viernes, 2 de marzo de 2012

PROSTITUCION INFANTIL


POR: ANDRES PENACHINO
Se calcula que en todo el mundo se obliga anualmente a más de un millón de niños a prostituirse, se les compra y vende con fines sexuales o se les emplea en la industria de la pornografía infantil. Es una industria multimillonaria donde los niños ingresan por la fuerza o mediante engaños, se les priva de sus derechos, de su dignidad y de su infancia.
Según el Protocolo Facultativo a la Convención de los Derechos del Niño la define como “…cualquier representación, por cualquier medio, de un niño (a) involucrado en actividades sexuales explícitas reales o simuladas o cualquier representación de las partes sexuales de un niño (a) para propósitos sexuales principalmente.
”Esto puede incluir fotografías, negativos, diapositivas, revistas, libros, dibujos, películas, cintas de video y discos de computadora o archivos.
Generalmente, existen dos categorías de pornografía:
- Blanda, que no es sexualmente explícita pero involucra imágenes desnudas y seductoras de niños y niñas, y;
- Dura que tiene relación con imágenes de niños y niñas involucrados en actividades sexuales.

La utilización de niños y niñas en la producción de pornografía es sin dudas explotación sexual. 
Las nuevas Tecnologías han cambiado la naturaleza de la pornografía. Las cámaras digitales y los aparatos de video han hecho más fácil y barata la producción de videos, y existe menos riesgo de detección ya que no se requiere de terceras personas para desarrollar las imágenes como en la fotografía convencional. Se mejora la reproducción: las imágenes digitalizadas no se envejecen o pierden su calidad a través de las copias.

La distribución de imágenes pornográficas se ha vuelto más fácil, barata y rápida por medio de la Internet. Ya que la Internet pasa por encima de fronteras y leyes nacionales, la detección y procesamiento se vuelve cada vez más difícil.

La evolución de la 'pseudo-pornografía' suscita un conjunto de preguntas y asuntos totalmente nuevos.

¿Qué edad tiene un niño virtual; puede haber un crimen sin una víctima real? ; ¿dónde tiene lugar un acto criminal – dónde se produce la imagen, dónde es presentada la imagen, o dónde es vista?

Muchas leyes de pornografía tienen que ver solamente con niños reales y representaciones de sucesos que realmente ocurrieron. Por ello, los acusados, pueden aducir que una imagen creada por medio de “morphing” no es real y por lo tanto no es ilegal.

La pornografía infantil, sin embargo, no trata únicamente sobre fotografías de niños y niñas desnudos. Existe un vínculo claro entre pornografía de niños y niñas - reales o no- y abuso sexual en el mundo real.

La utilización más obvia de la pornografía infantil es asistir en la excitación y gratificación sexual. Sin embargo, también es utilizada para validar un comportamiento sexual desviado, obtener beneficios económicos u otros favores.
En Argentina, de un tiempo a esta parte son muchos de los esfuerzos por combatir la prostitución infantil. De hecho han caído muchísimos ciudadanos, algunos de ellos ricos y famosos.

Las investigaciones, están orientadas a descubrir, individuos u organizaciones que faciliten este tipo de prácticas, pues en la prostitución infantil se esconde mucho más que en escenas pornográficas con adultos.
En operativos casi cotidianos especialmente realizados por fuerzas Federales como Gendarmería Nacional argentina o las distintas Policías es incautado miles de fotografías y vídeos de menores desnudos o manteniendo relaciones sexuales, que serán vendidas de particular a particular o mediante catálogo y casi siempre en países distintos al de procedencia para evitar su posible identificación.
Un dato que impresiona es que más del 30% de los consumidores de pornografía infantil terminan poniendo en práctica lo que ve en las revistas e intenta plasmarlo en fotos o en vídeo.

Se considera que aproximadamente el 80% de los niños y las niñas explotados en la industria del sexo comercial sufren de abuso psicológico o físico dentro de sus familias, y la mayoría han sufrido algún tipo de agresión sexual por un miembro de la familia o amigo. En este orden, del abuso doméstico y abandono de la niñez también sacan provecho quienes captan menores para ser prostituidos.
Indiferencia e ignorancia, perpetuación de actitudes y valores que ven a la niñez como mercancías, ausencia de leyes inadecuadas, corrupción, y sensibilización limitada de los encargados de hacer cumplir las leyes que reprimen este delito son algunos factores que llevan, directa o indirectamente, a la explotación sexual comercial de la niñez.
La explotación sexual comercial condena a los niños a una de las formas más peligrosas de trabajo infantil, amenaza su salud mental y física, y atenta contra todos los aspectos de su desarrollo.
Entre los tipos más graves y detestables de violencia contra los niños figura la explotación sexual, especialmente la prostitución. Este tipo de aberrantes practicas es comparable a la tortura en cuanto al trauma causado al niño y constituye una de las formas más graves de quebrantar sus derechos.


Este problema está en aumento a escala mundial y establece un sector rentable que, a principios de este siglo ya producía anualmente beneficios de alrededor de 5.000 millones de dólares USA…

Cada año se incorporan más niños y jóvenes al circuito de la prostitución infantil. Argentina es uno de los países con mayor índice según la ONU.

La prostitución en general se ha definido tradicionalmente como la unión sexual con una mujer por una remuneración u otra contraprestación. Esta definición ha sufrido transformaciones últimamente y ha dejado de limitarse a las mujeres, por un lado, y a la unión sexual, por otro.


El Black's Law Dictionary, en su sexta edición de 1990, define la prostitución como la realización, el ofrecimiento o la aceptación de un acto sexual por un precio.

Utilizando y aplicando los criterios mencionados a la prostitución infantil, se define como "la acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación con esa misma persona o con otra".
Cabe destacar que en virtud de esta definición, la prostitución infantil no la "comete" el propio niño, sino la persona que contrata u ofrece sus servicios.


Si bien este tipo de practicas aberrantes esta contemplado y reprimido legalmente, la demanda local ha sido, y es ahora, un factor importante, tanto para locales como extranjeros. Pero el marco legal no es una complicación..

Cuando un individuo busca mantener relaciones sexuales con niños o niñas y no quiere correr el riesgo de ser denunciado, tiene una segunda opción, si es que dispone de dinero suficiente como para permitírselo, la de acudir a la prostitución de menores.

Dicha prostitución nunca es voluntaria y va acompañada del miedo, al hambre, las drogas y multitud de circunstancias más, que pueden convertir la existencia tanto de un menor como de un adulto en un auténtico infierno que siempre sobrepasará nuestra imaginación.


Tour sexual. Cada año se producen más de 600 millones de viajes turísticos internacionales. Un 20% de los viajeros reconoce buscar sexo en sus desplazamientos, de los cuales un 3% confiesa tendencias pedófilas; esto supone más de 3 millones de personas. En general, los tours sexuales son arreglados de manera informal entre amigos o colegas.

Atendiendo esta demanda, en algunos países se ofrece “ya no tan cubiertamente” el Tour sexual con niños. Existen dos razones para ello.
La primera es que el poder económico y social del explotador extranjero es mucho mayor que la del niño(a), y por ello el abuso de poder se acentúa. Los turistas sexuales que se involucran con la niñez provienen de diversas profesiones y condiciones sociales.
Pueden estar casados o ser solteros, hombres o mujeres, heterosexuales u homosexuales, turistas ricos o viajeros con presupuestos abultados. El anonimato, la disponibilidad de niños y niñas y el estar lejos de las restricciones morales y sociales que normalmente gobiernan su comportamiento puede llevar a una conducta abusiva en otro país.
A menudo justifican su comportamiento aduciendo que es culturalmente aceptado en ese país o que ayudan al niño(a) proporcionándole algún dinero.

La segunda es que el abusador extranjero puede abandonar fácilmente el país donde tiene lugar el abuso y evitar su procesamiento.


¿De donde provienes los menores?

Las privaciones económicas de las / los pequeños es una buena fuente de seducción
Fundamentalmente se obtienen de: los cinturones periféricos y las zonas marginales de las grandes ciudades; de países pobres, o de los menores escapados de sus casas..
Quienes se dedican a reclutar menores, les ofrecen algún trabajo como domesticas o ayuda económica y los sacan del ámbito o los venden a traficantes que los sacan del país, un ejemplo es los niños que vienen del Paraguay. Pero el termino “trafico” es mas amplio.

“El Tráfico consiste en todos los actos que implican el reclutamiento o transporte de personas adentro o entre fronteras, implica engaños, coerción o fuerza, esclavitud por deudas o fraude, con el propósito de colocar a las personas en situaciones de abuso o explotación, tales como la prostitución forzada, prácticas de tipo esclavista, golpizas o crueldad extrema, etc….
Localmente, en los asentamientos marginales, en las estaciones de trenes, operan “buscadores / as” que se dedican a localizar posibles víctimas. Frecuentemente estas redes mafiosas utilizan prostitutas o ex prostitutas que con frecuencia cambian a chicos por drogas, o algún lugar donde dormir cómodas.
En todos los casos, una vez que logran ganarse su confianza, los trasladan a lugares distantes donde caen definitivamente en las redes de los proxenetas…
Una vez que han caído en sus garras comienza el verdadero calvario. Las niñas son encerradas, golpeadas y violadas por sus proxenetas durante varios días. De esta forma ninguna de ellas será virgen y habrá tenido varias experiencias antes de recibir a su primer cliente, a no ser que alguno de éstos esté interesado en una niña virgen.

Por otro lado las palizas y amenazas aseguran el silencio de las menores, muchas veces aun después de ser detenidos sus proxenetas. En ningún momento dejan de ser vigiladas y no pueden salir a la calle. Normalmente son obligadas a drogarse con cocaína para aumentar su rendimiento, convertirlas en drogadictas y hacerlas así dependientes del proxeneta.
Los menores que caen en manos de estas redes tienen pocas posibilidades de escapar. Si no son liberados por la policía pueden terminar siendo vendidos en el extranjero y no regresar jamás. Pueden ser asesinados cuando ya no sirvan morir por una sobredosis. En el año 2000 más de 50.000 menores prostituidos murieron contagiados de SIDA.

Pueden convertirse en drogadictos o simplemente no volver a recuperar su estado emocional normal. Un adolescente de 15 años que ha pasado por esto tiene muy pocas probabilidades de recuperarse totalmente de los traumas psíquicos y físicos sufridos a una edad en la que el ser humano es tremendamente vulnerable mientras intenta moldear su personalidad.

A diferencia de las drogas o del armamento, mujeres, niñas y niños pueden ser “vendidos” varias veces son mercancías en un negocio transnacional que genera como hemos indicado en párrafos anteriores beneficios económicos por 5.000 millones de dólares USA.

No siempre se utiliza la violencia. En algunos casos los traficantes se aprovechan de la vulnerabilidad de aquellos atrapados en una situación en la que no tienen alternativa o donde perciben que no tienen alternativa (por ejemplo personas que viven ilegalmente en un país).


Porque no todo surge de la pobreza


Enfatizar sólo en la pobreza es desconocer que para que existan menores prostituidos tiene que haber adultos que los prostituyan, clientes que "compren" y organizaciones que protejan este comercio prohibido.
En muchos países desarrollados la juventud se prostituye pero “no por ser miembros de la clase baja que intenta escapar de la pobreza agobiante”, sino como miembros de la clase media que desean aumentar sus ingresos. Se vuelven parte de la industria sexual porque les atrae la idea de ganar mucho dinero en poco tiempo. Son tentados por la presión de sus pares o por publicidad atrayente, y también por valor que la sociedad les da a los productos de marca o a bienes y servicios lujosos.


¿Cuales son los impactos en la niñez?


La explotación sexual comercial de la niñez trae consecuencias graves, de por vida. El daño inmediato que enfrenta la niñez explotada es la violencia física por parte de aquellos que los explotan, incluyendo a proxenetas, traficantes y clientes.
La niñez explotada a menudo no está en posición de negociar un sexo seguro; además, muchos carecen del acceso a la educación sobre SIDA y prácticas de sexo seguro.

La niñez es aún más vulnerable a las enfermedades de transmisión sexual que los adultos, incluyendo la infección con VIH y el SIDA, ya que sus tejidos corporales son dañados más fácilmente.


Los impactos psicológicos de la explotación sexual son más difíciles de medir, pero no menos dolorosos para los niños.

Muchos niños y niñas que han sido explotados reportan sentimientos de vergüenza, culpa y baja auto-estima, al punto que algunos niños y niñas no consideran que valga la pena rescatarlos.

Otros crean una realidad diferente y opinan que la prostitución fue su opción, que quieren ayudar a mantener a su familia o que su proxeneta es en realidad su novio que las ama.

Algunas sufren debido a la estigmatización o al conocimiento de que fueron traicionadas por una persona en la que confiaban. Otros sufren de pesadillas, insomnio, desesperanza y depresión. Las personas que trabajan con niñas y niños explotados comparan estos sentimientos a aquellos que presentan las víctimas de tortura. Para sobrellevarlo, algunos niños y niñas intentan suicidarse o se refugian en las drogas.

Lamentablemente, muchos niños que han sido víctimas de explotación sexual continúan trabajando en dicha industria o regresan a la misma en el futuro.


Los menores en números
La prostitución infantil está directamente conectada con el tráfico de menores y con la comercialización internacional de pornografía infantil, otra lacra que, de acuerdo con denuncias provenientes del exterior, tiene activos productores en el país.


Las cifras siempre son frías e impersonales, pero nos permiten hacernos una idea global sobre aquello a lo que nos estamos enfrentando.
100 millones de menores tienen la red de prostitución infantil en el mundo.
1 millón de niños ingresa cada año en el circuito. Sólo en Asia son prostituidos cerca de 1 millón de menores.
En la India entre 270.000 y 400.000 menores están siendo prostituidos en estos momentos, y cada año 3.000 niñas indias son obligadas a prostituirse por primera vez.
En Tailandia la situación afecta a 80.000 menores, de las cuales 60.000 no alcanzan los 13 años de edad.

En Indonesia el 20% de las mujeres explotadas sexualmente son menores de edad. La realidad es que la mayoría de los niños y niñas explotados termina muriendo de SIDA, tuberculosis u otras enfermedades como consecuencia de las relaciones que son obligadas a mantener.
En la India residen entre 100 y 150 mil niñas de Nepal que fueron enviadas para ser explotadas sexualmente. Sólo en la India entre 270.000 y 400.000 menores se prostituyen.

Cada año 3.000 niñas hindúes son obligadas a prostituirse por primera vez.

En Tailandia la situación afecta a 80.000 menores, de las cuales 60.000 no alcanzan los 13 años. En Indonesia el 20% de las mujeres explotadas sexualmente son menores de edad. En España son más de 5000 los menores detectados en las redes de prostitución El 22% de las prostitutas que en la actualidad ejercen en España comenzó a vender su cuerpo antes de cumplir los 18 años.
500 mil menores son prostituidos en Brasil. 40 mil niños se venden por año, las mujeres son obligadas a prostituirse

En Nicaragua desaparece un niño cada tres días.
Y así podríamos seguir con una interminable lista.


¿Cuantas niñas y niños son victimas en nuestro país?


La verdad es que, las estadísticas que se ofrecen a nivel nacional no son confiables, por lo tanto no sabemos a ciencia cierta la cantidad de victimas de este tipo de delitos. Tampoco existen mecanismos confiables para determinar la cantidad de niños y niñas explotados en la industria del sexo. Recordemos que esta forma de explotación puede no ser denunciada por razón de miedo o vergüenza..
En el año 2002, Unicef Argentina realizó un profundo estudio en Puerto Madryn, detectando una compleja red de prostitución infantil.
En Comodoro Rivadavia, la prostitución infantil es un problema que lleva tiempo y ya ha copado ciertas zonas y calles. En determinadas zonas de la ciudad es posible observar niños y niñas 'trabajando' en la calle que no tienen más de 15 años.
Organizaciones de tratantes de blancas fueron detectadas en Necochea y Tandil en la provincia de Buenos Aires.

La ciudad de Goya, en Corrientes, es señalada por fuentes judiciales y policiales uno de los puntos frecuentados por los explotadores sexuales. Igual que Formosa y el Gran Buenos Aires. Aunque los burdeles, fueron prohibidos en 1935 siguen existiendo en las ciudades del interior. Indudablemente la pobreza puede ser un agravante en caso de maltrato y abuso, pero la pobreza sola por sí misma no es causal suficiente del ingreso de niños en los circuitos de prostitución.


Por lo tanto es de suponer que “NO” hay chicos que se dediquen a la prostitución, sino niños prostituidos.

FUENTES: Material de la Biblioteca del Programa Comunidades Seguras.
Internet, otras.


No hay comentarios: