viernes, 31 de octubre de 2008

JORNADA SEGURIDAD LOCAL - ALGINET - COMUNIDAD VALENCIANA

En el día de la Fecha tuve el Honor de Asistir a la Primera Jornada de Seguridad Para Policías Locales que se llevó a cabo en Jurisdicción de la Jefatura de Policía de Alginet, de la Comunidad Valenciana.

Fui invitado especialmente por el señor Jefe de Policía de Alginet, Don José Ignacio Esparsa, en mi calidad de Comisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, República Argentina, en Retiro Activo, y Profesor Capacitador de la Policía Local de la Comunidad Valenciana.

Los ponentes demostraron un alto grado de conocimiento, abordando temas de actualidad y de interés para todos los presentes. Cada uno aportó una charla clara y concreta, apuntando al mejoramiento de los servicios de Policías Locales.

Comprobé que las autoridades de la Comunidad Autonómica piensan igual que nosotros, los integrantes del Grupo Procedimientos Policiales.

La Capacitación y la Prevención es la solución para combatir la delincuencia. Se tocaron temas como la Policía de Proximidad, destacando que esta Policía apunta a satisfacer las necesidades del ciudadano.

No tengo mas que elogios para los panelistas, como así el Alcalde, La Concejal de Policía Local y el señor Secretario Autonómico de Gobernación D LUIS IBAÑEZ GADEA, quien cerró la Jornada con su comentario sobre las Policías Locales de la Comunidad Valenciana y los aportes desde su Secretaría para lograr una Policía estrechamente vinculada con los ciudadanos.

Mis mas sincers felicitaciones para el Ayuntamiento y la Jefatura de Policía de Alginet, por esta Jornada, que es la Primera de todas las que tienen programadas entre el 2008 y 2009.

Gracias por compartir sus conocimientos y nos veremos en el próximo Evento.

COMISARIO (RA) ERNESTO SANTAMARIA
DIRECTOR INTERNACIONAL
DE PROCEDIMIENTOS POLICIALES

EN ESTA FOTO EN SEGUNDO LUGAR, DE IZQUIERDA A DERECHA PODEMOS VER AL SEÑOR SECRETARIO AUTONOMICO DE GOBERNACIÓN DON LUIS IBAÑEZ GADEA





















JORNADA DE SEGURIDAD LOCAL

EN ESTA FOTO OBSERVAMOS LA DISERTACIÓN DEL CONSEJERO DELEGADO DE URBAN SECURITY D. JUAN CARLOS GIMENO GASCON
AQUI OBSERVAMOS DE IZQUIERDA A DERECHA LOS PONENTES: JUAN CARLOS GIMENO GASCON, INTENDENTE GENERAL D. JOSÉ ROBERTO GONZALEZ CACHORRO JEFE DE LA SEGUNDA UNIDAD DE DISTRITO RUSSAFA, SEÑOR JEFE DE POLICÍA DE ALGINET D. JOSE IGNACIO ESPARZA Y EL DIRECTOR DE SEGURIDAD JOSÉ ANTONIO ALDAMA CASTOR

EL TERCERO DE IZQUIERDA A DERECHA DE LA PRESENTE FOTO ES EL JEFE DE SEGURIDAD DE LA COPA AMÉRICA D. JOSÉ VICENTE HERRERA ARRANDO
EN ESTA FOTO OBSERVAMOS DE IZQUIERDA A DERECHA, LA SEÑORA CONCEJAS DE POLICIA LOCAL DÑA. ANA ISABEL BARBERÁ LLANSOL, ALCALDE PRESIDENTE D. ENRIQUE GIRONA CLIMENT

jueves, 30 de octubre de 2008

MATAR POR MATAR OBJETIVO UNIFORMADOS


Es indudable que de todos los delitos corrientes, el mas temido es el asesinato.

Pero, exceptuando los preterintencionales, existen atenuantes y agravantes.
Entre los primeros podemos incluir aquellos que se efectúan bajo tensiones o emociones violentas y/o en el cumplimiento del deber, ya sea militar o de seguridad.
Pero los que nos preocupan son aquellos que son consecuencia del dolo o intencionales.

Asesinatos a manos de delincuentes

Hoy, se cometen más homicidios que en el pasado inmediato. Si bien la cantidad de ilícitos ha crecido, lo que ha aumentado es la ferocidad, y los desenlaces del delito seguido de muerte.
Existe una nueva subcultura de la muerte, entre los ”nuevos delincuentes”, que se autodenominan “jugados”.


Una vida miserable en condiciones casi infrahumanas del asentamiento, les quita perspectivas de una mejor calidad de vida. En lo más profundo de sus convicciones, lindando con el inconsciente, saben que la droga los acerca a un desenlace fatal que los privará de la vejez.

El fantasma del Sida, presuntamente adquirido en la prisión, en violaciones o prácticas homosexuales, los llevó a firmar un pagaré a cinco años vista. El efecto de simulación motor de la actividad sociológica, solo les facilita un factor de superación entre sus pares, que pasa por el efímero reconocimiento de pasar a ser un “poronga” nuevo apelativo en reemplazo del antiguo “pesado” nacido de portar una pistola 11,25 (por su peso).


Gozar de los favores sexuales obtenidos por dinero o regalos de categoría obtenidos en sus fechorías. Cada noche en un aguantadero es más oneroso que un hotel de 5 estrellas.
Antaño el asesinato de un policía, era prácticamente una sentencia de muerte. El desenlace fatal en un ilícito era una situación no deseada, y cuando ese era el corolario, hasta estaba acuñada la frase “se disgració”. Hoy practican tiro al blanco con los uniformados. El caso del Gendarme asesinado en Fuerte Apache nos es el único, hubo muchos anteriores.


Siempre existieron homicidios y asesinatos, pero el regodearse con la muerte estaba limitado a escasos enfermos mentales, como el “petiso orejudo” o el “ángel de la muerte”. Ajustes de cuentas entre maleantes, podían llevarlos a casos de torturas, pero pasaba más por el ensañamiento de la multiplicidad de heridas mortales o el apaleamiento previo a la muerte.


Hoy existen varios tipos de ensañamiento previo, desde las torturas con quemaduras de cigarrillo, violación “aún homosexual” y el más común psicológico. El conocido “bardeo”, conocido por múltiples recopilaciones parciales, dado que resulta casi imposible reconstruir el monólogo del atacante por parte de un solo agredido, que bajo los efectos de la situación solo trata de olvidar los momentos pasados.


Es casi idéntico el discurso, en el cual muestra todo el resentimiento social, su propia segregación, su identificación con un grupo diferente y hasta su orgullo por pertenecer a una casta de elegidos. Obliga a su víctima a reconocer la culpa de su desgracia. Desafía a toda la sociedad con su actitud, trata de degradar a su nivel a su rehén transitorio.


El terror es su principal arma. El brazo armado de la sociedad, las fuerzas de seguridad se han transformado en su principal enemigo, ya que puede responderle con su mismo lenguaje, “la muerte”.

miércoles, 29 de octubre de 2008

GENDARME ASESINADO EN FUERTE APACHE


Matan a un gendarme que hacía guardia en una garita

Desde un auto en movimiento recibió un disparo en la cabeza. El tiro que mató al efectivo de 28 años habría sido efectuado desde 40 metros.

Un suboficial de gendarmería fue asesinado de un balazo en la cabeza esta madrugada mientras estaba de guardia en una garita ubicada en el ingreso a Fuerte Apache.
El hecho ocurrió cerca de la una, en el puesto de vigilancia 15, que se encuentra en las calles Riccheri y San Ignacio.

Desde un auto en movimiento, un grupo de personas efectuó varios disparos contra la garita. Uno de esos tiros dejó herido al gendarme.

Las tareas preliminares de los peritos indican que el balazo que mató Roberto Centeno, un suboficial de 28 años, pudo haber sido disparado desde una distancia de 40 metros.

El teniente Jamil Mamud de la seccional 6ta. de Tres de Febrero indicó que este no es el primer hecho de estas características que sucede en la zona. "En un año este es el segundo hecho similar que ocurre, sólo que en el anterior, el efectivo de gendarmería resulto herido en una pierna. Disparar a las garitas es un hobbie de los delincuentes", expresó el efectivo. Y agregó:


"La vida acá no vale nada, hace 19 años que soy policía, con ese tiempo no le tengo miedo a nada, pero tengo una familia", enfatizó Mamud.


Desde Gendarmería y la Policía realizan varios operativos para dar con los agresores.

MARAS UN TEMA PARA ESTUDIAR



Su modo de actuar se asemeja al de las hormigas marabuntas, y de allí la denominación genérica de estos grupos.
La adopción del nombre Maras, según sus propios miembros, se debe a que, los integrantes de la pandilla actúan conjuntamente y dejan tierra arrasada en las zonas donde operan, sembrando el terror a su paso, obligando a los habitantes del lugar donde se establecen, a someterse a las reglas de juego que ellos imponen, tales como el pago de rentas para poder trabajar sin ser molestado, a riego de su propia vida de o la de toda su familia.

Provenientes de barrios marginales, sus integrantes tienen como común denominador un pasado de: privaciones, entornos conflictivos, violencia, explotación infantil, desempleo, miseria absoluta……

Un poco de historia

En el pasado siglo, la primera manifestación pandillera en región Americana, se conoce en los Estados Unidos entre 1910 y 1925, coincidentes con la inmigración de ciudadanos Mexicanos hacia ese país, a causa del periodo revolucionario de México y posteriormente por la depresión económica de 1930. A estas pandillas se los denomino Pachucos, y se los consideraba como la respuesta a un conflicto generacional ligado, a su vez, con otro de carácter binacional.
La sociedad estadounidense vio a los Pachucos como sujetos peligrosos, haciéndolos blanco de desprecios y burlas.
Arribando a los 80 en Los Ángeles comienza a gestarse una pandilla cuyos integrantes, todos latinos y negros, comienzan a ser liderados por mexicanos, que representan la mayor cantidad de inmigrantes.
Promediando los 80 y en los 90 también comienzan a llegar al país de norte, puntualmente a la Ciudad de Los Ángeles, en condición de “inmigrantes ilegales”, ciudadanos Salvadoreños huyendo de la guerra civil que desbastaba a su país. Procurando ubicarse en las mismas zonas donde convivían otras comunidades Latinas, mayormente de ascendencia Mejicana. Los nuevos inmigrantes fueron discriminados y agredidos por pandilleros latinos, que otrora se habían organizado para enfrentar y resistir la discriminación anglosajona. Siendo los pandilleros mejicanos los primeros en segregar a los Inmigrantes Salvadoreños.

Entre los inmigrantes Salvadoreños se encuentran ex Militares, ex Policías y ex Guerrilleros, que poseían prácticas y entrenamiento profesional en uso de armas y tácticas bélicas. Algunos de ellos son reclutados por la Pandilla 18, (que se identifica así por estar en esa calle del sector de Rampart en Los Ángeles.) para incrementar su capacidad operativa. Por otro lado una gran cantidad de los “no reclutados por esta pandilla” se organizan para contrarrestar las agresiones y abusos de la pandilla 18 y se autodenominaron “Mara Salvatrucha” también conocida hasta estos tiempos como MSXIII. Usan el número 13 por que ese numero corresponde a la treceava letra del abecedario (M) letra inicial de “marihuana” y Mejicano”, además en la jerga pandilleril, la letra M es utilizada para referir a “la vida loca”.

También en los 90, inmigrantes como los ciudadanos Hondureños, escapando de la miseria y en busca del sueño Americano, llegan a USA, principalmente a Los Ángeles y también sufren las generales de la ley impuesta por estos dos grupos.

Así las cosas, algunos inmigrantes por: temor, por admiración, por encontrar en esos grupos una nueva forma de pertenencia, o por ver que sus necesidades básicas son satisfechas de manera rápida a partir del ingreso al grupo, comienzan a insertarse en el que conseguían cabida. Así vemos que el nacimiento de las Maras y Pandillas que hoy se encuentran en Latinoamérica son producto de una rivalidad de “naciones” (mejicana y salvadoreña) que se disputaron originalmente territorios y poder dentro de guetos Latinos especialmente en la Ciudad de Los Ángeles.

Como consecuencia de las políticas de deportación masiva de inmigrantes ilegales y conflictivos de los estados Unidos, regresan a sus países de origen El Salvador, Guatemala, Honduras y en menor medida a Nicaragua.
Un relevamiento realizado en Honduras en 2002 daba cuenta que 36.000 miembros distribuidos en 475 grupos y alrededor de 75.000 seguidores ya estaban instalados en ese país, cuyas costumbres y hábitos para nada diferían ni difieren a las adquiridas en el país del Norte.

Al igual que las hormigas Marabuntas, con estructuras jerárquicas, división de labores, pactos de lealtad, solidaridad, y defensa del grupo, las Maras se presentan ante otros grupos y la sociedad a través de una jerga, un lenguaje particular, con símbolos y tatuajes que les son propios, y los diferencian de otros grupos
El pertenecer no es tarea fácil, además de pasar el rito de iniciación, los miembros deben cumplir y seguir con estricta observancia las reglas impuestas, de no cumplirlas el castigo puede llegar a costar la vida.

Su organización

Son grupos perfectamente organizados, estructurados y diseñados que nada debe envidiar una organización empresarial legal, al punto que los organismos de seguridad internacionales consideran firmemente que hay una ligazón con grupos terroristas…

Se organizan por barrios, y cada barrio donde existen maras o pandillas hay una “Clica” u organización básica, a la que podríamos denominar “célula”, la que se encuentra asignada a un determinado sector, según su disposición e intereses que se establecen en el grupo. Cada una de estas “Clicas” posee jefes y sub. Jefes, quienes son sus asistentes directos, y finalmente están los miembros cuya función es realizar las actividades ordenadas o demandadas con normas perfectamente establecidas.
A su vez cada “Clica” esta especializada en una determinada Misión, algunas trafican drogas, otras trafican armas, otros son sicarios que matan a personas por encargo o para eliminar la competencia.
Estos grupos con características mafiosas y gansteriles, generalmente operan lejos del lugar donde esta asentada la Clica, con el fin de no ser identificadas, donde tampoco la Clica del lugar se involucra para no tener problemas legales.
Dentro del barrio donde tiene el “centro de operaciones”, estos grupos en general no realizan actividades en contra de los residentes. Algunos vecinos simpatizantes colaboran con sus actividades, avisando la llegada de la policía, guardando o escondiendo elementos prohibidos (drogas y armas) ante posibles requisas, y también dinero. A estos vecinos los denominan “paisas firmes”.
En tanto que aquellos proclives a denunciarlos ante las autoridades son considerados enemigos potenciales y se los intimida para que se vallan del barrio, si persisten en su actitud el asesinato es el próximo paso.
Están tan bien organizados que poseen un alto grado de control sobre la zona donde operan, al punto que conocen los movimientos de las patrullas policiales y los posibles lugares donde se dirigen. Tiene miembros infiltrados en organismos de seguridad, también utilizan a mujeres pandilleras, para obtener información sobre actividades mediante la seducción y la conquista de algún miembro de seguridad puntual.

Para los Maras la única autoridad reconocida es la del Líder o Cabecilla. Esta posición de mando se adquiere por el reconocimiento del grupo a sus hazañas violentas, cargadas de crueldades. Esto hace que el grupo le tenga temor y respeto.
El cabecilla es el que ordena dentro de su grupo, señala y plantea las conductas a seguir, hace cumplir las normas, impone las pautas financieras, la distribución del dinero que debe entregarse a cada quien, las formas de pago, y juez inapelable si algún miembro del grupo ha violado alguna norma.
Es también el encargado de participar de las reuniones (Meeting) con pares de otros grupos afines a los efectos de tomar dediciones importantes que competen al conjunto.
Los Meeting, son una especie de Congreso o Asamblea deliberativa que, en cuanto a las formas, sus participantes deben observar una rigurosa disciplina.
Para pedir la palabra o exponer su opinión deben solicitar permiso, y la opinión emitida debe ser considerada por los participantes como significativa y oportuna para el tema bajo tratamiento. Lo contrario es motivo de castigo.
Las decisiones que resulten del Meeting son de cumplimiento efectivo y obligatorio, y son los líderes los encargados de trasladarlas a los distintos grupos. La inobservancia conlleva a penas y castigos para los infractores.
Estos Meeting pueden ser locales, donde se juntan los lideres del lugar, regionales donde son representados por algún miembro de la ciudad, también Internacionales donde solo asisten los “nominados” a representar su país.

Estos grupos, se sustentan también con el cobro de “rentas” a empresas de ómnibus, pequeños comercios, etc. Como contra prestación aseguran al propietario tranquilidad y seguridad.
Las finanzas de la Maras y las Pandillas son estrictamente controladas a la hora de rendir cuentas. Ambos grupos “Maras y Pandillas” tiene contadores que legalizan y pagan nominas a toda persona que halla realizado alguna gestión o servicio para ellos. Así es que los servicios de abogados, médicos, miembros de algún poder son recompensados.
Al igual que sus finanzas, prolijamente escritas en libros contables, poseen otros libros donde llevan todos los registros de los nombres de sus miembros, aquellos que desertaron, que renunciaron o que murieron, en que condiciones fallecieron, a causa de que y a manos de quien. También figuran los miembros ejecutados por el mismo grupo, y los pendientes de sanciones.

La policía de Honduras ha elaborado una escalera en la que, cada uno de sus peldaños responde a la categoría del integrante del grupo.

En el escalón más bajo se posiciona al simpatizante;
En el segundo escalón descansa el aspirante;
En el tercer escalón se sitúa el novato;
El cuarto escalón responde al pandillero:
El quinto escalón se posiciona le líder.

El simpatizante es aquel individuo que puede vivir en el sector de dominio del pandillero, conoce a los miembros, de la pandilla, siente admiración por los miembros de la pandilla, de los que sus amigos cuentan terribles anécdotas, o de acciones heroicas para “defender al barrio” y “su gente”…..
La convivencia del simpatizante con el pandillero significa conocer mas o menos el lenguaje, el significado de los graffitis, forma de actuar de la pandilla, no obstante el grupo le hace guardar una distancia prudencial.
El simpatizante, ve en el pandillero una vía rápida para alcanzar los bienes, que quizás jamás obtendrían luego de una vida de sacrificios, sabiendo que al ingresar al grupo, la recompensa es casi inmediata.

El aspirante es el que esta plenamente identificado con la pandilla, es aceptado y la distancia que antes le ponía el grupo se reduce, pasa algún tiempo con sus miembros y realiza algunos trabajos sencillos como “alertas” dando aviso del paso de vehículos que puedan resultar sospechosos, los vehículos de la policía en labor de patrulla, o vehículos encubiertos.
Este periodo dura entre uno y tres años, tiempo en el que puede convertirse en pandillero o desistir. Durante esta etapa el grupo deja que el aspirante vea lo “positivo” que puede sacar de la pertenencia al mismo. Esto ocurre en simultáneo con un proceso de desocialización de su mundo actual.

El novato es aquel que se ha convertido en un nuevo pandillero. Es iniciado en el grupo por medio del ritual de iniciación o bautizo que significa lealtad al grupo por sobre todas las cosas, y el sometimiento a todas las reglas establecidas, así también los castigos a los que se pueden hacer merecedores.
El pacto con el grupo obliga al novato a que la pandilla sea su: referente, su hogar, su familia, su mundo. En la primera etapa de inserción al grupo, la pandilla aun no tiene plena confianza, la que se debe ganar mediante la realización “efectiva y eficaz” de trabajos que se le encomiendan.
En lo que refiere al ritual de iniciación, antes incluía el asesinato de una persona, ahora no siempre es así. Pero, en algunas ocasiones la prueba del valor se ejecuta disparándole con un arma de fuego a una persona de la zona donde vive el aspirante, y que le indica al azar un pandillero que lo acompaña a visitar el lugar. Este es el punto de inflexión, si el aspirante no dispara contra la persona, no ingresa al grupo, pero no hay acciones contra el.
La prueba de inicio también incluye: una golpiza propinada por no menos de cinco miembros de la pandilla o las maras los que golpean a iniciado por un tiempo determinado. el novato puede defenderse pero siempre se ve superado por el numero de contrincantes. En este rito, lo único que debe hacer el novato es tratar de mantenerse en pie, dado que el estar parado es una demostración de valor y de coraje.
Los tiempos son discrecionales puede durar segundos o minutos y va a voluntad del jefe que dirige la ceremonia de bautizo. En algunos casos la ceremonia de bautizo ha llevado a la muerte al aspirante.
Durante los dos años siguientes entra en un constante proceso de adoctrinamiento. Aprende las tradiciones, la historia y la filosofía del grupo, debe aprender el lenguaje, las señas, las reglas y las formas de operar.
No puede desobedecer, dudar, ni cuestionar las reglas impuestas, tampoco evitar ejecutarlas. Además adquiere adiestramiento de cómo “ganar puntos” dentro del grupo ya sea para acceder o elevar su perfil..
De este momento en más, el barrio, la mara, la pandilla, aun sobre su propia familia, se convierten en la familia directa del iniciado. Desde entonces, la “institución” comenzara a cobijar al nuevo integrante, y a cubrir sus necesidades, pero también exigir en contra prestación todas las fuerzas, la voluntad y la inteligencia para la acción. La deserción se paga con la vida.

En cuanto a las mujeres, el rito de iniciación es el mismo con la diferencia que las bautizantes son también mujeres, aunque otras versiones indican que para ingresar al grupo las iniciadas deben mantener relaciones sexuales con un numero determinado del hombres del grupo, y durante un tiempo medido por los parámetros de iniciación de los hombres del grupo. Ya no hay marcha atrás y su retiro equivale a firmar su propia pena de muerte.

La forma de vestir y de caminar tiene un significado simbólico y tradición histórica. Su vestimenta refleja el orgullo de ser miembro del grupo, su amor propio y el amor al grupo, como así también la posición dentro del grupo.
La cabeza rapada, pantalones y camisa varios talles más grandes que su talla normal son características y tradiciones del pandillero. Hombres y mujeres usan el mismo tipo de vestimenta.

Las mujeres pandilleras son utilizadas para tareas consideradas menores tales como traslado de armas, droga mensajes de un lugar a otro. También son utilizadas como cobradoras de impuestos en algunos tipos de negocios. Su nivel de exposición hace que sean aprendidas por la policía frecuentemente.
En ciertas oportunidades las utilizan para atraer sexualmente a hombres y conducirlos a un lugar determinado cuyo fin ultimo es secuestrarlos para solicitar un rescate o asaltarlos con la ayuda de otros miembros del grupo.
Exhiben tatuajes en cualquier parte del cuerpo. Desde la cabeza a los tobillos. En los mismos se puede leer a la pandilla que pertenece, también figuras y números. Uno de los tatuajes comunes es la leyenda “perdóname madre mía por mi vida loca”.
Se podría afirmar que los tatuajes son una suerte de curriculum de quien los porta. Esos tatuajes representan su lugar de pertenencia, hechos violentos en los que han estado, cantidad de asesinatos cometidos, sus mujeres y su inclinación religiosa, serpientes, calaveras, diablos, etc. El caso de la M18 devoto de la Virgen de Guadalupe, suelen exhibir en sus cuerpos la imagen de la virgen.
Los graffitis en las paredes definen: territorios, llegadas de mercancías, avisos importantes, recuerdo de miembros asesinados, hasta avisos de ejecución impuestos por miembros de uno u otro grupo

Sintetizando:

Estos grupos son un nuevo eslabón de lo que podría denominarse sin temor a equivocarnos del “crimen organizado” que ya trasciende las fronteras de sus países de origen para instalarse en otros territorios de la región. Ayudado por el fácil acceso a las armas y las drogas han convertido a los lugares donde se instalan en sectores poco menos que caóticos. Reconocen su origen en sociedades en crisis por: problemas económicos, políticos y sociales que han marcado profundas inequidades, sumado esto al aumento de la violencia generalizada. Productos de un medio social complejo y marginal, estos grupos son criminales de muy difícil inserción en la sociedad y un desafío para los sistemas penitenciarios. Hoy representan una amenaza latente, con un serio factor de inestabilidad para los países donde han echado raíces, y también para el resto de la región, especialmente a los países con altos índices de pobreza, en los que hay serios indicios de exportación de esa cultura.
En nuestro país alrededor de diez millones de jóvenes viven en la pobreza y la marginalidad. Las estadísticas criminales indican que el 90 % de los robos con arma son cometidos por jóvenes de edades entre 16 a 25.- Lo mismo ocurre en otros países de América Latina. En un reportaje dado a la ONG. Comunidade Segura del Brasil en febrero de 2008 la socióloga Argentina Laura Etchevarren, advierte sobre el estado embrionario de la Maras en Argentina. También dice en su reportaje que, si no se toma conciencia y se sigue ignorando el problema voluntariamente el fenómeno puede crecer y potenciarse
Recientemente, una organización dedicada a la prevención de las adicciones en Buenos Aires, después de una recorrida por dos barrios de bajos recursos, se propuso estudiar más a fondo este fenómeno social dado que, en algunas villas ya se ha detectado actividades y maifestaciones del tipo Maras.

Como hemos referido en notas anteriores, el combate contra la pobreza exige eliminar definitivamente sus causas y no solo resolver los problemas más urgentes. Si las soluciones siguen esperando un tiempo político, en poco tiempo encontraremos legiones de jóvenes sin trabajo, sin estudios, cargados de frustración y odio, y librados a su propia suerte, saliendo a buscar “como estos grupos” lo que ellos consideran sus propios espacios.

Claro que, la miseria tiene un hedor característico que no muchos funcionarios y políticos están dispuestos a oler.

Andres Penachino

martes, 28 de octubre de 2008

LUCHEMOS CONTRA LA DISCRIMINACION

POLICIA DISPARA A UNA PERSONA ESPOSADA

SECUESTRADOR EJECUTA VICTIMA POR NO PAGAR RESCATE

MUERTE DE UN DELINCUENTE

CAMPAÑA CONTRA LA PORNOGRAFIA INFANTIL

lunes, 27 de octubre de 2008

EL ACCIONAR DELICTIVO





Sin olvidarnos que la delincuencia es: cíclica, dinámica, y que quienes ejecutan delitos no siempre son los mismos, que cada año se suman nuevos delincuentes, que muchos que hoy están en prisión organizan y monitorean los hechos delictivos que cometen sus secuaces en libertad, hay condiciones comunes que acompañan su accionar.


Algunas de ellas, nunca dejan de estar presentes en cada hecho pues son casi las reglas generales para que cualquier actividad delictiva tenga éxito, y, aunque parezca mentira esta actividad también tiene muchos puntos de coincidencia en lo que a organización refiere para lograr hacer rentable cualquier emprendimiento comercial……. Solo que en una actividad comercial legítima cambian algunas palabras Ej., inteligencia por estudio de mercado, aguantadero por local comercial, armas por maquinaria, etc.

Reglas generales

1) El área importante en superficie a operar, allí se deben localizar una cantidad de blancos potenciales donde se puedan obtener mejores botines y estén ubicados en un área que permitan ejecutar una determinada cantidad de hechos en simultaneo.
Esto sugiere que el delincuente no circunscribe su accionar a un solo sector, menos de reducida superficie, dado que, la repetición de hechos en una misma zona y sobre blancos que presentan las mismas características, favorecerá la determinación por partes de las fuerzas de seguridad de la modalidad delictiva, por consiguiente la asignación de efectivos que, por su concentración, permitirán el efectivo control de la zona y mejores posibilidades de respuesta ante un hecho concreto dentro del radio custodiado.

2) Un aguantadero o refugio con características propicias para ocultarse, ocultar el / los botines, y eventualmente poder comercializarlos. Este lugar debe poseer ciertas características que pasan por: la casi imposible identificación por las fuerzas del orden del refugio o aguantadero porque posee las mismas características edilicias y cantidad y calidad de edificaciones en el mismo lugar.
En tal sentido, en algunos asentamientos urbanos tipo villas miseria, los pasillos que conducen a las viviendas ubicadas en el centro o interior del complejo, han sido techados de modo de dificultar la visión desde el aire, aun desde helicópteros volando a escasa altura.

3) Apoyo de la vecindad. Si bien, no todos los residentes de los barrios donde se establecen los aguantaderos están de acuerdo con quienes allí se alojan, su posición es pasiva, al punto que muy difícilmente se atrevan a denunciar a delincuentes, o su identidad, menos la ubicación del aguantadero.
Al resto de la población local se la persuade o intimida con serias represalias, para que, si no coopera, que no moleste. “Cuando la policía llego, los aldeanos permanecieron mudos como tumbas. Todos ellos sabían que la policía solo estaba de paso, mientras que los cuatro o cinco matones que buscaban vivían permanentemente en la aldea”. Este párrafo prestado sintetiza perfectamente este fenómeno.

Jóvenes que ingresan a las filas del delito

Es mas, generalmente entre los más jóvenes del barrio, los marginales ganan adeptos, especialmente aquellos que por diversos motivos comienzan a ver al delito como una salida rápida a sus problemas económicos. Estos jóvenes comienzan con una tímida colaboración, quizás como vigías fuera y dentro del asentamiento. Especialmente, donde se vende droga a estos soldados casi voluntarios se los provee de teléfonos celulares para advertir la presencia de cualquier persona o vehiculo extraño al lugar. Otros alertan con silbidos que se repiten dentro del asentamiento, que también alertan sobre alguna presencia peligrosa. También se han encontrado timbres perfectamente disimulados que suenan a cientos de metros en las entrañas del asentamiento.

Estos soldados, muchas veces terminan siendo reclutados por delincuentes para tareas mas pesadas.
Quienes son de armas tomar son “utilizados” por mayores para cometer delitos, los que ya no manipulan las armas en los asaltos, esa es tarea de los menores. Porque además de manejarlas correctamente, pueden ejecutar cualquier tipo de acción sin mayores reparos y sin ningún tipo de remordimiento, aun actos de extrema violencia.

En algunos casos, “pueden trabajar” por la comida o por una parte ínfima del botín, y, en no pocas veces puede significar la única posibilidad de supervivencia.

Es de público conocimiento que, personas mayores, llevan a diferentes barrios a adolescentes que, con la excusa de vender elementos de limpieza, ingresan a la casa de incautos y hurtan lo que pueden. Se encuentran en una esquina predeterminada, cargan los elementos sustraídos en el vehiculo que los transporta (combis) y lo reducen en el barrio donde residen. Nunca ejecutan sus acciones en un mismo barrio, de modo que es muy difícil encontrarlos nuevamente.
Otros son trasladados por mayores de un partido a otro para ejecutar delitos de alta peligrosidad como: asaltos a mano armada, o intrusión a viviendas con fines de robo, etc.

Aquellos que han crecido en un medio agresivo llegan a considerarlo como un modo permanente de vida. Los que han perdido a sus seres queridos en hechos violentos, o los que cuentan con familiares allegados que protagonizan hechos delictivos, con un adecuado entrenamiento pueden convertirse en prefectos criminales.

4) Facilidad para el abastecimiento. De todos los elementos necesarios, vehículos, armas, medios de comunicación, etc. que, si no se encuentran en el lugar por problemas “logísticos”, la red de organizaciones satélites pueden abastecerlos Just in Time y a veces puerta a puerta. En esta red, están involucrados desde los que alquilan armas o las venden, los que roban autos a pedido (movilidad adecuada), otros que los esconden y esperan para entregarlos minutos antes de cometer algún hecho determinado; el dueño del aguantadero que cobra la noche como si fuera un Spa 5 estrellas, las prostitutas que los distraen, hasta médicos que atienden urgencias en quirófanos perfectamente instalados. Todo esto tiene un costo “altísimo” que muchas veces no concuerda con lo generado por los botines. Las deudas en este ámbito se pagan con la vida o con la cárcel.

5) Red de inteligencia: Nunca mejor el dicho “el conocimiento nos hará libres” El hampón tiene más claro este concepto que nosotros. Conocer es indispensable.
Las características integrales de un objetivo, las necesidades y debilidades de un sujeto predeterminado (marcado), las formas y medios que poseen las fuerzas de seguridad del lugar para reprimir su accionar, etc., etc.
En una operación compleja, inclusive se infiltra a individuos con el objeto de conocer “por dentro” y minuciosamente el objetivo. Léase desde un seudo operario, hasta una amante. Estamos hablando de delincuentes organizados.

Como expusiéramos en párrafos anteriores, las ahora denominadas: mulas, cabezas de piedra, aquellos delincuentes de poca monta, utilizan la red de inteligencia de los chicos de la calle que marcan casas de jubilados, lugares con poca custodia, kioscos donde atienden personas mayores, mujeres, etc. Estos pequeños espías generalmente son remunerados con unos pocos pesos o con drogas.
Si bien, este último estamento delictivo otrora se llevaba los laureles en lo que a violencia y ferocidad con que se ejecutaba, ahora también las bandas organizadas ejecutan acciones cada vez mas violentas llegando muchas veces a asesinar a sus victimas. Primero matamos, después robamos. Esto se da especialmente contra Policías.

Así vemos que toda fisura que exhibe la sociedad en su propia seguridad sea esta publica o privada, individual o colectiva es explotada por unos u otros para su propio beneficio. Lo triste de esto es que si las contramedidas para detener estas acciones no son efectivas, y eficaces, estas organizaciones adquirirán cada vez más robustez experiencia y consistencia.
Toda acción puede ser contrarrestada con elementos necesarios y actos eficaces en los que no debe faltar:

Esfuerzo mancomunado entre la policía y la población. Para ello la población debe ser los ojos y los oídos de su policía, la policía el brazo armado de la población, ningún rol debe ser distinto a este.

Una red eficaz de inteligencia: Hablar de inteligencia no resulta fácil en algunos ámbitos, aun así y no habiendo otra sinónimo, es imprescindible que las fuerzas de Seguridad tengan una eficaz Red de inteligencia que funcione en forma permanente tanto en la faz preventiva del crimen, como para facilitar la búsqueda de los autores de delitos cometidos. Debe haber en esto un nivel de involucramiento absoluto, no solo por parte de los integrantes de las fuerzas de seguridad, sino también por personas (hombres y mujeres) que trabajen en tareas afines, no importando el nivel social, ni la tarea especifica que realicen en el campo laboral.

Revisión del accionar de la fuerzas de seguridad ajuntado sus métodos operativos a los tiempos que nos toca vivir.
Dentro de un nuevo marco de ejecución de operaciones contra el delito, los miembros de las fuerzas de seguridad deben iniciar un proceso de capacitación integral, continuar con el análisis de la estructura policial, incluyendo los órganos de comando, la distribución geográfica de los componentes estáticos (Comisarías, Destacamentos) y de las unidades móviles y terminar con una evaluación de los logros alcanzados.

Jefes policiales con clara capacidad de liderazgo Entendiendo al liderazgo como la capacidad para orientar, conducir o transformar organizaciones formadas por seres humanos. Es la acción de los líderes la que induce a los integrantes del grupo a actuar en pos de determinados objetivos, con relación a sus deseos, necesidades, aspiraciones, y esperanzas.
El liderazgo es algo sustancial en cada actividad. El líder hoy esta caracterizado, porque en cualquier ámbito, en cualquier nivel, en cualquier situación, lo que requiere al organización, cualquiera fuere su tipo es la pro actividad, es decir, personas que están adelante del problema, no atrás.
Para dirigir, el líder tiene que hacer mucho mas que limitarse a ocupar una posición de autoridad, porque sus subordinados reconocen, en quien esta al frente, la capacidad, la idoneidad, el reconocimiento. El mero hecho de ocupar una posición de autoridad, no es suficiente para convertir a una persona en líder.
Hoy en términos organizacionales ya no se manda, no hay dirección en el sentido de vector, hay conducción en el sentido de persuasión, por eso se habla tanto de inducir y de conducir. Organizando equipos y comunicando una visión, el líder es quien permanentemente se adelanta a las situaciones, y, es quien, el que en un momento determinado, anticipa situaciones y la prevee.

Decisión política: Sin dudas, el delito se combate con decisión política, o mejor dicho, si hay decisión política de combatirlo. Sobre esto hay ciento de experiencias mundiales exitosas pero ninguna tuvo un origen distinto. Fue la decisión política de aplicar un plan de reformas pensando en la seguridad pública como un sistema. Hablamos de un sistema que no solo formulación en leyes sino también tratar un nuevo sistema de seguridad.
Y no hablamos de aumentar las penas ni el número de efectivos de las fuerzas de seguridad. Se trata de optimizar la eficiencia del sistema.

Eficacia en el sistema judicial: Así como existe o debería existir una política educativa, económica o social, debe o debería haber una política criminal que como hemos indicado en el párrafo anterior que no solo se centre en el aumento o disminución de penas y de regimenes excarcelatorios, sino que oriente el debate a algo mas complejo pues, el sistema penal no solo esta integrado por el poder judicial, sino que también por el servicio policial y el penitenciario. Cualquier política de Estado en esta materia debe atender y reconocer el carácter ínter sistémico de las soluciones que deben aportarse
De nada sirve tener una excelente policía si después hay jueces que no son capaces de procesar “la realidad cotidiana”, en el menor tiempo posible, imponiendo penas condignas, aportando el sentido común en sus condenas, que, en los tiempos que corren parece ser el menos común de los sentidos.
Andres Penachino

Fuentes:
Biblioteca del Programa comunidades Seguras

MARCHA EN SAN ISIDRO POR RECLAMO DE SEGURIDAD


Miles de vecinos del conurbano bonaerense realizaron hoy frente a la municipalidad de San Isidro una multitudinaria marcha en reclamo de mayores medidas de seguridad, luego del asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea durante un asalto.


A raíz del importante respaldo que recibieron los familiares de las víctimas de hechos de inseguridad, se convocó a una nueva manifestación para el 13 de noviembre a Plaza de Mayo.

Por su parte, vecinos de Lomas del Mirador, partido bonaerense de La Matanza, también convocaron a una marcha a Plaza de Mayo para este martes a las 17 con el fin de "solicitar a los gobernantes que tomen urgentes medidas tanto en cambios jurídicos, como la urgente organización de la Policía".


El martes, el ingeniero Barrenechea, de 46 años, fue asesinado en su casa de Perú al 700 de la localidad bonaerense de Acassuso, donde al menos dos delincuentes ingresaron a la vivienda con fines de robo. De esta manera, los vecinos realizaron hoy un acto frente a la municipalidad de San Isidro para lo cual cortaron la esquina de la avenida Márquez y Centenario, donde levantaron un escenario para rendirle homenaje a las víctimas de la inseguridad.


El reclamo por seguridad fue destinado tanto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como al gobernador bonaerense, Daniel Scioli y al intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Justamente, Posee arribó a la marcha a las 18.25 junto al jefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salcedo, en medio de silbidos e insultos.

No obstante, los familiares de las víctimas no le permitieron permanecer en el escenario para evitar "politizar" el encuentro. El acto comenzó minutos después de las 18.30, en el que participó el titular de Red Solidaria, Juan Carr, quien pidió "a los gobernantes más seguridad y mejor justicia" porque "reclamamos lo que nos corresponde como ciudadanos". "Cada hijo nuestro que matan es un hijo de la Argentina", afirmó Carr, quien dijo además que "debe haber suficientes cárceles" y le envió un "abrazo a los padres" de Sofía Herrera, desaparecida en octubre pasado en Río Grande.


Otro de los oradores fue el rabino Sergio Bergman, quien puntualizó que "el dolor de San Isidro es de toda la Argentina" e instó a la ciudadanía a "tomar protagonismo" y "levantarse de la pasividad" porque "es nuestro tiempo para que la patria se ponga de pie y reclame paz".


A su vez, los familiares de las víctimas de la inseguridad exigieron "justicia para todos" porque "ya estamos cansados de vivir tragedias, de que nos maten, nos roben, nos violen y nos maltraten". El petitorio apuntó a la adecuación de las leyes "sobre responsabilidad penal de los menores"; a la existencia de "un sistema de reeducación social efectivo"; y a la "real" existencia de una articulación con municipios y organizaciones no gubernamentales.


Asimismo, Juan Carlos Blumberg, padre del joven Axel asesinado en 2004, subió al escenario y en breves minutos convocó para el 13 de noviembre a una nueva marcha a Plaza de Mayo. A su vez, el representante de Vecinos Autoconvocados Hugo Capenti se mostró "sorprendido" por las miles de personas que se acercaron a la municipalidad de San Isidro para expresar su apoyo y dijo: "Cristina (Fernández de Kirchner) escuche el mensaje, estamos pasando un pésimo momento, confíe en nosotros y tome medidas ya y firmes". Por su parte, el gobierno de Scioli insistió hoy en llevar al Congreso el proyecto de ley para impulsar la imputabilidad a menores. En declaraciones a Radio 10, el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, advirtió que "es hora de que el Congreso debata de una vez por todas si los menores de entre 14 a 16 años, para ciertos delitos graves, tienen o no responsabilidad penal".Los pedidos de los vecinos de San Isidro son diversos y el intendente Posse negocia desde hace meses la creación de una Policía propia en el partido que operaría en paralelo y de forma coordinada con la fuerza bonaerense. También, persiste el reclamo para que la Gendarmería Nacional no abandone la custodia de Villa La Cava.


Por el homicidio de Barrenechea fueron detenidos tres jóvenes, de los cuales uno sería el autor material del hecho, según informó el subsecretario de Seguridad bonaerense, Paul Starc. Fuente: DYN

domingo, 26 de octubre de 2008

MASACRE EN LA PLANTA TRANSMISORA


Lo dijo el fiscal que investiga la masacre en la Planta Transmisora. Aseguró que la Policía bonaerense no volverá a instruir el expediente y que "se avecina un arduo y estimulante debate jurídico". El imputado Cepeda volverá a declarar. El policía Casetti exigió otra pericia de rastros a un llavero

El imputado Pablo Cepeda, sindicado como autor material por el triple crimen de los policías ocurrido el 19 de octubre de 2007 en la planta transmisora de 7 y 630, pidió ayer volver a declarar ante el fiscal Marcelo Romero. La audiencia para Cepeda fue fijada para la próxima semana, según informaron fuentes judiciales.
En tanto, la defensa del policía Marcos Casetti, ex compañero de trabajo de las víctimas, formalizó ayer el pedido de un nuevo peritaje anticipado el martes por Trama Urbana. El estudio pericial se practicará, con peritos de parte a propuesta de la defensa, sobre el llavero incautado en una camioneta Chevrolet LUV perteneciente a la planta transmisora, y en la que fugaron algunos de los asesinos de los policías Alejandro Vatalaro, Pedro Díaz y Ricardo Torres Barboza.
Al comienzo de la investigación, los peritos de la Suprema Corte encontraron en ese llavero las huellas digitales de Casetti, que además dijo que luego del triple crimen, perdió su arma reglamentaria 9 milímetros. El mismo calibre con el que fueron ejecutadas las víctimas. Ayer, tras las siete prisiones preventivas dictadas por el juez César Melazo, el fiscal de la causa, Marcelo Romero, dijo a Hoy que "aún resta mucho trabajo por realizar".
"Los méritos en el avance de la investigación se deben al trabajo de los colaboradores de la UFI (Unidad Funcional de Instrucción) nº 6; al personal del servicio penitenciario a cargo del agente de enlace, al inspector mayor Hugo Rascov que acercó a la fiscalía la línea investigativa del ministerio de Justicia en reemplazo de la sustentada hasta entonces por el ministerio de Seguridad; a la Unidad de Investigaciones e Inteligencia de la Gendarmería Nacional a cargo de Marcelo Martinengo y a la policía judicial a cargo de Jorge Amorín", señaló el fiscal al precisar los distintos reconocimientos.
Romero también dijo que "todos los imputados en esta causa son defendidos por excelentes profesionales del fuero platense, razón por la que se avecina un arduo y estimulante debate jurídico en aras de la verdad y la justicia".
Por último, el fiscal explicó que no será posible acatar la solicitud del juez Melazo en la que pedía que se reincorpore a la Policía bonaerense en la investigación, porque "la ley 1.390 prohíbe expresamente la intervención de una fuerza en la instrucción, en la que un integrante esté sospechado".
En el triple crimen, hay un policía con prisión preventiva y otros cinco sindicados. Se trata de Cepeda, Casetti, Miguel Tobar, Fabián "Kunta" Rivero y Edgardo "El Paisano" Zúcaro, Juan Pablo "Papupa" Córdoba y Gabriel "Tallarico" Pereyra. En tanto, Gustavo "Papupa" Córdoba sigue prófugo.

La Cámara revisa las prisiones preventivas

La prisión preventiva dictada el miércoles por el juez Melazo, a instancias del fiscal Romero se basa en el relato de testigos de identidad reservada quienes dijeron escuchar a alguno de los acusados cuando contaban a modo de hazaña detalles de la masacre en la Planta Transmisora y la forma en que venderían las armas y chalecos antibala sustraídos a las víctimas.
Otros testigos dijeron que vieron a algunos de los imputados cuando escapaban en la camioneta asignada a la Planta Trans-misora. Las prisiones preventivas serán apelada por la defensa ante la Cámara Penal.

PRISION PREVENTIVA PARA LOS IMPUTADOS EN EL TRIPLE CRIMEN DE LOS POLICÍAS.


Consultado el Fiscal Marcelo C. Romero respecto de la resolución del Juez César Melazo, manifestó: "Todavía resta mucho trabajo por realizar.
Los méritos en el avance de esta investigación deben ser reconocidos merced al invalorable trabajo de mi equipo de colaboradores de la UFI 6, al personal del Servicio Penitenciario Bonaerense -especialmente en la persona del Inspector Mayor Hugo Marcelo Rascov -quien acercó a esta Fiscalía la línea investigativa del Ministerio de Justicia de la Provincia-, al personal de la Unidad Especial de Investigaciones e Inteligencia de la Gendarmería Nacional, encabezada por el Comandante Mayor Marcelo Martinengo y al Sr. Secretario de la Policía Judicial, Dr. Jorge Amorín..."

"Por otro lado, todos los imputados en esta causa son defendidos por excelentes profesionales del foro platense, razón por la cual se avecina un arduo y estimulante debate jurídico, en aras de la Verdad y la Justicia..."

viernes, 24 de octubre de 2008

PIBES CHORROS



Estadísticas Bonaerenses “oficiales”, indican que, en los últimos 12 años se triplico la cifra de menores detenidos en la Provincia de Buenos Aires. Otra fuente Bonaerense también indica que, alrededor de 1.000.000 de delitos por año son cometidos por menores, pero que solo el 1 % se denuncia.
La muerte del Ingeniero Ricardo Barrenechea, sensibiliza a la opinión pública y pone nuevamente en debate que hacer con los menores delincuentes.
Este fenómeno es tan recurrente que, en el año 2006 escribíamos una nota para una revista del medio que hoy transcribimos. Cualquier similitud con la realidad "es una verdadera coincidiencia".
Esperemos que haya perdido vigencia dentro de dos años.

Aquí la nota

En noviembre de 2003 un programa de investigación periodística, ingreso a la villa La Cava, y entrevisto a unos pibes, que contaban con lujo de detalle y arma en mano como cometen una variada gama de delitos.

El verano de 2006 en Mar del Plata, una inusual marcha de vecinos a la que se agregaron muchísimos turistas, marca un nuevo hito en la larga lista de pedidos de nuestra sociedad. Ellos se juntaron para solicitar a las autoridades una solución por la gran cantidad de delitos cometidos por menores, los que aprendidos recuperan su libertad prácticamente de inmediato, para volver a delinquir. Ellos pedían, entre otras, que los menores que delinquen sean alojados en algún lugar específico para su rehabilitación.
…………………………….

¿Quiénes son estos chicos?, ¿De donde provienen?. Son chicos, pobres, marginados, chicos de la calle.
El tema de la pobreza reaparece en la sociedad moderna como marginalidad, generalmente asociada con ciertos espacios urbanos y rurales. La pobreza se suele definir como una situación de carencia de acceso a ciertos bienes y servicios o la imposibilidad de alcanzar un cierto nivel de ingresos. Sin embargo este concepto deja afuera la exclusión, cuyas consecuencias son aún peores que la pobreza misma.
Es te tema ha adquirido una renovada importancia en Argentina, sin embargo, "la incapacidad del Estado" para superar dicha situación, desde la década del setenta, cuando comenzó a recrudecer la pobreza fue notoria.
Los débiles programas que procuraron remediar algunas manifestaciones de pobreza, ya sea en alimentación, salud, educación, vivienda o en trabajo, parcializaron la realidad del pobre, ya que el pobre no lo es en: salud, en educación o en trabajo, sino en todo ello simultáneamente.
La superación transitoria de alguna carencia aislada suele tener como consecuencia entonces un impacto menor y momentáneo sobre la condición de pobreza. El caso de los chicos hambrientos de Tucumán es un ejemplo válido de lo antes dicho.
No solo a través de un mayor ingreso por la facilitación de bienes y servicios que se supera la condición de pobreza: el pobre lo es además por un reconocimiento social como tal, por su débil inserción en el aparato institucional de la sociedad, por su baja estructuración organizativa, por su reducida capacidad para generar demandas orgánicas sobre el aparato estatal, etc. En esto consiste a grandes rasgos la exclusión.
Si bien varios son los factores darían explicación a este fenómeno, el más importante refiere a décadas de estancamiento, y las profundas transformaciones vividas como consecuencia del proceso de reestructuración económica, impactando sobre el empleo de una manera que no registra antecedentes.
La mayoría de los pobres son niños, la mayoría de los niños son pobres es una frase que impacta porque los chicos no son el futuro sino el presente.
Si solo pensamos en estos chicos cuando sean adultos será demasiado tarde, porque muchos no llegarán a serlo y más allá de los alarmantes índices de mortalidad, por diversos factores, los chicos pobres lo saben y lo viven.
Se saben excluidos, mal alimentados, hacinados, expulsados del sistema educativo, sin ninguna posibilidad de ingreso al sistema laboral cada vez más chico y menos seguro.
Se saben marcados por el sistema, se saben violados, ultrajados, manoseados, independientemente de que estos hechos se hallan producido materialmente o no.

Ven que sus padres (cuando los tienen) trabajan en las peores condiciones (cuando tienen trabajo) ganando cada vez manos, los ven salir a buscar trabajo sin resultado, los ayudan de noche a revolver tachos de basura para procurarse, posiblemente el único sustento de ese día, los ven vencidos y sin fuerzas para luchar.
En estas condiciones los niños se encuentran en peores condiciones que sus progenitores por su imposibilidad de conseguir una tarea digna.
Así las cosas, los más osados, o los que viven de la limosna, agarran la calle definitivamente, juntándose con otros chicos, formando las famosas ranchadas donde conviven niños y niñas. Saben que en grupo infunden miedo, especialmente cuando encaran a las mujeres o a otros chicos, y es así que sintiéndose más seguros, comienzan con las pillerías. Luego viene la droga, incursionan en el delito propiamente dicho, o alguna combinación de estas opciones.
De un tiempo a esta parte hay una tendencia alarmante de menores involucrados en hechos delictivos por demás variados, muchisimos mandados por mayores.
Sus acciones van desde la búsqueda de blancos fáciles o vulnerables, haciendo inteligencia frente a: negocios, casas donde reside gente mayor, etc., hasta aquellos que, en compañía de mayores o solos, roban, asaltan y a veces matan.
Como ejemplo podemos citar el hecho ocurrido en los primeros días del mes de Julio de 2001 en Mar del Plata, donde fue noticia un chico que amenazó a un anciano con un arma para robarle, dentro de una farmacia. Ante la negativa del anciano, el chico (alrededor de 11 años) le dijo, "abuelo te tengo que matar". Y le pego un tiro. El anciano falleció días después tras atravesar una lenta agonía.
Días después otro chico, esta vez de 14 años mantuvo angustiado a medio país cuando, junto con otros adolescentes fue sorprendido robando en un supermercado de la zona Sur. Alertada la policía tomaron como rehenes al personal y clientes. Tras una tensa negociación se entregaron, entre ellos un nene apodado CHUKI con antecedentes policiales previos al hecho de referencia
Hace poco un empleado judicial comentaba como un pequeño de doce años con una facilidad increíble desarmaba y armaba una pistola en poco tiempo.
Los pequeños sueñan con la “Bersita”, pistola cal .22 LR, por ser manuables y fácil de manipular. También buscan desesperadamente una carabina de fabricación nacional, calibre .22 LR, fácil de convertir en ametralladora. Los más grandes alquilan una 9 MM para salir a robar.
Según lo escrito en párrafos anteriores, muchos chicos son usados por mayores, incluyendo sus progenitores, los que ya no manipulan las armas en los asaltos, esa es tarea de los menores. Porque además de manejarlas correctamente, pueden ejecutar cualquier tipo de acción sin mayores reparos y sin ningún tipo de remordimiento, aun actos de extrema violencia.

En algunos casos, “pueden trabajar” por la comida o por una parte ínfima del botín.

Es de público conocimiento que, personas mayores, llevan a diferentes barrios a adolescentes que, con la excusa de vender elementos de limpieza, ingresan a la casa de incautos y hurtan lo que pueden. Se encuentran en una esquina predeterminada, cargan los elementos sustraídos en el vehiculo que los transporta (combis) y lo reducen en el barrio donde residen. Nunca ejecutan sus acciones en un mismo barrio, de modo que es muy difícil encontrarlos nuevamente.
Se han dado casos de traslado de menores de un partido a otro para ejecutar delitos mayores como: asaltos a mano armada, o intrusión a viviendas con fines de robo, etc.

Aquellos que han crecido en un medio agresivo llegan a considerarlo como un modo permanente de vida. Los que han perdido a sus seres queridos en hechos violentos, o los que cuentan con familiares allegados que protagonizan hechos delictivos, con un adecuado entrenamiento pueden convertirse en perfectos criminales.

En algunos casos el delito puede significar la única posibilidad de supervivencia. Un adolescente sorprendido vendiendo droga, comento a un periodista que lo entrevisto lo siguiente. Para ingresar como repositor en un súper, exigen como mínimo estudios secundarios, si vivís dentro de una villa es imposible conseguir empleo, pues los encargados de hacer el pre laboral no se arriesgan a entrar a verificar tus datos. Para vender artículos robados, o droga no se necesita ningún requisito. Esa o salir a juntar cartones, culmina el joven.

¿ Porque son buscados los chicos para cometer actos delictivos?.

La inimputabilidad y la impunidad son dos factores determinantes. Es mas, cuando comenten delitos acompañados de mayores, los mismos los alientan a que asesinen a sus victimas sabiendo que es imposible que los imputen.

Según fuentes de ONGs., en Buenos Aires alrededor de 60.000 chicos son obligados a ejercer tareas delictivas.
Según la O.I.T. alrededor de 300.000 chicos están por debajo del nivel de pobreza y son obligados a trabajar en cualquier cosa.
No pretendemos aquí circunscribir el delito, el narcotráfico y la violencia a los sectores pobres, ya que vivimos en un país donde abunda la corrupción en todos los niveles, también lo son ladrones de guante blanco que funden bancos y empresas dejando a miles de personas en la calle, aunque muy poco se hable de ellos, los políticos corruptos que con una voracidad desmedida roban cuanto pueden, dure lo que dure su gestión, etc., etc., y por supuesto, los yuppies que aspiran cocaína para estar en forma.
Especialistas en la materia pueden nombrar un sin numero de factores de riesgo para los menores de cualquier condición social de caer en las garras del delito.
Tampoco se pretende decir que todos los pobres sean buenos y sean víctimas del sistema.
Aún así se intenta no caer en la opción de víctimas y victimarios, los chicos pobres llevan las de perder. Por ser pobres y por ser chicos.
Con esta forma de vida es casi imposible llegar a adulto. Porque vivir significa tener un proyecto. Entonces se vive un presente signado por lo inmediato y con sustitutos como la droga que les permite conocer "otras realidades", así pueden "viajar" al menos a alguna parte aunque sea solo un viaje de ida.
De todas forma no hay donde regresar.
Hasta hace poco en Fuerte Apache se leía un graffiti que decía "La droga mata lentamente, abajo habían escrito “no importa yo no tengo apuro"
La pobreza está sacrificando generaciones enteras y ello es como bien indicado "humanamente inaceptable" por cuando se están violando los derechos humanos más esenciales.
Alguien dijo alguna vez, "vivimos en un mundo prestado por nuestros hijos", por lo tanto ha llegado la hora de pensar, “que estamos haciendo para hipotecar de semejante forma el futuro de esos chicos.
La pobreza es una cuestión de estado que debe involucrar al gobierno nacional, provincial, y municipal e instar a la búsqueda articulada de una política social solidaria, eficiente y equitativa. Pero además la es un problema publico cuando se ha trasformado en una condición social que afecta a millones de personas.

Como hemos escrito al principio de la nota, el combate contra la pobreza exige eliminar definitivamente sus causas y no solo resolver los problemas más urgentes. Si las soluciones siguen esperando un tiempo político, en poco tiempo encontraremos legiones de jóvenes sin trabajo, sin estudios, cargados de frustración y odio, y librados a su propia suerte, saliendo a buscar lo que ellos consideran sus propios espacios. Entonces muy probablemente escuchemos cada vez más seguido “abuelo te tengo que matar”

Andres Penachino
Julio 4 de 2006
fuente revista Baluarte 7 / 2006 mismo autor

jueves, 23 de octubre de 2008

¿ESTAMOS EN GUERRA?


Murió el policía baleado durante un intento de robo en Villa Crespo.


Había recibido dos balazos al tratar de evitar un asalto en un local de ropa de montaña, en Godoy Cruz al 1300. Tras el hecho, lo habían trasladado en helicóptero al hospital Churruca, debido a la gravedad de su estado. En el enfrentamiento también resultó herido un ladrón.


El efectivo se llamaba Carlos Nahuel De Antuen, tenía 34 años, era casado y padre de un nene de 9 años, de acuerdo a lo precisado por la fuerza.


En lo que va del años hay una decena de policías asesinadas a manos de delincuentes que no dejan de aumentar en numero, audacia y agresión. La sociedad ha perdido otros seis integrantes más y como tal, estamos dolidos. Pero no debería ser así.
El compromiso en el combate contra el delito no puede ser solo de la policía, sino de la comunidad toda, la que debe enfrentar a la actual ola delictiva y asumir la cuota de responsabilidad que le corresponde. Y en tanto no recuperemos nuestra propia geografía, seguiremos lamentando estas pérdidas verdaderamente irreparables.
Hoy, toda nuestra sociedad es la que está en guerra. El enemigo es la delincuencia y solo la comunidad toda debe quitarles a los delincuentes el territorio que usurparon. "Todos nosotros corremos peligro", peligro de muerte.
Hay un viejo axioma militar que dice: enemigo que avanza, tierra arrasada; enemigo que huye, puente de plata. Cuando no existe un territorio librado para el ciudadano común, cuando la geografía pertenece en su totalidad a la delincuencia, la sociedad debe recuperarla, debe intervenir con los medios que cuenta en apoyo de su policía.
La indiferencia se ha hecho doctrina en nuestra población y en tanto y en cuanto no abandonemos la actitud del "no te metas", la delincuencia seguirá ocupando más y más terreno dentro de nuestra geografía, de nuestros barrios, de nuestras vidas. Ya no vale escudarse en el “no sabe”, “no contesta”, “no me incumbe”, “a mi no me pasa”. La delincuencia no discrimina, no separa en rubios o morochos, de River o de Boca, Radicales o Peronistas, Kirchneristas o del Pro, Unitarios o Federales, todos podemos ser víctimas del latrocinio, del asesinato. Y si hasta hace muy poco la perdida se podía justipreciar en tal o cual valor. Hoy una existencia vale menos que un celular.
La primera premisa en consecuencia es la defensa común, la solidaridad como herramienta fundamental del que hacer cotidiano. Donde una ofensa, un ataque, una tropelía cometida contra cualquier integrante de la sociedad, es un ataque a la comunidad.
Es el enemigo el que debe sentirse inseguro del terreno que pisa. No debe encontrar refugio, todo ámbito le debe ser hostil. La responsabilidad no se delega, se asume, y la responsabilidad de la población cuando está en juego su propia supervivencia, es la de transformarse en actor y no en mero espectador y testigo crítico de la acción que cumplen otros para salvaguardar su integridad.
No es necesario armarse y pretender ejercer legítima defensa.
No es por el camino de los justicieros que resolveremos este asunto, como se escuchaba en la manifestación por el asesinato del Ingeniero de Acasuso (1 X1), porque este sendero conduce indefectiblemente a la "libanización" de un conflicto que debe ser circunscripto al accionar policial y judicial.
Si cada ciudadano se convirtiera en los ojos y oídos de su policía. Si se denunciara cada actividad sospechosa, cada corredor delictivo, sus aguantaderos; si se evitara la compra de algún producto ilícito, si se denunciara a los comerciantes que lucran con objetos robados... ¡Si existiera la solidaridad! la geografía volvería a ser de los hombres y mujeres de bien y no de la delincuencia
Todos nosotros tenemos las manos manchadas con sangre, la sangre de ciudadanos que murieron absurdamente a manos de criminales despiadados e irracionales, porque simplemente seguimos permitiendo que delincuentes de todo tipo transiten libremente por nuestra geografía.
¿Cuántos muertos más deberemos tener para comenzar a tomar conciencia de que el crimen nos afecta a todos?
Sí, hay una guerra y resulta vital ganarla. Esta situación no la buscamos ni la quisimos, pero todos tenemos el deber de enfrentarla
Y porque no la buscamos ni la quisimos, solo entre todos, "policías y ciudadanos", la vamos a ganar.

UN DETENIDO POR EL CRIMEN DE ACASUSO


Se trata de un menor que integraría la banda que mató a Ricardo Barrenechea; Scioli pidió bajar la edad de imputabilidad.

Un menor de 15 años fue detenido ayer sospechado de tener una vinculación con la banda delictiva que asesinó a sangre fría al ingeniero Ricardo Barrenechea en su casa de Acassuso, partido de San Isidro.


Fuentes de la investigación informaron a LA NACION que el menor, apresado en la villa Puerta de Hierro, en Ciudad Evita, La Matanza, no sería el autor material del homicidio. El asesino sería uno de los dos menores de edad que ahora tienen pedido de captura y que anoche eran buscados por la policía bonaerense.


Se agregó que en los allanamientos en Ciudad Evita se detuvo a otras dos personas: una mujer de 32 años, que sería la madre del menor de 15, y un adolescente de 17 años, que tenía pedido de captura de la Justicia de San Martín. A la mujer se le atribuye el acopio de municiones y armas, que fueron secuestradas durante los procedimientos.


El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, sostuvo ayer: ?Hay que bajar la edad de imputabilidad para delitos graves. Una vez más nos encontramos ante un caso de menores reincidentes que llevan adelante delitos graves, disparando y vaciando un cargador de una pistola de calibre 45?. Se refería el mandatario al menor detenido por el crimen del ingeniero Barrenechea.


Justamente, ese homicidio motivó la conferencia de prensa que ofreció ayer el gobernador, acompañado del ministro de Justicia, Ricardo Casal; el de Desarrollo Humano, Daniel Arroyo, y los subsecretarios de Seguridad e Investigaciones, Carlos Stagnaro y Paul Starc, respectivamente.
En la investigación del homicidio del ingeniero Barrenechea trabajan 15 fiscales y 15 secretarios penales del Departamento Judicial de San Isidro. Fuentes de la causa explicaron a LA NACION que los delincuentes que ingresaron en la casa de la víctima se movilizaban en un Volkswagen Gol gris, con vidrios polarizados.
?Sospechamos que la banda que participó en el hecho vive en la villa Puerta de Hierro y cometía los hechos delictivos en la zona norte del conurbano?, dijo un investigador y agregó que se trata de determinar si hubo un entregador.
Fuentes de la investigación dijeron ayer a LA NACION que el chico de 15 años apresado tenía dos pedidos de captura, uno de ellos de la justicia de menores de Lomas de Zamora. En los allanamientos hechos en Puerta de Hierro, donde estuvo presente Starc, se secuestró una pistola 45, calibre utilizado para asesinar a Barrenechea.
Ayer por la tarde, en el Concejo Deliberante de San Isidro, por unanimidad, se aprobó un proyecto de resolución donde se declaró la emergencia en materia de seguridad.

En una emotiva y corta sesión, donde hubo familiares de víctimas de la inseguridad que ingresaron en el recinto junto con el intendente Gustavo Posse, los concejales sanisidrenses, solicitaron, entre otros puntos, que la Procuración General y al Ministerio de Seguridad de Justicia bonaerenses arbitren los medios necesarios a fin de dar celeridad a las investigaciones penales en curso, que impidan la impunidad de los delitos graves y la liberación de los detenidos?peligrosos; la incorporación al servicio activo del personal de seguridad idóneo en situación de retiro, para cumplir funciones de prevención, y la reinstalación inmediata de los puestos de control de fuerzas de seguridad nacional que se encontraban en el ámbito del distrito.


Poco antes, en un comunicado, la Gendarmería Nacional informó que por instrucciones del ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández, esa fuerza permanecerá en la villa La Cava, en San Isidro. Anteanoche, el intendente Posse había dicho que se había retirado el último puesto fijo de gendarmes.


Al ver la bandeja de sándwiches que una de las vecinas le ofrecía, un gendarme le dijo: ?No gracias señora, estamos de servicio?. Esa escena ocurrió ayer, a las 15, cuando los gendarmes volvieron a ocupar sus antiguos lugares de vigilancia en las inmediaciones de la villa La Cava.


La semana pasada el municipio, a pedido de los vecinos que levantaron firmas, presentó un amparo ante la justicia federal de San Martín, basado en que el retiro de los controles era inconstitucional.


De los diez puestos fijos que había en las inmediaciones de la villa, ayer sólo se repusieron cinco.
?No sé si esto se arregla con más patrullas y gendarmes, creo que se arregla con más equidad social para que los chicos que viven en La Cava puedan estudiar, tener una oportunidad laboral?, dijo Paula Smith, vecina de Acassuso que, preocupada, paseaba a su perro a una cuadra de la casa de los Barrenechea.


Con la colaboración de Gustavo Carabajal, Ramiro Sagasti y Paula Soler

martes, 21 de octubre de 2008

LA PALABRA DEL DÍA


gángter

Parece no haber acuerdo sobre la grafía en español de esta palabra de origen germánico, que nos llegó a través del inglés.

En efecto, el Diccionario de la Academia la incluye como gánster, mientras que el Diccionario de uso del español, de María Moliner, con la grafía gángster, la define como ‘bandido; malhechor que constituye con otros una banda’.

El académico Manuel Seco, en su Diccionario de dudas, registra ambas formas, aunque señala como principal la que aquí utilizamos.

El término fue acogido por la prensa en lengua española como reflejo de las malas traducciones de las películas de Hollywood, de modo que la etimología debemos buscarla en el inglés, lengua en la cual se refiere al que forma parte de una gang o banda de delincuentes.

Gang proviene del noruego antiguo gangr, que lo tomó del verbo germánico ganggan ‘ir’ y de éste, el escocés gang, con el mismo significado.

En escocés adquirió el sentido de ‘trayecto recorrido en una jornada’ y también de ‘conjunto de cosas cargado en una jornada’.

Hacia fines del siglo XVII, gang era en escocés ‘un grupo de trabajadores’ y unos años más tarde, ‘un grupo de personas que actuaban en conjunto para un propósito dado, generalmente indeseado, incluso delictivo’.

ASESINANDE UN BALAZO A UN POLICIA PARA ROBARLE EL ARMA



Asesinan de un balazo en la cabeza a un policía para robarle el arma
Gustavo Ramet formaba parte de la banda de la Policía que había tocado durante el festejo del aniversario de la fuerza. Iba a su casa cuando fue baleado por dos delincuentes que se desplazaban en moto.

Oscar Guillén - oguillen@losandes. com.ar Dos delincuentes asesinaron ayer a un cabo primero de la policía y luego le quitaron el arma y la billetera. El brutal asesinato ocurrió ayer cerca de las 21, en Cipolletti y Las Moreras, en el barrio Cementista de Las Heras.Según la versión de por lo menos tres testigos, el Cabo Primero Gustavo Ramet (37) se encontraba conversando con una persona y, repentinamente, aparecieron dos hombres en una moto y, sin detenerse, le efectuaron un disparo que dio en la cabeza del uniformado que habría muerto instantáneamente.
Luego de robarle el arma y la billetera, los delincuentes se marcharon en una moto negra marca Motomel de baja cilindrada. Pero éstos no serían los únicos delincuentes que habrían participado del hecho ya que una segunda moto también estaría relacionada con el brutal homicidio que se produjo el mismo día que los uniformados celebraron el 198 aniversario de la fuerza.Con 16 años en la fuerza, Ramet tenía el grado de cabo primero, era casado, tenía un hijo y vivía en la calle José María Godoy de Las Heras, a unas 10 cuadras de donde lo mataron.
Ayer a las 20.30 había salido de franco luego de actuar como bastón mayor de la formación musical en los festejos de la Policía que se realizaron en el auditorio Angel Bustelo. El policía llegó a Caballería y de allí, a pie, se dirigía a su casa, cuando encontró la muerte.Ni bien la noticia fue irradiada por la frecuencia policial, todos los uniformados que estaba trabajando se dedicaron a la búsqueda de los motociclistas.
Rápidamente, quedaron demorados por lo menos cuatro hombres que iban en dos motos pero, en principio, para tomarles testimonios.Caos y dolorDespués que el cadáver fue retirado, la escena del crimen se llenó de uniformados y con la llegada de los vecinos y la prensa, el lugar se transformó en un verdadero caos, al punto que cualquiera podía meterse en la zona vallada sin que nadie le dijera nada.
El mismo ministro de Seguridad Carlos Ciurca fue a hablar con algunos vecinos que gritaban y aplaudían, sin respetar el dolor que dejaban traslucir muchos policías. "No tenemos muy claro cómo fue el asunto", decía un alto comisario mientras la gente de Criminalística buscaba huellas y sobre todo la vaina del proyectil que mató a Ramet.Pasadas las 22.30, llegó al lugar Luis Correa Llano, fiscal de Delitos complejos.
El funcionario judicial se hizo cargo de caso y de inmediato estableció con Ciurca que se ofreciera una recompensa."Los únicos datos que tenemos es que fueron dos personas que se movían en moto. Justamente, estamos buscando esa moto", explicó ante la prensa el superfiscal, confirmando que Ramet estaba conversando con una persona cuando fue atacado. Correa Llano explicó también que por el momento no había detenidos.
Recompensa de 50.000 pesos

El fiscal de Delitos Complejos Luis Correa Llano decidió ofrecer una recompensa de 50.000 pesos a las personas que den información para detener a los homicidas del cabo primero Gustavo Ramet.El funcionario judicial le pidió al ministro de Seguridad Carlos Ciurca que instrumentara la recompensa en la misma escena del crimen. Quien tenga datos certeros puede concurrir a cualquier comisaria u bien a la Fiscalía de Delitos Complejos que funciona en el Palacio Policial

MIENTRAS UN EMPRESARIO ERA ASESINDO EN SAN ISIDRO EN OCASION DE ROBO UN COMERCIANTE ERA CONDENADO A 10 AÑOS DE PRISION POR MATAR A DOS MOTOCHORROS


A 15 cuadras de donde asesinaron al ingeniero Barrenechea y balearon a su hijo Tomás, presuntamente los mismos delincuentes habrían embestido también contra Dauro García, de 60 años y le dispararon a su empleada doméstica. De un día para el otro el ministro de Justicia y Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, decidió levantar la Gendarmería que cumplía vigilancia en la villa La Cava de San Isidro y los barrios de los alrededores desde abril de 2006.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Asfixiado por los crímenes ocurridos en San Isidro en las últimas horas producto producto de la desición de retirar la Gendarmería de la villa La Cava, el ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, mandó a eliminar las estadísticas de criminalidad de la página del ministerio que él conduce.


Como si barriendo debajo de la alfombra los números que queman se solucionara la situación que conmueve a la ciudad de Buenos Aires.


Las últimas noticias agregan al caso del ingeniero baleado en San Isidro que los delincuentes que además balearon a Tomás Barrenechea estaban "sacados".

Antes de parar en la casa del ingeniero, pasadas las 7, intentaron asaltar al jubilado Dauro García en su casa del barrio de Las Lomas, en San Isidro, y como no pudieron llevarse objetos de valor, le dispararon en el torax. Su empleada domética se encontraba dentro del hogar en el momento del asalto y también recibió un balazo.

Ambos fueron trasladados al Hospital Cental de San Isidro, el mismo donde fue derivado en un principio el hijo del ingeniero asesinado esta mañana en Acassuso cuando salía a trabajar.

La policía bonaerense sospecha que se trató de un posible raid delictivo, ya que los dos intentos de robo se produjeron a 15 cuadras de distancia y a pocos minutos de diferencia, según consta el sendas denuncias radicadas.

Esto sucede luego que así como si nada y de un día para el otro el ministro de Justicia y Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, decidiera levantar la Gendarmería que cumplía vigilancia en la villa La Cava de San Isidro y los barrios de los alrededores desde abril de 2006. La decisión causó malestar y preocupación entre los vecinos de la zona y en el intendente Gustavo Posse. Por eso, el municipio presentó un recurso de amparo ante la justicia federal de San Martín para que esa fuerza vuelva a brindar seguridad en la villa y los barrios que la rodean.

Sin embargo, nada sucedió y los ciudadanos quedaron a merced de la feroz inseguridad que se vive en el conurbano bonaerense.


Hasta esta mañana, Tomás Barrenechea, de 17 años, lucha por su vida en el Hospital de San Isidro.

El hecho ocurrió esta mañana en una casa ubicada en Perú 725, a metros de la avenida Del Libertador, en Barrancas de San Isidro, en el norte del conurbano, donde ambos hombres fueron baleados delante del resto de la familia.

Todo comenzó cerca de las siete de la mañana cuando al menos dos delincuentes sorprendieron al ingeniero Ricardo Barrenechea (46) cuando salía de su casa aparentemente para dirigirse a su trabajo.

En ese momento, los asaltantes lo amenazaron con un arma y lo obligaron a ingresar nuevamente en su casa, donde se hallaba su hijo de 18, una hija adolescente y su esposa.

Según las fuentes policiales, aparentemente el hombre pretendió resistirse al robo y comenzó a forcejear con uno de los ladrones, pero el otro le disparó un tiro y lo mató.

La policía informó que los delincuentes huyeron del lugar sin consumar el robo, mientras que la esposa del ingeniero llamó a la policía y a una ambulancia para auxiliar a su marido y a su hijo.

Cuando llegaron los médicos, el ingeniero ya estaba fallecido, mientras que el hijo presentaba al menos un balazo a la altura de uno de sus hombros.


El 16 de octubre el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se refería al pedido que la comuna, en nombre de los vecinos, realizó para que efectivos de la Gendarmería Nacional vuelvan a custodiar el barrio La Cava, en Béccar.

“Quedaron dos puestos de control de Gendarmería de los diez que había; en un primer momento ese lugar era custodiado por la Prefectura, pero después se hizo una base para la Gendarmería con asiento en el Campo Municipal de Deportes Nº 1, ubicado a metros de La Cava”, indicó el jefe comunal.

“Hace cosa de 15 días un comandante de la Gendarmería me llamó para decirme que la fuerza se iba a retirar del lugar, pese a que desde la comuna le hicimos varias ofertas institucionales para que conserven su puestos”, precisó Posse en declaraciones a un canal de cable.

“La razón de la retirada de La Cava es porque la Gendarmería tiene ahora que brindar seguridad en los trenes de la zona oeste”, añadió, para luego señalar: “Traté de hablar con el ministro (de Justicia y Seguridad) Aníbal Fernández pero no obtuve respuesta”, indicó.

“En lugares como Fuerte Apache, con la excusa de que allí no hay tanta articulación social ni labor con la policía y con las fuerzas de lugar, sí permanece la Gendarmería , pero en un lugar tan importante como es La Cava se pierden diez puestos fijos de Gendarmería, situación que es lamentable porque se
había logrado neutralizar el delito en esa zona”, subrayó el intendente sanisidrense.

En igual sentido, explicitó que “por pedido de los vecinos, hemos presentado un acción de amparo para solicitar que retorne la Gendarmería a brindar seguridad en La Cava. Ahora, la situación la estamos controlando con personal del Programa Cuidado Comunitario y, por supuesto, con la acción de la
policía bonaerense, trabajando mucho con el ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, pero obviamente no se obtiene la misma eficacia de prevención como cuando actuaba también la Gendarmería”.

En igual sentido, afirmó que “el Gobierno nacional ha avanzado muchísimo sobre La Cava con el Plan Federal de Viviendas y con la urbanización del lugar, por eso para completar la tarea se requiere la presencia de Gendarmería, la presencia institucional de esta fuerza es muy importante”.

“Los vecinos quieren que la Gendarmería se quede; ellos creen que de buenas a primera dejarlos sin esa fuerza de seguridad, es desprotegerlos”, concluyó.


LA OTRA CARA DE LA MONEDA


Un empresario de 61 años, que en 2002 había matado a tiros a dos delincuentes que intentaron asaltarlo en el barrio de Belgrano, fue condenado a 10 años de prisión por doble homicidio, al entender la Justicia que no actuó en su legítima defensa.


Así lo resolvieron los jueces Horacio Díaz, Diego Barroetaveña y Carlos Bossi, del Tribunal Oral en lo Criminal N° 21.
Los fundamentos de la sentencia, se informó ayer, serán difundidos el 4 de diciembre próximo.
José Luis Vercesi fue llevado a juicio porque el 2 de febrero de 2002, cerca de las 11, fue atacado cuando iba en su Peugeot 505 bordó, al detenerse en el semáforo del cruce de Avenida del Libertador y Mendoza.


Los testigos dijeron en ese momento que un hombre se acercó, le robó el reloj, y lo cortó en el cuello con un cuchillo, mientras le exigía que le entregara el dinero.


Vercesi sacó un arma calibre 9 milímetros que llevaba en el auto y disparó al menos ocho veces sin levantarse de su asiento. Mató al ladrón que lo había cortado y a un cómplice que estaba en una motocicleta. Los testigos dijeron que otros dos delincuentes, que estaban de apoyo en un Renault 12 huyeron.


Vercesi quedó detenido entonces en la comisaría 51a. hasta que el juez de instrucción José Luis Rimondi lo excarceló, al entender que había sido un caso de homicidio con exceso de legítima defensa.


Durante todos estos años, Vercesi estuvo en libertad, hasta que llegó a juicio. El fiscal había elevado la causa a juicio por homicidio y la fiscal general María Luisa Jalbert pidió que sea condenado a 9 años de prisión al sostener que había cometido el mismo delito.
El abogado José Luis Puricelli, que defiende al acusado, dijo a LA NACION que antes del proceso, "la fiscal había accedido a que se realizara un juicio abreviado, donde el acusado debía admitir su responsabilidad por haber cometido un homicidio con exceso de legítima defensa, lo que le permitiría tener una pena menor".
Pero el acusado rechazó el acuerdo porque quería evitar una condena y en el juicio fue acusado de homicidio.


Así llegaron al proceso, donde Vercesi intentó demostrar que fue atacado por delincuentes y dijo que una mujer que lo acompañaba alcanzó a ver que uno de ellos estaba armado.
Pero la policía no secuestró ningún arma, excepto la del acusado.
Los jueces entendieron que Vercesi actuó en exceso de legítima defensa y por eso rechazaron el pedido de absolución del abogado del empresario.


El acusado tiene permiso de portación de la pistola calibre 9 milímetros y, según su abogado, ese día llevaba encima unos 8000 dólares para realizar un pago a cuenta de una operación inmobiliaria.


Uno de los delincuentes recibió un balazo en la espalda. El otro ladrón fue herido en el omóplato y en la cabeza. Ambos murieron en el acto.
Según la investigación, la moto utilizada por los delincuentes -una Transalp color gris- había sido robada horas antes en el norte del conurbano y ambos asaltantes tenían antecedentes penales por distintos delitos. Después de los disparos, Vercesi permaneció en el lugar hasta la llegada de efectivos de la comisaría 51a., quienes lo llevaron detenido. Vercesi es dueño de una empresa que alquila volquetes y máquinas para la construcción.


Su abogado Puricelli adelantó que una vez que estudie los fundamentos del fallo, lo recurrirá ante la Cámara Nacional de Casación Penal.

lunes, 20 de octubre de 2008

SE ENTERO QUE HABIA VIOLADO A SU HERMANA, LO ARRASTRO CON SU AUTO HASTA MATARLO


Un hombre fue golpeado hasta quedar inconciente para luego ser atado a un auto y arrastrado por una autopista hasta su muerte.


Al parecer, se trataría de un caso de justicia por mano propia, ya que había abusado de la hermana del que lo asesinó.


El propio asesino confesó su crimen a la policía esta tarde, aduciendo que lo había hecho porque la víctima, Luis Alberto Rodríguez, había abusado sexualmente de una de sus hermanas. Antes del suplicio, ambos hombres habían estado discutiendo en la casa del asesino.


El cuerpo de Rodríguez, de 44 años, fue encontrado en plena Autopista del Oeste a la altura de Ituzaingó, desnudo y con señales de haber sido golpeado en la cabeza y el cuerpo –además de los raspones por haber sido arrastrado por el auto sobre el asfalto.


El hombre que lo mato quedó detenido