domingo, 20 de mayo de 2012

CUANDO EL DELITO SE APROVECHA DE LA TECNOLOGÍA

Roban y lo venden todo por Internet

Para deshacerse rápido de los botines usan conocidos portales y también redes sociales
Por Mariano Gaik Aldrovandi  | Para LA NACION
 


Pablo Cafaro no lo podía creer. Su bicicleta casi nueva, que le acababan de robar, aparecía a un muy buen precio en una conocida página de Internet de compra y venta de productos. Hizo la denuncia ante la Justicia, se inició una investigación y un año después pudo recuperarla.
La cantidad de usuarios que compran y venden por la Red aumentó un 300 por ciento en los últimos diez años.
El alto crecimiento de este mercado obedece a que es un nuevo canal de salida para aquellos objetos robados de los que los delincuentes necesitan deshacerse rápidamente.
Además, muchos de estos sitios ofrecen la ventaja del anonimato o del uso de identidades falsas.
"Operan como células. Un usuario que ofrece un producto por lo general no lo tiene consigo, sino que cuando aparece un comprador se contacta con un intermediario que puede dárselo a él o a un tercero para que lo entregue y reciba el dinero", dijo a LA NACION un investigador de este tipo de delitos.
Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en el país hay casi 10.000.000 de personas que comercian a través de la Web y las operaciones ascendieron a $ 11.500 millones en 2011, un 49,5% más que en el año anterior.
Aunque no hay cifras concretas, todos afirman que aumentó la cantidad de mercaderías robadas que se venden por la Web. Los delincuentes también están presentes en las redes sociales, en las que aún hay menos controles.
En febrero pasado, la policía bonaerense detuvo a un adolescente en La Plata que vendía una moto por Facebook a 2000 pesos. Los detectives se hicieron pasar por compradores y comprobaron que el vehículo tenía pedido de secuestro por un robo ocurrido apenas unos días antes. La justicia platense ordenó restituir al chico a sus padres porque era menor.
El martes pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación desbarató una banda que robaba automóviles de media y alta gama, los cortaba en tres desarmaderos del conurbano bonaerense y luego los comercializaba por medio de Internet.
La investigación surgió a partir del seguimiento de una serie de publicaciones de autopartes de dos usuarios de la Web. Según confiaron fuentes oficiales, la pesquisa contó con el apoyo de la empresa MercadoLibre, el sitio por medio del que operaban los delincuentes. Detrás de esos usuarios había una banda de por lo menos 13 personas, que fueron detenidas; 300 autos robados, y 20.000 piezas ya seccionadas.
"Los operativos de la Dirección Nacional de Fiscalización de Autopartes lograron casi erradicar los desarmaderos clandestinos de la Capital. Entonces, las bandas se mudaron al conurbano, pero, a la vez, necesitan conservar el anonimato y la cercanía a la Capital, donde se encuentra el núcleo duro del parque automotor de media y alta gama. Y en la Red es en donde pueden operar en secreto y estar cerca de la demanda", dijo a LA NACION un investigador del Ministerio de Seguridad.
"Un caso que cobró gran repercusión en los medios de comunicación fue el de la publicación del supuesto teléfono celular de Barbara Bush, la hija del ex presidente norteamericano George W. Bush, que le había sido robado a la joven en una visita que hizo a Buenos Aires el 22 de noviembre de 2006. A las pocas horas del hecho, apareció en el sitio MercadoLibre una publicación que ofrecía el móvil. Pero fue inmediatamente dada de baja por la empresa.
Federico Cofman, gerente de seguridad de la firma MercadoLibre, dijo a LA NACION que "en los términos y las condiciones que regulan la actividad de los usuarios en la plataforma, hay una política especial en la que se detalla un listado de artículos cuyo ofrecimiento, publicación, compra o venta están prohibidos".
El vocero indicó además que hay un apartado especial relacionado con la propiedad robada. "Las normas que rigen la venta de cualquier bien en nuestro país son las que aplican a la oferta de bienes o servicios en el sitio. No puede ofrecerse y venderse nada que esté prohibido por la ley."
Pero como en toda transacción, de común acuerdo entre ambas partes, son los usuarios quienes deciden seguir o no adelante con una operación si el origen del producto es sospechoso.
"Como es la propia comunidad la que, en general, detecta primero una infracción, hay a disposición del navegante un botón para denunciar publicaciones que infringen los términos o la legislación vigente. Cuando una persona nos demuestra fehacientemente que determinada publicación corresponde a un producto robado o de origen dudoso, nos contactamos con el vendedor para averiguar y, en caso de no recibir una respuesta favorable, removemos la publicación", explicó Cofman.
Pero Internet resulta la mejor vidriera para todo. Desde lo más demandado hasta lo más específico.
En marzo del año pasado, la Cámara Federal porteña ratificó el procesamiento de Eduardo Leone, por intentar vender un equipo de videollamadas y teleconferencias que había sido robado a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y era ofrecido a US$ 10.000 a través de MercadoLibre.
Cabe recordar que el artículo 277 del Código Penal castiga con penas que llegan hasta los tres años de prisión a quien "adquiriere, recibiere u ocultare dinero, cosas o efectos provenientes de un delito".

Ofertas "tentadoras"


  • DENUNCIÓ Y RECUPERÓ
    Bicicleta robada
    La Mountain Bike Trek 4300 que le habían robado a Pablo Cafaro, en Versailles, apareció publicada en MercadoLibre cinco meses después del hecho. Como la publicación contaba con fotos ilustrativas, la víctima pidió a los oferentes imágenes reales. Cuando comprobó que era su bicicleta hizo la denuncia y la recuperó.


  • ASALTO EN SAN TELMO
    El celular de Barbara Bush
    En noviembre de 2006 le arrebataron la cartera a la hija del entonces presidente de los EE.UU. George W. Bush, cuando paseaba por San Telmo. Días después apareció en Internet una publicación en la que se ofrecía el supuesto celular de la joven. El aviso fue dado de baja de inmediato ante la sospecha de que se tratara de un artículo robado.


  • MILES DE AUTOPARTES SECUESTRADAS
    Un desarmadero en la Red
    La policía desbarató una organización que se dedicaba a robar automóviles y desarmarlos. La banda utilizaba Internet para ofrecer algunas de las 20.000 autopartes sacadas de casi 300 vehículos robados.

EN LA WEB


  • Barbara Bush: en un portal se ofrecía el celular que le sustrajeron a la hija del presidente George W. Bush.
  • A 2000 pesos: un adolescente vendía en Facebook una moto que había sido robada.
  • Autopartes: 13 detenidos vendían en Internet piezas de automóviles robados.
Fuente: La Nación

No hay comentarios: