sábado, 5 de julio de 2014

NUEVA AMENAZA TERRORISTA CONTRA USA / NUESTRA OPINION

POR: ANDRES PENACHINO
LA NOTICIA:  3 jul.- La seguridad en los aeropuertos británicos con vuelos directos a EE.UU. ha sido reforzada hoy a raíz de una advertencia sobre una "amenaza" de terrorismo "creíble", indicaron fuentes del Ministerio de Transporte (DfT, siglas en inglés).


El ministerio ha confirmado el refuerzo de la seguridad, pero no ha especificado el tipo de medidas adoptadas.

La decisión fue tomada después de que las autoridades de EE.UU. alertasen sobre la posibilidad de que terroristas que operan en Siria y Yemen estén desarrollando unos explosivos difíciles de detectar en los controles de seguridad de los aeropuertos.

El DfT ha puntualizado, no obstante, que la mayoría de los pasajeros no deberían experimentar una alteración "significativa" en la seguridad a la que normalmente son sometidos en las terminales.

"El Gobierno del Reino Unido mantiene la revisión constante de la seguridad en la aviación junto con sus aliados internacionales y la industria de la aviación", dijo hoy un portavoz del DfT.

"Hemos tomado la decisión de reforzar algunas de las medidas de seguridad en la aviación. Por razones obvias no vamos a comentar esos cambios en detalle", añadió la fuente LA INFORMACION.COM


DOS DIAS DESPUES DEL ATENTADO DEL 11 "S" ESTO ESCRIBIAMOS

GUERRA CONTRA EL TERRORISMO UNA GUERRA PERDIDA ANTES DE EMPEZAR

El tan remanido argumento: “en las guerras todos pierden” es válido en el sentido que el saldo siempre es negativo en ambos bandos.
Pero las guerras siempre arrojaron un vencedor, que como botín impuso, al vencido como mínimo el pago de los costos, luego siempre se dio una simbiosis, en la que uno y otro tomaron lo mejor o lo peor de su adversario y lo hicieron propio, costumbres, modas, estilos de vida y hasta un lenguaje común. 
Para muchos la caída de las torres gemelas de Mannhatan inició una nueva guerra. 
Un combate cruento, una escaramuza violenta o un feroz enfrentamiento, por más vidas que cueste, no es el inicio de la guerra. La guerra ya existía.
Clausewitz, decía la guerra es la continuación de la política por otros medios.

El atentado, horrible, que siembra el terror entre la población civil, no es más que una metodología de lucha destinada al fracaso. La represalia, indiscriminada o quirúrgica también tiende al fracaso. El oponente solapado e invisible de la guerrilla urbana, aunque utilice medios de destrucción masiva, jamás puede aspirar a la victoria militar, porque carece de un ejército de ocupación para doblegar al enemigo. Podrá ridiculizarlo, causarle bajas en la población, amenazarlo, tratar de imponerle condiciones mínimas, como  lograr la liberación de algún líder o grupo de combatientes, obtener alguna recompensa monetaria o política, pero ocupar el territorio y vencer jamás.

A la gran potencia,  por segunda vez  le llega la agresión a su propio territorio.
La primera fue durante la segunda guerra mundial cuando globos aerostáticos lanzados desde Japón y portando cargas explosivas accedieron a su geografía y que al no causar victimas jamás se incluyó en las estadísticas, hoy sufrió su primera gran derrota en su propio suelo. Debe enfrentarse a un oponente sin uniforme, sin bases, sin bandera, sin estado mayor y casi sin armas. Los escudos antimisiles, los ICBM, los bombarderos estratégicos, las flotas en cada océano, son inservibles para enfrentar a este enemigo. Las comunicaciones, las redes satelitales, los servicios y agencias de inteligencia, no pueden escuchar ni sistematizar un diálogo cuchicheado en un mercado de Bagdad, en un asentamiento de Gaza o en una mezquita del oriente medio.

La globalización económica, es tomada como ejemplo para crear una globalización terrorista. Explosivos Checos, son almacenados en Irlanda, y exportados a Colombia. Y en el camino, algo se aprende y algo queda. Sin embargo las armas que siempre la guerrilla  “expropia”  al ejercito usurpador, hoy los compró en la  librería o en el Kiosco. Simples trinchetas. Utilizó aviones de línea, en vuelos domésticos como los más sofisticados mísiles de crucero. No necesitó mover ingentes recursos, tanto humanos como económicos. No más de un centenar de combatientes. Entre soldados suicidas a bordo de los aviones, como de logística e inteligencia. 

Es posible que estos agentes estuvieran “plantados” hacia poco tiempo en su propio territorio a la espera del día “D” . Su entrenamiento, no requería de campos de tiro, ni de traslados misteriosos de material crítico, armas, explosivos elementos de camuflaje, comunicaciones  etc.
Solo requerían manuales de pilotaje, de cada máquina a utilizar, disponibles en cualquier biblioteca, cartas de navegación de uso público. Los blancos no necesitaban siquiera ser visitados, estudiados, fotografiados. No se requería de planos ni vías de escape, no había retorno.  

Luchar contra ese enemigo disperso en todo el mundo, oculto entre su misma población, solo puede arrojar como resultado, acciones tan criticables como los hechos recientes. 
Hasta donde puede llegar la escalada? 

 Los medios masivos de destrucción no son patrimonio exclusivo de las grandes potencias. Las armas de los pobres, las químicas y las bacteriológicas, no requieren de grandes instalaciones ni de almacenes de gran importancia, se preparan para el día. El chantaje puede comenzar en cualquier momento. Las alianzas implican no solo un compromiso militar de ayuda mutua y de participación activa. También, crean nuevos blancos estratégicos para el enemigo. 

No existiendo medio posible de terminar con el enemigo, sin posibilidades de prever un nuevo ataque en el tiempo ni en la metodología de ataque, solo cabe predecir, que una represalia, conlleva a una represalia de la otra parte. Y por supuesto nadie tiró la primera piedra

Andres Penachino


No hay comentarios: