martes, 3 de enero de 2012

GRUPO COMANDO RESCATA A UN PRESO DE UN HOSPITAL OFTALMOLOGICO


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
fuente: diario clarin
El sábado a la madrugada, una banda integrada por al menos cinco hombres armados ingresó al Hospital Oftalmológico Pedro Lagleyze, en el barrio porteño de Villa Mitre. Tras reducir a dos guardias de seguridad del hospital, fueron directamente hacia la habitación donde se recuperaba un preso que horas antes había sido operado de una lesión en un ojo. Ahísorprendieron a los dos guardias penitenciarios que lo vigilaban, les robaron sus armas y luego huyeron con el preso en andas, por los pasillos del hospital . Una vez en la calle, se perdieron por la avenida Juan B. Justo a bordo de dos autos.
La espectacular fuga ocurrida el último día de 2011 en el hospital municipal ubicado en la avenida Juan B. Justo 4152, fue confirmada ayer a Clarín por fuentes del hospital y del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Aunque no se dio a conocer su nombre, se supo que el preso al que sacaron de su habitación tiene 23 años y estaba preso en la cárcel federal de Villa Devoto desde marzo del año pasado. Ahí cumplía una condena por “robo a mano armada, tenencia de arma de guerra y lesiones” impuesta por el Tribunal Oral Criminal N° 22 de la Capital Federal.
Hasta ayer, circulaban dos versiones sobre cómo fue que el preso recibió la herida por la que fue derivado al hospital Lagleyze. La primera señalaba que recibió un puntazo en esa zona durante una pelea con otro preso. La segunda, que en realidad “se lastimó mientras jugueteaban con otros presos con unos palos y uno se lo metió en el ojo”. Es sabido que muchas veces, los mismos presos se provocan heridas con la intención de ser trasladados a un hospital desde donde un intento de fuga pueda ser más fácil.
Lo cierto es que el joven fue trasladado desde la cárcel al hospital el jueves. El viernes por la tarde lo operaron y el sábado a la madrugada escapó. Una fuente citada por la agencia DyN señalaba que el joven pudo haber perdido el ojo lesionado, pero ese dato no fue confirmado por las autoridades del hospital.
La entrada de la banda se produjo a eso de las 3 de la mañana del sábado 31 de diciembre. Los cinco hombres sorprendieron primero a los dos custodios privados del hospital y los llevaron hasta el segundo piso, donde estaba internado el preso.
Una vez que dieron con la habitación, la banda tuvo que reducir a los dos guardias del Servicio Penitenciario que lo custodiaban.
Les apuntaron y los hicieron tirarse al suelo . Después, les quitaron las armas y huyeron por los pasillos del hospital a toda velocidad, con el detenido a cuestas. Al parecer, el joven todavía no se había recuperado del todo de los efectos de la anestesia .
En el camino, atravesaron con el preso al hombro la sala de guardia del hospital, donde en ese momento había unos 10 pacientes que esperaban ser atendidos. Una vez afuera, dos integrantes de la banda subieron a un auto de color negro junto al preso que habían rescatado. Según fuentes citadas por DyN, los otros tres subieron luego a otro auto que había estacionado a pocos metros de la puerta del hospital y huyeron a toda velocidad por la avenida Juan B. Justo.
La fuga fue denunciada en la Comisaría 29a. de la Policía Federal y la investigación quedó a cargo del juzgado 45, cuya titular es María Dolores Fontbona de Pombo. Los voceros del SPF contaron que el prófugo había ingreso a la cárcel de Devoto el 25 de abril pasado. También contaron que un hermano suyo continúa preso en ese penal, mientras que otro está en la Unidad Federal 10 de Formosa.
En abril de 2011, en medio de una pulseada con la Ciudad en torno de la creación de la Policía Metropolitana, el Ministerio de Seguridad de la Nación retiró a los policías federales que hacían adicionales en distintos edificios –públicos y privados– de la Capital Federal con el argumento de tener más policías en la calle. La medida incluyó a hospitales como el Lagleyze , donde ahora la custodia la hace una empresa privada.

No hay comentarios: