lunes, 23 de abril de 2012

DIA MUNDIAL DE LA TIERRA




POR ANDRES PENACHINO

Repetidamente hemos escuchado lo de "luchar contra la naturaleza", tanto que parecería que aún hoy tenemos una guerra contra ella. 


Erróneamente  generalizamos, la defensa contra los meteoros naturales, aéreos, acuosos y eléctricos entre otros, con las modificaciones que ocurren en el planeta, originado por la revolución tecnológica; recordemos con el orgullo de ver las chimeneas humeantes de las fábricas, antiguo signo del progreso. 

El fundamento de la ecología se basa en el profundo conocimiento del, como cuando y porque del desenvolvimiento universal y en pos de la continuidad. 

Tengamos presente que cualquier modificación del equilibrio del universo, aún la más sutil, deja una impronta, por la que tarde o temprano, tendremos su reacción, simplemente por efecto de la ley de causalidad, causa y efecto. 

La revolución tecnológica desde su comienzo hasta hoy, ha dejado una cantidad de improntas muy grande, y hoy vemos sus consecuencias buenas y malas. 
No será que debemos cambiar los pensamientos y determinaciones que guían nuestros actos, y en ves de luchar contra la naturaleza, como se pregona, orientándolos a vivir con ella. 

Nuestra experiencia, depende de la vida de la naturaleza, puesto que si la enfermamos, enfermaremos nosotros; luego, la concientización de restauración de aquello en lo que nos hemos equivocado, debe ser no solo una meta, sino un constante actuar.

Si el estado del progreso en que vivimos es el resultado de los constantes desarrollos científicos, ocupemos algo de esa potencialidad, para preservar nuestra vida, porque triste debe ser, tener un mundo ideal sin poder gozarlo.

Además la responsabilidad de la preservación del planeta no es una responsabilidad de todos, sino de nosotros los mayores, porque como alguien dijo alguna vez, "vivimos en un mundo prestado por nuestros hijos", y nuestra obligación es devolverlo tal como lo recibimos y sentirnos con un dejo de haber sido indiferentes, o mejorarlo como ejemplo de nuestra descendencia.   

Con esta breve nota pretendemos hacer una breve reflexión sobre lo "que hacemos en forma personal para preservar nuestro planeta".
Quizás, si a partir de hoy comenzamos a cuidarlo un poco mas, nuestros hijos tendrán mejores posibilidades de convivir en un mundo mejor. 

No hay comentarios: