viernes, 29 de julio de 2011

HOMENAJE AL DOCTOR FAVALORO EN EL DECIMO PRIMER ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO

POR ANDRES PENACHINO

A Ud. Doctor Favaloro donde quiera que esté

No soy uno de los miles de pacientes que pasaron por La Fundación que monto con gran talento.
Tampoco soy uno de los pacientes que lo consultaba cuando todavía era medico rural, labor que supo llenarlo de orgullo y estimulo.

Nunca lo conocí personalmente.

No se nada de medicina, sin embargo se que, si Ud. no hubiera nacido, y si lo que usted descubrió y enseño no hubiera sido un rotundo y eficaz remedio , mucha, pero mucha gente en este mundo no hubiera podido, ni podría sobrevivir a su deficiencia cardiaca.
Esas personas hoy estarían muertas, y le deben la vida Doctor, no es poco, porque después de la muerte no hay nada más, es lo último y definitivo.
¿No es cierto Doctor?.
Así de claro.
Así de simple Doctor.

Es por eso que estoy seguro que la vara de Dios ha sido blanda, me animaría a decir, bondadosa y cariñosa al medirlo, cuando Ud. Doctor tuvo que rendirle cuentas.

Y con respeto me animo a decirle algo más.
Cualquiera de estos días nos encontraremos en otro lado.... Allí donde florece el afecto, la tranquilidad y donde nuestro espíritu al fin puede encontrar la paz.
Acaso compartamos ese vaso de vino que Ud. aconsejaba a tomar todos los días para entonar el corazón, ¿Se acuerda?.
Que, por una perversa ironía, que me llena los ojos de lágrimas, Ud. tenía destrozado antes de pegarse el tiro.


Andrés Penachino
Homenaje en el décimo primer aniversario de su fallecimiento

No hay comentarios: