martes, 28 de febrero de 2012

CUANDO MAS SOFISTICADO ES EL DEPORTE, MAS SOFISTICADOS LOS JUGADORES


POR ANDRES PENACHINO
Delito organizado:
La tan mentada globalización sin duda también alcanzo a la criminalidad y el delito organizado que hoy desconoce cualquier tipo de fronteras. Que además recibe un impulso de singular complejidad con la mundialización de las comunicaciones, las transacciones comerciales, económicas y financieras de orden internacional.
Los intereses que se movilizan en los negocios espurios son realmente increíbles
Hablamos del :
El trafico de drogas,
Trafico de armas;
Trata de personas;
Prostitución infantil;
Delitos informáticos;
Lavado de dinero;
Corrupción;
Etc.
El crimen organizado, también requiere la necesaria clandestinidad para mantener sus actividad en el estado mas alto de rentabilidad. Este hecho singular suele darse, en países donde los funcionarios dedicados a los controles específicos de este tipo de delitos, poseen un importante grado de corrupción, ejecutando sus acciones por la vía del cohecho entre otras..
Así vemos como de a poco comienzan a operar agentes externos en nuevos territorios donde la posibilidad cierta de instalarse y armar pingues negocios les resulta fácil y atractivo.
No podemos dejar de reconocer que el delito organizado requiere no solo un estudio profundo por parte de las autoridades locales, también para una persecución penal organizada se necesita cooperación regional y, en algunos casos internacional.
La expresión “crimen organizado”, fue esbozado por el Consejo Económico y Social de la Organización de Naciones Unidas, producto de la Conferencia Ministerial Mundial sobre la Delincuencia Transnacional Organizada, efectuada en Italia en noviembre de 1994.

El crimen organizado es una de las principales amenazas a las que han de hacer frente los gobiernos para garantizar su estabilidad, y el desarrollo ulterior de sus economías.

Los clanes mafiosos se disputaron por mucho tiempo el manejo de territorios dentro y fuera de sus fronteras de nacimiento, en cambio las organizaciones criminales internacionales han alcanzado acuerdos y entendimientos para dividir sus áreas geográficas, desarrollar nuevas estrategias de mercado, establecer formas para la asistencia mutua y el arreglo de conflictos a nivel mundial.
A diferencia de las Mafias, los carteles del narcotráfico están diseñados sobre principios racionales de gestión, típicos de cualquier industria lícita, como son la especialización y la división del trabajo.
El trafico de drogas:
Por tráfico de drogas se entiende no sólo cualquier acto aislado de transmisión del producto estupefaciente, sino también el transporte e incluso toda tenencia que, aun no implicando transmisión, suponga una cantidad que exceda de forma considerable las necesidades del propio consumo, ya que entonces se entiende que la tenencia tiene como finalidad promover, favorecer o facilitar el consumo ilícito (entendiéndose como ilícito todo consumo ajeno).
En algunas legislaciones se considera delito solamente el tráfico, pero no la tenencia de drogas en cantidades reducidas a las necesidades personales del consumidor, mientras que otras tipifican como conductas delictivas tanto el tráfico como la tenencia.
Existen tres modalidades dentro del tráfico de drogas, establecidas en base a los medios que se utilizan para realizar el tráfico de drogas. Estos tres tipos son los siguientes:
a.- Tráfico Aéreo: Consiste en aquel que utiliza como medio de tránsito, naves o aeronaves públicas o privadas, para que transporten vía aérea sustancias estupefacientes o psicotrópicas.
b.- Tráfico Marítimo: Consiste en aquel que utiliza como medio de transporte buques, barcos, submarinos, etc, para que transporten vía marítima sustancias estupefacientes o psicotrópicas depositadas en container u otros lugares del buque.
c.- Tráfico Terrestre: Consiste en aquel que utiliza como medio de tránsito, vehículos o cualquier medio de transporte vial, para que trafique vía terrestre sustancias estupefacientes o psicotrópicas, cualquiera sea su forma de ser embalada.
Pero existe otra figura excepcional aparte de estas tres ya mencionadas, y es el tráfico de drogas por medio de humanos, la cual es una nueva modalidad bien conocida con el nombre de narcomulas intraorgánica, en la cual se introduce en el estómago de un individuo cierta cantidad de dediles para facilitar el tráfico de varios gramos de droga, que en muchos casos resultan infructuosos debido a la ruptura de dediles, que pueden ocasionar hasta la muerte del narcomula; todo esto con la finalidad de evadir las medidas de seguridad que cada día son más rigurosas e intensas, sobre todo en los aeropuertos, en pro de la lucha contra el tráfico de drogas.
La fabricación de cocaína y su distribución, la logística que esos procesos requieren tales como la adquisición de materias primas, precursores, sistemas de transporte, sistema de ingreso del producto a los mercados consumidores, redes de distribución, cobranza, colocación de dinero en circuitos formales (bancos, inversiones diversas, etc.) convierten a estas organizaciones, que desde los años 70 están en total expansión, en verdaderas redes comparables a empresas multi nacionales, cuya casa matriz esta en Centro América, compuesta por miembros dominantes.
 
El concepto de cartel fue transplantado del argot usado por los economistas, para señalar a aquellas organizaciones o empresas delictivas capaces de ejercer la supremacía en alguna actividad. En estos casos, observa la ONU, se trata exclusivamente del tráfico de drogas colombianas.
La primera vez que se manejó oficialmente el término para designar a bandas de Colombia fue con motivo de la acusación de los Estados Unidos de Norteamérica contra Pablo Escobar Gaviria y aliados, el 18 de noviembre de 1986.
Después de la caída de los grandes cárteles, comenzaron a formarse estructuras más pequeñas, algunas cuasi familiares; comercializan similares cantidades que los cárteles, pero en partidas más pequeñas. 
Por lo tanto, al contrario de los que la gente piensa, quizás por lo que ve en las películas, los narcotraficantes “no viven” en grandes fortalezas, rodeados de chicas hermosas y de guarda espaldas. 
Viven entre nosotros; envían sus hijos a los mismos colegios que los nuestros, y tienen mas o menos las mismas costumbres que cualquier ciudadano normal. Estas organizaciones son mucho más difíciles de detectar pues, cualquier infiltración o infidencia es fácilmente percibida por el grupo.
Como sucede con otros delitos, las leyes más estrictas no sirven, los malvivientes nunca piensan que los van a atrapar. Existen países donde sus leyes son mucho más rígidas que las nuestras; también allí esta el mayor consumo. 
Este negocio recoge pingues ganancias en el mundo. Se calcula que mueve 700.000 millones de dólares al año.
Ese dinero, recala en países donde sus pueblos poseen cierto grado de corrupción. Los gobiernos latino americanos y sus políticos frecuentemente son cuestionados y nombrados por asuntos referidos al narcotráfico.
Esto indica a las claras que, no puede existir tráfico ilegal de drogas sin complicidad del poder. El comercio, el tráfico y "el paso" a otros destinos configuran una actividad ilegal. Para ello se deben comprar silencios, cegueras momentáneas y conciencias olvidadizas. 
 Por último, el producto de este infame comercio debe "blanquearse", actividad conocida como  “lavado de dinero”. En ella  intervienen, bancos, inmobiliarias, importadores y autoridades aduaneras. En Argentina, muchos narcos han colocados sus dineros en propiedades, un ejemplo es la Viuda de Escobar Gaviria quien ha sido detenida en Buenos Aires. 
La viuda posee propiedades en pleno centro porteño. Los narcos se ven atraídos por la majestuosidad de nuestra ciudad de Buenos Aires, y por la “facilidad” con la que pueden adquirir propiedades. Otro país que apetece sus intenciones es Estados Unidos, pero, “si logran entrar”, “no saben si salen”.
El principal culpable sigue siendo aquel que puede hacer oír su voz y que, con su cínica actitud de callar, el no te metas, y a mi no me pasa, deja que continúe sin oposición esta actividad siniestra.
POR ANDRES PENACHINO
FUENTE. BIBLIOTECA DEL PROGRAMA COMUNIDADES SEGURAS.


No hay comentarios: