martes, 29 de noviembre de 2011

PREVENCION SITUACIONAL


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
Según la Lic. Rossella Selmini, la prevención situacional se basa en la idea de que intervenir en el contexto territorial puede tener un efecto reductor sobre los fenómenos delictivos.

Entendiendo que las situaciones de vulnerabilidad están vinculadas a las condiciones ambientales y espaciales en las que se desarrolla toda actividad humana y, en consideración a las diferencias territoriales de nuestro país, es que la política de seguridad urbana plantea numerosas estrategias de intervención en espacios públicos y privados a nivel nacional, que promueve con ello la revalorización de la ciudad como escenario y soporte físico para el desarrollo y cohesión social de nuestras comunidades.

“El estado físico de los lugares, su limpieza y su nivel de mantenimiento influye en el sentimiento de seguridad. Los lugares poco alumbrados y mal vigilados, la degradación del mobiliario urbano, la suciedad, los graffitis o el ruido molesto, pueden dar señales « negativas » a los usuarios en cuanto a la seguridad del espacio.

La teoría de « ventanas rotas » ha mostrado ampliamente como la falta de cuidado de un espacio público puede conllevar su apropiación por personas que cometen fechorías, el alejamiento de los demás ciudadanos y el abandono progresivo del territorio.

En este contexto, la prevención situacional es un enfoque que pretende disminuir la probabilidad de comisión de delitos de oportunidad y reducir la percepción de inseguridad de la población en determinados espacios urbanos a través de estrategias orientadas a modificar ciertos factores y condiciones de riesgo físico espaciales, generando además la creación o regeneración de espacios públicos de calidad, seguros, integradores, que acoja la diversidad de funciones y usuarios.

Este enfoque señala que si el espacio urbano y  sus   características  ambientales son planificados, diseñados y con el manejo apropiado, ciertos tipos de delitos y lapercepción de inseguridad pueden ser prevenidos y/o reducidos, contribuyendo a crear un ambiente de seguridad y, por ende, una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

Los proyectos vinculados a la prevención situacional de la violencia y el delito a través del diseño urbano integral  tienen una cobertura amplia, estimándose que se beneficia a un número aproximado de más de tres millones cuatrocientas mil personas. Para lograr que las intervenciones que se realizan en el área de prevención situacional sean eficientes y eficaces, es que la labor que se realiza se ha dividido en diferentes áreas: regulación urbana, políticas habitacionales, auditorias urbanas en seguridad y asesorías técnicas en barrios focalizados.


FUENTE: BIBLIOTECA DEL PROGRAMA COMUNIDADES SEGURAS

No hay comentarios: