viernes, 3 de febrero de 2012

LA VIOLENCIA DELICTIVA


por Andrés Penachino
Podríamos dividir a la violencia delictiva  en dos tipos básicamente:

A) La violencia ejercida por la delincuencia organizada.

B) La violencia ejercida por delincuentes marginales.

A) riesgo de omitir tópicos importantes advertiremos que, la exclusión social, la familia, el entorno directo y la calle, predisponen notablemente a algunos jóvenes a convivir con el delito y la violencia.

Entre la pobreza y la exclusión.

Sobre el tema pobreza quisiéramos dejar sentado que ningún estudio serio, muestra que la pobreza urbana es la causa de la violencia, de ser así, los países mas pobres del continente, habrían sucumbido a la violencia interna.
Si, la pobreza urbana se puede asociar con; por la distribución no equitativa de los ingresos, por la diferencia de los niveles educativos, y de la experiencia entre la población ocupada.
La pobreza se ha explicado por; la incapacidad de las economías de generar empleos y/o remuneraciones requeridas para satisfacer las necesidades básicas. Por lo tanto, no es la pobreza sino, la exclusión y la desigualdad, las usinas generadoras de la violencia urbana y también del delito violento.
El tema de la pobreza no es nuevo, los antiguos escritos ya hablan de este flagelo, Platón en su periodo de madurez, (año - 385 a – 370) en su obra Republica aborda este tema en varios de los libros.
La Biblia menciona a los pobres con contundencia.

Este asunto en la región tampoco es desconocido. Podríamos afirmar que, la pobreza viene del tiempo de la colonia y aparece en la sociedad moderna como marginalidad, generalmente asociada con ciertos espacios urbanos y rurales.

Si analizamos algunas de las ciudades de América Latina, donde se registra con mayor crudeza la explotación de las familias pobres con fines diversos, encontraremos que la mayoría tiene origen colonial, donde todas las ciudades con más de un millón de habitantes fueron fundadas por Españoles y Portugueses.

Desde el tiempo de la colonia coexistieron en estas fundaciones economías los ciudadanos con los ciervos o esclavos, o si queremos llamarle de otra manera, al menos “mano de obra cuasi esclava”, hoy llamada mano de obra barata.

En las áreas mas densamente pobladas eran a menudo seleccionados para la construcción y reconstrucción de los nuevos emplazamientos de las administraciones coloniales.

En estas ciudades, fue impuesta sistemáticamente la segregación cultural y social. La frase mas usada en las ciudades coloniales donde residían europeos de pura cepa, especialmente ingleses, fue el “distrito sanitario”.

Así se denominaba a los barrios residenciales construidos exclusivamente para ellos, los únicos lugares con infraestructura y servicios de alta calidad.

Paralelamente, los desplazamientos de la población autóctona (indígena) fueron controlados para servir o defender las economías coloniales y los nuevos sistemas administrativos y legales impuestos.

A lo largo de la historia los pobres han creado su propio hábitat, sus viviendas en barrios periféricos a las ciudades “legales”, sin tomar en cuenta lo que podría denominarse las regulaciones edilicias de las ciudades legales. Las mismas variaron y varían según la región, la cultura y también el periodo histórico.

Desde esos tiempos la mano de obra regalada, los bienes y servicios baratos que sus habitantes proveen, van a parar fundamentalmente y benefician a la economía de la ciudad “legal”.

En el siglo pasado, episodios como la reconstrucción económica y política de la Europa Occidental luego de la segunda guerra, puso de manifiesto cual es el papel que juega la región en el Contexto Internacional.
Mientras la reconstrucción física y de las unidades productivas del territorio Europeo, en una escala que no tenia precedentes en toda su larga historia, se llevaba a cabo en el contexto de una expansión extraordinaria de la economía “internacional”, América Latina, por el contrario entra en un ciclo de estancamiento en la evolución económica mundial.

Mientras Europa estaba favorecida por una masiva transferencia de capitales, entre ellos (no el único) el Plan Marshall, por el cual Estados unidos concedió 12.400.000 millones de dólares entre 1948 y 1951 permitiendo con ese dinero, comprar alimentos, bienes y equipos especialmente de los Estados Unidos, contribuyendo de ese modo a una acelerada reactivación, mientras América Latina, comenzaba a ser agobiada por la deuda externa, cuyos acreedores impusieron condicionamientos tales como exportación de capitales hacia los Estados Unidos y en menor mediada hacia el club de Paris, por sumas equivalentes al Plan Marshall.

Entre tanto Europa se unía por el horror de la guerra y luego por un mercado común, con el propósito de incorporarse a una política expansiva que asegurase el crecimiento económico, el pleno empleo y un sostenido ascenso en los niveles de vida de las grandes mayorías nacionales.
América Latina se comenzaba a hundir en procesos económicos recesivos cuyos efectos globales consagraron el “darwinismo social” del mercado y sus escandalosas consecuencias sobre la justicia y la equidad. Política fervorosamente compartida por algunos gobiernos de la región.

La posterior tecnificación de los procesos industriales, las sociedades se volvieron mucho mas complejas, comenzando a vislumbrarse progresivamente lo que luego se denomino sociedades duales..

El efecto colateral y quizás no querido de la tan mentada Globalización, el mundo en general y la región en particular, se ha convertido en un gigantesco fabricante de pobres
Así vemos que, la migración centrípeta desde las zonas menos productivas hacia las de mayor producción y consumo agravo aun mas la situación del pobre en la Región, al verse sobre ofertada la mano de obra para tareas simples.

Sin embargo “NO” son los primeros migrantes de las regiones mas afectadas por los problemas enunciados precedentemente, los violentos que ingresan a las filas del delito.
La violencia urbana no ocurre ni ocurrió (salvo honrosas excepciones) cuando el inmigrante llega a las grandes ciudades, corridos por el hambre y la miseria, perdiendo así los controles sociales tradicionales..

Las violencia se sucede en las posteriores generaciones (hijos, nietos) de los migrantes originales, cuyos descendientes ya habían perdido todo vinculo y memoria con su pasado rural.
Las nuevas generaciones ya no tienen las mismas expectativas y aspiraciones que tuvieron los migrantes originales.
Para los migrantes originales, la ciudad representa un conjunto de beneficios importantes que, de ninguna forma no podían obtener en sus lugares de origen.
La ciudad cuenta con: hospitales, escuelas carcanas, agua para beber en el lugar o en un lugar próximo a la vivienda, quizás luz eléctrica, y de poseerla, una heladera para conservar sus alimentos, televisión y equipo de música, elementos que valoran de sobremanera que implica o implico (dentro de su precariedad) un cambio radical en la calidad de vida, y la máxima aspiración..
Pero, los nacidos en la ciudad no encuentran nada en eso,  ellos ya lo tienen.

El proceso de homogenización e inflación de las expectativas en las generaciones posteriores, ocurre al mismo tiempo que se detiene para ellos el crecimiento económico y las posibilidades de mejoría social.

Es allí donde se amplia notoriamente la brecha entre lo que aspiran como calidad de vida, y las posibilidades reales de alcanzarlas.
Esta colisión entre las expectativas y la capacidad para satisfacerlas por los medios prescritos por la sociedad y la ley, constituye un propiciador de la violencia al incentivar el delito como único medio para obtener por la fuerza lo que no se puede obtener por las vías formales.

En este esquema, cualquier actividad ilícita, aun el comercio de drogas, permiten satisfacer y mostrar hasta con vulgaridad los símbolos de éxito y opulencia sin exhibir muchas mas herramientas que las armas y la violencia.

En este orden de cosas, no podemos dejar de mencionar otros factores preponderantes como lo son:

La Familia

La unidad familiar es la institución clave de la socialización y de la interiorización de la cultura:

- Protectora básica de la salud individual y social;
- Formadora de valores
- Garante de la maduración afectiva;
- Sostén del proceso educativo escolar y social;

La familia constituye la red de contención básica, desde allí se tejen todos los vínculos más significativos, se adquiere un lugar en una historia familiar y social, se es nombrado y se pertenece a un clan que se transformara a una referencia frente a otros. Se distinguirá el mundo entre el extraño y el familiar, siendo este último quien calmara los primeros estados de pánico y el miedo desde: un olor común, un sonido habitual, un balanceo, etc. Los hermanos en la red familiar harán con el la primera experiencia social de competencia, exclusión, amor, odio, fraternidad, pacto, etc.
La entrada en la escuela inaugura el mundo de lo extrafamiliar en donde la red se amplia a los amigos. Comienza así la expansión de la red que vuelve a ensancharse enormemente con el ingreso a los estudios secundarios.
Dicen por ahí que: cuando se cierra una escuela se abre una carcel...............................
Al mismo tiempo, comienzan las prácticas sociales y culturales: la experiencia de las redes barriales, del contacto con los sistemas de salud, la experiencia central con lo religioso y el impacto con los modelos comunicacionales.

Estas redes próximas, cercanas, son la base de nuestra organización de la realidad y son testigos de nuestro crecimiento. Forman un sistema significativo que nos hacen personas: genealogía familiar, amistades, relaciones de trabajo, estudios, inserción comunitaria, orientación a grupos religiosos, practicas sociales y deportivas.

Este sistema significativo es fundamentalmente una red vincular que nos historiza y personaliza
Cuando esta red, especialmente familiar es estable, confiable y dialogante durante nuestra niñez y adolescencia es la mas formidable vacuna (si la hay) frente a las diversas enfermedades mentales y sociales. Entendido esto, un niño que ayuda a su familia a juntar cartones tiene infinitamente menos posibilidades de caer en las redes del delito en cualquiera de sus formas. El trabajo en familia y el constante apoyo mutuo en su labor diaria hace que el niño este contenido.

Esta función de la red se observa claramente cuando falta.

Cuando una persona crece en el seno de una familia multiproblemática, fallan todas las funciones que inmunizan al ser humano psicológicamente.

En estas familias multiproblemáticas encontramos

- Disolución del contrato social;
- Fracaso de las figuras parentales identificatorias;
- Retraso o abandono escolar;
- No utilización de los servicios de salud y/o sociales;
- Falta de contacto con instituciones socializadoras, iglesias, clubes, sociedades de bien publico;
- Precoz contacto con el alcohol y las drogas
- Justificación del delito
- Socialización patológica a través de grupos vandálicos, barras bravas o bandas
- Todo esto unido al problema de la marginalización genera una desesperanza vital que hunde, aun más, al individuo.

Entorno

Los modelos que imitan muchos jóvenes son los que reciben de su entorno y del ámbito social donde se desarrollan

Para muchos chicos, por lo explicado anteriormente y por lo que queremos expresar ahora, especialmente para aquellos niños que son obligados a mendigar, a prostituirse o a delinquir desde pequeños, sus referentes ya son los padres, los abuelos o los maestros.

Sus héroes son los pibes chorros, los narcos, los reducidores de elementos robados, o los proveedores de armas instalados dentro del barrio, que, con poco esfuerzo viven mucho mejor que el resto de la masa trabajadora que sale cada mañana a procurarse el sustento decentemente..

Pero Argentina no es el único país donde se aprecia este tipo de  tendencia de algunos pobres a entrar en el circuito delictivo. Reza un cartel en la frontera mexicana con los Estados Unidos. “Prefiero vivir un día como un rey y no toda la vida como el lomo de un buey".

por Andres Penachino
Fuente: Varios de la Biblioteca del Programa Comunidades Seguras. Biblioteca de la Universidad de la Policía Federal Argentina

No hay comentarios: