sábado, 17 de septiembre de 2011

CURA PEDOFILO CONDENADO A 14 AÑOS DE CARCEL

PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Un sacerdote que era responsable de un hogar para chicos pobres ubicado en Tigre fue condenado a 14 años de cárcel por haber abusado sexualmente de cuatro menores de edad, que tenían entre 11 y 14 años en el momento de los hechos.

La condena fue dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro contra el cura José Antonio Mercau, de 54 años. El fiscal del caso Jorge Strauss y la defensa del sacerdote, llegaron a un arreglo de juicio abreviado en donde el cura reconoció su responsabilidad en los abusos .

“ El juicio abreviado es como tapar todo , queríamos que (Jorge) Casaretto –segundo Obispo de San Isidro y titular de Cáritas– declare qué fue lo que hizo la Iglesia.

Los chicos también querían declarar, querían contar qué fue lo que les pasó y este juicio abreviado viene a obturar todo eso. Además, estos delitos son de los más graves por eso creemos que la pena era claramente superior . Por esa razón vamos a apelar este fallo”, le dijo a Clarín Tomás Ojea Quintana, abogado de los chicos: El cura estaba al frente del Hogar San Juan Diego, en El Talar de Pacheco, en Tigre. 

Allí recibían a chicos de bajos recursos con problemas familiares. No estaban derivados de institutos de menores.

En 2005, los cuatro menores (que en ese entonces vivían en el hogar junto a otros 21 chicos y al cura) denunciaron que desde 2001 eran abusados por el sacerdote . Según determinó la Justicia, Mercau primero los seducía y luego los “obligaba o instaba” a mantener relaciones sexuales con él.

Los testimonios de las víctimas fueron ratificados por otros cinco chicos que estaban internados en el mismo lugar y por docentes de una parroquia ubicada frente al hogar que manejaba Mercau.

En la causa están los testimonios de otros sacerdotes y una psicóloga del obispado de San Isidro, quienes dicen que Casaretto les confirmó que Mercau había admitido los hechos en una reunión privada .

Uno de testimonios más desgarradores fue el de uno de los chicos abusados, quien declaró en el expediente: “Sentía miedo, vergüenza, asco y bronca”. El cura no fue condenado por acceso carnal, ya que el Tribunal no consideró así el sexo oral.
Luego de la sentencia el sacerdote abusador quedó detenido.
FUENTE: DIARIO CLARIN.COM

No hay comentarios: