jueves, 30 de enero de 2014

USO DE LA TECNOLOGIA SIG EN BENEFICIO DE LA SEGURIDAD CIUDADANA


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
El uso y aplicación de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) ha crecido vertiginosamente como herramienta aceptada tanto por la Nación como por Provincias y Municipios, para registrar en distintos tipos de mapas los diferentes ámbitos del accionar criminal en sus variadas índoles.

La incorporación de Datos, Información, Conocimiento, Acción y Evaluación son parte del proceso del Mapeo Criminal que permite:
Analizar e identificar problemas, revelar patrones y tendencias a partir de los datos, y combinar la información con otros antecedentes

- Evaluar esfuerzos y generar “ Programas de Prevención”

- Mostrar distribuciones de recursos

- Compartir información

- Crear mapas de localización y concentración de los delitos para elaborar estrategias de patrullaje y vigilancia dirigida

- Crear mapas de alta complejidad para observar y encontrar tendencias en la actividad criminal

- Emplear los mapas como técnica para mejorar el entendimiento de los patrones de “caza” de los delincuentes seriales

- Entender las necesidades de los usuarios a través del mapeo de datos, y

Difundir para prevenir

¿Qué es Análisis del Delito?

De acuerdo con Steven Gottlieb, en su libro "Análisis del Delito: desde el primer reporte al arresto final", el análisis del delito es definido como un 
"Conjunto sistemático de procesos analíticos orientados a proveer información pertinente en tiempo y forma relativa a patrones y correspondientes tendencias delictivas para asistir al personal operacional y administrativo en la planificación de la distribución de los recursos orientados a la prevención y supresión de la actividad criminal, ayudando al proceso investigativo e incrementando las aprehensiones y la clarificación de los casos."
La Unidad de Análisis del Delito provee información estadística en tres áreas diferentes:
Análisis Administrativo del Delito

Involucra a los proyectos de largo alcance. Las tareas incluyen la provisión de información económica, geográfica y relativa a las normas de aplicación de la Ley para el gerenciamiento policial, los municipios, las legislaturas y la comunidad en general. Su propósito es financiero, organizacional, político y legislativo. Su participación es critica en la emisión de presupuestos, la preparación de personal, la información al público y los aspectos legislativos.
Análisis Estratégico del Delito

Concerniente a las estrategias de operaciones y a la búsqueda de soluciones a los problemas. Provee información para la alocación de recursos, incluyéndose la diagramación de patrullas de calle y configuración de jurisdicciones policiales. Tiene como propósito la identificación de actividades criminales inusuales por sobre ciertos niveles o en diferentes temporadas estacionales, identificando inusuales condiciones comunitarias, proveyendo un servicio policial más efectivo en acuerdo con las demandas del servicio, reduciendo y/o eliminando problemas recurrentes y asistiendo a la política de seguridad ciudadana o a la política orientada a través de la resolución de problemas.
Análisis Táctico del Delito

Trata con la inmediatez de los actos delictivos promoviendo una rápida respuesta. Provee información para la asistencia del personal operativo en la identificación de tendencias criminales especificas y en el arresto de los ofensores. El objetivo primario es el de identificar las tendencias y patrones o series. La información táctica enlaza a sospechosos y modus operandi de un conjunto de incidentes como un modo de acercamiento a pistas que permitan el esclarecimiento de casos a partir de arrestos.

Definición de un Sistema Espacial para Análisis del Delito

A partir de haber hecho una adecuada enumeración de las características que definen a los Sistemas de Información Geográfica y del significado del Análisis del Delito, podemos ahora intentar una definición que permita condensar la misión que llevara a cabo la aplicación informática genérica que sea dedicada a la asistencia de esta actividad y ella puede ser esbozada de la siguiente manera:
"Colección organizada de hardware, software, datos geográficos y personal especializado en la captura, almacenamiento, actualización, manipulación, análisis y despliegue de información geográficamente referenciada relativa al delito, su tipología y caracterización, sus modalidades espaciales y temporales de ocurrencia y sus víctimas y victimarios, permitiendo su utilización la visualización e interpretación de patrones y tendencias que sean de utilidad para la prosecución exitosa de casos policiales y la prevención de los delitos que puedan ser cometidos en el futuro".
El "Mapa del Delito"

Si bien las modernas herramientas de análisis espacial han ingresado en su tercer década de desarrollo sostenido, no es sino en los últimos 5 años que, a partir de un notable crecimiento en las capacidades del computador de escritorio y el correspondiente crecimiento en las prestaciones del software de base y de aplicación, se ha podido observar el traslado al terreno practico de lo que hasta ahora estaba reservado a una pequeña comunidad de estudiosos del tema: El diseño de cartografía urbana para análisis delictual.
Dado que esta tecnología permite a las Agencias de Seguridad Pública el análisis de fuentes de datos a partir de la confección de detallados mapas en los que se pueden observar los incidentes producidos, como así también factores de incidencia directas o indirectas en la comisión de un delito en determinado espacio físico y temporal, su utilización en los países desarrollados y especialmente en los EEUU han provocado que esta tecnología adquiera en los últimos dos años un inusitado impulso

Aunque hasta el momento no se dispone de una cantidad y variedad de experiencias que permitan conclusiones definitivas respecto a cómo deben generarse los datos que luego serán convertidos en la información que alimente las decisiones finales, existe una clara tendencia a pensar en esta oportunidad que no se está frente a una herramienta más de las tantas utilizadas en la lucha contra el delito.
En un mundo como el actual que enfrenta el comienzo de un nuevo milenio y en pleno proceso de construcción de las hasta hace poco tiempo "aldeas globales", los procesos conducidos por la información se han vuelto esenciales y necesarios a partir de la escasez de recursos y a la necesidad de elevar las prestaciones y eficiencia en uno de los recursos más demandados en la sociedad moderna: La Seguridad Pública.

Los modernos medios de comunicación global nos acercan conocimiento sobre el goce de elevadas condiciones de seguridad en determinadas sociedades, como así también nos informan sobre las distintas modalidades que el delito adopta según las culturas y sociedades que azotan.

Así, mientras se controlan tendencias delictuales convencionales en los países del denominado "primer mundo", surgen nuevas y no menos perjudiciales modalidades que determinan nuevos desafíos en el desarrollo de operaciones y sistemas que tiendan a poner el orden social necesario.
Ingresos a sangre y fuego de jóvenes escolares homicidas en sus propias escuelas, el creciente terrorismo internacional con base en el fanatismo irracional o en el fabuloso mercado de estupefacientes y la disputa por controlar territorios de venta y producción cuando no países completos están ahora en la mira de los investigadores quienes a la par de progresar en su objetivo, diseñan nuevos instrumentos de uso tan universal como el motivo que los lleva a desarrollarlos.

El delito como tal entonces, se desarrolla y ejecuta con acciones que bien pueden ser calificadas como estándares y si bien es sabido que el mismo puede ser combatido con el apoyo de adecuados soportes informativos, debe quedar claro de qué lado del teclado de un ordenador está la inteligencia puesta al servicio de la resolución de los problemas de seguridad actuales.
La presencia policial en la calle, previniendo el accionar delictivo a partir de la intimidación del potencial delincuente, sigue siendo la clave que le permite a una sociedad avanzar hacia un pleno desarrollo armónico indicando claramente a los marginales cuan costoso puede resultar el llevar a cabo cualquier desvío en el cumplimiento de la Ley.
Hasta aquí nada nuevo se ha dicho.
Pero sí existen nuevos factores sociales, que engrandecen los errores en la conducción del proceso administrativo, táctico y estratégico y que ameritan un replanteo, especialmente en el terreno de las operaciones ya que, a la luz de los resultados, no puede dejar de observarse lo que actualmente sucede: el delito no puede ser combatido con métodos informativos gerenciales propios de la década del ’60.
Obviamente, debemos ahora centrarnos en el motivo que realmente nos interesa, el de confeccionar mapas del delito, para poder así seleccionar del universo de datos solamente aquella colección que sea de relevancia en lo que denominaremos "Mapa del Delito".
Glosario de la Actividad

Análisis Táctico

Proceso analítico que provee información utilizada para asistir al personal de operaciones (patrullas e investigadores) en identificar inmediatos y específicos patrones, tendencias, series, sprees, Zonas Calientes, proveyendo caminos de investigación y esclareciendo casos. El análisis incluye la actividad criminal asociativa por el método de estudio del delito, tiempos, fechas, locación, sospechosos, vehículos y otros tipos de información.

Tendencia

Actividad criminal que está generalmente relacionada por la locación, tiempo, modus operandi y otras características y que no haya sido cometida por el mismo sospechoso(s).

Patrón

Actividad criminal que está relacionada por cualquier tipo de características  
(Ej.: locación, tiempo, día, etc.), pero de la que no se cuenta con suficiente información sobre sospechosos para confirmar o rechazar hipótesis de participación de determinado(s) sospechoso(s) en todos los incidentes bajo análisis. 
Serie

Actividad criminal con rasgos de similitud, y que generalmente se trata de hechos cometidos por el/los mismo(s) sospechoso(s).
Spree
Actividad criminal que se desarrolla como un incidente continuo, contando con la participación de/los mismo(s) sospechoso(s) y ocupando usualmente un limitado periodo de tiempo.
Zona Caliente (HotSpot)
Una locación especifica con una inusual cantidad de incidentes de actividad criminal, concentrados espacialmente.
Punto Caliente (HotDot)

Una persona en particular responsable por una inusualmente alta cantidad de actividad criminal en una o más locaciones.
Datos y Atributos
En primera instancia deberemos identificar, a partir de la propia definición, cuáles son los componentes fundamentales del sistema y ellos son, obviamente dos:

Mapas

Delitos

Si quitamos toda abstracción de ambos términos deberemos concluir que los mapas serán el "continente" (fíjese aquí lo acertado del uso de esta palabra para la cartografía a escala mundial) en tanto que los delitos actuaran en este caso como el "contenido".

Ambos objetos poseerán características propias que permitan su diferenciación inequívoca de otros componentes de su misma clase y para ello los mapas guardaran relación de forma con limites físicos (por ejemplo un río o accidente geográfico o hasta una calle misma) o abstractos (el límite de una localidad o la jurisdicción de una comisaria) pudiendo, a diferencia de lo que ocurre en la realidad, ocupar el mismo lugar en ese "espacio virtual" que posee directa relación con una ubicación en el mundo real.
Los atributos nos permitirán entonces representar las diferencias de clase existentes, ya sea en el continente como en el contenido, a partir de diferenciarlos gráficamente entre sí.

Para ejemplificar esta idea basta decir que una línea serpenteante de color azul o celeste, bien puede representar un río en un mapa y por ello no confundirse con un eje de calles, en tanto que un grafismo o icono representativo puede diferenciar un robo de un homicidio, cuando se intente representar un delito.
Una de las funciones más importantes de un SIG esta dada por esta capacidad de diferenciar, a partir de determinados atributos, a los miembros de clases y a su pertenencia a una determinada forma de representarlos a partir del uso de puntos, líneas, polígonos e iconos, diferenciándolos entre sí a través de colores y grafías que compongan un cuadro armónico y comprensible de lo que se desea representar.

Experiencias Internacionales

El creciente interés público y gubernamental han colocado a la Seguridad Ciudadana como uno de los puntos de mayor atención en el desarrollo de políticas tendientes al control de delito y la violencia.
Por ser el epicentro de las cuestiones que hacen a la particular administración de bienes y recursos tanto materiales como humanos orientados a la prosecución del delito en el ámbito federal, el Departamento de Justicia de los EEUU ha sido una institución que ha volcado numerosos fondos con el fin de profundizar el conocimiento sobre las cuestiones relativas a la seguridad pública, y también con el subyacente de generar estándares en la carga de datos a nivel distrital que permitan la Organización y Método apto para la prosecución del delito federal.

A diferencia de la Argentina pero con semejanzas referidas no tanto a la falta de datos sino a partir de una cuantiosa diversidad, a la administración central le es sumamente caro el mantener registros uniformes paralelos debido a la falta de estándares que impliquen una uniformidad en la información cargada por los responsables de la seguridad en los gobiernos locales.
Rápidamente han comprendido que la universalidad en el uso del Mapa del Delito daría el soporte inicial al verdadero anhelo: el de contar con una base de datos estándar que permita el intercambio jurisdiccional de información tendiente a controlar el delito que se desplaza de ciudad en ciudad y por ello entre estados.

El tremendo ahorro de costos que ello implica ha ameritado una innumerable cantidad de proyectos financiados por este organismo central el que, generosamente, la ha puesto a disposición como experiencia invalorable para aquellos que no poseen fuerte apoyo financiero para el desarrollo de ideas propias, sean éstos organismos de los EEUU o extranjeros.
De dicho organismo ha surgido documentación de variada índole referida tanto a aspectos técnicos como de experiencias llevadas a cabo con la directa participación ciudadana a la que se le acercan vistosos mapas con información sobre el estado de la seguridad pública en el sector en donde vive, reemplazando a tediosos y aburridos informes tabulados que a nadie despertaba curiosidad e interés en conocer.
Pero el primer paso lo dieron las instituciones policiales y de allí surge uno de los primeros informes preparados por un organismo creado para el estudio de todas las cuestiones referidas al mapa del delito: El Centro de Estudios e Investigación sobre Cartografía Delictual (cuyas siglas en ingles CMRC significan Crime Map Research Center).

Indicadores del uso de la tecnología

Diversos estudios que abarcaron un lapso de 15 meses estuvieron orientados a conocer qué Agencias utilizaban como base de Tecnología de Información a los SIG (Sistemas de Información Geográfica), herramienta clave en la generación del Mapa del Delito.

Las conclusiones forman parte de un reporte que vio la luz en Enero de 1999 y del que pueden extraerse las siguientes conclusiones:
Sólo el 20% de las dependencias policiales en los EEUU no poseen herramientas SIG y de éstas la totalidad las ha presupuestado para el próximo ejercicio con el fin de establecer algún tipo de solución que implique la confección de Mapas del Delito.

De los departamentos que sí hacen uso de esta tecnología, el 77% utiliza como base de sus mapas las líneas de ejes de calles, en tanto que un 25% hace uso de otras capas de información como ser la de Radios Censales y Parcelas para georeferenciar los delitos.

La amplia mayoría de las dependencias policiales ejecutan alguna de las variables del análisis del delito a través de unidades especialmente creadas para tal fin.

Aproximadamente un 73% de ejecuta alguna acción de análisis a partir de los datos levantados en el denominado Reporte del Delito Unificado (UCR Unified Crime Report, sin equivalente en el ámbito local aunque equiparable a la denuncia policial tomada en dependencias de la Policía Federal), en tanto que la mitad (52%) ejecuta algún tipo de tarea estadística con esos datos.
Tan sólo un 13% de los departamentos que han formado parte en este estudio poseen herramientas concretas de Mapas del Delito, observándose que es común de ver instalados estos sistemas (el 36% de los casos) en aquellas dependencias que poseen gran cantidad de efectivos (mas de 100).

El promedio de uso de estos sistemas en dichos departamentos arroja un promedio de 3,3 años, es decir que la amplia mayoría de ellos ha accedido a esta tecnología a partir de 1995.
La amplia mayoría de estos departamentos (un 75%) indicaron que los miembros de la unidad pertinente tenían como tarea primordial la consulta de la base de datos y la confección de los mapas. Solo un 9% de los efectivos de patrulla utilizaban estos mapas, tendencia que iba en aumento debido a que se lo encontraba como una herramienta valiosa para el desarrollo de las tareas de calle y para el afianzamiento necesario de la relación con la comunidad a la que sirven.
Esta división del trabajo no era observada de la misma manera en departamentos de menor tamaño, en donde la responsabilidad parecía estar distribuida en distintas posiciones incluyendo en ellas a los oficiales de calle.
Gráfico 1: tipos de Software apto para proveer


Capacidades de Mapping a las estadísticas del delito

Del total de departamentos con capacidades de confección de Mapas del Delito
El 88% utiliza paquetes de software de las marcas indicadas en el Gráfico 1.
El 38% ha desarrollado algún tipo de herramienta propia de uso interno especifico a partir de la modificación del paquete de software comercial.
El 89% utiliza como base de hardware a las computadoras personales (PC).
El 82% utiliza Internet y otras fuentes de comunicaciones tecnológicamente avanzadas.
El 16% utiliza la tecnología de Posicionamiento Global (Global Positioning System, GPS) como asistente operacional.

Tipos de Mapas del Delito

La mayoría de los departamentos (95%) ha utilizado datos provenientes de arrestos e incidentes, llamados telefónicos al servicio (65%) y recuperación de vehículos robados (52%).
También han geocodificado los delitos calificados como parte I del UCR a saber:
Robo (95%)
Robo Automotor (87%)
Asalto (86%)
Violación (71%)
Homicidio (69%)
Asalto Agravado (62%)
Incendio intencional (40%)

Los delitos pertenecientes a la parte II del UCR como ser el hurto o los delitos por consumo de estupefacientes (69 y 50% respectivamente), son a menudo cargados en la misma agrupación a los pertenecientes a la parte I.
La aplicación de mapas mas frecuentemente utilizada (72 por ciento) es la de la automatización de pines (una variante electrónica de los mapas de tachuelas tradicionales)
El 77% de las dependencias ejecuta algún tipo de análisis en áreas de concentración del delito o "Zonas Calientes" (en ingles "HotSpots"), logrando el 86% una identificación visual de las mismas, en tanto que el 25% utiliza herramientas específicas para el análisis de dichas zonas.
El 66% dice mantener archivos georeferenciados del delito ocurridos entre 1990 y 1998 lo que sugiere un interés en la evolución a largo plazo que pueda determinar algún tipo de estrategia de planificación.
La utilidad del Mapa del Delito
Los departamentos reportaron que los Mapas del Delito son herramientas muy útiles para distribuir información (94%)
Ejecutar acciones de alocación de recursos (54%)
Evaluar intervenciones (49%)
Informar a la población sobre la actividad delictual y sus cambios en la comunidad (47%).
Identificar repeticiones en las llamadas al servicio (44 por ciento).

Obstáculos en la ejecución de programasReferidos al Mapa del Delito

Existen costos significativos en la puesta en marcha de un sistema de estas características incluyendo aquellos referidos al acceso, depuración, importación y mantenimiento de los datos que ingresan y egresan de un SIG, como así también en lo referido a la capacitación de los recursos humanos.
Dichos costos varían ostensiblemente dependiendo de la disposición de información de base en cada una de las localidades en donde se pretende instalarlo (por ejemplo la existencia de las coberturas geográficas básicas para la confección de los mapas), y el estado en el que se encuentren los datos y su formato de resguardo.
Los departamentos que utilizan esta tecnología mencionan a los recursos financieros, tiempo y entrenamiento como los obstáculos primarios en la efectiva implementación de esta tecnología.
Los departamentos que no la poseen identifican además, la falta de recursos de computación y financieros, además de los mencionados, como factores que contribuyen a la decisión de implementar la tecnología.

A modo de cierre del presente informe, basta señalar que el 84% de los departamentos que cuentan con esta tecnología, han recibido y reciben en la actualidad, financiamiento por parte de los lideres políticos de su comuna, indicando el 85% que el Mapa del Delito es una invalorable herramienta de soporte de decisiones.
El interés por este tipo de tecnologías continua creciendo y ello es así entendido a partir del creciente reclamo de participación (61%) en eventos referidos a capacitación y entrenamiento de efectivos policiales en esta disciplina.
Complementando esta investigación, que estuvo apoyada por seminarios y convenciones especificas en el tema en cuestión, el Departamento de Justicia emitió un segundo documento titulado "Borrando al Delito del Mapa: Proveer herramientas del siglo XXI para comunidades seguras", en donde se mencionan logros significativos en la lucha contra el delito al verificarse -por séptimo año consecutivo- caídas en la tasa de delitos en donde el papel jugado por la tecnología no ha sido secundario.

Asimismo, menciona que ello no es suficiente y que debe hacerse más. De hecho, el reporte describe qué se está haciendo en la actualidad en las mas innovativas agencias de Seguridad Pública de distintas ciudades que están aplicando modernas Tecnologías de Información como el Mapa del Delito para la toma de decisiones orientadas a la reducción y prevención de los delitos.

La iniciativa fue tomada personalmente por el Vicepresidente Al Gore y el Fiscal General de Justicia Janet Reno, quienes lanzaron la iniciativa hacia todos los Estados que a partir de ella cuentan con asistencia federal, prevista en el presupuesto del próximo año fiscal 2000.
El resultado indica que solamente, para el año 1997 a 1998, la tasa de delitos, especialmente los violentos han declinado un 7% en el ámbito nacional.
En octubre de 1998, Al Gore anuncio la creación de una Fuerza de Tareas en Mapas del Delito y de Gerenciamiento Conducido por Datos orientados a la reducción y prevención de los delitos.

Esta fuerza de tareas menciona que los resultados más sorprendentes han sido hallados en aquellas agencias que han trabajado de manera cercana con la comunidad, escuchando sus necesidades y utilizando buena información para implementar las estrategias y tácticas que le permitan alcanzar los objetivos que en común se han fijado. Los lideres de la comunidad en conjunto con los efectivos policiales han hallado de esta manera nuevas formas de trabajar para producir comunidades más seguras. Básicamente utilizan herramientas de información avanzadas para geocodificar el delito a la vez que poseen información que los documenta para comprender primero y resolver luego los problemas que se le plantean.

Los mapas poseen una larga historia como herramienta para entender sobre el delito. Hay que remitirse al siglo 19 a Francia, para encontrar cartografías en donde se analizan patrones nacionales de contravenciones. El comienzo promisorio rápidamente se disipó ante el inconveniente del dibujo a mano y lo engorroso de la tarea de cruzar información variada proveniente de patrones estadísticos nacidos a partir de raíces individuales y sociales.
Es a partir de la década del ’60 cuando la policía comenzó a utilizar los famosos mapas de pines para identificar los lugares en donde los crímenes ocurrían, que comienzan aislados intentos en compartir con distintos sectores del gobierno las estadísticas criminológicas y, en forma mucho mas reducida, con la comunidad en general.
Hoy se utilizan las computadoras para confeccionar los mapas y ellas son una invalorable herramienta a la hora de desplegar información en donde los problemas están graficados y a donde pueden orientarse recursos para solucionarlos. Computadoras más poderosas permiten ahora el desarrollo de información geográfica que incluye un amplio rango de información incluyendo datos sobre el delito, percepción comunitaria, factores de riesgo y recursos comunitarios.

Hoy los efectivos policiales intercambian sus experiencias a partir de cartas y mapas en donde diseccionan los patrones del delito y elaboran planes de acción. Nuevos paquetes de software permiten a más personas acceder a conocer la relación existente entre el delito y el lugar en donde este ocurre. Los departamentos de policía con más frecuencia publican mapas del delito en Internet, permitiéndose de esta manera -y por primera vez- un contralor de la gestión en Seguridad nunca antes logrado.

Los mapas permiten incluso la identificación de problemas a escala vecinal. En algunas localidades, los efectivos policiales confeccionan mapas de su jurisdicción en donde presentan los eventos ocurridos en las ultimas 24 horas. Debido a que las escalas y jurisdicciones en sistemas de este tipo no son fijas, pueden producirse mapas a nivel vecindad, por códigos postales, bandas censales, barrios ciudades, regiones o, si se deseara, a nivel nación. Es así entonces que la misma herramienta utilizada para el desarrollo de políticas de seguridad locales, puede convertirse en una importante herramienta de desarrollo de políticas de seguridad cooperativas a través de regiones geográficas y entre dependencias de distinta jurisdicción.

La creencia de que el delito puede ser reducido a partir de una buena gerenciación es clave en la comprensión de una nueva política que prevalecerá en el siglo venidero en las nuevas tecnologías de información. Si el delito no es una simple función de patologías individuales o de ciclos inevitables, puede efectivamente ser influido como consecuencia de la forma en la cual desplegamos las fuerzas y recursos afectados a su lucha y a partir de conocer las tácticas y estrategias que se deberán emplear. Las metas deben ser fijadas y las decisiones que nos lleven a alcanzarlas deberán estar basadas en información adecuada.

Utilizados en forma conjunta, los mapas del delito y la gerenciación a partir de la información se convierten en una poderosa herramienta en la lucha contra el delito. Basta ejemplificar esta sentencia con la siguiente reflexión: Imaginen un departamento de policía que distribuye, en una amplia franja de la comunidad, información sobre el delito desplegada gráficamente en forma de mapas. La discusión inevitablemente se encaminará hacia una solución efectiva del problema a partir del conocimiento conjunto de la situación y el soporte que ambas partes lleven a cabo en una relación mucho más estrecha de la que se vive en la actualidad. Esta es la verdadera clave que se descubre como estratégica para la resolución de una gran variedad de problemas sociales y comunitarios que la comisión de delitos pone en evidencia.
Varias ciudades en los EEUU se han distinguido entre otras en su esfuerzo por reducir las tasas del delito en la ultima década. Esas ciudades han logrado posicionar dichos guarismos por debajo de la media nacional, reduciendo dramáticamente la violencia a través de asociaciones colaborativas y el uso tanto de "Policía dirigida al Blanco" como así también de estrategias programáticas dirigidas a priorizar los temas de seguridad y las preocupaciones que penden a partir de su falta por el consecuente deterioro de la calidad de vida.
Las ciudades que se encuentran en la cresta de la ola en la prevención del delito han demostrado una capacidad descollante en la fusión de variables tan disimiles como lo son el apoyo popular, la decisión política, el alineamiento administrativo y la tarea burocrática de apoyo para hallar las mejores practicas prevencionales en todos los terrenos posibles del devenir comunitario. Y todo ello se dio a partir del soporte de ideas practicas que, proviniendo del intercambio y acción cooperativa de las jurisdicciones locales, regionales y nacionales y alimentados por una buena información y análisis de la misma, concluyeron en una nueva modalidad que ha rendido frutos muy evidentes en aquellos distritos que lo llevaron a cabo.
Visión de la Seguridad Pública en el Siglo XXI
Hacia Octubre de 1998, este grupo de tareas especiales coordinó una reunión de expertos con el objeto de explorar los temas referidos a datos delictuales, mapeo y análisis así como también el rol que éstos juegan en la gerenciación de la seguridad Pública. La discusión, de la que participaron jefes policiales, expertos criminólogos, funcionarios públicos y miembros de las comunidades de todo el país, giró en torno a imaginar una visión sobre el futuro de las políticas de seguridad y su desarrollo en las comunidades.
Las Agencias de Seguridad Pública del próximo siglo deberán tener un claro sentido de sus metas referidas a Seguridad Pública aplicando premisas de solución a problemas puntuales a partir de la aplicación de tácticas y estrategias para lograrlo. Las decisiones tomadas se basaran en discusiones previas con los contribuyentes, incluyendo en ellos a miembros de la comunidad, funcionarios electos y otros responsables estatales. Las agencias distribuirán en forma regular información para el dominio público y para otras agencias y jurisdicciones y trabajaran en conjunto con otros organismos públicos o privados que tengan injerencia en la reducción y la prevención de los delitos.

La cultura y gerenciación de un organismo de este tipo deberá ser auditado de manera continua por todos los miembros de la comunidad. Los departamentos policiales deberán construir una estructura organizacional basada en la responsabilidad geográfica, sugiriéndose a los responsables de calle a trabajar con una mayor cercanía con los vecinos y comunidades y apoyándose para ejecutar esas tareas en unidades especializadas. Todos los niveles de esta fuerza de trabajo deberán poseer cualidades y un deseo especial de trabajar colaborativamente en las comunidades como así también hacerlo bajo una óptica de incorporación creciente de tecnología. Estas agencias deberán confiar en una integración de datos e informaciones que surgirá a partir del empleo de avanzadas técnicas de mapeo y análisis que satisfagan tanto las expectativas internas y externas que sobre ella se depositen. El verdadero foco en donde deberán fijar su actividad la totalidad de los miembros de la organización es en el de fundar debidamente las decisiones que, a partir de su gerenciación y los recursos dispuestos, impliquen alcanzar los objetivos de la agencia.
Trabajo efectivo de las Agencias a partir del 
uso de herramientas modernas

El uso de mapas para la prosecución del delito es particularmente una herramienta poderosa. Es así como que, a partir del debido registro pueden ser monitoreada la actividad delictiva en distintas disciplinas permitiendo a los responsables de calle ubicarse en aquellos lugares en donde son realmente demandados a partir de la visualización de patrones y tendencias tanto espaciales como temporales y permitiendo a la vez una mejor discusión sobre la forma de encarar soluciones a los reclamos vecinales que se hagan con respecto a la seguridad.

Pero sin una adecuada gerenciación, el mapa del delito y su análisis es "como un martillo sin carpintero". El liderazgo basado en el conocimiento acabado de los eventos es la verdadera instancia a ser analizada. El liderazgo provee la visión, el liderazgo provoca cooperación, el liderazgo se focaliza en los resultados y eleva las capacidades humanas de sus conducidos proveyéndolos de herramientas adecuadas para enfrentar la ardua tarea de brindar seguridad.

Queda claro entonces aquí que este factor humano deberá estar presente en cualquier organización, cuenten o no éstas con la tecnología descripta en los puntos anteriores y como condición esencial ya que no pueden esperarse resultados cuando se carece de la verdadera razón que marca las diferencias.
FUENTE: VARIOS DE LA BIBLIOTECA DEL PROGRAMA COMUNIDADES SEGURAS

martes, 28 de enero de 2014

TEORIA DE LA ACTIVIDAD RUTINARIA


PUBLICA: ANDRES PENACHINO


Triángulo de la criminalidad 
(Triángulo de Análisis del Problema TAP PUNTO 3)


1. Antecedentes

La Teoría de la Actividad Rutinaria (TAR) es una de las principales teórias de la "criminología ambiental" que fue desarrollada por los criminólogos Lawrence Cohen y Marcus Felson, quienes han trabajado durante muchos años sobre la teoría de la prevención del delito. TAR establece que para que un delito ocurra, deben estar presentes 3 elementos. TAR incorpora el "triángulo de la criminalidad" el cual se conoce también como el "triángulo de análisis del problema" TAP

2.Características

TAR establece que cuando un delito ocurre, hay 3 cosas que suceden en el mismo tiempo y espacio:

Esta disponible un objetivo conveniente
hay ausencia de un guardian capaz que pueda prevenir que el delito suceda
existe la presencia de un probable, y motivado, delincuente

Objetivo conveniente

La primera condicíón para el delito es que exista un "objetivo conveniente". Esta palabra fue escogida cuidadosamente, en lugar de otras como "víctima"

Existen 3 categorias principales de objetivos. Asi un objetivo puede ser:

- una persona
- un objeto
- un lugar

Existen muchos objetivos potenciales rodeándonos, pero no todos de ellos son convenientes. Se utilizan dos acronimos para describir a los objetivos convenientes:

1. VIVA: Valor, Inercia, Visibilidad, Accesibilidad
2. DDURAV: Disponible, Disfrutable, Utilizable, Removible, Accesible, Valioso

Los objetivos a menudo suelen ser los mismos.

No importa que tan conveniente sea un objetivo, el delito no ocurrirá a menos que se de la ausencia de un guardian capaza y este presente un probable delincuente.
Ausencia de un guardian capaz

La segunda condición es que se de la ausencia de un guardian capaz cuya presencia pueda disuadir de que se lleve a caboal delito.

Un guardian capaz tiene un "elemento humano", este es usualmente una persona cuya mera presencia pueda persuadir a los delincuentes potenciales de no cometer el delito. Un guardian capaz puede ser tambien un sistema de Circuito Cerrado de TV (CCTV), ya que existe alguien que esta monitoreando al otro lado de la cámara.

Algunos ejemplos de guardianes capaces.

- patrullas policíacas
- guardias de seguridad privada
- esquemas de vecino vigilante
- personal en puertas y accesos
- empleados y vigilantes
- amigos
-vecinos
- Sistemas CCTV

Algunos de estos guardianes son formales y deliberados, como los elementos de seguridad privada, mientras que otros son informales y, a menudo, pasan inadvertidos como suelen serlo los vecinos.

También es posible que un guardian este presente pero que éste no sea eficiente. Por ejemplo un CCTV puede no ser un guardian capaz si esta mal ubicado o fuera de servicio. Los elementos de seguridad de una tienda pueden estar mal entrenados o ser descuidados de tal forma que no sean disuasores efectivos.
Probables delincuentes

Cuando un objetivo conveniente esta desprotegido por un guardian capaz y eficiente, entonces existe la posibilidad de que el delito se cometa. El elemento final del triángulo de la criminalidad es que este presente un probable delincuente.

TAR observa al delito desde el punto de vista del delincuente.El delito sólo puede suceder cuando el probable delincuente piensa que existe un objetivo conveniente y se da la ausencia de un guardian capaz o el que existe, desde el punto de vista del probable delincuente, es ineficiente. Es la evaluación de esta situación por el probable delincuente la que determina cuando se comete el delito.

3. Tríangulo de la criminalidad (Triángulo de Análisis del Problema TAP)

TAR introduce una herramienta importante para el análisis delictivo, el triángulo de la criminalidad (que se conoce también como el triángulo de análisis del problema). En el pasado el Centro de Reducción del Delito había presentado estos dos triángulos de forma separada, donde TAP se utilizaba para el análisis de un problema delictivo (víctima, localización, delincuente) mientras que TAR se utilizaba para el desarrollo de las intervenciones (objetivo/víctima, localización y ausencia de un guardian capaz). La última formulación del triángulo de la criminalidad muestra una combinación de los 2, donde entre ambos auxilian a pensar acerca de las respuestas así como del análisis del problema delictivo.

4. FUENTE

Science. London: University College London http://www.jdi.ucl.ac.uk/publications/other_publications/55steps.php
.

Clarke, R. V. and M. Felson (Eds.) (1993). Routine Activity and Rational Choice. Advances in Criminological Theory, Vol 5. New Brunswick, NJ: Transaction Books.

Cohen, L. E. and M. Felson(1979). Social change and crime rate trends: a routine activity approach. American Sociological Review, Vol 44, Pages 588-608.

Felson, M. (1997). Technology, business, and crime. In Felson, M. and R.V. Clarke. Business and Crime Prevention. Monsey, NY: Criminal Justice Press.

Felson, M. (1998). Crime and Everyday Life, Second Edition. Thousand Oaks, CA: Pine Forge Press.

Felson, M. and R.V. Clarke (1998). Opportunity Makes the Thief . Police Research Series, Paper 98. Policing and Reducing Crime Unit, Research, Development and Statistics Directorate.. London: Home Office.
www.homeoffice.gov.uk/rds/prgpdfs/fprs98.pdf PDF 416 Kb

lunes, 27 de enero de 2014

ANCIANOS. PRECAUCIONES PARA EVITAR SER TIMADOS


por: Andres Penachino
NOTICIA QUE DA PIE A LAS SUGERENCIAS
Dos hombres vestidos con casco y ropa de operarios eléctricos engañaron a José Varveri, de 89 años, y tras acceder a su casa en la ciudad de La Plata le robaron 14 mil pesos.
Según informó una fuente policial a la agencia Télam, la víctima estaba en su casa de las calles 35, entre 28 y 29 de la capital provincial cuando llamaron a su puerta.
Al responder al llamado el anciano se encontró con dos hombres vestidos con casco y ropa de operarios, quienes le dijeron que acababan de verificar que había una falla eléctrica en la casa y debían entrar a solucionar el problema.
Varveri, ingenuamente, les permitió el acceso y, una vez dentro, los hombres exigieron que les entregue dinero.
El anciano, atemorizado por la posibilidad de ser golpeado, no se resistió y les dio unos 14 mil pesos que tenía ahorrados.
Tras hacerse del botín, los ladrones revisaron la casa durante media hora y finalmente escaparon, sin que hasta esta mañana hayan sido detenidos.
HASTA AQUI LA NOTICIA: FUENTE: DIARIO LA NACION
SUGERENCIAS
Lamentablemente este tipo de delito es un mal endémico en las grandes ciudades del mundo y este país no es la excepción, dado que nuestros mayores ofrecen escasa resistencia al ser atacados. Los delincuentes más execrables buscan personas vulnerables, como ocurre con nuestros mayores, a fin de despojarlos sin mayores riesgos para ellos.
A veces la solidaridad salva una vida. Un vecino de un jubilado, observo que personas extrañas ingresaban a la casa de el anciano. Llamo a la policía, y loa rápida intervención de los efectivos logro la detención de los sospechosos quienes ya habían golpeado y maniatado al anciano.
Como en este caso, para prevenir que los ancianos sigan siendo victimas de delitos, debemos sumar a nuestras propias medidas de seguridad la de nuestros abuelos. 
Cuando Ud. sale de compras debería invitar a su vecino mayor para que lo acompañe, de esa forma también el podrá adquirir lo que necesiten. Muy difícilmente le arrebaten algo si está acompañado. 
- Busque dentro de la familia o vecinos a alguien que lo acompañe a percibir sus haberes. Que ellos vean que el propósito es totalmente desinteresado y sugiéranle las precauciones a tomar cuando lo hagan solos. 
- Insistan lo suficiente sobre este tema.
Sugerencias para los mayores
- No abra la puerta al primero que toque el timbre, cerciórese quien llama antes de abrir. 
- Cuando regrese a su casa, antes de abrir la puerta de su hogar verifique que nadie lo sigue. Es habitual que al abrir la puerta, alguien lo empuje hacia el interior de la vivienda; en la intimidad y sin riesgos de ser visto, será desapoderado de los elementos de valor.
- Evite hablar con extraños.
- No  difunda datos sobre su posición económica ni de sus pertenencias. No acepte dinero de nadie, "hoy por hoy nadie regala nada, sólo engaños"
- Camine en sentido contrario del tránsito, hágalo por el centro de la vereda, pasee por calles concurridas, donde pueda solicitar auxilio a la policía. 
- Tenga cuidado con los empujones. 
- Conserve en su poder billetes de baja denominación. Cuando salga de compras, hágalo con lo justo, siempre con la plata dentro de los bolsillos, "nunca dentro de una cartera".
- Cuidado con los seudo empleados de gas, luz, o teléfonos. Son frecuentes las denuncias en las que dos o tres individuos, vestidos como empleados, golpean las puertas de casa de algún anciano, diciendo que han detectado alguna falla en el sistema en el interior de la vivienda. Una vez que trasponen la puerta de entrada, un malviviente lo distrae con preguntas triviales o le hacen efectuar tareas simples como, por ejemplo: ayudar con un destornillador en alguna caja de luz, mientras otros buscan dentro de otras habitaciones la hipotética falla. En realidad le dan vuelta la casa para encontrar el dinero, las joyas u objetos de valor. Jamás deje entrar a nadie; en caso de insistir, dígales que llamara a la policía.
Tenga pegado al lado del teléfono la lista de números para llamar rápidamente a: la policía, bomberos, emergencias, gas, luz o teléfonos. 
- Dude si algún joven se interpone en su camino y con un saludo cordial, como si lo conociera desde hace mucho tiempo, le dice que es amigo de su hijo. Seguidamente le comenta que tiene una deuda con su hijo y le pide que le haga el favor de abonársela por él. En ese momento le dirá que le debe treinta pesos y le muestra un billete de cincuenta. Sin lugar a duda que le solicitará  el cambio y se retirará dándole las gracias por el favor. 
Ud. sabe lo que sigue, el billete de cincuenta que le dio es “falso”. 
Contraseña: Memorice cualquier nombre que no pertenezca a un pariente cercano ni lejano; si es abordado por alguna persona diciendo que es amigo de su hijo, Ud. debe contestarle inmediatamente ah sos amigo del cholo............ por ejemplo. Si le contesta afirmativamente, esta delante de delincuentes
Si en cualquier momento del día, intentan ingresar a su casa forzando su puerta, abra una ventana y grite cuanto mas pueda, fuego, fuego, de esa manera,  sus vecinos saldrán a ver que pasa. Recuérdelo “fuego, fuego”.
- Si es asaltado no ofrezca resistencia. Recoja los mayores  datos del hecho, trate de retener la mayor cantidad de características de su atacante y concurra a la comisaría.
- Haga siempre la denuncia policial. Si le solicitan en la oficina de guardia de la comisaría que espere, "hágalo". Ud. tiene que denunciar e identificar a sus agresores y colocarlos definitivamente donde deben estar: en la cárcel.
- Si alguien lo molesta o es continuamente acosado o maltratado físicamente, haga la denuncia en el organismo que corresponda a su barrio. Concurra a los centros de jubilados para exponer su problema. Solicite una reunión con el jefe policial de la jurisdicción y debata la forma de alejar a los vándalos de la zona.
- Sea solidario con los demás, si Ud. observa a alguien cometiendo un delito, llame por teléfono a la policia indicando lo que ve y la dirección del hecho.
Aunque no le parezca aún, Ud. puede ser muy útil a su comunidad, actuando como observador del vecindario, siendo los ojos y los oídos de su policía.
POR: ANDRES PENACHINO
FUENTE: www.prevenir.org.ar mismo autor