miércoles, 19 de octubre de 2011

INCIPIENTE LA INDUSTRIA DE L SEGURIDAD PRIVADA EN ARGENTINA



PUBLICA: ANDRES PENACHINO

En general la industria de la seguridad latinoamericana pasa por un buen momento en lo que va corrido de 2011, y se muestra sólida para afrontar el próximo año, que desde ya augura prosperas cifras en sus ejercicios comerciales. 

La cifras que acompañan este 2011 son sumamente alentadoras y, de seguir así, seguramente permitirán cerrar el año con excelentes balances al grueso de las empresas que están vinculadas a la industria de la seguridad en Latinoamérica. Un claro reflejo de este postulado es el incremento en las ventas de productos y de instalaciones que se han hecho hasta ahora en la región.

Sólo para poner dos casos concretos, países como México y Brasil han elevado notablemente su porcentaje de ventas. En el apartado de las Smart Cards, México en 2011, ha exportado cerca de dos millones 300 mil unidades, por una cifra que supera los US$85 millones, según el portal estadístico Datamyne, mientras que en el año 2010 el número de unidades vendidas alcanzó unicamente las 690 mil, por un valor cercano a los US$72 millones. 

Esto quiere decir que el número de unidades exportadas por México en 2011, supera en cerca de un 70% la cifra de 2010, y estos negocios representaron un 16% más en su valor. Los principales destinos de estas exportaciones fueron Estados Unidos con un 69%, Venezuela con un 6%, y Chile, Argentina y Colombia con un 4% cada uno.

Entre tanto, Brasil durante lo que va de 2011 ha vendido cerca de 52.500 millones de unidades por un valor de US$48 millones, mientras que en 2010 estas exportaciones representaron 49.500 millones de unidades y negocios por US$49.5 millones. Lo que representa un incremento de 8% en unidades vendidas y una disminución, hasta ahora, de un 4% en valor de las mismas.

Los principales socios comerciales de Brasil en la venta de Smart Cards son Argentina, que le compra cerca del 34% de sus exportaciones, México el 21%, Chile el 11% y, en menor cuantía, Colombia que adquiere el 6%.

En el rubro de los detectores de humo, las cifras son igualmente alentadoras, pues solamente México en lo que va de este años ha exportado cinco millones 430 mil unidades, por un valor cercano a los  US$167.2 millones, mientras que en 2010 este mismo rubro de exportaciones solo alcanzó las cuatro millones 770 mil unidades y US$132.2 millones en dichas ventas.

El incremento en comparación con el año anterior es de 12.1% en las unidades vendidas, mientras que el valor de las mismas superó el 20%. 

Estados Unidos fue el principal socio mexicano, al comprar cinco millones 429 mil unidades, lo que representa un 99.95% de las compras. 

Por su parte Brasil, en este mismo ítem, vendió hasta ahora 145.885 unidades, el monto de estos negocios llegó a los US$4.2 millones, mientras que en 2010 se alcanzó 178.000 unidades y US$3.6 millones. Lo que representa una disminución del 18% en unidades vendidas y un incremento del 14% en el dinero pagado. 

Argentina con el 36%, Colombia con el 16% y México 15% son los principales compradores de estos productos para las empresas brasileñas. 

Situación actual, sinónimo de buenos negocios 

La situación de inseguridad que viven la mayoría de países de América Latina y por ende la necesidad imperiosa de protegerse de la mejor manera ha representado una oportunidad importante de negocio para muchas empresas, así lo describe Jorge Albarrán, Sales Engineer de la compañía Senstar Latin America. 

“Las amenazas actuales y la imperiosa necesidad de detectar a un intruso antes de que éste pueda ocasionar daño alguno ha provocado que los responsables de seguridad se den cuenta que la detección es un factor muy importante en cuestión de seguridad, sin el cual un sitio nunca estará realmente protegido”, asevera Albarrán. 

Asimismo expresa que esta toma de conciencia ha hecho que el segmento de detección perimetral, negocio al cual se dedica su empresa, haya crecido y soliciten con mayor frecuencia sus productos.

Entre los productos que mayores réditos han entregado este año, según el representante de Senstar Latin America, se encuentran el IntelliFiber y FlexPS, OmniTrax, UltraWave  y Tunnelguard. A continuación hacemos una descripción del uso de cada uno.

1. IntelliFiber y FlexPS (antes IntelliFlex) - Cable Sensor en Cerco. Este tipo de sistemas es de los más venidos por su facilidad de instalación y larga vida útil. IntelliFiber es más usado para perímetros largos (de varios kilómetros). Mientras que FlexPS, siendo más económico, nos es solicitado para perímetros más pequeños. 

2. OmniTrax - Cable Sensor Enterrado. Este tipo de sensor que con su confiabilidad es único, es muy solicitado por el hecho de ser “invisible” (¡todo lo que no se puede ver es mucho más difícil de evadir!), su larga vida útil y escaso mantenimiento. 

3. UltraWave (antes IntelliWave o MPS-4100) - Sensor Volumétrico de Detección. Este tipo de sensor es muy solicitado para accesos vehiculares o protección de  perímetros pequeños. 

4. Tunnelguard – Sensor Geofónico AntiTúneles. Este sensor es solicitado para proteger bóvedas bancarias y lo hemos propuesto para correccionales e impedir las fugas por medio de túneles. Por otro lado, los productos que decrecen en ventas son aquellos cuya tecnología les impide integrarse con sistemas de información modernos o vía red. Así mismo, se solicitan menos los productos cuya tecnología de detección está basada en medios mecánicos (como por ejemplo sensores magnéticos o de vibración de dispositivos mecánicos).
FUENTE: VENTAS DE SEGURIDAD


No hay comentarios: