miércoles, 31 de agosto de 2011

ENCONTRARON MUERTA A LA NIÑA DESAPARECIDA


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

La peor noticia: encontraron muerta a Candela

Fue hallada en una bolsa de residuos en un contenedor, a pocas cuadras de su vivienda en la localidad de Morón. Su madre se trasladó hacia el lugar; también lo hizo el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli. Dolor, lágrimas, esperanzas deshechas se vivieron en el lugar al momento de la confirmación de que el cadáver se trataba de la nena.
La desaparición de Candela conmovió al país. Artistas, políticos y hasta la Presidenta Cristina Fernández participaron de algún modo u otro de su búsqueda. Desapareció el 22 de agosto pasado y la peor noticia llegó este miércoles.
Había esperanzas, muchas. Su madre, hasta hoy, decía que estaba segura de que Candela estaba viva. Pero un llamado al 911 hecho por una cartonera durante de la tarde comenzó a derrumbar esos deseos.
Esa comunicación de la “ciruja” informaba que en un contenedor de residuos había una bolsa que contenía un cadáver. A los pocos minutos los policías que acudieron al lugar confirmaban que se trataba de una nena.
Carola Labrado, la madre de la niña de 11 años, fue trasladada al lugar del hallazgo, donde se montó un impresionante operativo policial. El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, junto a su ministro de Seguridad, Carlos Casal, llegaron en helicóptero a los pocos minutos de haber encontrado el cuerpo.
Semejante operativo policial tenía una justificación: podía ser Candela. Durante esos momentos, el fiscal Federico Nieva Woodgate aproximó más las sospechas y hundía las esperanzas: “El cuerpo encontrado es el de una nena y tiene la edad aproximada que la de Candela”. Y agregaba que llevaba tres días sin vida.
Los detalles casi ya no importaban, sólo restaba una confirmación. Un policía dijo que Carola Labrado había reconocido a su hija. Sin embargo, era extraoficial, había que tener cautela.
Finalmente, la peor noticia llegó. La mamá de Candela, ya en el lugar, reconoció el cuerpo en presencia de Scioli al grito de "¡Me mataron a mi hija!" y entre llantos aseguró que hacía 48 horas recibió un llamado de desconocidos que le exigían el pago de una deuda.

No hay comentarios: