domingo, 20 de mayo de 2012

LA NARCO COSECHADORA

PUBLICA: ANDRES PENACHINO

La “Operación Luis XV” –a principios de abril, durante la cual se secuestraron en Lanús 280 kilos de cocaína escondidos en muebles antiguos de estilo–, el crimen de un sicario narco en Recoleta , el secuestro de cocaína en un camión que viajaba desde Paraguay, el hallazgo de droga en un yate varado frente al puerto de Olivos y este nuevo caso en Bulgaria, son episodios que parecen hablar de una actividad cada vez más evidente del narcotráfico en la Argentina, ya sea como refugio de algunos capos, centro de operaciones o como puerta de salida hacia Europa.

LA NOTICIA: Enviaban droga a Holanda en una cosechadora argentina.

Embarcaron la máquina en Rosario. Después de que pasara por varias ciudades europeas, el cargamento fue descubierto en un puerto sobre el río Danubio. Vale unos 50 millones de euros. Hay tres detenidos. La detectaron en Bulgaria con 67 kilos de cocaína.
La ruta parece de aventura, algo novelesca. Pero según informaron las autoridades búlgaras, un barco que había zarpado de la Argentina con destino a Holanda fue revisado en el puerto búlgaro de Ruse, al borde del Danubio. Y allí, el 5 de mayo pasado, fueron descubiertos 67 kilos de cocaína escondidos en una cosechadora.
La Policía de ese país detuvo a tres personas sospechadas de narcotráfico, todas ellaseuropeas .
En ese marco, fuentes en Argentina confirmaron a Clarín que esta semana se inició una investigación judicial en el país para precisar el origen de la carga e identificar a los responsables de ese envío.
Según informaron medios búlgaros, allí fueron detenidos un holandés de 54 años y un búlgaro, de 37, en la ciudad de Plovdid, la segunda en importancia en ese país, vinculados a la investigación del hallazgo, encabezado por laFuerzas Especiales contra el crimen organizado (GDBOP, según las siglas en inglés). También cayó detenido otro sospechoso, de 31 años. Y la primera información que surgió de la causa en tierra europea, fue que el barco y la cosechadora habían salido de la Argentina.
Fuentes consultadas por Clarín confirmaron que el barco había zarpado desde el puerto de Rosario, aunque no precisaron fechas.
La nave –siempre según las autoridades búlgaras– habría pasado por el puerto belga de Amberes, luego recaló en Estambul (en Turquía), desde allí se dirigió hacía la ciudad de Varna (ya en Bulgaria, al borde del Mar Negro) y desde ese punto fue llevado hacia el puerto de Iztok, en la ciudad de Ruse, siempre en Bulgaria, recostada sobre un brazo del río Danubio.
El destino de la cocaína sería el puerto de Rotterdam, Holanda, de los más importantes de Europa.
Los 67 kilos de cocaína –cuyo valor en el mercado europeo ascendería a los 50 millones de euros – estaban disimulados en envoltorios de aluminio, lo cual eventualmente evitaría que la droga fuera detectada por los escáneres aduaneros. De todas maneras, ayer no se había podido confirmar aún si el barco fue revisado al salir de la Argentina , aunque sí se informó que se había dado inicio a una investigación local tras una denuncia realizada por la AFIP–Aduana en un juzgado penal económico.
Según esa misma fuente, estaba previsto un allanamiento, aunque no pudo precisarse si la misma se haría en la empresa exportadora.
Uno de los detenidos en Bulgaria fue identificado como Nikolay Nikolov, de 31 años, importante empresario , propietario de cuatro constructoras, que cayó tres días después del hallazgo de la cocaína. El día 10 de este mes, la Justicia de Ruse decidió que Nikolov debía continuar detenido ante la posibilidad de que intentara fugarse, acusado de contrabando de drogas a gran escala.
El último de los arrestos se ordenó luego de que los investigadores búlgaros descubrieron que una segunda cosechadora secuestrada en Banya, cerca de Plovdiv, había llegado allí de la misma manera que la máquina revisada en Ruse y que pertenecía a la misma fábrica que la había enviado desde Argentina.
La cosechadora fue fabricada por la empresa Vassalli Fabril, aunque desde la firma aseguraron que nunca exportaron a Bulgaria.
Por otra parte, el hallazgo promete asperezas entre las autoridades holandesas y búlgaras, ya que en marzo, el primero de los países fue el único en vetar el ingreso de Bulgaria y Rumania al espacio Schengen, que permite la libre circulación fronteriza entre países europeos. “Nuestras colegas holandeses deben estar convencidos de quenuestras fronteras se vigilan mucho mejor que las de su país” , expresó con cierta ironía en una conferencia de prensa el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov.
El fiscal Ognyan Basarboliev, de la Justicia regional, explicó: “La droga vino de Argentina y pasó por los puertos de Amberes, Estambul y Varna. Y fue descubierta en Ruse, antes de ser cargada en un buque con destino a Rotterdam” . FUENTE: DIARIOCLARIN.COM

No hay comentarios: