jueves, 30 de octubre de 2014

LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS


POR. ANDRES PENACHINO

La Seguridad Nacional, refiriéndonos al aspecto interno, esta sustentada sobre cuatro pilares: la Justicia, el Servicio Penitenciario, la Policía y la Población. Los integrantes de este último basamento, no pueden intervenir activamente en la: planificación, organización, dirección, coordinación y control de los tres primeros. La Constitución es muy clara al respecto, el pueblo no gobierna ni delibera sino por medio de sus representantes, que son los encargados de establecer las leyes de su organización y los órganos de aplicación. Solo pueden sugerir, recomendar por los medios, elevar propuestas que es la única forma de colaborar.
Pero como ciudadanos reivindicamos la cuota de responsabilidad, compromiso y colaboración que asumimos. 

Sin el apoyo de la población, muy poco pueden hacer los poderes encargados de velar por nuestra seguridad. En principio por que el gran debate sobre una política de Estado en materia de seguridad no se ha dado. Para algunos se trata de un acuerdo superestructural, entre los partidos mayoritarios, entre los representantes que carecen de la capacidad técnica que el momento exige, de la información necesaria para interpretar una realidad, que no puede basarse solamente en estadísticas y de un divorcio total entre la población y su investidura. 

Es por ello que cuando se plantea la necesidad de enfrentar una situación de excepción, resulta imprescindible adoptar medidas adecuadas y consensuadas con la Población. Y ésta desacostumbrada a ser consultada, adopta medidas extremas, extemporáneas y en algunos casos trágicas, como armarse en legítima defensa o generar conflictos localizados y violentos, tales como las ultimas pobladas, Arequito, etc.
La defensa es legítima cuando se ejerce en la conservación del bien más preciado que es la vida, o en salvaguardia del bienestar general. Pero también es cierto que cualquier medida que se adopte para su defensa debe analizarse en función de la emergencia. Y para ello las medidas pre-emergentes, son las que mejores resultados dan. La prevención en consecuencia es la mejor defensa. 
El mejor de los delitos es aquel que no se comete.

Para que ocurran menos delitos es necesario elaborar una serie de pautas de prevención basadas en el concepto de que la solidaridad es la herramienta fundamental de su propia seguridad. 
Para ello el valor del barrio, del pueblo como la Patria Chica, el reconocimiento al afecto de los vecinos, como los parientes que elegimos para convivir, la confianza en los encargados de nuestro cuidado, deben recobrarse a toda costa. Porque el riesgo de perderlos es el fracaso del Estado Nación. 
Y por eso es necesario crear una política de Estado, que esté más allá de un mandato, de un mezquino interés político o de una apetencia sectorial o corporativa.

Desde nuestra modesta posición de ciudadanos debemos comprometernos en esta lucha por el bienestar común por la seguridad, y ya no vale escudarse en el “no sabe, no contesta”, “no me incumbe, no te metas”. La delincuencia no discrimina, no separa en rubios o morochos, de River o de Boca, unitarios o federales, todos podemos ser víctimas de su latrocinio. Y si hasta hace muy poco la perdida se podía justipreciar en tal o cual valor. Hoy una vida vale menos que un estéreo. 

La primera premisa en consecuencia es la defensa común, la solidaridad como herramienta fundamental del que hacer cotidiano. Donde una ofensa, un ataque, una tropelía cometida contra cualquier integrante de la sociedad es un ataque a la comunidad. Este espíritu de cuerpo imprescindible para la prevención, conlleva al intercambio de ideas, sugerencias y planes de contención que hacen más efectiva la protección colectiva que el “sálvese el que pueda”. 

Un frente unido ante la delincuencia, ofrecerá también un bloque de opinión para peticionar ante las autoridades, exigir a nuestros representantes y apoyar a quienes son nuestro brazo armado.
Es la sociedad toda la que debe enfrentar a la actual ola delictiva y asumir la cuota de responsabilidad que le corresponde.
LA RESPONSABILIDAD NO SE DELEGA SE ASUME. LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS
ANDRES PENACHINO

miércoles, 29 de octubre de 2014

COMO PREVENIR EL ABUSO SEXUAL INFANTIL


PUBLICA: ANDRES PENACHINO


¿Qué es el abuso sexual infantil?

El abuso sexual se da cuando un adulto o un menor de mayor edad obliga a un niño a mantener contacto sexual. 

Para lograr su objetivo, el abusador puede emplear la fuerza física, un soborno, amenazas o aprovecharse de la ingenuidad de la criatura.

Se considera abuso sexual infantil por parte de un mayor u otro menor a los siguientes actos:

* Tocar los genitales de un niño

* Hacer que un menor acaricie los genitales

* El contacto con los genitales de un niño mediante la boca

* Acariciar al niño con los genitales

* Penetrar vaginal o analmente a un menor

* Mostrarle el pene o la vagina a un niño

* Poner en contacto al niño con pornografía

* Hacer participar a un menor de producciones pornográficas


¿Son comunes los casos de menores víctimas de abuso sexual?

Lamentablemente sí. Se da más frecuentemente de lo que las personas creen. Según las estadísticas, una de cada cinco mujeres y uno de cada diez varones aseguran haber sido víctimas de abuso sexual durante la infancia. 

¿Quiénes son las personas que potencialmente pueden abusar de los niños?


Lo habitual es que los victimarios sean adultos o niños mayores que forman parte del entorno social del abusado. 
En ocho de cada diez casos denunciados, los niños aseguran conocer a abusador quien, por lo general, es una persona en la que confiaban.


¿Cómo me doy cuenta si mi hijo es víctima de abuso sexual?

La mayoría de los padres creen que sus hijos les contarán a ellos o a otro mayor en caso de que alguien los violentara sexualmente. 
Lamentablemente esto no siempre es así y se debe a que los abusadores suelen amenazar o convencer a los niños para que no cuenten lo sucedido. 
Por su parte, el menor puede sentirse responsable por haber sido abusado, creyendo inclusive que será castigado si es descubierta la verdad.

Sin embargo, si el niño decide contarlo lo hará de una manera muy confusa. Probablemente elija contárselo a un amigo, quien a su vez se lo relatará a sus padres. 
Sólo son capaces de hablar de lo sucedido aquellos niños a los que previamente se les ha hablado sobre el tema ya sea en su casa o en la escuela. 
Por lo antes expuesto, los padres deberán estar atentos a los cambios en el comportamiento de sus hijos.


¿Cuáles son los síntomas psicológicos del abuso sexual?

* Manifiesto temor por parte del niño a una persona (inclusive el padre o la madre) o a permanecer en determinados lugares

* Reacciones anormales al ser indagado acerca de si fue tocado por alguien

* Alteraciones del comportamiento (como orinarse en la cama)

* Evitar realizar sus deposiciones

* Pesadillas frecuentes

* Protagonismo repentino de su genitalidad


¿Cuáles son los síntomas físicos del abuso sexual?

* Secreciones no habituales en el ano o la vagina

* Manifestaciones de dolor en el ano o en los genitales

* Enrojecimiento o sangrado en la vagina o en el pene

* Surgimiento de enfermedades de transmisión sexual (chlamydia, gonorrea, etc...)

* Infecciones urinarias frecuentes (en las niñas)

* Embarazo

¿Qué debo hacer si mi hijo me cuenta que sufrió abuso sexual?

En primer término debés escuchar al niño con toda la seriedad que el caso amerita, sobre todo considerando que los niños suelen ignorar aquellas cuestiones que los hace sentir incómodos. 
Cuando un menor que denuncia el estar siendo abusado es ignorado por sus padres o éstos no le creen, no considerando el pedido de ayuda, es común que el niño no se arriesgue a mencionar nuevamente el problema.
Esta situación pone en riesgo al niño de sufrir abusos reiterados durante meses o años.
Por ello, es crucial que le expliquen la importancia de hablar acerca de aquellos sentimientos incómodos. 

Escuche con suma atención los motivos por los cuales no contó la situación antes y dejele totalmente en claro que, bajo ningún concepto, lo sucedido es su culpa. 

Demuéstrele todo su amor, bríndale tranquilidad y asegúrese de que quede claro que usted va a ayudarlo. 
Si la situación lo enoja, esfuerzese para que su hijo sepa que ese sentimiento, de ningún modo, está dirigido a él. 
Exprésele reconocimiento a su valentía por habérselo contado y muéstrele que comprende su temor, sobre todo si fue abusado por un familiar o una persona cercana a la familia.

Un aspecto de vital importancia, una vez enterada del asunto, es que lleve al niño al pediatra. 
Este deberá revisarlo y descartar que existan lesiones de algún tipo o haya contraído alguna enfermedad. 
También recomendamos que lleve al menor a una consulta con un psicólogo. 

Si mi hijo sufrió abuso sexual, ¿debo realizar la denuncia en la policía?

Sí. Reportar el abuso ante las autoridades pertinentes ayudará al menor a sentirse protegido. 
Además, el acto de realizar la denuncia formalmente ante la ley dejará en claro al menor que fue una víctima y que debe contar su verdad sin avergonzarse de ello.


¿Cómo hablar con los niños sobre el tema del abuso sexual?

Según Jill Starishevsky, fiscal neoyorquina especialista en casos de abuso infantil y crímenes sexuales y autora del libro "Mi cuerpo me pertenece", el primer paso para resguardar la salud sexual de un niño es que los padres rompan con sus propios tabúes en torno a la sexualidad de sus niños y puedan de a poco hablar sobre el abuso sexual como una extensión del tema.

En ese libro, uno de los pocos que trata el tema del abuso sexual en un lenguaje adaptado para niños entre los 3 a 8 años de edad, Jill asegura que la primera herramienta para prevenir el abuso sexual es enseñarle a los niños desde temprana edad que su cuerpo es suyo. 
Y que nadie puede tocarlo, ni incomodarlo ni hablar sobre sus partes privadas.

¿Cómo puedo prevenir el abuso sexual infantil?

De acuerdo con lo aconsejado por la Academia Americana de Pediatría, es recomendable considerar los siguientes aspectos:

1) Diálogo: Expliquele a su pequeño qué es el abuso sexual. Si la escuela a la que asiste le da información sobre esto, conversa con él sobre lo que allí aprende.

2) Partes privadas: Enseñele las partes privadas del cuerpo y los respectivos nombres de esas partes. Comentele que su cuerpo le pertenece y enseñale a pedir auxilio ante una situación en la que se sienta violentado.

3) Ponga atención: Preste suma atención si su niño desea comentarle algo y, más aún, si hacerlo le resulta difícil.

4) Entorno: Tomese tiempo para conocer a los adultos y a los niños que pasan mucho tiempo con su hijo. Realice visitas inesperadas a los lugares en lo que deja a su niño para que lo cuiden.

Mediante estos consejos y a través de la cercanía, la atención y la observación de su hijo, quizás evite un problema que puede marcar al niño para toda la vida.
FUENTE: FORO DE LOS PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD


lunes, 27 de octubre de 2014

CUANDO EL 911 ES OPERADO POR PROFESIONALES


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Mujer llama al 911 para ordenar pizza y el operador descifra su verdadero mensaje.

Parecía una broma pero en realidad nunca lo fue. El oficial implicado, según un reporte del diario británico The Independent, tuvo la intuición suficiente como para no tomar aquella llamada como una de las tantas bromas que los servicios policiales reciben a diario.
- 911, ¿dónde es la emergencia?
- 123 Main Street.
- Ok, ¿qué ha ocurrido?
- Me gustaría pedir una pizza.
- Señora, ha llamado al 911.
- Sí, lo sé. ¿Me podría traer una grande, mitad pepperoni, mitad champiñones y pimientos?
- Ummm…, lo siento. ¿Usted sabe que ha llamado al 911?
- Sí. ¿Sabe cuánto va a demorar?
- Ok, señora. ¿Está todo bien allí? ¿Tiene una emergencia?
- Sí.
- ¿…y no puede hablar porque hay alguien en la habitación con usted?
- Exactamente. ¿Cuánto tiempo demorará?
- Tengo un oficial a una milla de su ubicación. ¿Hay armas en su casa?
- No.
- ¿Puede permanecer en el teléfono?
- No. Nos vemos luego. Gracias.
De acuerdo con el testimonio del operador, apenas colgó el teléfono revisó el historial policial de la dirección de la mujer y descubrió que desde allí mismo se habían reportado múltiples actos de violencia doméstica, por lo que no le quedó ninguna otra duda al respecto.
Y en efecto, cuando los agentes llegaron se encontraron en el apartamento a una pareja: la mujer presentaba contusiones y el hombre se hallaba en estado de embriaguez. Mientras el hombre era arrestado, ella les explicó a los oficiales que su novio llevaba un buen rato golpeándola.
“Comprendí que ella había sido muy lista al emplear aquel truco –declaró el operador del 911 cuando fue informado de lo acaecido-. Definitivamente una de las llamadas más memorables que yo haya recibido.”
Algo ligeramente parecido ocurrió en 2011 en la ciudad de Memphis, Tennessee. La señora Jean Wilson, de 82 años, llevaba tres años seguidos, día tras día, ordenando una pizza en la misma sucursal de Domino's Pizza más cercana a su domicilio. De hecho, su orden siempre era la primera de la mañana.
"Ella siempre pide una pizza grande y fina de pepperoni con dos coca-colas de dieta," declaró a la cadena KTRE Susan Guy, la responsable de la entrega.
Tal era el hábito entre los empleados del establecimiento, que el día en que ella se ausentó se dispararon las dudas y los temores. Pasó un sábado y la llamada de la clienta no llegaba; luego un domingo…, pero al día siguiente Guy decidió acercarse a la casa y observar por las ventanas, hasta que al fin comprendió que algo raro estaba ocurriendo.
Tras una llamada a Emergencias, la casa fue abierta a la fuerza y la señora fue extraída de su domicilio para ser hospitalizada. Luego se supo que la anciana se había caído en la mañana del sábado y que había permanecido postrada, con la cadera fracturada, sin que nadie la escuchara, el resto del día y la totalidad de las horas del domingo.
Esta vez la suspicacia de los empleados de la pizzería le había salvado la vida.
FUENTE: INTERNET.


LA INFORMACION ES PRIMORDIAL

POR ANDRES PENACHINO

El triunfo de David sobre Goliat derribado por un guijarro en la frente, y luego decapitado por su propia espada, se convirtió en el símbolo del triunfo del pequeño sobre él más grande.

El relato bíblico en Samuel I, capítulo 17 se lee: Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat, que tenía una altura de seis codos y un palmo… El secreto de la caída de Goliat se puede hallar en un plano más terrenal, una enfermedad que le ocasionó una visión periférica severamente dañada.

Afirma el profesor Vladimir Berginer de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Ben Gurión, que la altura de Goliat, tres metros en medidas actuales, solo puede provenir de una enfermedad llamada acromegalia, La acromegalia es un desorden que resulta de la producción en exceso de una hormona de crecimiento.

Las personas que no son tratadas pueden crecer en exceso (gigantismo). Uno de los efectos de esta enfermedad neuro endocrinológica es la visión periférica defectuosa, mejor conocida como visión de túnel.

La información es primordial

Lo más probable es que David haya obtenido “información” que Goliat realmente sufría de algún mal que impedía la visión lateral, y conociendo este flanco débil se acercó a Goliat desde el costado y aprovechando su punto ciego, le lanzo el guijarro en la cabeza al Gigante Filisteo, quien, antes del día fatal en que desafió a los ejércitos de Israel, había ganado tan resonantes victorias con su lanza, y se había hallado a sí mismo tan completamente a prueba de armas hostiles con su panoplia de casco y coraza, grebas y escudo, que ya no podía concebir ninguna otra clase de armamentos, creyéndose invencible con el suyo.

Si consideramos a la inteligencia y al conocimiento como el arma contra el delito, el narcotráfico, el delito transnacional y el terrorismo, las organizaciones destinadas a la seguridad interior y a la defensa nacional deberán sufrir una rápida transformación que les permita hacer frente a los nuevos desafíos.
Los estados nacionales deben analizar en forma objetiva sus fortalezas y debilidades para enfrentar las amenazas emergentes. El estado nacional posee organizaciones destinadas a la defensa y a la seguridad. Estas generan conocimientos que muy pocas veces se comparte; un sistema de compartimentos estancos anula la capacidad para concentrar el esfuerzo en una única dirección. Diferentes agencias persiguen sus objetivos aislados de sus pares, eludiendo un conocimiento integrador.

Organizaciones estáticas, burocráticas, difícilmente puedan enfrentar organizaciones flexibles, descentralizadas, con elevado nivel de adaptación y un flujo de información importante mediante modernos sistemas de transmisión de datos
Las organizaciones del estado deben, a la luz del nuevo escenario, evaluarse a sí mismas y generar el cambio. Las redes del delito en todas sus formas sólo podrán ser vencidas por las redes del conocimiento de los estados nacionales.

Es muy importante definir el concepto de empleo de la policía en el nuevo escenario. La policía constituye el principal instrumento que poseen los gobiernos para desarrollar su política de seguridad pública. Las organizaciones policiales cumplirán un rol destacado en la lucha contra el delito, porque será muy difícil distinguir entre, el crimen, las mafias, el terrorismo y otras amenazas emergentes que se desplazan por la línea que separa la seguridad interior de la defensa nacional, también deberán conformar de una red de prevención en contacto con la comunidad. La observación permanente permite identificar las conductas no rutinarias, indicios de posibles acciones terroristas.

El conocimiento de la comunidad en la cual el policía ejerce su función de prevención es la principal arma de la organización en la lucha contra el terrorismo. Las amenazas emergentes, entre ellas el terrorismo, imponen nuevas exigencias para las cuales estas organizaciones deberán prepararse. La capacitación concebida como un proceso dinámico, flexible y la tecnología como un medio, constituyen herramientas decisivas en el diseño de una nueva estrategia.

Las organizaciones delictivas que trabajan en red con flexibilidad y capacidad de adaptación deben ser enfrentadas por organizaciones de similares características pero con la superioridad del factor distintivo: el conocimiento.

Sólo las “naciones inteligentes” podrán enfrentar con éxito las nuevas amenazas. La inteligencia no radica en el conocimiento individual de sus ciudadanos sino en la capacidad para integrar una red en la cual la información/conocimiento fluya con la rapidez necesaria para acelerar los ciclos de decisión que permitan anticiparse en la acción.
El verdadero desafío emulando a David, es el de concebir la batalla futura a partir del abandono de la concepción actual en el que obtendrán la victoria aquellos que eviten convertirse en el Goliat del nuevo siglo.
Andres Penachino

sábado, 25 de octubre de 2014

TEORIA ACTIVIDAD RUTINARIA


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

El delito y nuestra actividad rutinaria
La idea de que el delito es aleatorio es una mentira que nos puede afectar de múltiples maneras. La verdad es que los delincuentes son oportunistas y nosotros con nuestros comportamientos y actitudes, generalmente creamos la oportunidad para ser victimizados.

Una de las grandes aportaciones de los teóricos y estudiosos del fenómeno de la criminalidad es justamente la que tiene que ver con la oportunidad. La teoría de la oportunidad o de la actividad rutinaria como suele conocerse, tiene que ver con el estudio de las acciones y actitudes, tanto de las víctimas como de los victimarios, antes, durante y después de cometido el delito. Y estas actitudes se fijan en tiempo y espacio.

Es a partir de dicho estudio que se encontró que para que suceda un delito deben ocurrir tres cosas en tiempo y espacio: Debe existir un objetivo conveniente (una víctima que puede ser una persona, un objeto o un lugar). No existe un guardián o vigilante que pueda prevenir que el delito se cometa y finalmente se da la presencia de un delincuente motivado.

Es importante señalar que el delito no se da si existe un guardián que evite que el delito se cometa, es decir, si existe algo o alguien que haga que no se dé la oportunidad en ese tiempo y espacio, para que el delito suceda.
Ante la ausencia de guardia o vigilante natural, entonces lo que queda para evitar que un delito suceda es que pongamos atención en nuestra propia actividad rutinaria y mantengamos las condiciones máximas de atención y cuidado, es decir, desarrollemos buenos hábitos de seguridad que harán que los delincuentes no nos eligan como sus víctimas potenciales.

Pensar acerca de los riesgos que se corren con nuestro comportamiento antes de ponernos en riesgo es la esencia de protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias;situación que puede aprenderse y practicarse todos los días. La cuestión es sencilla: simplemente ANTES DE REALIZAR CUALQUIER ACTO COTIDIANO DEBEMOS OBSERVAR A NUESTRO ALREDEDOR Y PENSAR SI NO ESTAMOS CREANDO LA OPORTUNIDAD PARA SER VICTIMIZADOS.

Nuestras acciones y reacciones cotidianas son producto de un largo condicionamiento social. Así, muchos de nosotros pasamos por alto algunos actos que pueden llamar la atención de un posible depredador que está buscando una oportunidad para cometer sus fechorías. No nos fijamos cuando contestamos el celular en cualquier parte u observamos nuestro valioso reloj de pulsera en cualquier ambiente, o sacamos más dinero del necesario para pagar una cuenta pequeña. Es ahí cuando estamos poniendo en riesgo nuestra integridad.

Debemos aprender que NUESTRA SEGURIDAD DEPENDE DE NOSOTROS MISMOS y que, a veces, basta con que modifiquemos ciertas conductas rutinarias para tomar control sobre nuestra propia seguridad. No se trata de dejar de hacer cosas por miedo a la delincuencia, se trata de que las que hagamos las hagamos pensando en no proporcionar oportunidad para ser victimizados.

*Por ejemplo, aunque traigamos más dinero del necesario para los gastos del día, no ponerlo todo junto, sino separar lo del transporte, lo de la comida, lo que vamos a gastar en el cine, de tal manera que nunca exhibamos la totalidad del dinero que traemos.

*La mejor forma de evitar ser víctima de un delito es observar nuestro entorno y no confiarnos.

Si nos encontramos en algún lugar (tiempo y espacio) en donde notamos que no existe algún vigilante adecuado (natural o no) entonces de inmediato debemos ponernos más en guardia respecto de nuestras acciones para no proporcionar oportunidad a los delincuentes de escogernos como sus víctimas potenciales.
Cabe señalar que un guardia o vigilante natural puede ser una persona motivada cuya sola presencia pueda disuadir a los delincuentes, pero también puede ser un sistema de circuito cerrado (cómo los existentes en algunos comercios) o una cámara como las que ha colocado el Gobierno del Distrito Federal en múltiples sitios de nuestra Ciudad.
Puede ser el vendedor de periódicos o el que vende tacos en la esquina y cuyo interés está en evitar que los delincuentes molesten a sus posibles clientes.
Asimismo, es posible que exista un guardia presente, pero que éste no sea eficiente, o que exista una incapacidad numérica, o que este mal ubicado. En cualquiera de estos casos debemos extremar precauciones y tener actitudes personales que persuadan.

No olvides que el delito se da cuando el objetivo (la víctima) está desprotegido por un guardián ineficaz o inexistente y existe algún delincuente motivado. Esto se conoce como el triángulo de la criminalidad.

En la figura puede verse que el delito se da cuando existe un agresor motivado, una víctima potencial y un lugar (oportunidad en tiempo y espacio) desprotegido. Así para evitar el delito, el lugar necesita un responsable (vigilante motivado, natural o no) que proteja el sitio, un vigilante o guardián que proteja a la víctima potencial (este puede ser la propia víctima, que con sus actos disuada al agresor) y finalmente un controlador del agresor.
En este sentido la teoría de la actividad rutinaria observa al delito desde el punto de vista del delincuente. El delito sólo puede suceder cuando el probable delincuente piensa que existe un objetivo conveniente y se da la ausencia de un guardián capaz o el que existe, desde el punto de vista del probable delincuente, es ineficiente.
Es la evaluación de esta situación por el probable delincuente la que determina cuando se comete el delito.

Cuando nosotros empezamos a pensar en nuestra seguridad, entonces tomamos control sobre nuestro entorno y formamos buenos hábitos que nos colocan en la posición de ser nuestros propios guardianes.
Bajo esta circunstancia, no nos ponemos a nosotros mismos en riesgo ya que pensamos en las posibilidades ambientales de ser víctimas del delito y evitamos aquellas situaciones que nos colocan en posición débil.
Necesitamos expandir nuestros esquemas de seguridad y convertirlos poco a poco en parte de nuestra vida rutinaria. Necesitamos formar hábitos que protejan a nuestras propias vidas sin importar el sitio en que nos encontramos.

1. Antecedentes

La Teoría de la Actividad Rutinaria (TAR) es una de las principales teórias de la "criminología ambiental" que fue desarrollada por los criminólogos Lawrence Cohen y Marcus Felson, quienes han trabajado durante muchos años sobre la teoría de la prevención del delito. TAR establece que para que un delito ocurra, deben estar presentes 3 elementos. TAR incorpora el "triángulo de la criminalidad" el cual se conoce también como el "triángulo de análisis del problema" TAP

2.Características

TAR establece que cuando un delito ocurre, hay 3 cosas que suceden en el mismo tiempo y espacio:
Esta disponible un objetivo conveniente
hay ausencia de un guardian capaz que pueda prevenir que el delito suceda
existe la presencia de un probable, y motivado, delincuente
Objetivo conveniente
La primera condicíón para el delito es que exista un "objetivo conveniente". Esta palabra fue escogida cuidadosamente, en lugar de otras como "víctima"
Existen 3 categorias principales de objetivos. Asi un objetivo puede ser:
- una persona
- un objeto
- un lugar
Existen muchos objetivos potenciales rodeándonos, pero no todos de ellos son convenientes. Se utilizan dos acronimos para describir a los objetivos convenientes:

1. VIVA: Valor, Inercia, Visibilidad, Accesibilidad

2. DDURAV: Disponible, Disfrutable, Utilizable, Removible, Accesible, Valioso
Los objetivos a menudo suelen ser los mismos.
No importa que tan conveniente sea un objetivo, el delito no ocurrirá a menos que se de la ausencia de un guardian capaza y este presente un probable delincuente.
Ausencia de un guardian capaz

La segunda condición es que se de la ausencia de un guardian capaz cuya presencia pueda disuadir de que se lleve a caboal delito.
Un guardian capaz tiene un "elemento humano", este es usualmente una persona cuya mera presencia pueda persuadir a los delincuentes potenciales de no cometer el delito. Un guardian capaz puede ser tambien un sistema de Circuito Cerrado de TV (CCTV), ya que existe alguien que esta monitoreando al otro lado de la cámara.

Algunos ejemplos de guardianes capaces.
- patrullas policíacas
- guardias de seguridad privada
- esquemas de vecino vigilante
- personal en puertas y accesos
- empleados y vigilantes
- amigos
-vecinos
- Sistemas CCTV

Algunos de estos guardianes son formales y deliberados, como los elementos de seguridad privada, mientras que otros son informales y, a menudo, pasan inadvertidos como suelen serlo los vecinos.
También es posible que un guardian este presente pero que éste no sea eficiente. Por ejemplo un CCTV puede no ser un guardian capaz si esta mal ubicado o fuera de servicio. Los elementos de seguridad de una tienda pueden estar mal entrenados o ser descuidados de tal forma que no sean disuasores efectivos.
Probables delincuentes

Cuando un objetivo conveniente esta desprotegido por un guardian capaz y eficiente, entonces existe la posibilidad de que el delito se cometa. El elemento final del triángulo de la criminalidad es que este presente un probable delincuente.
TAR observa al delito desde el punto de vista del delincuente.El delito sólo puede suceder cuando el probable delincuente piensa que existe un objetivo conveniente y se da la ausencia de un guardian capaz o el que existe, desde el punto de vista del probable delincuente, es ineficiente. Es la evaluación de esta situación por el probable delincuente la que determina cuando se comete el delito.

3. Tríangulo de la criminalidad (Triángulo de Análisis del Problema TAP)

TAR introduce una herramienta importante para el análisis delictivo, el triángulo de la criminalidad (que se conoce también como el triángulo de análisis del problema). En el pasado el Centro de Reducción del Delito había presentado estos dos triángulos de forma separada, donde TAP se utilizaba para el análisis de un problema delictivo (víctima, localización, delincuente) mientras que TAR se utilizaba para el desarrollo de las intervenciones (objetivo/víctima, localización y ausencia de un guardian capaz). La última formulación del triángulo de la criminalidad muestra una combinación de los 2, donde entre ambos auxilian a pensar acerca de las respuestas así como del análisis del problema delictivo.

4. FUENTE

ARTURO ARANGO
Science. London: University College London http://www.jdi.ucl.ac.uk/publications/other_publications/55steps.php
.
Clarke, R. V. and M. Felson (Eds.) (1993). Routine Activity and Rational Choice. Advances in Criminological Theory, Vol 5. New Brunswick, NJ: Transaction Books.
Cohen, L. E. and M. Felson(1979). Social change and crime rate trends: a routine activity approach. American Sociological Review, Vol 44, Pages 588-608.
Felson, M. (1997). Technology, business, and crime. In Felson, M. and R.V. Clarke. Business and Crime Prevention. Monsey, NY: Criminal Justice Press.
Felson, M. (1998). Crime and Everyday Life, Second Edition. Thousand Oaks, CA: Pine Forge Press.
Felson, M. and R.V. Clarke (1998). Opportunity Makes the Thief . Police Research Series, Paper 98. Policing and Reducing Crime Unit, Research, Development and Statistics Directorate.. London: Home Office.
www.homeoffice.gov.uk/rds/prgpdfs/fprs98.pdf PDF 416 Kb

viernes, 24 de octubre de 2014

SECUESTRO VIRTUALES, COMO ACTUAR ANTE UN DELITO COMO ESTE

PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Cómo actuar ante un secuestro virtual

El secuestro virtual es una forma de secuestro extorsivo. Se inicia con la llamada de un delincuente a una víctima elegida al azar para informar sobre el supuesto secuestro de un familiar y exigiendo el pago de un rescate en una cuenta bancaria abierta al efecto, o la compra de cierta cantidad de tarjetas de teléfono celular, bajo amenaza de matar al rehén si alguien llama a la Policía.

Extorsión telefónica y fraude telefónico

La extorsión telefónica consiste en amenazar con secuestrar o dañar a algún pariente si no se deposita cierta cantidad de dinero en una cuenta de banco que por lo general es abierta únicamente para la transacción y es cancelada tan pronto se haya concluido la misma, el extorsionador puede fingir ser miembro de alguna corporación policíaca o grupo delictivo.

El fraude telefónico es aquel en el que notifica al "ganador" que ha sido acreedor a algún tipo de premio, otorgado por alguna "empresa" (generalmente crediticia o de teléfonos celulares), y que para poder reclamar el premio, el "ganador" debe comprar tarjetas de celular y darle los números de las mismas al que nos está llamando

Operatoria: 

Los delincuentes consiguen un paquete de teléfonos celulares y una buena cantidad de chips para efectuar las llamadas. Estos chips van siendo intercambiados entre los aparatos, lo que dificulta que las llamadas sean rastreadas.

El hombre que hace las llamadas está en constante movimiento para no ser detectado por la Policía. Cuando la extorsión se comete desde la cárcel, la comunicación se efectúa de teléfonos públicos ubicados en los pabellones.

La técnica: 

"Hola, le llamo desde una empresa de emergencias médicas. Tenemos a un familiar suyo herido en un accidente. Está inconsciente. ¿Sabe quién puede ser?", son las palabras que pronuncia el delincuente. La víctima no tarda en dar un nombre, que será usado para sacar provecho. Por lo general llaman en horarios de la mañana y la tarde, que es cuando algún integrante siempre falta: si es adulto, porque está trabajando; si es menor, está estudiando. Hubo casos de llamadas los fines de semana a la noche cuando los jóvenes suelen estar fuera de casa en boliches o fiestas.

La extorsión:

Los delincuentes exigen que el pago de dinero se realice en pocas horas e insisten a las víctimas que no digan nada a la Policía.

El pago:

Se realiza en un sitio "neutral": un bar, una esquina, un descampado, etc.


Consejos:

• Esté atento: generalmente estas personas se hacen pasar por policías, inspectores municipales o médicos.

• No brinde ningún dato o información a la persona que lo está llamando, sobre sí mismo, sobre ningún otro miembro de su familia, y menos aún sobre familiares que estuvieran ausentes en ese momento. 

• Pida un teléfono fijo (NO celular) de contacto de la presunta empresa o institución desde la cual le están llamando para poder chequear la información.

• Si el llamado procede desde un teléfono público ubicado en la cárcel, en muchos países esta circunstancia es informada por un mensaje automático previo. Rechace la comunicación si no tiene personas conocidas alojadas en una cárcel.

• No llene cupones con datos telefónicos a desconocidos: ya sea en comercios, cines, centros de compras o en la calle.

• No agende en su celular números con la palabra "mami" o "papi". Ponga nombres y evitará problemas en caso de que extravíe o le roben el celular.


Si recibe un llamado extorsivo:

• Corte la llamada: tenga presente que en caso de accidentes la Policía informa personalmente.

• Mantenga la calma y comuníquese rápidamente al 911 (emergencia policial) dando cuenta de los pormenores del hecho. Personal policial le puede ofrecer asesoramiento y contención adecuada.

• Tome contacto con el familiar que no está en la casa y que supuestamente está "secuestrado".

• Formule la denuncia en la unidad policial o judicial de su zona. La extorsión es un delito. Su deber como ciudadano es denunciarlo. 


Es muy importante acostumbrarse a NO BRINDAR NINGUNA INFORMACIÓN PERSONAL a menos que sea realmente necesario. 
Cuidar su información no solo lo puede ayudar a prevenir extorsiones de este tipo, sino muchos otros hechos de inseguridad.
La foto es representativa, extraida de internet y no tiene que ver con la nota

FUENTE: FORO DE LOS PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD

miércoles, 22 de octubre de 2014

ACCION Y REACCION.


Por: Andres Penachino

Toda época planteó sus propios riesgos y la que nos toca vivir ha creado algunos nuevos verdaderamente alarmantes. El creciente auge delictivo en todas sus modalidades es, sin dudas, uno de estos factores, por lo tanto, un tema de palpitante actualidad.
El incremento delictual generado por individuos cada vez más jóvenes es un importante dato de la realidad a tener en cuenta. Sin embargo, el que mayor relevancia posee y que genera mayor preocupación en estos días, es el delito violento, siendo éste uno de los factores por los que en algunas zonas de nuestra geografía, la sociedad se encuentra en involución. Hasta el año 1997, la falta de seguridad en la Argentina ostentaba el sexto puesto en el ranking de preocupaciones de la gente. Desde 1999 pasó al segundo puesto, siendo el primero la inestabilidad laboral. Pero existe una creencia general y equivocada, de pensar que un sistema de seguridad resulta más eficiente cuanto más represivo sea y es por ello que muchos actores sociales relevantes, reducen la problemática de la seguridad a la mera represión del crimen, al tiempo que un vasto sector de nuestra ciudadanía, también demanda "mano dura" como medida básica para disminuir el delito, principalmente contra la seguridad física y la propiedad.
La mera represión del delito no debe ser entendida como medida de seguridad sustentable. Como única respuesta tendiente a combatir los hechos delictivos, sólo ofrece un paliativo temporario, muchas veces ineficaz y sujeto a cuantiosas objeciones de diversos órdenes, especialmente moral. 

Cualquier política destinada a combatir la delincuencia debe, necesariamente, estar acompañada por una política social. No pueden sólo reprimirse los efectos sin atender y prevenir sus causas. Si bien es "prioritario" y "urgente" dar respuestas rápidas a las demandas lógicas y necesarias de nuestra ciudadanía, debemos también erradicar las causas que generan un marco propicio para el crecimiento de la actividad criminal.

Hablemos de causas

Desde tiempos remotos se han realizado vastos estudios buscando encontrar el origen de las conductas agresivas y criminales de los seres humanos. Aún en estos tiempos, estas acciones son motivo de discusión entre los especialistas. Sus opiniones se dividen en dos corrientes: los que piensan que es un problema genético y los que sostienen que se debe al entorno donde la persona se desarrolla (naturaleza o educación). Ninguno de los trabajos relacionados al cromosoma del crimen han podido demostrar verazmente si éste existe o no, por lo tanto, el estudio mejor orientado es el relacionado con la educación y el medio ambiente. El fenómeno del delito es universal y viene incrementándose hace ya varias décadas, más o menos en coincidencia con la desinstitucionalización de las sociedades, la tecnificación de los procesos industriales y en algunas partes del mundo, como consecuencia de políticas neo liberales. La aparición de una nueva tipología de delito que reconoce su origen en la ruptura de los vínculos familiares, la carencia de educación y la falta de contención social, es la que actualmente está desbordando los esquemas clásicos de la seguridad pública.

Siendo la familia el primer cordón de contención, en algunos casos ha dejado de ser una comunidad de formación para limitarse muchas veces a ser centro de rivalidad conyugal y de incomunicación entre padres e hijos. La falta de control familiar, acompañada de una vivienda inadecuada, disociación hogareña y una conducta irregular de los padres, se traduce en carencia afectiva que impide a los hijos identificarse con ellos. La estabilidad emocional de los padres, es la base de la armonía familiar y seguro fundamento para una adecuada reacción ante cualquier acontecimiento, constituyendo uno de los mejores medios preventivos. La constitución irregular y la disolución de la familia, sigue siendo el factor clásico y constante en la situación social de los jóvenes con graves problemas de conducta.

¿Cómo puede identificarse el joven con un padre desocupado o una madre peleándole día a día a la miseria? Con el agravante de ver cómo los delincuentes cuentan con todo lo que ambicionan y que la ley es benigna con la mayoría de ellos.

Entonces buscará el valor necesario en un "pase de merca" y en la admiración de alguna mocosa que lo preferirá por no ser un "careta" y salir a "voltear" gente. 
En innumerables hogares, la televisión se ha convertido en la mamá, el papá y la niñera. Infinidad de padres ven más fácil sentar a los niños frente al televisor, que prestarles la atención que necesitan. Allí y aún en los dibujos animados, encontramos personajes con características psicopáticas, donde en tiempo real usan la violencia extrema para luchar por sus objetivos. Estos personajes han pasado de la pantalla a los juguetes, a la indumentaria y a los videojuegos. La muerte virtual en un juego de video o computadora, es algo a lo que se enfrenta diariamente cualquier niño. De allí que les es muy difícil encontrar la real diferencia entre la muerte real y la virtual. Hasta la publicidad que nos bombardea desde la televisión, le enseña a los niños a mentir (recuérdese aquella del chico que cambia el diario del padre por uno anterior con un paro docente), hasta como ser un "dandy" para promocionar una bebida.

El segundo paso preventivo, de inmejorable escenario para el desarrollo del joven, es la escuela, dado que es el cordón de contención de la persona después de su familia. La escuela es un factor protector en la vida del niño y del adolescente. Según la CEPAL (informe 1996), de toda América Latina la Argentina, hasta el año 1976, era uno de los países con mejores niveles de vida incluyendo las clases más pobres; en instrucción, también aventajaba a los países de la región, inclusive el nivel universitario. La situación en general, extrañamente, se agravó en la región con el advenimiento de las democracias y este país no fue la excepción. La escasez educativa también suele ser la consecuencia de padres que por diversos motivos, carecen de interés por sus hijos y en gran medida este deterioro contribuye a fomentar el delito. La deserción escolar constituye un factor de riesgo importantísimo para el niño y el adolescente. El fracaso escolar está íntimamente ligado al incremento de la delincuencia juvenil. Un relevamiento realizado en octubre de 1999 daba cuenta que 1 de cada 4 chicos llega a la escuela secundaria. El 20% de los jóvenes argentinos no trabajan ni estudian. Las escuelas poseen una población cautiva, cuyos problemas y reacciones más diversas, en no pocas ocasiones, se manifiestan dentro de ellas. Las escuelas, también reciben hechos violentos cometidos por alumnos primarios y secundarios. La innumerable cantidad de alumnos heridos y muertos por armas de todo tipo dentro y fuera de las escuelas, son un ejemplo real y casi cotidiano.

Los efectos

La planificación de un buen sistema preventivo (policías preparados, leyes acordes y una justicia ágil) sigue siendo una deuda pendiente en nuestra sociedad. La prevención estratégica es la forma adecuada de atacar los efectos.
La prevención no es otra cosa que la puesta en marcha de los medios apropiados para impedir o evitar determinadas conductas indeseadas en los individuos, que puedan dar lugar a la aparición de hechos o conductas delictivas a posteriori, en nuestro entorno directo y en la sociedad en general. El éxito sólo se logrará si existe una interrelación fluida entre la comunidad y la policía. Si la comunidad no confía en su policía, cualquier esfuerzo que se haga será inútil.

El pueblo, mediante el orden establecido, extrae de su seno una parte de sí para convertirlo en el guardián de su seguridad. Si bien el Estado a través de la policía debe asumir con carácter de exclusividad la cobertura de la seguridad pública, la comunidad no debe ser ajena al rol que le compete a la prevención de la seguridad ciudadana. Por lo tanto, ésta debe ser una obra en la que participen todos los ciudadanos, las sociedades intermedias, los órganos que integran los poderes públicos de la Nación, de las provincias y las municipalidades. Para ello es necesario el desarrollo y la consolidación del espíritu comunitario, donde las personas, las familias y las sociedades intermedias tomen conciencia de su necesaria y activa participación en el problema.

Escribe Andrés Penachino

lunes, 20 de octubre de 2014

VIOLACION


 POR: ANDRES PENACHINO

La violación es uno de los actos más deleznables y repugnantes que alguien pueda cometer. En algunas culturas occidentales, estas acciones son pagadas con la pena de muerte, pero, la víctima es objeto del ostracismo de por vida. Quienes practican estos aberrantes actos, generalmente hombres, son perversos violadores compulsivos que reiteran sus actos una y otra vez, convencidos que sus pequeñas víctimas son las únicas que les brindan el goce que necesitan. Están al tanto de las leyes que prohíben este tipo de actos, pero sistemáticamente reniegan de ellas. 

En este país es prácticamente imposible obtener cifras razonablemente precisas sobre él número de agresiones sexuales y de la frecuencia con que se cometen, pues la gran parte de las víctimas (en proporción de 10 a 4), no denuncia este tipo de hecho.

Este acto provoca en la víctima lesiones físicas y psíquicas difícilmente de sobrellevar y que sólo con una importante ayuda terapéutica y tiempo, se puede asumir. 
De no tratar el caso como corresponde, se corre el riesgo de caer en situaciones de depresión, bajo nivel de autoestima, sentimientos de culpa, ansiedad, comportamiento auto destructivo, incapacidad para formar parejas con sanas relaciones, disfunciones sexuales, uso de drogas, miedo a estar sola, ansiedad.
Si bien las dos terceras partes de los casos de agresión sexual son cometidas por familiares directos amigos o conocidos, el número de casos de agresiones sexuales  por desconocidos esta creciendo notoriamente.

Evite ser víctima de una violación

Antes el violador  elegía a su víctima con bastante tiempo, seguía sus pasos, esperaba un momento oportuno y la atacaba. Hoy a esos criminales, se le suman los que se introducen en las viviendas y no solo roban, sino que vejan, golpean, violan y a veces también matan a sus infortunadas víctimas.
Algunos de estos criminales han sido flagelados en todas las formas, hasta encarcelados por tiempo prolongado y aún regresan para seguir violando. 
Ud. respetable señora ama de casa, no importa la edad que tenga, aun cuando efectúa tareas sencillas como salir a baldear su vereda, puede ser víctima de un asalto seguido de violación.

- Enfrente la realidad, en primer lugar convénzase que cualquier mujer, adolescente, adulta, o Ud., puede ser víctima de una violación. Hay casos concretos en que una banda de delincuentes han detenido vehículos en alguna ruta y tras asaltar a sus ocupantes todos han sido violados sin distinguir sexo ni edad.

- Use su sentido común, no adopte el libre espíritu, pues la llevará a actuar impulsivamente.

- Esté siempre atenta, mantenga trabada  la puerta de su casa o su auto.

- Revise el asiento trasero de su auto antes de entrar en él.

- Si utiliza remís para moverse, contrate el servicio en una remisería de confianza, o un taxi en una empresa de radio taxis.
-
- Tenga los “ojos abiertos” mientras camina o hace aerobismo, no vaya por lugares desolados, evite usar radiocasete portátil. Camine por el medio de la vereda y si el tránsito lo permite, por el medio de la calle. De ser posible vaya acompañada por otras personas  o por un perro.

- Pasee su perro,  haga sus compras, vaya al cajero, etc., en horarios diurnos. No confíe en nadie.

- No circule sola por los pasillos de su edificio, por las azoteas, o por los lavaderos de las terrazas en horas nocturnas. Recuerde que cualquier oportunidad para un pervertido es buena.

- Sea cautelosa y reservada con hombres que no conozca, tanto en situaciones privadas como profesionales. No coquetee, ni adopte lenguajes corporales que puedan estimular a un violador.

- Jamás acepte subir a un coche de un desconocido. Impóngase sus propios hábitos de seguridad. 

- Que alguno de su familia sepa, dónde va, con quién sale y la hora de regreso. 

- Si alguien la espera fuera de su casa, llámelo antes de salir y dígale a que hora esta llegando.

- Si es perseguida nunca entre a lugares vacíos, ni cruce por baldíos, ni suba escaleras, ni tome por calles oscuras, pero sí quédese en la calle donde tendrá mayores posibilidades. "Jamás se arriesgue a enfrentarlo sola". 
-
- Si ve rondando cerca de su casa a alguien con actitudes extrañas, llame a la policía, si persiste en su actitud, vuelva a denunciarlo tantas veces como sea necesario a fin de que el desconocido desista en su atípica actitud. 

- Tome las precauciones necesarias en su domicilio, tal cual fueron indicadas en párrafos anteriores, no descanse con ventanas abiertas, interponga alguna reja. 


- No exponga la intimidad de su hogar a personas extrañas, mas aún si vive sola, extreme las medidas de seguridad, la puerta de ingreso a la casa debe ser maciza, con poderosa cerradura, las ventanas deberán estar enrejadas, tener teléfono y si puede también un perro, etc.

Recomendaciones de la Policía Federal

750 violadores en prisión fueron entrevistados para saber lo que buscan en una víctima potencial. He aquí algunos hechos interesantes:

1) La primera cosa que ellos observan en una víctima potencial es el peinado.

Es más probable que ellos ataquen una mujer con un peinado tipo cola de caballo, trenzado o cualquier otro peinado que sea posible tironear más fácilmente. Es probable también que ataquen mujeres con cabellos largos. Las mujeres con cabellos cortos no son blancos comunes.

2) La segunda cosa que ellos observan es la ropa.

Observan a las mujeres que usan ropa fácil de arrancar rápidamente. También buscan mujeres hablando por celular o haciendo otras cosas mientras caminan: esto les indica que están desatentas y desarmadas y pueden ser fácilmente atacadas.

3) Hora del día.

Las horas del día en que ellos más atacan y violan mujeres es al comienzo de la mañana, entre las 5:00h y las 8:30 horas, y después de las 22:30hs.

4) Método.

Estos hombres procuran atacar de forma y en lugares que puedan cargar a la mujer rápidamente para otro punto, donde no tengan que preocuparse de ser atrapados. Si usted esboza cualquier reacción de lucha, ellos acostumbran desistir en aproximadamente dos minutos: creen que no vale la pena, que es una pérdida de tiempo.

5) Paraguas.

Manifestaron que no atacan mujeres que cargan paraguas u objetos que puedan ser usados como arma a una cierta distancia. (Las llaves no los intimidan, porque para ser usadas como arma, la víctima tiene que dejarlos llegar muy cerca).

6) La pregunta salvadora.

Si alguien estuviera siguiéndola en una calle, andén o garaje, o si estuviera con alguien sospechoso en un ascensor o en una escalera, mírelo directamente a la cara y pregúntele alguna cosa, tipo '¿Que hora tiene?' Si fuera un violador, tendrá miedo de ser posteriormente identificado y perderá el interés en tenerla como víctima. La idea es convencerlo de que no vale la pena elegirla.

7) El grito salvador.

Si alguien se presenta imprevistamente y la aferra, grite! La mayoría de los violadores dijo que soltaría a una mujer que gritase o que no tuviese miedo de pelear con él. Nuevamente: los violadores buscan BLANCOS FÁCILES. Si usted grita, podrá mantenerlo a distancia y es probable que él huya.

8) Esté siempre atenta a lo que pasa detrás suyo.

En el caso que perciba algún comportamiento extraño, no lo ignore. Siga sus instintos. Es preferible descubrir que se equivocó y quedar medio desubicada en el momento, pero tengan la certeza de que quedaría mucho peor si el sujeto realmente atacase.

9) Grite FUEGO.

En cualquier situación de peligro, en el caso que tenga que gritar, grite siempre '¡FUEGO! ¡FUEGO!' Acudirán muchas más personas (curiosos). En el caso que su grito sea' ¡Socorro!' la mayoría de las personas se abstiene, por miedo.



Qué hacer si Ud. es violada  

  - Si el hecho se ha consumado fuera de su hogar, una vez que el atacante se haya ido, aléjese del lugar rápidamente, busque ayuda en viviendas particulares, estaciones de servicios, iglesias, etc.

- Si  es  violada  en  su  casa, espere que el violador se haya alejado para comenzar a actuar, pero no toque  ni se desprenda de nada, hay pruebas mudas que los investigadores pueden usar  para esclarecer el hecho.

- Llame inmediatamente a la policía y  proporciónele  todos  los detalles  que pudo memorizar de su atacante y de cómo se efectuó el ataque, seguramente el violador anda todavía por la zona y con una rápida acción puede ser atrapado.

- No se lave, de hacerlo se perderá la prueba mas valiosa que tiene para acusar al violador. Exija que un perito forense le haga el examen correspondiente. Tampoco se cambie de ropa hasta que sea revisada por el médico legista y no se desprenda de ellas mientras se sustancie la causa. Allí en los primeros momentos pueden encontrar rastros del violador que pueden ser utilices para un examen de ADN.
Siendo la prueba de ADN la que mas alto grado de certeza en técnicas de identificación alcanza, recibiendo en la actualidad la denominación de huella genética.

Los médicos que la atiendan la asesorarán convenientemente sobre los riesgos físicos y psíquicos que puede tener. Entre otras, ellos poseen un maletín de medicamentos especialmente formulado para este tipo de eventos, entre los que figura la “píldora del día después”, que no permite que la victima quede embarazada,  etc.
- Guarde todas las pruebas físicas, hasta tanto le sean requeridas. Hágase acompañar por un familiar o alguien a quien Ud. conozca, si es posible una persona  que pueda influenciar, para dar mayor celeridad al caso, su abogado personal será un buen interlocutor. 

- En su exposición, de todos los datos que recuerde, seguramente la ha amenazado de muerte, exponga eso también, hasta él más mínimo detalle de conversaciones que pudo haber mantenido.

- Recuerde que, para que estos marginales estén en la cárcel, por más vergonzoso que le parezca, Ud. debe radicar siempre la denuncia policial o judicial. Además, si su atacante es capturado, reconózcalo. Hágase acompañar por algún abogado de confianza para verificar que todo sea hecho conforme a la ley.

- Muchas veces, tanto estos como otros delincuentes, quedan libres por los malos procedimientos de los funcionarios  actuantes.
Haga lo imposible para que el violador, no tenga la más mínima posibilidad legal de ser liberado por una impericia de su parte o de los funcionarios que actuaron en las sucesivas instancias.                                    

- Como cualquier otro delincuente, los violadores contratan letrados que saben mejor que nadie como hacer para evadir la Ley, como pro ejemplo, cambiar la carátula de la causa de: “Violación” a “Abuso deshonesto”. Lamentablemente las cosas están así, el sistema legal garantista en exceso sirve de poco y nada y los legisladores “que votamos” muy difícilmente tengan intención de introducir modificaciones en ese aspecto.

- Asesórese pues, hay centros especializados en este tipo de problemáticas, los que van a entender perfectamente su situación y van a tratar de darle solución.

- Jamás permita que esa experiencia la aísle. Muchas mujeres han sido víctimas de violación como Ud., ellas estarán dispuestas a brindarle ayuda. 

- Ud. elige vivir con miedo una sola vez o por el resto de su vida.

- Haga siempre la denuncia, si teme porque su atacante puede hacerle algún tipo de daño cuando salga de la cárcel, deseche la idea, son muy pocos los casos en que el violador ha tomado alguna  represalia. Sea valiente, sacando al criminal de las calles estará ayudando a que otras inocentes como Ud. puedan moverse con libertad.

Recuerde que la violación aunque repugnante, es un hecho que se puede remediar, pero la muerte no, por ello aun estando bien adiestrada en el uso de armas deje su ira de lado, no haga justicia por mano propia, deje la justicia para los jueces. El objetivo primero es salvar su vida.

 No será hora de que la sociedad toda apliquemos a estos criminales un castigo que ya hace tiempo hemos olvidado. El castigo social.
ANDRES PENACHINO
LA FOTO ES EXTRAIDA DE INTERNET Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTOA SOLO ES REPRESENTATIVA