lunes, 28 de mayo de 2012

POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DE LA POLICIA FEDERAL HAY DOS COMISARIAS A CARGO DE COMISARIAS


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Siempre quiso ser policía y ahora es la jefa de la comisaría 52a. 

Gladis Cardoso dice que su despacho estará abierto a la comunidad y a sus subalternos. Entró en la historia de la Policía Federal. 

Por primera vez, la centenaria fuerza de seguridad tiene como jefes en comisarías a dos mujeres: Susana Aveni y Gladis Beatriz Cardoso. Después de 33 años de servicio, Cardoso se siente feliz, halagada y comprometida con el desafío que ahora emprende. Tiene 51 años y es madre de dos hijos, una adolescente de 17 años y un joven de 20, y está ahora a cargo de la seccional 52a., con jurisdicción en Villa Lugano.


Nunca soñó con ser modelo, maestra o veterinaria: siempre quiso ser policía. "No podría hacer otra cosa. Es una profesión apasionante", dijo, en una entrevista con LA NACION. Se emocionó hasta las lágrimas cuando habló de su padre, suboficial de la fuerza, ya fallecido. "No sé si él me inculcó la profesión. Sí recuerdo el amor con el que hablaba de la Policía Federal y con el que preparaba su uniforme para ir a trabajar."
Cardoso dijo que los vecinos, sorprendidos inicialmente, se muestran contentos con el hecho de que una mujer esté al frente de la comisaría. Dijo también que su despacho estará abierto tanto a la comunidad como a los policías a su cargo, para prestarles el oído no sólo por temas de la profesión. Además, ya imagina, en un futuro cercano, a una mujer al frente de la Federal.
¿Cómo tomaron los hombres el poder que están asumiendo las mujeres en la fuerza?
-Fui muy bien recibida en este nuevo grupo de trabajo que es la conducción de una dependencia. Siempre me hicieron sentir que formaba parte de él.
-¿Qué medidas pondrá en práctica que le hubiera gustado que hicieran sus jefes cuando usted era una joven oficial?
-Voy a trabajar con la puerta abierta. No sólo para la comunidad, sino también para nuestros policías, porque ellos necesitan que los escuchemos. Son padres, hijos, hermanos y tíos que vienen a trabajar todos los días con los mismos problemas que tiene cualquiera. A veces es necesario sentarnos cinco minutos y escucharlos para saber qué les está pasando fuera de su rol de policías.
-¿Qué piensa que quiere la sociedad de la Policía Federal?
-Protección y prevención. La policía es una barrera de contención entre la gente que respeta la ley y las personas que no cumplen la ley, sin calificativos.
Cardoso llega a la comisaría entre las 7.30 y las 8 y se queda hasta las 20. Ahora, las cosas de la casa las controla por teléfono. "Dejo anotados los quehaceres domésticos. Mis hijos no están mucho en casa porque estudian. Estamos bien complementados y a la noche nos reunimos", explicó.
-¿Se imaginaba alguna vez al mando de una comisaría?
-No, ni en sueños, ni en broma. No era algo que proyectara. Esto es una oportunidad y un reconocimiento.
Cardoso, que aún tiene rango de subcomisaria, contó que el jefe de la Policía Federal, comisario general Enrique Capdevila, le hizo llegar sus felicitaciones y todo su apoyo.
"En la comisaría nunca te aburrís. Vas a comer cuando sentís hambre, porque nunca sabes qué hora es. Es una profesión tan apasionante...", afirmó la oficial jefe.
-¿Cómo recibieron los vecinos la noticia de que la seccional está a cargo de una comisaria?
-Me acerco a los vecinos y me presento y quedan asombradísimos. Se les nota en el saludo la alegría de tener a una mujer como jefe de la comisaría de su barrio.
Cardoso no se reunió aún con la ministra de Seguridad, Nilda Garré, pero afirmó: "Si no estuviera ella, esta historia no se habría escrito".
-¿Estima que alguna vez una mujer llegará a ser jefa de la Policía Federal?
Estamos en igualdad de formación. Las condiciones se están imponiendo ahora. Lo que falta es la trayectoria. No es sólo la jerarquía: faltan la experiencia y el conocimiento.
-¿Le gustaría ver una mujer como jefa de la fuerza?
- Sí. Lo que me gusta es la Policía Federal bien conducida sin distinción de género, conducida con el conocimiento y la preparación que nos dan las escuelas.
Cardoso sostuvo: "No siento que tenga más responsabilidad, siento que tengo más compromiso, sobre todo cuando veo a las mujeres más jóvenes. Quiero que vean que llegamos, que ejercemos la función aplicando todo lo que aprendimos en estos años". La flamante jefa de la seccional 52a. afirma que hace lo que le gustaba y que nunca sintió que iba a trabajar. "Siempre me levanté para ir a hacer lo que me gusta", dijo, con una sonrisa amplia que parece darle la razón.

EN LA SECCIONAL 47A., OTRA MUJER

La otra mujer que llegó a ocupar el cargo de jefa en una comisaría de la Policía Federal es Susana Aveni, que quedó a cargo de la seccional 47a., con jurisdicción en el barrio porteño de Villa Pueyrredón. "Estoy a la altura de las circunstancias. Voy a trabajar y dar lo mejor de mí. No voy a tener inconvenientes. Hasta ahora teníamos un problema de género. Ciertos cargos no eran ocupados por mujeres", había dicho Aveni a La Nacion el año pasado, cuando fue nombrada segunda jefa de la misma comisaría, en los primeros meses de la gestión de la actual ministra de Seguridad, Nilda Garré.
FUENTE: DIARIO LANACION.COM.
F.

No hay comentarios: