martes, 19 de junio de 2012

20 DE JUNIO EL DIA DE NUESTRA BANDERA PATRIA





PUBLICA: ANDRES PENACHINO

C
ada 20 de Junio, los argentinos celebramos el Día de la Bandera. 



Esta fecha, que recuerda la muerte del General Manuel Belgrano, constituye una valiosa instancia para reflexionar acerca de los hechos que marcaron la conformación y consolidación de nuestra nación. En este especial les acercamos algunos recursos para conocer más acerca de la creación de nuestro principal símbolo patrio.

Etimológicamente, la palabra bandera proviene del latín “bandum”, que significa estandarte y del germano “bandra” que puede traducirse como signo. La nuestra, fue creada por Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Adoptó los colores (azul celeste y blanco en el centro) de la escarapela que ya estaba en uso

El prócer y su recorrido por nuestras tierras 

Las fechas que señalan nuestras efemérides en el calendario, no representan momentos congelados de la historia, sino que marcan hitos en el devenir que nos permiten detenernos a reflexionar sobre cómo se ha venido construyendo nuestra Patria. 

El 27 de febrero de 1812, a orillas del Paraná, en Rosario, cuando el sol comenzaba a declinar, Belgrano izó por primera vez el pabellón patriótico, realizado por las manos laboriosas de una rosarina llamada María Catalina Echeverría de Vidal. Junto a las Baterías Libertad e Independencia fue jurada por los soldados. 

Comunicado este hecho al Triunvirato, partió Belgrano a hacerse cargo del ejército del Norte, sin tomar conocimiento de que el organismo público le negaba la posibilidad de usar la nueva bandera, por la difícil situación reinante y la aún no declarada decisión de poner fin drásticamente a la dominación de Fernando VII. 

Sin saber de la prohibición de enarbolar el símbolo patrio, Belgrano, en Jujuy, colocó la bandera en los balcones del Ayuntamiento, en reemplazo de la española, y en esa ocasión recibió su primera bendición. 

Sin embargo, la flamante bandera no pudo seguir desplegando su aliento de independencia, pues fue condenada a guardarse, cuando el 27 de junio el Triunvirato volvió a insistir con el requerimiento, que esta vez, fue acatado por Belgrano que decidió el 18 de julio hacer caso a la petición hasta que nuevos vientos de libertad, la hicieran flamear sin temores ni dudas. 

El 23 de agosto de 1812, Buenos aires, la lució en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari, pero fue recién luego del 9 de julio de 1816, una vez declarada la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, más precisamente el 20 de julio, cuando su uso oficial fue aprobado por el Congreso, que el 25 de febrero de 1818 le agregó el sol en el centro. 

El 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, el entonces Presidente de la Nación, Roberto M. Ortiz, promulgó la ley 12361, que dispone que el 20 de junio es el Día de la Bandera y lo declara feriado nacional, como homenaje a Manuel Belgrano (fallecido el 20 de junio de 1820). Su único legado fue un viejo reloj de bolsillo, que lo acompaño hasta su muerte, que dio "en parte de pago" por sus honorarios al Doctor que lo atendió hasta su deceso.

No hay comentarios: