sábado, 23 de junio de 2012

PRESO CON PRISION DOMICILIARIA, ALQUILABA ARMAS EN SU CASA


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
Estaba controlado con una tobillera magnética. 
Hace ocho años fue preso por participar de un secuestro extorsivo. Pero tiempo atrás, resultó beneficiado con arresto domiciliario y pasaron a supervisarlo con una tobillera magnética. En la noche del martes, el hombre volvió a ser detenido pese a no haber indicios de que hubiera violado el encierro en su casa de La Cañada, en el partido de Quilmes.

El hombre, de 31 años, está acusado de haber organizado un centro de alquiler ilegal de armas en su casa. Allí secuestraron una pistola, un revólver y más de cien cartuchos de diferentes calibres.
La detención del hombre de la tobillera magnética fue un desprendimiento de otra causa, en la que se investigaba el intento de homicidio de una mujer en ese mismo barrio de Quilmes. En ese hecho estaba acusada la pareja de la víctima.


Según fuentes del caso, uno de los involucrados en esa causa mencionó que el arma usada en el ataque había sido alquilada a “un proveedor” que vivía cerca. Por eso se ordenó un allanamiento. 
La casa donde vivía el proveedor de armas está ubicada en la calle 390 y San Luis, de la localidad de La Cañada. “El allanamiento se hizo a última hora del martes y se detuvo a este hombre de 31 años, que llevaba la tobillera magnética. También fue detenido un menor. No hubo resistencia”, contó una fuente policial.


En el lugar se incautaron dos armas: una pistola 9 milímetros y un revólver marca Doberman 32 largo, que tenía la numeración limada.


También se encontraron pequeñas cantidades de municiones de calibres 22, 32 y 38, así como 127 cartuchos 9 milímetros con punta de teflón, que producen más daño y atraviesan superficies más duras que una bala común, como por ejemplo un chaleco antibalas.


Además, la Policía encontró en el lugar una bolsita con 450 gramos de marihuana.


El menor que fue detenido será indagado por la fiscal de Responsabilidad Juvenil de Quilmes, María Julia Botasso. El hombre apresado, en cambio, quedó a disposición del juez de Garantías de Quilmes, Marcelo Goldberg.


En su prontuario hay una condena a prisión por participar de un secuestro extorsivo en 2004. “Cuando lo arrestan (el martes pasado), el hombre llevaba puesta la tobillera magnética. No consta que se la haya quitado o que haya violado antes la prisión domiciliaria. Tampoco consta que tenga relación con el intento de homicidio de la mujer. Se lo arresta por el tema de las armas”, contó una fuente del caso.
FUENTE: DIARIOCLARIN.COM


No hay comentarios: