lunes, 29 de diciembre de 2014

FELIZ AÑO NUEVO PARA LOS COLEGAS Y SEGUIDORES DEL GRUPO


POR; ANDRES PENACHINO

A lo largo de mi vida he hablado con todo tipo de personas, hombres y mujeres, niños y jóvenes, maestros, médicos, obreros, arquitectos, políticos y abogados, artistas, policías y jueces, industriales y banqueros, sacerdotes, pastores y rabinos, orientales y occidentales, personas del norte y también del sur.


Y descubrí que casi todos tenemos los mismos objetivos, las mismas preguntas, los mismos miedos, las mismas dudas, las mismas alegrías, los mismos desafíos, los mismos sueños y los mismos objetivos.


Y revisando libros, entendí que desde los comienzos de la humanidad, más allá de los logros técnicos y científicos, el hombre ha recorrido innumerables caminos y enfrentado miles de obstáculos y peligros, para lograr el mismo fin resumido en dos palabras ser feliz.

Sean felices amigos, un prospero 2015

Andrés Penachino
Capitulo Argentina

domingo, 28 de diciembre de 2014

DESAPARECE OTRO AVION ASIATICO DE PASAJEROS / NOTA OPINION



Por: ANDRES PENACHINO



LA NOTICIA: Desaparece un avión de AirAsia que volaba de Indonesia a Singapur con 162 personas a bordo

Un avión de la compañía aérea de bajo coste AirAsia que cubría la ruta entre la ciudad de Surabaya -en la isla de Java- y Singapur ha desaparecido en pleno vuelo, después de que el piloto solicitara un cambio de rumbo por las malas condiciones meteorológicas en la zona, según ha confirmado el Ministerio de Transporte de Indonesia y fuentes de la aerolínea. A bordo viajaban 155 pasajeros más la tripulación, estimada en otras siete personas, según informó un portavoz del ministerio.

Entre las 162 personas a bordo hay 155 indonesios, tres coreanos, un malasio, un singapurense, un británico y un francés -éste último, miembro de la tripulación-, de acuerdo con los datos facilitados por la aerolínea. De los pasajeros, seis son menores y hay también un bebé de pocos meses.

NOTA OPINION
Desde los orígenes de la aeronáutica, los mecánicos de avión y los pilotos estuvieron estrecha e indisolublemente unidos, tanto es así que, obligados por las imprevistas exigencias en ciertos momentos sus roles se intercambiaban o se fusionaban sin inconvenientes. En aquellos años la seguridad en vuelo dependía tanto de unos como de otros. Desde el fin de la segunda guerra mundial la industria aeronáutica y la aviación comercial comienzan a expandirse en forma sistemática, constante y creciente.

La industria aeronáutica por estos días esta diseñando modernas y confortables aeronaves, pero sus costos operativos, de mantenimiento son infinitamente superiores a aquellas maquinas que surcaban nuestros cielos hace 50 o 60 años atrás.

En la seguridad aérea hoy están involucrados una gran cantidad de protagonistas que van desde: el plantel de mantenimiento de la aeronave, el controlador aéreo, el personal de seguridad del aeropuerto, el personal técnico, la participación del personal de tierra y de cabina de la aeronave, los organismos encargados de hacer cumplir las normas de seguridad vigentes y cien etc, mas, aunque la creencia colectiva siga entendiendo que el piloto es el único responsable de la seguridad de la maquina. Mas adelante veremos que no es así, y que el piloto cumple un rol importantísimo pero no es el único.

UN POCO DE HISTORIA

Desregulación, globalización y flexibilización laboral

Como consecuencia de desregulación aerocomercial en 1978, elemento indispensable para el desarrollo y competitividad empresarial, se absolutiza el rol protagónico del mercado, minimizando como contraparte la indispensable función del Estado, que comprende entre otras cosas, la de fijar reglamentaciones claras, adecuadas y especificas para cada actividad, y verificar además el cumplimiento de los mismos. Este cambio de concepción del Estado dejo como saldo de experiencia una larga lista de accidentes menores, pero también catástrofes que no guardan antecedentes en la historia de la aviación comercial.

Queda así demostrado que el mercado podrá garantizar pasajes de tarifa reducida pero, de ninguna manera, la preservación del patrimonio mas importante que debe tener la aviación “la seguridad”.

Las nuevas aerolíneas

Los profundos cambios enunciados en párrafos anteriores unidos a las privatizaciones de aerolíneas de bandera, han provocado el surgimiento de una nueva mentalidad empresaria, totalmente contrastante con la que caracterizo a la actividad aerocomercial desde sus orígenes. Empeorando esto con la adquisición de aerolíneas por parte de empresarios de otros rubros que no tiene nada que ver con este tipo de actividad, provocando resultados nefastos en su funcionamiento.
Este nuevo cambio de mentalidad dio paso a una generación de transportadoras aéreas de tarifa reducida, conocidas como aerolíneas virtuales. Las mismas cuentan con una estructura visible mínima y la mayor parte de sus funciones son tercerizadas, incluidas el mantenimiento y reparación. La falta de un departamento de ingeniería propio en estas empresas virtuales, imposibilita el seguimiento adecuada de las fallas y limites de vida útil de las unidades aeronáuticas, tampoco permite el indispensable mantenimiento preventivo..

Al tope de las Estadísticas

Mientras el Tercer mundo, incluida China, genera aproximadamente el 17 % del trafico aerocomercial, es también responsable del 70 % de los accidentes de aviones de línea.
Los países menos desarrollados han visto especial y fuertemente incrementada su actividad aérea, no solo por las empresas de bandera sino que por empresas extranjeras.
Con la globalización, al igual que en otras actividades comerciales, la proliferación de organizaciones destinadas al tráfico ilegal de materiales de aviación, robados o fabricados clandestinamente ha aumentado notablemente en las últimas décadas.
Tanto los repuestos robados como los fabricados en forma clandestina carecen de certificaciones o de historial que garantice su verdadera nobleza. Las exigencias en el control de calidad de unidades y repuestos de aeronáutica son altísimas. Los factores de confiabilidad utilizados superan varias veces a los empleados en otras actividades industriales.
La flexibilización laboral se convierte en parte del problema en la seguridad aérea; falta de capacitación, sobrecarga de tareas, exceso de horas de trabajo, desorganización, falta de comunicación entre grupos de trabajo, deficiencia de los controles de calidad, contribuyen al empeoramiento de la seguridad en las aeronaves.

Esto sumado al deterioro de los controles oficiales de la aeronavegación marca el comienzo de un inevitable incremento de accidentes aéreos.
El año 1996 se considera el peor año de la aviación comercial desde el inicio de la desregulación aérea, año en el que se producen la mayor cantidad de accidentes. Un total de 57 accidentes fatales que arrojaron 2213 víctimas humanas, entre las transportadas y las que habitaban los lugares donde se siniestraron las aeronaves.
Las líneas aéreas en su afán de captar pasajeros muestran mediante campañas publicitarias y de promoción, el confort de sus aeronaves, de los menúes frugales para sus pasajeros y de los pasajes cada ves más baratos.
Ninguna menciona los sistemas de seguridad, suponiendo que este asunto ahuyenta a los pasajeros. Sin embargo ninguna comida es suficiente si es la última; y una vida humana es irreemplazable, por lo cual no hay ganga que la pueda pagar. La tragedia ocasionada por el avión de la empresa argentina Lapa es solo un ejemplo de muchos otros.

Acercándonos mas a estos tiempos, la empresa Air Madrid antes de quebrar a fines de 2006, vendía sus pasajes al 30 % de cualquier otra compañía.
Al momento de dejar de operar tenia volando algunos aviones que habían llegado a hacer mas de 30 vuelos sin el mantenimiento ni la revisión periódica correspondiente y obligatoria.

¿Aeropuertos y Aerolíneas seguras?

Entrando ya al tema que a nosotros ocupa, y sin mencionar el tema puntual de los radares de Ezeiza por el que han corrido ríos de tinta, el punto de inflexión en la seguridad aeronáutica se produce con la caída de las torres gemelas
El gravísimo hecho puso de manifiesto la permeabilidad de la seguridad no solo en los aeropuertos norteamericanos, sino también del mundo, también la falta de previsión del uso de una aeronave para cometer un atentado.
Así mismo los atentados del 11S mostraron otra forma de uso del avión. Si bien hubo decenas de secuestros de aeronaves en el mundo con diferentes propósitos, y nuestro país no fue la excepción, esta vez los aviones de bandera Norte Americana fueron convertidos en misiles de crucero, guiados por pilotos terroristas, suicidas. Las aeronaves no fueron elegidas al azar, en el caso de las torres gemelas, sus tanques de combustible deberían tener la cantidad necesaria para producir un incendio de tal magnitud, cuyo calor provocara en la estructura de hierro del edificio, el punto de fluencia necesario para deformarlo y así derribar las torres.

