miércoles, 18 de marzo de 2009

Diversas organizaciones pidieron por seguridad y justicia. El rabino Sergio Bergman dijo que "la inseguridad no es una sensación". "Los delincuentes instalaron la pena de muerte porque te matan por 20 pesos”, expresó el sacerdote Guillermo Marcó. Manifestantes se acercaron al edificio del Congreso

La ceremonia comenzó con la entonación del Himno Nacional y minutos antes de las 19, el rabino Sergio Bergman inició su discurso.

Bergman destacó que la inseguridad "no es una sensación" y afirmó: "No podemos convivir en paz si se confunden el orden con la represión".

"No venimos a resolver el problema de la seguridad porque no nos corresponde", dijo y agregó: "La inseguridad se resuelve con decisión política".

A su vez, el rabino se refirió a los productores del campo como "hermanos" de quienes "aprendimos" que "hay que moverse y no hay que tener miedo de hablar".

Una vez finalizado el discurso del rabino, inició su discurso el sacerdote de la Pastoral Universitaria de la Iglesia Católica, Guillermo Marcó.

El cura hizo referencia a las palabras de Susana Giménez, quien despertó la polémica cuando días atrás dijo ante la prensa: “El que mata debe morir”.

“Es verdad que los delincuentes instalaron la pena de muerte porque te matan por 20 pesos, pero es verdad también que con el odio no se soluciona nada”, señaló.

“Hay que pedir Justicia pero hay que pedirla desde el marco de la ley, no desde la violencia. Hay que terminar con la muerte, hay que vivir en paz”, consideró.

Concurrencia
Los manifestantes asistieron a la Plaza de Mayo, entre ellos numerosos familiares de víctimas de la delincuencia, alrededor de las 18 para hacer oír sus exigencias a las autoridades.

Varios de los asistentes arribaron con carteles y pancartas con nombres e imágenes de las víctimas y consignas con sus demandas.

Minutos antes de que comenzaran los discursos de los oradores, hubo forcejeos en el palco y algunas personas resultaron detenidas.

Los organizadores del acto, que no querían presencias partidarias, impidieron el acceso al palco de individuos que intentaron acercarse, lo que derivó en golpes y forcejeos en el lugar que es custodiado por servicios de seguridad privada con uniforme.

En tanto, la policía retiró del lugar a dos hombres que estaban en medio de los incidentes.

La movilización sumó la adhesión de noventa mil personas a través de Internet y contó con el apoyo de famosos como Marcelo Tinelli y Susana Giménez, aunque ni el conductor ni la "diva de los teléfonos" estuvieron presentes en la misma.

Constanza Guglielmi, de la asociación Mejor Seguridad y una de las laderas de Juan Carlos Blumberg, explicó que "el objetivo es mejorar la calidad de vida".

No hay comentarios: