lunes, 31 de octubre de 2011

SE CELEBRO EL DIA DE LA POLICIA DE SAN LUIS


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Tenemos una de las mejores policías del país; personalmente creo que es la mejor Policía de la República Argentina, porque se anticipa al futuro y tiene una enorme vocación de servicio”, dijo el gobernador de la Provincia , Dr. Alberto Rodríguez Saá, en ocasión de presidir el acto central por el 153° Aniversario de la Creación de la Policía de la Provincia.
 
El acto se celebró este lunes a las 11:00 en el patio de armas de la Jefatura Central , sita en San Luis capital, donde el primer mandatario fue recibido por el jefe y el subjefe de la institución, comisarios generales Héctor Andrés Rivas y Oscar Calderón. Además se hallaban presentes la jefa del Gabinete Provincial, Lic. Gladys Bailac de Follari; la ministra de Seguridad, Dra. Berta Arenas; el coordinador ministerial de Seguridad, Dr. Diego González; el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Dr. Eduardo Mones Ruiz; representantes del Ejército Argentino, de la Fuerza Aérea , de la Policía Federal , invitados especiales, público en general y familiares y amigos de los integrantes de la Policía de San Luis.

Los maestros de ceremonia dieron inicio al acto con palabras alusivas y la lectura de parte del decreto con el que el gobernador Justo Daract dispuso la creación de la Policía de la Provincia , tras lo cual se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, bajo la música de la banda policial, dirigida por el oficial Emilio José Fasullo. Seguidamente, el comisario Roberto Poggio Moyano presentó al gobernador la formación de la Agrupación 31 de Octubre. Inmediatamente después se brindó un minuto de silencio en honor a los efectivos muertos en cumplimiento del deber, tras lo cual se procedió al descubrimiento de una fotografía del auxiliar Pablo Godoy, fallecido en un accidente de tránsito mientras cumplía sus funciones. Para tal homenaje, el gobernador Rodríguez Saá acompañó a la madre del joven efectivo, Nélida Muñoz, y a su cónyuge, la también auxiliar María Alejandra Villegas. Este acto se desarrolló en el hall del edificio policial, donde el primer mandatario pasó algunos minutos contemplando los retratos de los funcionarios que allí son recordados. El auxiliar Godoy fue ascendido post mortem al grado de sargento ayudante.
Por su parte, el presbítero policial, padre Pedro Erasso, impartió la bendición religiosa, para seguidamente realizarse la entrega de plaquetas recordatorias a policías que pasan a situación de retiro, como también premios de la institución y de empresas del medio a la labor desempeñada por diversos policías.
Luego usó de la palabra el comisario general Calderón, quien realzó la importancia de la vocación en la labor policial y la voluntad de trabajo y entrega que debe tener un efectivo. Asimismo agradeció la enseñanza y confianza brindada por el comisario Rivas, y la permanente entrega de quienes componen la institución.
 
Finalmente, el gobernador de la Provincia cerró la ceremonia dirigiéndose a los presentes, brindando un breve repaso histórico sobre la Policía de la Provincia : “En la época colonial San Luis estaba muy lejos de otras poblaciones, por lo que se enfrentaba a una situación de aislamiento geográfico. Por entonces la Provincia ofició como una suerte de cárcel abierta a la que eran enviadas personalidades que por razones políticas debían ser custodiados por una policía que prácticamente estaba en formación. No obstante muchas de esas personalidades vivían sin custodia y hasta en casas de familias, caso el caso de Juan Martín de Pueyrredón, que llegó a ser presidente de la Nación , cuando por entonces dicho cargo era el de director Supremo. El 23 de febrero de 1819 ocurrió un hecho muy importante, ya que se hallaban prisioneros en San Luis generales y principales oficiales realistas que habían participado en las batallas de Maipú y de Chacabuco, quienes se levantan en armas y quieren tomar la ciudad y tomar prisionero al gobernador, el teniente Dupuy. Con mucha heroicidad aquellos primeros policías logran mitigar la rebelión y sale triunfante la ciudad; fue un hecho muy destacado pues hasta vino a San Luis el propio general José de San Martín a ver qué había pasado. Por ello San Luis es considerada una ciudad heroica, por la defensa de las instituciones, del gobernador y de sus ciudadanos, y por ello reivindicamos a nuestro máximo héroe, Juan Pascual Pringles, que por esa época apenas era un joven de 24 años. De ahí que hoy tengamos una Policía con enormes antecedentes“.
 
En otra parte de su discurso, el gobernador puntano resaltó que “el espíritu de cuerpo solamente debe existir en los momentos de riesgo, para actuar en conjunto y en equipo, pero después no es espíritu de cuerpo el que nos debe guiar, sino la institución. Un policía debe ser una persona que abrace el conocimiento y un muy buen padre de familia, por eso destacamos actos lindos, por eso le rendimos homenaje a nuestros muertos, por eso reconocemos la lucha y el empeño de nuestro jefe de Policía, el comisario Rivas. El otro problema que suele suceder es cuando hay internas, porque qué dolor que provoca, y si en realidad veneramos el espíritu de cuerpo y al sistema de jerarquías, nunca puede haber internas”.

No hay comentarios: