sábado, 22 de diciembre de 2012

ESTO DECIAMOS CUANDO LA CAIDA DEL PRESIDENTE DE LARUA


POR: ANDRES PENACHINO

Cualquier parecido con la realidad de hoy (saqueos) es Purísima coincidencia

Las masas se movilizan por razones justas y se agrupan según sus intereses sectoriales. 
El fenómeno social identificado en Argentina popularmente como “cacerolazo”, tiene un antecedente no muy lejano.
Fue en el período del presidente Menem, un llamado a la desobediencia civil como forma de protesta organizado por el Frepaso, acompañado por un apagón programado. 
No se previó en esa oportunidad ni marchas ni concentraciones. 
En los hechos recientes, la espontaneidad de los primeros movimientos aún en abierto desafío al estado de sitio impuesto por el ex presidente De La Rúa, no pregonaban ni alentaban ningún tipo de desmanes. Sin embargo, se produjeron: desbordes, saqueos y enfrentamientos, con una muy incipiente organización.
Los impulsores y ejecutores de estos acontecimientos fueron pequeños grupos, sin experiencia, ni capacidad militar, que, remedando viejos movimientos, nostálgicos de “hazañas” de sus mayores, trató de emular algún tipo de rebelión urbana. 
Juntamente con este grupo hubo otros movimientos mucho más silenciosos y que no deseaban ser visibles. Son bandas con una incipiente organización, que utilizando las masas como cortinas de ocultamiento, aprovecharon el momento de la movilización para pasar en el anonimato de la multitud, cometer ilícitos y huir. 
La espontaneidad del movimiento, lo extemporáneo de la citación al movimiento, exigió una capacidad de respuesta muy alta por parte de los encargados de mantener el orden.
Sin preparación adecuada para enfrentar estas manifestaciones, utilizaron las técnicas habituales de los desbordes en los espectáculos deportivos. 
Confundieron depredadores, delincuentes y barra-bravas, con manifestantes pacíficos. La represión, entre la masa del Cacerolazo no hizo más que generar rencores con las Fuerzas de Seguridad, en especial contra la Policía.

Pero cual es la hipótesis de conflicto, que nos lleve a un análisis militar para la seguridad interior? 
En términos militares, es sabido que el factor sorpresa, puede definir un episodio bélico. 
Y esta situación se puede deber, a acciones distractivas o a desplazamientos de las fuerzas oponentes a posiciones equivocadas.
Las fuerzas de seguridad, Policía, Gendarmería y Prefectura, se ven dedicadas a tareas no muy específicas, como es el control de grandes movimientos de masas, que es aprovechado por delincuentes, para su actuación delictiva, al degradarse la presión policial que es utilizada para otros menesteres y alejada de sus funciones preventivas y de investigación.
El cuidado de objetivos y resguardo de personas por parte de personal de Gendarmería y Prefectura fuera de sus ámbitos naturales en subsidio de la Policía también contribuye al relajamiento de la prevención.
Cuando en la aldea global se plantean problemas de terrorismo internacional, capaz de asestar golpes a miles de kilómetros de distancia del lugar de origen del primitivo conflicto. 
Cuando las comunicaciones permiten generar redes en el ámbito mundial, y los fondos necesarios son trasladados electrónicamente de un lado al otro del mundo. Cuando la división entre seguridad interior y defensa nacional, pasa por un hilo de interpretación semántica, resulta difícil distinguir cuando un conflicto es generado por una justa causa domestica. O se crea una situación contenciosa, para facilitar otros planes ajenos a la motivación explicitada. 
Cualquiera sea la razón, dado el conflicto, organizaciones supra nacionales, tales como cárteles internacionales de narcotraficantes, u organizaciones terroristas aprovechan el estado de confusión y dispersión de esfuerzos preventivos, para acrecentar sus bases, consolidar sus redes, establecer nuevos contactos, trasladar ingentes cantidades de dinero, ingresar o trasladar drogas, armas o personas.
En el aspecto domestico, la delincuencia trata de mimetizarse en estas manifestaciones populares, para actuar delictivamente, ampliar sus santuarios, generar nuevos corredores y trasladar a lugares más seguros a aquellos que por razones obvias eran buscados por la policía, ocupada en otras tareas. En las zonas liberadas, son acumuladas nuevas armas, producto de sustracciones, saqueos o arrebatamiento a personal policial. 
Cualquier militar sabe, que en un conflicto localizado las tropas de línea responden a cánones previsibles, en cambio es mucho más engorroso al  enfrentar a fuerzas especiales o de Elite. 
Estamos a las puertas de esperar nuevos conflictos de este tipo. Y las fuerzas de "elite", están preparando su intervención. 
Es más proponen continuamente el movimiento de masas de tipo "cacerolazo" para poder actuar a sus anchas.
Conscientes de su escaso número y de pésima preparación militar, necesitan para crear "su movimiento" revolucionario, el vehículo de las masas. No se perfilan líderes revolucionarios combatientes, por razones diversas:
No existen ejemplos puros de lucha revolucionaria.
Los líderes históricos, presuntamente de ideología de izquierda, son casi todos nobles ancianos, que no participaron de los hechos de la década del setenta. La globalización los dejó sin enemigos tanto como la caída del  muro de Berlín los privó de mentores y posibles aliados ideológicos.
En suma, son cinco los componentes del contendor, ante un hipotético conflicto localizado como el que nos ocupa.

1.- El vehículo, vector necesario para el accionar de los otros cuatro. Masas ingentes, carentes de fundamentos ideológicos, dirección, de organización espontánea, con motivaciones justas e imposible de desmantelar en el corto tiempo, que requeriría soluciones económicas y sociales no siempre de aplicación inmediata.

2.- Organizaciones terroristas internacionales, sin raíces nacionales, que responden a estrategias globales, que no participan del movimiento, sino que aprovechan las condiciones sociales y de dispersión de las fuerzas de seguridad para acrecentar sus redes.

3.- Los carteles de narcotraficantes, que tampoco participan de estos movimientos y que al igual que el anterior, pueden moverse con libertad, ante el traslado de efectivos ocupados en el posible desborde social.

4.- Delincuentes domésticos, que aprovechan la destrucción del tejido social, para generar bandas, que disfrazadas de Ordás en busca de alimentos, utilizan a los mismas, para saquear otros objetivos. 
Resulta sintomático la aparición nuevamente de elementos agresivos de alta peligrosidad como fusiles automáticos de asalto. 

5 - El grupo social que convive con la violencia, y el que no teme confrontaciones más agresivas. 
Bastardeado por algunos dirigentes, desprestigiado por algunos medios, alabado por otros, e integrado por los sectores más marginados de la sociedad, en los asentamientos, verdaderos santuarios de la delincuencia, se está iniciando un movimiento social, de características inusuales para nuestro país.
Zonas liberadas, que se identifican e intercambian relaciones.
Fijan objetivos fuera de su radio de influencia y reparten las movilizaciones con objetivos de saqueo. 
Cortan accesos y rutas. 
Cuentan con una enorme cantidad de armas, no registradas y algunas de fabricación casera como la célebre “tumbera”. 
Con actitudes xenofóbicas, apuntan a objetivos de origen extranjero. Los primeros ataques son dirigidos a "los chinos".
Hasta cuando sus dirigentes podrán manejar la situación. Los saqueos contaban con cierto grado de impunidad por la forma de organización con que contaron. Luego de la depredación el retorno al asentamiento volvían a la seguridad de su hábitat. 
Si la situación social se mantiene o agrava pueden registrarse movimientos de saqueo y depredación, primero en las zonas aledañas y luego hacia centros urbanos de mayor poder adquisitivo. Estos conflictos muy localizados suelen ser muy graves, no talvez por las bajas que se producen sino por las profundas cicatrices que quedan. Todo el mundo se conoce. La posibilidad de superación numérica sobre las fuerzas del orden. Conlleva a la creación de fuerzas de autodefensa. 
Es el inicio de la libanización de un conflicto.          

jueves, 20 de diciembre de 2012

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS MIEMBROS DEL GRUPO


Sin duda la Navidad nos trae hermosos momentos que nunca olvidaremos, compartamos juntos el espíritu navideño y dediquemos frases de amor y prosperidad de ahora en adelante 
Que Dios bendiga a todos los miembros de nuestro querido y prestigioso grupo Procedimientos Policiales.

Andrés Penachino
Argentina

miércoles, 19 de diciembre de 2012

AUMENTA EL ROBO DE AUTOS A MANO ARMADA, SUGERENCIAS PARA EVITARLO


Por: Andres Penachino
Según un informe del CESVI, el robo de autos en general aumentó en los primeros 9 meses del 2012 un 4,3% en todo el país. Y el porcentaje de delitos a mano armada pasó del 32% al 36%. El sur del GBA es la zona más castigada.    

En los primeros nueve meses del año, el robo de autos en todo el país registró una suba del 4,3 % en relación con el mismo período de 2011. Y la zona Sur del Gran Buenos Aires es la que tiene el alza más significativa: subió el 19,9 %.

Los datos fueron sumnistrados por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), una empresa dedicada al análisis de, entre otros datos, lo relacionado con las estadísticas sobre robos que elabora el mercado asegurador.
Según ese informe del CESVI, el 59,3 de los robos de autos en todo el país se concentran en el Gran Buenos Aires. Además de esa suba del 19,9 % en el área Sur, en la zona Oeste hubo un crecimiento del 15,3 %. La nota la aporta la zona Norte, que registra una baja del 1,1 %.
En cuanto a modalidad de robo, en estos tres trimestres del año creció la participación de robos a mano armada: comparada con el mismo período de 2011, pasó de 32 a 36 %. Por zona, según el informe, se aprecian estos crecimientos: 2 % en Capital federal; 7 % en GBA y un 1 % en el interior. En contrapartida, los robos de vehículos estacionados en la vía pública disminuyeron un 4 %.
La lista de los vehículos más robados en el período enero-septiembre de 2012, sigue encabezada por el VW Gol. Los siguen el Fiat Duna, el Fiat Uno, el Chevrolet Corsa y el Renault Clío.
fuente: diarioclarin.com

SUGERENCIAS:
- Evite permanecer en su auto por un tiempo prolongado, si necesita esperar a alguien, hágalo fuera de su auto. Cuando se baje, active la alarma y de una vuelta, pero, no se quede dentro del auto, pues “ no se convierta en una presa fácil”.
- Cuando estacione en garajes públicos, trate de dejar su auto cerca de la cabina de control o en un lugar iluminado. Retire invariablemente el ticket de estacionamiento y llévelo encima, si a un ladrón le agrada su auto, presentando el ticket, pagará por Ud. la estadía y se lo llevará.

- Siempre tenga al menos un cuarto de tanque de combustible.


- Mantenga cerradas las puertas con seguro y las ventanillas levantadas.

- No circule por barrios peligrosos a ninguna hora del día; escoja rutas de rápida circulación. No se detenga en lugares donde haya grupos extraños de personas, estos pueden resultar peligrosos. 

- Conozca perfectamente las rutas a utilizar. Evite calles angostas o cortadas.

- Al ingresar con el auto a su casa, adopte las mismas medidas precautorias que cuando lo hace de a pie. De ser posible combine con los vecinos una hora para entrar todos juntos los vehículos estacionados en la calle.

- Tenga cuidado sí le hacen conocer que su auto posee pérdida de combustible o tiene una cubierta en llantas, etc. o si  es chocado por detrás por otro vehículo con varios ocupantes a bordo. Esta nueva modalidad consiste en golpear su auto por detrás, cuando Ud. se baja a pedir los datos para implementar la denuncia del siniestro, le roban el auto, (a cualquier hora del día). 
Si se ve envuelto en una situación parecida y su auto está en condiciones de seguir, deténgase en lugares donde haya personas.

- No use la radio a todo volumen. Evite las distracciones o el aislamiento pues, son los dos factores que utilizan los delincuentes para sorprenderlo.

- Cuidado con las emboscadas, especialmente cuando llega a su casa. 
Cuando llegue a su vivienda con su familia como acompañantes, haga que todos bajen a la vez antes de entrar el auto. Que ellos ingresen primero. Luego ingrese Ud. con su vehículo. Una vez detenido instale la alarma.

- Lo recomendable es usar el sentido común, hacer gala de la cortesía y obedecer las leyes. Se han dado casos que delincuentes andan por la calle a bordo de automóviles que utilizan como argumento para increpar a los automovilistas alguna maniobra de su parte. Cuando el automovilista se detiene, lo asaltan. Maneje prudentemente, así no tendrá que preocuparse nunca de las consecuencias de este tipo de delitos y contribuirá a evitarlos.

- Esté atento si accionan el timbre de su casa avisándole que han chocado su auto y se han dado a la fuga.

- Si está a su alcance económico,  instale una alarma satelital.

Si lo asaltan y deciden llevarse su auto

- Deje que se lo lleven, su único objetivo es mantenerse vivo.

- A menos que le indiquen lo contrario, mantenga contacto visual con su agresor.

- Muestre las palmas de sus manos de modo que vean que no lleva armas.

- Si posee el cinturón de seguridad colocado, indique que se lo va a sacar y hágalo muy lentamente.

- Descienda del vehículo, siempre manteniendo contacto visual. Una vez que haya descendido, con las manos en alto, diríjase hacia atrás del auto.

- Ni buen pueda, diríjase rápidamente a la comisaría del lugar y radique la denuncia.


Donde le roban su auto 

- La gran mayoría de los robos se producen cuando su rodado ha quedado estacionado en la calle, frente a su casa, pues es allí donde parece mas seguro y queda sin elementos de seguridad instalados; también se consuman los robos cuando están estacionados en otra calle, o en otro barrio, cuando Ud. sale de visitas. 

- Con menos frecuencia dentro de las playas de estacionamiento, (lleve su ticket) dentro de su propio garaje, o cuando vacaciona. 

- Por último, tenga al día su póliza de seguro.

martes, 18 de diciembre de 2012

LA PEQUEÑA VENDEDORA DE FÓSFOROS, UN CUENTO PARA REFLEXIONAR


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
Qué frío hacía!; nevaba y comenzaba a oscurecer; era la última noche del año, la noche de San Silvestre. Bajo aquel frío y en aquella oscuridad, pasaba por la calle una pobre niña, descalza y con la cabeza descubierta. Verdad es que al salir de su casa llevaba zapatillas, pero, ¡de qué le sirvieron! Eran unas zapatillas que su madre había llevado últimamente, y a la pequeña le venían tan grandes, que las perdió al cruzar corriendo la calle para librarse de dos coches que venían a toda velocidad. Una de las zapatillas no hubo medio de encontrarla, y la otra se la había puesto un mozalbete, que dijo que la haría servir de cuna el día que tuviese hijos.

Y así la pobrecilla andaba descalza con los desnudos piececitos completamente amoratados por el frío. En un viejo delantal llevaba un puñado de fósforos, y un paquete en una mano. En todo el santo día nadie le había comprado nada, ni le había dado un mísero chelín; volvíase a su casa hambrienta y medio helada, ¡y parecía tan abatida, la pobrecilla! Los copos de nieve caían sobre su largo cabello rubio, cuyos hermosos rizos le cubrían el cuello; pero no estaba ella para presumir.
En un ángulo que formaban dos casas -una más saliente que la otra-, se sentó en el suelo y se acurrucó hecha un ovillo. Encogía los piececitos todo lo posible, pero el frío la iba invadiendo, y, por otra parte, no se atrevía a volver a casa, pues no había vendido ni un fósforo, ni recogido un triste céntimo. Su padre le pegaría, además de que en casa hacía frío también; sólo los cobijaba el tejado, y el viento entraba por todas partes, pese a la paja y los trapos con que habían procurado tapar las rendijas. Tenía las manitas casi ateridas de frío. ¡Ay, un fósforo la aliviaría seguramente! ¡Si se atreviese a sacar uno solo del manojo, frotarlo contra la pared y calentarse los dedos! Y sacó uno: «¡ritch!». ¡Cómo chispeó y cómo quemaba! Dio una llama clara, cálida, como una lucecita, cuando la resguardó con la mano; una luz maravillosa. Le pareció a la pequeñuela que estaba sentada junto a una gran estufa de hierro, con pies y campana de latón; el fuego ardía magníficamente en su interior, ¡y calentaba tan bien! La niña alargó los pies para calentárselos a su vez, pero se extinguió la llama, se esfumó la estufa, y ella se quedó sentada, con el resto de la consumida cerilla en la mano.
Encendió otra, que, al arder y proyectar su luz sobre la pared, volvió a ésta transparente como si fuese de gasa, y la niña pudo ver el interior de una habitación donde estaba la mesa puesta, cubierta con un blanquísimo mantel y fina porcelana. Un pato asado humeaba deliciosamente, relleno de ciruelas y manzanas. Y lo mejor del caso fue que el pato saltó fuera de la fuente y, anadeando por el suelo con un tenedor y un cuchillo a la espalda, se dirigió hacia la pobre muchachita. Pero en aquel momento se apagó el fósforo, dejando visible tan sólo la gruesa y fría pared.
Encendió la niña una tercera cerilla, y se encontró sentada debajo de un hermosísimo árbol de Navidad. Era aún más alto y más bonito que el que viera la última Nochebuena, a través de la puerta de cristales, en casa del rico comerciante. Millares de velitas, ardían en las ramas verdes, y de éstas colgaban pintadas estampas, semejantes a las que adornaban los escaparates. La pequeña levantó los dos bracitos... y entonces se apagó el fósforo. Todas las lucecitas se remontaron a lo alto, y ella se dio cuenta de que eran las rutilantes estrellas del cielo; una de ellas se desprendió y trazó en el firmamento una larga estela de fuego.
«Alguien se está muriendo» -pensó la niña, pues su abuela, la única persona que la había querido, pero que estaba muerta ya, le había dicho-: Cuando una estrella cae, un alma se eleva hacia Dios.
Frotó una nueva cerilla contra la pared; se iluminó el espacio inmediato, y apareció la anciana abuelita, radiante, dulce y cariñosa.
-¡Abuelita! -exclamó la pequeña-. ¡Llévame, contigo! Sé que te irás también cuando se apague el fósforo, del mismo modo que se fueron la estufa, el asado y el árbol de Navidad. Se apresuró a encender los fósforos que le quedaban, afanosa de no perder a su abuela; y los fósforos brillaron con luz más clara que la del pleno día. Nunca la abuelita había sido tan alta y tan hermosa; tomó a la niña en el brazo y, envueltas las dos en un gran resplandor, henchidas de gozo, emprendieron el vuelo hacia las alturas, sin que la pequeña sintiera ya frío, hambre ni miedo. Estaban en la mansión de Dios Nuestro Señor.

Pero en el ángulo de la casa, la fría madrugada descubrió a la chiquilla, rojas las mejillas, y la boca sonriente... Muerta, muerta de frío en la última noche del Año Viejo. La primera mañana del Nuevo Año iluminó el pequeño cadáver, sentado, con sus fósforos, un paquetito de los cuales aparecía consumido casi del todo. «¡Quiso calentarse!», dijo la gente. Pero nadie supo las maravillas que había visto, ni el esplendor con que, en compañía de su anciana abuelita, había subido a la gloria del Año Nuevo.   

Fin

MENSAJE A LOS NUEVOS MIEMBROS DEL GRUPO PROCEDIMIENTOS POLICIALES


POR: ANDRES PENCHINO

A los nuevos miembros de Procedimientos Policiales

Quien suscribe, Andrés Penachino, en nombre propio y de los Director Nacional de la Republica Argentina, Comisario General (RA) Dn. Juan Carlos Amengual, tienen el agrado de dirigirse a todos ustedes con el propósito de darle la bienvenida a la gran familia de Procedimientos Policiales.

Quienes hicimos de la seguridad nuestra labor de vida, aunque a muchos mal les pese, hemos aceptado una tarea realmente trascendente, que exige una alta demanda de parte de nuestra sociedad porque, a pesar del despliegue de los mas importantes prodigios tecnológicos, los adelantos en medicina, las comunicaciones, los transportes y la energía nuclear, vivimos en medio de sociedades enormemente inseguras.

 Y es esa misma sociedad la que nos extrajo de su seno, nos otorgó el titulo de guardianes de la ley y el orden, por lo tanto hoy nos demanda seguridad. Y debemos responderles con todo nuestro empeño, vocación y voluntad. Porque así lo exige 

Los tiempos cambian, las personas también.

La globalización económica, fue tomada como paradigma para crear una verdadera globalización delictiva donde el crimen organizado local, trasnacional y las organizaciones terroristas son capaces de asestar duros golpes a miles de kilómetros de sus sitios de nacimiento..

En el aspecto domestico nuestros países también han cambiado radicalmente en estos últimos 25 años. El cóctel que supone el fácil acceso a las drogas, las armas, el declive de los valores morales, la marginación, y la enorme crisis de representación, se ha convertido en un tremendo azote para los ciudadanos de bien.

Todas estas cuestiones plantean serios interrogantes, no solo para este presente, sino también sobre el futuro, es por eso que nuestro desafío es ahora y por lo tanto debemos ponernos en marcha de inmediato.

Ya no hay especio para acciones individuales, ahora deben ser colectivas, la organización en redes de acción como nuestro grupo Procedimientos Policiales, constituirán nexos vitales entre los profesionales que necesitan aprender y los profesionales prestos a enseñar.

A través de las acciones colectivas debemos ir forjando un verdadero movimiento de cooperación y solidaridad, siendo este un enfoque diferente del presente modelo sobre el ordenamiento de las relaciones entre las policías de los distintos países.

De nuestra mirada de la realidad dependerá el modo de implicarnos con ella. La aportación voluntaria nace de la creencia fundamental de que el cambio es posible y depende también de “mi”.

A través de nuestro trabajo se facilitará el camino para la realización personal de talentos, potencialidades y vocaciones de nuestros policías, contribuyendo así al desarrollo de nuestras sociedades.

El tan escuchado mensaje "vivimos en un mundo prestado por nuestros hijos", es creemos nunca mas acertado en el tema que hoy nos ocupa, porque, podemos devolverlo tal como lo recibimos y sentirnos con un dejo de haber sido indiferentes, o mejorarlo como ejemplo de nuestra descendencia.

Andres Penachino
Director Adjunto de Procedimientos Policiales de Argentina

domingo, 16 de diciembre de 2012

¿GRACIAS SAN EXPEDITO?


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Así como las estadísticas sostienen un alarmante crecimiento en el consumo de sustancias prohibidas, sobre todo entre la población juvenil, del mismo modo los vendedores de drogas se ramificaron por todo el mapa del Conurbano y la Capital Federal. En ese preocupante contexto, ahora la modalidad de los "dealers" barriales se apoya en la utilización de la imagen y prestigio

de San Expedito para "marcar territorio", con pasacalles que indican al adicto la presencia de una "zona liberada o protegida" para el menudeo de estupefacientes.

Aunque para muchos se trata de un mito o leyenda urbana, lo cierto es que la modalidad parece confirmarse con la enorme cantidad de carteles callejeros con leyendas que hacen alusión al patrono de las causas urgentes, que cada vez tiene más seguidores en el país. Además, se cuentan por miles las denuncias de ciudadanos anónimos al servicio de emergencias 911 sobre el asunto, tal como informaron a este diario fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense y de la Policía Federal.

"Gracias San Expedito", es el eslogan que con variaciones se repite en cualquier calle porteña o del conurbano en la forma de un pasacalle, dando cuenta de un particular fenómeno que se relaciona a la devoción que despierta el santo, pero que en muchos casos también tiene vinculación con la venta de drogas, principalmente cocaína, marihuana y paco, situación que confirman expertos en seguridad, criminalistas y especialistas en la lucha contra las adicciones.



Realidad conocida


Roberto Locles, destacado criminalista, comentó que "lejos de ser un mito, es una realidad conocida por cualquier vecino de barrio que los vendedores de estupefacientes marcan la zona donde comercializan las sustancias, y es verdad que en los últimos tiempos empezaron a adoptar la modalidad de colgar pasacalles aludiendo a San Expedito".

Para Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas, "la modalidad es una continuación de las clásicas zapatillas colgadas de los cables de tensión. Pero al margen de esta cuestión, lo siniestro es que los dealers no podrían operar con tanta impunidad si existiera verdadera voluntad institucional de perseguirlos para que no destruyan la vida de los chicos, como lamentablemente viene sucediendo".

Por último, el experto en seguridad Néstor Fortunato consideró que "el narcotráfico parece andar un paso delante de la sociedad, y justamente por el ingenio que posee al momento de comercializar su basura es que la ciudadanía debe enfrentar el problema, debatirlo a fondo y presentarle batalla cotidiana, porque de lo contrario el panorama será cada vez más negativo", agregando que "tenemos que cambiar nuestra mentalidad, erradicar el sálvese quién pueda y permanecer unidos, porque sólo de ese modo venceremos el miedo a involucrarnos". 
FUENTE: DIARIO QUILMES PRESENTE

sábado, 15 de diciembre de 2012

CUANDO LOS VIGILADORES PRIVADOS SE CONVIERTEN EN OJOS Y OIDOS DE LA POLICIA.

PUBLICA: ANDRES PENACHINO

En el marco del Operativo Sol, el ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, firmó hoy un acuerdo con las cámaras de empresas de seguridad privada para que los vigiladores se sumen a las actividades de prevención en las ciudades balnearias, entre ellas Mar del Plata y destacó que “la unión de sectores privados representa el compromiso ciudadano en la prevención de la seguridad pública”. 

A través del acuerdo se establece que los vigiladores alerten sobre hechos delictivos a los efectivos policiales desde sus puntos fijos de trabajo, o en situaciones que impliquen su intervención de manera inmediata. Para ello, la cartera de Justicia y Seguridad les provee un sistema de comunicación y chalecos identificatorios. 

Están alcanzadas aquellas empresas situadas en las ciudades balnearias de Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell, Pinamar y General Alvarado y Partido de la Costa. En tanto, el ministerio comunicó que aquellas empresas prestadoras de servicios de seguridad privada que adhieran al presente convenio serán eximidas de las tasas por alta, renovación y emisión de credencial. 

“De esta manera, 1000 hombres se suman al esquema de seguridad ciudadana que aportarán a la atención de los 4 millones de turistas que visitan la Costa Atlántica”, subrayó Casal, acompañado por el subsecretario Operativo, Emiliano Baloira, y el Jefe de las Policías de Seguridad, Hugo Matzkin. 

Rubricaron el convenio Aquiles Gorini, presidente de CAESI (Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigaciones); Luis Vecchi, presidente de CAESBA (Cámara de Empresas de Seguridad de Buenos Aires); y Hugo Casareto, presidente de CARESEB (Cámara Regional de Empresas de Seguridad del Sudeste Bonaerense). 

Asimismo, suscribió este acuerdo el Sindicato de Unión Personal de Seguridad Privada de la Republica Argentina (UPSRA), representado por su secretario general, Ángel García. (Justicia y Seguridad)

miércoles, 12 de diciembre de 2012

TAXISTAS ASALTANTES (CONSEJOS PARA EVITARLO)

POR: ANDRES PENACHINO
NOTICIA QUE DA PIE A ESTA NOTA: Un taxista usaba gas pimienta para asaltar .


Actuaba en Palermo. Una chica a la que había manoseado vio la patente del auto y lo denunció. Fue detenido y se comprobó que también había picaneado a un hombre. Le atribuyen otros seis casos.
Era de madrugada. La chica tenía que ir desde la zona de Palermo Hollywood hasta San Telmo, por eso paró un taxi en la calle. Pero ni bien se subió al auto comenzaron las cosas raras: el chofer puso la música a todo volumen y comenzó a decirle frases sin sentido. A mitad de camino las cosas se pusieron realmente terroríficas: el hombre trató de manosearla y, cuando ella se resistió, le tiró un gas en la cara. Aturdida, la chica logró bajarse del taxi, pero dejó todas sus cosas en el asiento trasero.
Pese al shock la pasajera logró tomar parte de la patente y juntó valor para hacer la denuncia. Con los datos que ella aportó (incluída una completa descripción de su atacante) el fiscal de Instrucción N° 25 Martín Mainardi comenzó a trabajar el caso junto con policías de la División Delitos contra la Salud. La causa se inició a principios de septiembre y, como ocurre pocas veces en expedientes de autor desconocido, esta vez se llegó a identificar al culpable.

NUESTRA HUMILDE OPINION: 


Generalizar suscita herir susceptibilidades, los taxistas honestos no deberán sentirse molestos por lo que van a leer en estos párrafos siguientes; es más, los trabajadores honestos deberían perseguir y denunciar a aquellos delincuentes que disfrazados de taxistas engañan y estafan  de diferentes formas a sus pasajeros.

Ahora hablaremos de los delincuentes disfrazados de taxistas. 

Nadie sabe bien de donde salen los taxis que se dedican a “apretar personas”.

Algunos son alquilados, otros  robados o disfrazados; lo cierto que esta modalidad de delito está en franco crecimiento.

Sin embargo  - y este no es el tema puntual que aquí tratamos -  hay taxistas que despojan de sus bienes a pasajeros que suben en el Aeroparque, en Retiro o en paradas puntuales de la capital. Otros transportan y entregan droga a clientes habituales; algunos, los más decentes,  trabajan con una prostituta.


Modus operandi 

Uso de gas pimienta: Como el personaje hoy detenido, el uso de gas pimienta es bastante frecuente por estos facinerosos, una vez que el pasajero asciende, el taxista delincuente busca una calle poco transitada para arrojar gas pimienta a la cara de la víctima, a los golpes le extrae los elementos de valor que posee, abre la puerta, lo arroja a la vía publica, arranca su auto y y se pierde entre el transito.

Otro modo de despojo aun mas frecuente: 



Generalmente el chofer del taxi dedicado a despojar a los viajeros, lleva todas las puertas sin trabas y además el asiento del acompañante inclinado hacia delante.


Una vez haya subido la víctima  - en un semáforo, inclusive donde cruzan personas -   un desconocido toma abruptamente la puerta delantera del lado del pasajero y se introduce en el rodado; otro lo hace por detrás del chofer. Si el pasajero supera la sorpresa y se quiere bajar, al tirar del picaporte de su puerta  - este está roto - o la puerta no abre porque tiene puesto el bloqueo original que traen algunos vehículos de fábrica, para evitar que los niños abran las puertas.

En ese momento escuchará que se trata de un asalto:

¿Querés ver a tu familia esta noche?, etc., etc..

Respecto a sus señas físicas: el que se ha sentado en el asiento de atrás, es un gigante que sabe muy bien retorcer los dedos y romper costillas y además está armado. El de adelante con un físico normal es el que da las órdenes.

El último es el  que revisa la billetera, extrae las tarjetas de crédito y débito y va a los cajeros a sacar el dinero de la víctima, previo pedido de la clave.

Después de despojadas las víctimas de los elementos  valiosos, son liberadas en cualquier parte, quizás a dos o tres cuadras de alguna comisaría. Si la víctima no posee alguna tarjeta, muy difícilmente haga la denuncia.

Sugerencias

- Verifique que la manija interna de apertura de la puerta funcione o no esté rota. Lo puede chequear cerrando   - la primera vez  -   la puerta suavemente, luego la abre y la cierra con más firmeza. Si la manija esta rota o no funciona, puede estar tomando un coche cuyo chofer tenga intenciones dudosas. Mejor, baje y tome otro taxi, pero nunca el que se arrime detrás del que ha abandonado.

- Verificar que la foto del cartel  colgado en el respaldo del asiento delantero que indica los datos del conductor, pertenezcan efectivamente a la persona  que está manejando.

- Cuándo abone, indíquele verbalmente y con firmeza cual es la denominación del billete que le va a entregar: ¡Le doy diez pesos!, de esa forma ya no tendrán posibilidad de decirle, me dio dos pesos y el viaje vale siete. 

- Cuando abone su viaje con billetes grandes, controle que el vuelto que le den no sea con billetes falsos, especialmente en lugares donde el vehículo sea inmediatamente demandado; por ejemplo: Corrientes y Florida, Florida y Córdoba..

- No tome el taxi estacionado frente a la entidad bancaria cuando ha retirado dinero o el primer coche que se arrima cuando sale de un banco o financiera, de ser posible camine una o dos cuadras antes de subir a  un vehículo. Una nueva modalidad delictiva es que a las pocas cuadras uno o dos individuos (en complicidad con el taxista y un entregador) aborden el taxímetro y lo asalten.

- Jamás acepte que el taxista levante a otra persona, así le indique que es un amigo. Si al auto donde viaja sube una tercera persona: considérese asaltado.

- Cuando tome un taxi, exíjale al conductor que trabe las puertas delanteras mientras Ud. hace lo propio con las traseras. 

- Si de repente deja de funcionar el motor del taxi al que ha subido y el taxista le indica que tome el coche parado atrás, jamás lo haga. Puede ser cierto que el vehículo se haya descompuesto; también puede tratarse de un arreglo entre taxistas para robarle.

- Menos difícil es que el mismo taxista le ponga un arma en la cabeza para robarle, aunque también han sucedido casos de esta modalidad delictiva.

- Tome taxis equipado con sistema de radio: son más seguros.

- Contrate los servicios de una empresa de radio taxis para trasladarse. Utilícelo siempre.

POR ANDRES PENACHINO

FUENTE: www.prevenir.org.ar mismo autor