domingo, 8 de abril de 2012

CUIDADANOS COLOMBIANOS INVOLUCRADOS EN EL ROBO A DEPARTAMENTOS


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
Esperaron que en la casa no hubiera nadie. Cuando estaban seguros de que tenían el camino libre, con la ayuda de una barreta, abrieron la puerta y comenzaron a revisar las habitaciones en busca de joyas y dinero. Pero, imprevistamente, la dueña de la propiedad y una de sus hijas regresaron. Los delincuentes salieron por una ventana y, antes de subirse al automóvil en el que habían llegado, pidieron disculpas. Después huyeron.
Pero no pudieron escapar, un operativo cerrojo de la policía de Entre Ríos con la colaboración de la Gendarmería Nacional detuvo a los sospechosos en el puente Rosario-Victoria. Los investigadores se sorprendieron cuando identificaron a los cinco ladrones: se trataba de ciudadanos colombianos que habían alcanzado a robar joyas.
El hecho ocurrido la semana pasada en la ciudad de Victoria, en Entre Ríos, no es casual. Según informaron a LA NACION fuentes oficiales, se sospecha de que bandas organizadas de delincuentes colombianos especialistas en robar propiedades están instaladas en grandes ciudades, como Mar del Plata, Córdoba, Posadas y Rosario.
Los mismos informantes sostuvieron que desde diciembre de 2010 hasta el martes pasado se detuvieron a 172 ladrones acusados de robar o intentar ingresar en edificios de la ciudad de Buenos Aires. "El 90 por ciento de los sospechosos apresados es de nacionalidad colombiana, el resto son argentinos", afirmó una de las fuentes consultadas.
Funcionarios colombianos consultados por LA NACION informaron que están en una etapa de "averiguación de datos ciertos y concretos" a raíz de los hechos que se mencionan y a la espera de que las autoridades policiales locales les aporten los datos pertinentes para encaminar algún tipo de investigación de ser necesario.
Las bandas de ladrones colombianos importaron un método que, en principio, en la Argentina no era utilizado por los asaltantes de casas y departamentos. La metodología fue bautizada como "llaves falsas enceradas en parafina" o "cera de vela".
"En mayo de 2011, un informe de Inteligencia Criminal de la Policía Federal alertaba sobre la coincidencia de un modus operandi para ingresar en los edificios y casas: la utilización de llaves enceradas en parafina. En el informe también se explicaba que los hechos eran protagonizados por ciudadanos colombianos que no ejercían violencia sobre las personas en los robos. Todo indica que «importaron» la metodología desde Colombia", explicó una alta fuente oficial.
Los datos aportados por Inteligencia Criminal de la Policía Federal también alertaban sobre los lugares donde se radicaban los sospechosos en la ciudad de Buenos Aires: los barrios de Monserrat, Balvanera, Constitución y San Nicolás, entre otros, y en su mayoría se alojan en hoteles familiares.
Después de la reiteración de hechos delictivos y con los datos aportados por Inteligencia Criminal de la Policía Federal, funcionarios del Ministerio de Seguridad compartieron información con otras jurisdicciones.
DELITOS EXCARCELABLES
"En el intercambio de información, desde La Pampa, comentaron que hubo un caso de una banda de delincuentes de nacionalidad colombiana en Santa Rosa", explicó la fuente consultada. Y agregó: "Como se trata de delitos excarcelables llegan al juicio en libertad. Si son condenados, reciben, en su mayoría, una pena de prisión en suspenso. Sospechamos que antes de cometer los robos hacen una suerte de inteligencia".
El hecho ocurrido la semana pasada en Entre Ríos es investigado por la Jefatura Departamental Victoria y por el fiscal de instrucción Eduardo Guaita.
Según informaron fuentes judiciales, los cinco sospechosos detenidos tienen entre 23 y 30 años. Cuatro son oriundos de Bogotá, el otro de Boyacá. Se movilizaban en un vehículo VW Suran gris, que habían alquilado en Buenos Aires.
Si bien se sospecha de que antes del asalto en la casa de Italia al 700, en la zona céntrica de Victoria, los delincuentes pasaron por Rosario, desde su llega en la Argentina vivieron en la ciudad de Buenos Aires.
"Uno de los sospechosos vive en el país desde hace un año y medio. Según dijo, vino a estudiar. Alquiló un departamento y hospedó a sus compatriotas", informó a LA NACION una fuente judicial.
En principio, los ciudadanos colombianos detenidos desde diciembre de 2010 no tendrían vínculos con grupos guerrilleros, como se pensó en algún momento.
"Creemos que se trata de ladrones que vienen a la Argentina a delinquir con una metodología que en su país la tenían bien aceitada. En algunos de los casos, sabemos que la que reclutaba a los delincuentes es una mujer que hace tiempo vive en la Argentina", dijo una fuente oficial.
FUENTE: DIARIO LA NACION

No hay comentarios: