos para tal fin.

FUENTE OEA

sábado, 18 de julio de 2015

POLICIA COMUNITARIA /INTEGRACION / PREVENCION / COOPERACION


POR ANDRES PENACHINO

Las policías modernas están tendiendo a adoptar una combinación de estrategias que fomenten: la integración, la prevención y la cooperación con diferentes sectores de la sociedad. 

En efecto, fueron estudiosos norteamericanos quienes en la década de los años 80 del pasado siglo, coincidieron en afirmar que era necesaria la adopción de este nuevo modelo integral, por medio del cual sociedad y policía adecuadamente articulados identifiquen y busquen soluciones a los problemas que afectan la Seguridad Ciudadana. Este modelo se denominó Policía Comunitaria. 

Gracias a esta combinación, han surgido en diferentes países similares modalidades de Policías Comunitarias, que buscan a través del acercamiento con la ciudadanía un mejoramiento del modelo de seguridad ciudadana.

Hoy, el modelo de Policía Comunitaria ha alcanzado prestigio mundial y no se limita a los Estados Unidos, sino que ha traspasado las fronteras y culturas policiales trascendiendo en los cinco continentes, realidades urbanas y rurales. 
Efectivamente, es posible encontrar programas de Policía Comunitaria en ciudades  de Europa, en Londres, en Bruselas, en Noruega, Francia, España. En Asia,  en Japón Tokio en Kuala Lumpur. En Norteamérica, en Nueva York, San Diego, Orlando, New Yersey y Los Angeles. En Latinoamérica, en San Salvador, San José de Costa Rica, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador.  


Países distintos, policías distintas
  
En todas las sociedades, la policía posee en mayor o menor medida, las características globales del universo social del que proviene y en el que se constituye. 

Es por tal motivo que, el control, las formas de organización y el comportamiento de las fuerzas policiales tienden a diferenciarse en virtud de los distintos grados de cultura cívica que poseen las sociedades, en tanto que las características sociales y la idiosincrasia de cada lugar juegan también un rol preponderante. 

De esta forma cada sociedad transmite a través de sus fuerzas de seguridad, rasgos definidos que tienden a representar de manera homogénea, la idiosincrasia del cuerpo social al cual pertenecen, definiendo posturas, modos de acción y de estilos que se tornan propias de cada sociedad.

 La constitución de las fuerzas de seguridad con sus propios relieves culturales, no solo depende además de las circunstancias sociales de cada conglomerado, sino de las diferentes asignaciones de roles que desde el estado se designan a través de distintas formas de concebir la política.

 Parecería ser que los roles de la policía en las repúblicas democráticas, son diametralmente opuestos a las funciones que desarrollan las fuerzas de seguridad en los países donde los ciudadanos no gozan de los beneficios de la democracia. 

 Desde esta perspectiva, las diferencias son notables en virtud de las funciones que se atribuye y los roles que se les adjudica a la policía en los distintos tipos de gobiernos. Así, en los estados con características totalitarias la función de la policía puede transformarse por completo. En los gobiernos de este tipo, las actividades de servicio a la comunidad que son propia de las fuerzas de seguridad son abandonadas y reemplazadas por el accionar tendiente a sostener el régimen impuesto. 
Terminada la segunda guerra se pudo apreciar, que las policías europeas (las italianas, francesas, inglesas, inclusive las alemanas) se adaptaron con cierta rapidez a sus tareas como servidores públicos, sabiendo interpretar las pautas legales que rigieron en la pos guerra, combatiendo el delito dentro de los códigos que les permitía actuar.  

REFORMA POLICIAL  

Vemos entonces que, las policías trabajan en función de métodos y problemas locales, por lo tanto, no se puede pensar que la extrapolación de sus procedimientos, actividades o soluciones foráneas, puedan solucionar nuestro propio problema de seguridad. 

 Tampoco encontraremos un modelo a adoptar para intentar una reforma radical de nuestros sistemas o modelos policiales, pues en su esencia cada policía es absolutamente diferente a otra, por lo tanto, es inútil buscar la excelencia policial a partir de la adopción de un modelo policial absolutamente diferente, que pareciera dar buenos resultados en algún país. 

 Sin dudas son necesarios los cambios en los diferentes sistemas policiales, pero sin perder su esencia tampoco la identidad de su sistema, deben ir ajustando sus mecanismos en forma permanente, o por lo menos debería ser una practica generalizada, para poder hacer frente a situaciones o realidades dinámicas y cambiantes como lo es el delito.  


EL PARADIGMA DE LA CALIDAD EN LOS SERVICIOS POLICIALES

Diversas teorías, filosóficas, religiones, políticas o experiencias concretas fueron a través del tiempo provocando lentas pero radicales transformaciones en el modo de pensar y actuar de la sociedad.

Cada cambio introdujo una pauta de comportamiento para la época especifica, estableciendo sin buscarlo, un modelo rector de todas las conductas.

Estas pautas consensuadas (inconscientemente) por la comunidad son conocidas como Paradigma, modelo mental que ofrece una interpretación cierta sobre el mundo en que vivimos.

De esta forma dentro del paradigma existen determinados problemas acordes al momento histórico y soluciones que permiten resolverlos. Sin embargo con el tiempo surgen situaciones imprevistas que no tienen respuesta y nuevos interrogantes que nadie puede responder. Es, en ese momento, cuando el paradigma comienza a quebrarse, se abre una brecha que deja a la sociedad vacía de conocimientos validos para comprender y actuar.

Se produce entonces el momento del cambio y el modo de interpretar el mundo que cae al perder utilidad para afrontar el entorno, simplemente porque el pasado se transforma en un impedimento para el presente.

Romper el paradigma implica deshacernos de los prejuicios y buscar una respuesta que permita adaptarse al nuevo mundo sin negar las realidades experimentadas anteriormente, construyendo un nuevo modelo sobre los saberes anteriores reformulando las pautas de pensamiento.

Refiriéndonos al tema que hoy nos ocupa, prefundar un nuevo concepto de calidad de servicios policiales reconoce un nuevo paradigma, cuya consecución implica diversas modificaciones. El futuro de la Policía pasa seguramente por una policía comunitaria, por una policía comunitaria verdadera. 

En este caso también es necesario buscar un sistema policial comunitario que responda a nuestra realidad e idiosincrasia, sin caer en el facilismo de copiar, de trasladar las soluciones de otros para problemas y realidades que, seguramente, no coinciden con las nuestras

La esencia de la policía comunitaria es tener funciones flexibles, innovadoras, que respondan y que se encarguen de los problemas identificados por la comunidad. Este alto nivel de flexibilidad y albedrío demanda que los funcionarios tengan un estructurado marco de trabajo dentro del cual administrar su tiempo y esfuerzo.

Fundamentalmente, este nuevo paradigma provocara un cambio profundo en la forma de concebir el desempeño policial, ubicando al ciudadano en el centro de su actividad.

Dicha premisa supone una policía con la comunidad, por supuesto; supone una policía que está bajo la definición de unos objetivos prioritarios realizados por la comunidad y no por la policía. La Policía Comunitaria no es simplemente un proceso de prestación de servicios policiales, es una filosofía y un concepto desarrollado a partir de la manera en que la policía se relaciona con la comunidad y emprende su trabajo

La policía comunitaria toma como punto de partida las necesidades e intereses de la comunidad a la que presta sus servicios, dentro de su capacidad y los recursos que posee para:

- Responder a las necesidades del cliente;

- Brindar servicios en forma eficiente y efectiva;

- Comprometerse;

- Actuar con transparencia;

- Planificar;

- Establecer prioridades;

- Cumplir objetivos;

- Autodisciplinarse.

Al analizar estos conceptos podemos descubrir que la calidad de los servicios policíacos esta vinculada con el cliente, con el tipo de servicios que brinda, y con los aspectos tanto personales como organizacionales que se descubren en valores (transparencia) como en actitudes (compromiso, disciplina, planificación, priorización).

Consecuentemente, la única opción sensata para un servicio policial eficaz es trabajar en conjunto con la comunidad y sus estructuras para reducir el crimen y el desorden, con un modelo policial “de respuesta” como primer paso para el desarrollo hacia un cuerpo proactivo y de excelencia. 

La tradicional organización “reactiva” esta condenada a llegar siempre después, como una reacción posterior a los “hechos”. 
De ese modo, este tipo de organización muchas veces da falsas sensaciones de suficiencia, al encarar síntomas de la insatisfacción publica mediante declaraciones de nuevas prestaciones de servicios, promesas de mas personal y medios, creación de nuevas unidades que, mas allá de su real utilidad o necesidad, solo sirven para paliar momentáneamente un problema determinado, o superar una crisis.

La tendencia actual, y los modernos enfoques del nuevo modelo policial dan prioridad a las actividades preventivas frente a la criminalidad, en el entendimiento que lo que la sociedad necesita es que “no se produzcan los delitos o las infracciones a la ley”. 
Es así como en la mayoría de organizaciones policiales en el mundo, se van creando Unidades Especializadas de para ejecutar básicamente 

prevención proactiva del delito a través de la prevención situacional del mismo y de alguna manera también acciones de prevención social

En este nuevo enfoque del trabajo policial, la “Prevención Situacional del Delito”, es el que presta mayor atención a la potencial víctima, el potencial delincuente y al entorno en el que se suscitan los hechos delictivos.

Desde esta perspectiva, el Policía sabe perfectamente que un hecho criminal se produce de acuerdo a lo que se denomina “La Cadena del Delito”, es decir cuando confluyen en el tiempo y lugar, el potencial delincuente, la víctima u objeto apropiado y el entorno presenta las mejores condiciones para que se materialice el delito.

En este último enfoque, es donde el Policía puede desarrollar una activa e intensa actividad para prevenir la conducta de los potenciales infractores, para advertir a la víctima o fomentar su propia auto-seguridad, y para trabajar en conjunto con la comunidad para modificar el entorno y hacer más dificultosa la acción delictiva.

En este moderno concepto de aplicación de tareas policíacas se verán beneficiados, 

Los ciudadanos que:

- Sienten que son tomados en cuenta;

- Perciben que se respeta su tiempo, dinero, inteligencia;

- Obtienen lo que necesitan;

- Están convencidos que pueden confiar en la policía.

La policía que puede:

- Trabajar en un ambiente que le permita crecer;

- Sentirse parte de la comunidad con un proyecto común en el que pueden colaborar e influir;

- Que son escuchados, comprendidos y valorados.

  La institución policial:

- Que logra clientes satisfechos con los servicios prestados;

- Que tiene al personal motivado que busca mejorar cada día, optimizando los recursos con los que cuenta;

- Conoce sus metas y es capaz de lograrlas;

- Logra un conocimiento sostenido;

- Aumenta su eficacia y eficiencia en sus funciones (productividad).

Y, en la medida que las sociedades se tornen mas complejas, también se harán mas complejas las labores policíacas, dado que el mantenimiento de la ley y el orden publico se hará mas difícil de lograr, por lo tanto los cambios en la institución deberán ser tan dinámicos como las nuevas formas de delito.

POR: ANDRES PENACHINO
Foto extraída de internet es representativa y no tiene que ver con la nota

miércoles, 15 de julio de 2015

COMANDO UNIFICADO Y LAS OPERACIONES CONJUNTAS



PUBLICA: ANDRES PENACHINO

La noción del comando unificado y las operaciones conjuntas tuvo su origen en la doctrina militar occidental gracias a las tesis del general Eisenhower. Anteriormente, y aunque cueste creerlo, la coordinación entre los llamados ejércitos del mar y de la tierra era escasa en el nivel operativo. Hoy en día, ningún cadete puede salir de las academias si no dispone de una idea clara sobre los principios de la constitución de los comandos unificados. Estos garantizan lo que se conoce en la doctrina castrense como la acumulación de fuerzas en pos de un objetivo común. Parece obvio, pero no siempre esto fue así 
El Manual del Ejército estadounidense establece 9 principios en la realización de la guerra: objetivos, ofensiva, economía de fuerzas, masa, maniobra, unidad de comando, seguridad, sorpresa y simplicidad.

Este documento ha contribuido en buena medida a establecer y divulgar la doctrina militar occidental. El principio de unidad de comando debe ser aplicado en todos los niveles de la guerra “de una forma tal que acumule poder de combate hacia un objetivo común”.

“La unidad de comando significa que todas las fuerzas están bajo la responsabilidad de un comandante”, quien debe buscar la realización del objetivo propuesto a través de todos los medios disponibles.

Desde un punto de vista literario, la unidad de comando fue reflejada por Alejandro Dumás en su obra Los Tres Mosqueteros, cuando aún la noción sobre este particular no había cobrado la forma que adquirió durante la Guerra Fría: “Todos para una, y una para todos”, era la consigna de los espadachines.

El coronel retirado David Jablonsky, profesor de seguridad nacional en el Colegio de Guerra del Ejército estadounidense, precisó que la doctrina de la unidad de comando fue trazada por el presidente Dwight Eisenhower en 1958: “El poder militar de tierra, mar y aire separados se ha ido para siempre (...) Si alguna vez nos involucramos de nuevo en la guerra, la pelearemos con todos los servicios, como si fuera un solo esfuerzo concentrado”. El trabajo en conjunto, argumentaba el mandatario y general retirado, es la llave de la unidad.

Mucho de la incapacidad para dar una respuesta acertada y oportuna al ataque contra la base de Pearl Harbor fue atribuida a la ausencia de un trabajo en conjunto entre los componentes aéreo y marítimo. La conciencia de esta situación, indica el coronel Jablonsky, hizo que prevaleciera en el ámbito político estadounidense la tesis del general del Ejército frente a las esgrimidas por los representantes de la Marina.

Eisenhower argumentaba algo que hoy en día suena obvio, hasta para los oficiales más jóvenes: “Cuando tienes a todos los servicios separados y esperas a que nuestros hombres tengan 50 (años) para que comiencen a conocerse más entre ellos mismos, será muy difícil desarrollar el tipo de juego en equipo que se aplica” en las escuadras de fútbol.

La noción de la unidad de comando supone la existencia de teatros de operaciones bien definidos desde el punto de vista geográfico. Se estima que la decisión sobre la delimitación de tales zonas corresponde a la más alta jerarquía de las fuerzas armadas. Para la ejecución de las operaciones militares en cada una, el Comandante en Jefe nombra a un jefe de Comando Unificado.

El jefe del Comando Unificado debe guiar sus acciones por los principios de la acción conjunta, que implica la concentración y coordinación de medios a la disposición de todos los servicios en la consecución de la meta planteada por las jerarquías superiores. Si esta coordinación no existe o falla, se generan vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por el enemigo en el campo de batalla.

Las fuerzas militares estadounidenses han dividido al mundo en cinco comandos unificados: el de Europa, el Central (Mediterráneo y Cuerno de Africa); el del Pacífico; el del Sur (Centro y Suramérica) y el del Norte, creado luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que abarca a Canadá y el propio territorio de EE.UU.

Pero las demás fuerzas militares crean sus propios comandos unificados para actuar en teatros de operaciones específicos. En las islas Malvinas, por ejemplo, los argentinos constituyeron uno para el conflicto bélico con el Reino Unido. En la frontera con Colombia, Venezuela creó dos teatros de operaciones militares para afrontar a los grupos insurgentes. Todo depende, por supuesto, de las prioridades establecidas por el poder civil. Se supone que la acción militar desplegada en los teatros de operaciones conjuntas debe ir acompañada de una acción diplomática. De lo contrario, será un esfuerzo totalmente estéril. 
FUENTE: INTERNET
FOTO DEL GENERAL DE 5 ESTRELLAS EISENHOWER

lunes, 13 de julio de 2015

EL DELINCUENTE HA ROTO TODOS LOS CODIGOS.



POR ANDRES PENACHINO

LA NOTICIA: Matan a un joven de 20 años para robar un auto. Fue en Villa Sarmiento, partido de Morón. La víctima estaba haciendo tiempo para ir a bailar junto a tres amigos. Cuatro ladrones armados los asaltaron: le pegaron un tiro en la nuca.Los cuatro jóvenes estaban haciendo tiempo adentro del Volkswagen Gol de uno de ellos para luego ir a bailar. Todo era charla y risas en el coche. Hasta que de golpe aparecieron al menos cuatro ladrones armados, los bajaron del vehículo y los obligaron a tirarse al piso. Antes de escapar, uno de los delincuentes, sin motivo aparente, ejecutó de un tiro en la nuca a una de las víctimas, Maximiliano Leandro Bianchi, de 20 años.
Fuente: Diario Clarín


NUESTRA OPINION

En todas sus manifestaciones, la violencia delictiva, desde el simple arrebato de un celular, el robo de la cartera a una anciana, o un asalto a un domicilio, la delincuencia ejecuta su accionar con una violencia totalmente desmedida. 
Por caso, ayer asesinaron a un chico de 20 años para robarle el auto en Buenos Aires.

Y este es un tema que hoy mas preocupa a la sociedad toda, pues cada ves es mas frecuente la culminación del episodio con la muerte de la victima.

Hace mas de unos años escribíamos una nota sobre el tema que hoy nos ocupa, cuyo titulo fue ¿estamos en guerra?. 

Hoy preguntamos ¿se han roto los códigos?

Sin dudas ya no existen códigos, ni los escritos para preservar a la sociedad, ni aquellos que todos respetaban por ser ancestrales y dignos de confianza.
Alguien, en algún momento saco los pies del plato, y encima rompió el plato. 

Esos códigos que nacen de lo mas profundo de nuestro sentido de supervivencia, que nos hacían respetar el no hagas a otros lo que no quieres que te hagan.

Para el delincuente, el sentido de la vida ha sido reemplazado por el culto de la muerte.

Ya no importa la vida ajena, menos la propia. 

Aquellos uniformados que en algún momento han tenido la enorme desgracia de enfrentarse cara a cara y “arma” en mano con la delincuencia, "y ha podido contarla", suponemos que todos deben haber recibido las dos mismas manifestaciones por parte de los cacos en el medio del enfrentamiento, la primera: 

“matame, me haces un favor!, cuando los tantos ya no estaban del lado del caco, y lo peor, y que va mas enserio, fue escucharles gritar en el medio de la refriega. !Ya estoy jugado!, !No pierdo nada! !O me matas o te mato!.

Este tipo de sucesos acontecen cada ves mas frecuentemente porque, para la mayoría de los delincuentes la vida es algo sin importancia por eso les da lo mismo matar que morir.

Pero cuando la suerte esta del lado del caco, hacen sufrir a la víctima por puro placer. Buscan los medios mas horribles que encuentran a la mano para causar dolor.

No es la cultura tumbera del sufrimiento carcelario, ni las “malas” que pudieron pasar allí dentro.
Es cierto que una requisa en busca de armas tumberas dentro de una penitenciaria, no es un juego de rayuela, ni una estadía en un solitario es algo aconsejable para el reuma.

El verdadero sufrimiento de una paliza, aun propinada por los propios internos, es la impotencia de no poder defenderse y el saber que no hay ayuda posible. Y las razones siempre existen así sea por el solo hecho de haber violado la tenue línea del código tumbero.

La mayoría de los delincuentes “pesados” que hoy pululan en nuestra sociedad, probaron el rigor de la disciplina carcelaria hasta convertirse en dóciles internos que evitaban a toda costa el castigo.
Pero, contar historias truculentas al entorno, de cómo se la “bancaron”, crea prestigio. 

En sus nuevas fechorías, sin dudas agregan una cuota de sadismo que le dará mayor “brillo” a su faena. Y por supuesto más respeto entre los perejiles que no se animaran a discutir nada. A obedecer con premura y a facilitar cualquier cosa.

Un ejemplo reciente es el caso en que torturaron a la victima del robo con una plancha caliente.

Y la premisa es; “hay que demostrar todo el sadismo que se pueda para mantener el prestigio”. 
No basta con la anulación de la defensa por la supremacía de la fuerza. Hay que doblegar a la victima, reducirla a servidumbre, bardearla en el argot carcelario.

Y si se cruza la “gorra” negociar con los de los derechos humanos para sacarla barata.

Hoy una toma de rehenes, es la consecuencia de no haber podido escapar del lugar del hecho. 

Ello no agravara en nada el hecho principal, solo bastara pedir que venga el juez o el fiscal, una cámara de TV que ya saben no se podrá negociar, la llegada de un familiar directo para buscar al abogado amigo, mientras esperan que los provean de pizza y gaseosas, para discutir (con la panza llena) un par de horas con el negociador de turno.
Ninguno de los secuestradores le teme a los franco tiradores que aseguran el lugar, saben que la ¡justicia legítima¡ esta atenta a este tipo de hechos y la orden es NO TIRAR
Y si todo termina con los cacos entregándose, habra un breve discurso de algún funcionario diciendo, “todo salio bien”. No hubo muertos ni heridos, total, los traumas que arrastren las victimas no se notan.
FUENTE: BIBLIOTECA DEL PROGRAMA COMUNIDADES SEGURAS

jueves, 9 de julio de 2015

HOY SE CELEBRA EL DIA DE LA INDEPENDENCIA EN ARGENTINA



PUBLICA ANDRES PENACHINO

El 24 de marzo de 1816 fue finalmente inaugurado el Congreso en Tucumán. El porteño Pedro Medrano fue su presidente provisional y los diputados presentes juraron defender la religión católica y la integridad territorial de las Provincias Unidas. Entretanto, el gobierno no podía resolver los problemas planteados: la propuesta alternativa de Artigas, los planes de San Martín para reconquistar Chile, los conflictos con Güemes y la invasión portuguesa a la Banda Oriental, entre otros. 

Finalmente, cuando San Martín llamaba a terminar definitivamente con el vínculo colonial, una comisión de diputados, integrada por Gascón, Sánchez de Bustamante y Serrano, propuso un temario de las tareas que debía acometer el Congreso, conocido como “Plan de materias de primera y preferente atención para las discusiones y deliberaciones del Soberano Congreso”, que a continuación reproducimos. 

El 9 de julio de 1816, el mismo día en que se aprobó el temario, se resolvió considerar como primer punto el tema de la libertad e independencia de las Provincias Unidas. Los diputados no tardaron en ponerse de pie y aclamar la Independencia de las Provincias Unidas de la América del Sud de la dominación de los reyes de España y su metrópoli. 

Acta de independencia

En la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán a nueve días del mes de julio de mil ochocientos diez y seis, terminada la sesión ordinaria, el Congreso de la Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto, y sagrado objeto de la independencia de los pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio entero por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España. Los representantes, sin embargo, consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, la de los pueblos representados y la de toda la posteridad. A su término fueron preguntados si querían que las provincias de la Unión fuesen una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli. Aclamaron primero, llenos del santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su unánime voto por la independencia del país, fijando en su virtud la determinación siguiente: 

“Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en Congreso General, invocando al Eterno que preside al universo, en el nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia, que regla nuestros votos, declaramos solemnemente a la faz de la tierra que, es voluntad unánime e indudable de estas provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojadas, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican, comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo el seguro y garantía de sus vidas, haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación, y en obsequio del respeto que se debe a la naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración.” 

”Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios. – Francisco Narciso de Laprida, presidente. –Mariano Boedo, vice-presidente, diputado por Salta. –Dr. Antonio Sáenz, diputado por Buenos Aires. – Dr. José Darregueyra, diputado por Buenos Aires. – Dr. Fray Cayetano José Rodríguez, diputado por Buenos Aires. – Dr. Pedro Medrano, diputado por Buenos Aires. – Dr. Manuel Antonio Acevedo, diputado por Catamarca. – Dr. José Ignacio de Gorriti, diputado por Salta. – Dr. José Andrés Pacheco Melo, diputado por Chichas. – Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante, diputado por la ciudad y territorio de Jujuy. – Eduardo Pérez Bulnes, diputado por Córdoba. – Tomás Godoy Cruz, diputado por Mendoza. – Dr. Pedro Miguel Aráoz, diputado por la capital del Tucumán. – Dr. Esteban Agustín Gazcón, diputado por Buenos Aires. – Pedro Francisco de Uriarte, diputado por Santiago del Estero. – Pedro León Gallo, diputado por Santiago del Estero. – Pedro Ignacio Ribera, diputado de Mizque. – Dr. Mariano Sánchez de Loria, diputado por Charcas. – Dr. José Severo Malabia, diputado por Charcas. – Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, diputado por La Rioja. – L. Jerónimo Salguero de Cabrera, diputado por Córdoba. – Dr. José Colombres, diputado por Catamarca. – Dr. José Ignacio Thames, diputado por Tucumán. – Fr. Justo Sta. María de Oro, diputado por San Juan. – José Antonio Cabrera, diputado por Córdoba. – Dr. Juan Agustín Maza, diputado por Mendoza. – Tomás Manuel de Anchorena, diputado de Buenos Aires. – José Mariano Serrano, diputado por Charcas, Secretario. – Juan José Paso, diputado por Buenos Aires, Secretario”. 


"Hemos guardado un silencio bastante parecido a la estupidez. Ya es tiempo de levantar el estandarte de la libertad en estas desgraciadas colonias, adquiridas sin el menor título y conservadas con la mayor injusticia y tiranía."

Bernardo de Monteagudo