Es por eso que los aviones elegidos para los atentados despegaron de una base cercana al punto de impacto con tanques llenos. Si bien antes de estos atentados, habían sucedido algunos otros utilizando aviones, tal fue la tragedia del avión de Panam donde no quedo nunca claro si fue derribado por una bomba colocada dentro del avión o fue alcanzado por un misil enviado desde tierra. Otros posteriores también fueron impactados por misiles, se dice por error
Sacando estos casos puntuales, los accidentes aéreos se debieron en un 80 % a fallas humanas y un 20 % a fallas del avión.
Una vuelta de página
No fue sino después del 11 de setiembre de 2001 que la seguridad aeronáutica a escala mundial debe rápidamente modificar sus sistemas de seguridad para prevenir nuevos atentados.
A partir de ese momento se trabaja no solo en la seguridad de las aeronaves, sino también se modificaron los sistemas de seguridad de aeropuertos, implementando nuevos sistemas de control, tanto para pasajeros como de la carga

En nuestro país, la concesionaria de aeropuertos, Aeropuertos 2000, implemento un moderno sistema de seguridad, referenciado del sistema israelí de seguridad de aeropuertos. Recordemos que Israel tiene un índice notable de atentados, por lo tanto los elementos de seguridad aeroportuarios son altamente sofisticados.

Antes de ingresar al mostrador a entregar el ticket de embarque, se lo invita a abrir el equipaje de mano para verificar que no halla elementos considerados peligrosos como: tijeras, cortantes, navajas, etc. En ese momento todavía los puede cambiar a su equipaje no acompañado. Si transpone la puerta de pre embarque con estos elementos le son retirados.

De controles y controles

En general, los pasajeros deben despachar el equipaje no acompañado, el mismo es escaneado con una maquina de rayos X para controlar su contenido.
El equipaje de mano y el cuerpo del pasajero es también revisado mediante rayos y detectores.
En USA los empleados de seguridad acostumbran a invitar a los pasajeros que se descalcen para revisar sus zapatos. Ahora los pasajeros no solo deben enviar como equipaje no acompañado elementos considerados cortantes, sino también: cosméticos, perfumes y aerosoles.
En un intento por registrar todos los pasajeros entrantes, están, mediante métodos electrónicos archivando las huellas digitales de los pasajeros que ingresan a los aeropuertos más populosos.
Otros aeropuertos más rigurosos como el aeropuerto de Tel Aviv, el pasajero es separado de su equipaje en forma total. Las valijas son prolijamente revisadas al igual que el equipaje de mano. Las cámaras fotográficas, de video filmación son colocadas dentro de un detector de explosivos.
Los pasajeros deben sacarse la vestimenta de abrigo, sacos, sobretodos impermeables, etc. la que es revisada escrupulosamente a los efectos de detectar cualquier tipo de elemento que pueda ser utilizado como arma. En ese momento el pasajero recién se reúne con su equipaje de mano.
Air France ha implementado en etapa experimental un sistema de control de pasajeros que unen París con Tel Aviv, a través de la técnica de biometría (huella digital). Este sistema esta destinado a certificar si la persona que despacha un equipaje, es realmente el que embarca en el avión, dado que son innumerables los casos de demoras en los vuelos pues, hay equipaje en la bodega del mismo que no tiene pasajero en la cabina.

Dentro de la maquina

La mayoría de las aerolíneas debieron ejecutar modificaciones en sus aeronaves, o implementar nuevas rutinas para contrarrestar acciones violentas en vuelo.
El personal de cabina de Swissair ha sido autorizado a usar la fuerza de mediar algún tipo de violencia dentro del avión. Los tripulantes cuentan con una especie de esposas plásticas para inmovilizar al belicoso.
La aerolínea israelí ELAL fue la primera que dispuso una puerta blindada en la cabina de comando.
Hoy todas las maquinas que ingresan a los Estados Unidos deben tener la puerta de la cabina de mando blindada. En muchas aerolíneas, en la cabina de pasajeros han implemento un sistema de circuito cerrado de TV, en tanto que el personal de cabina esta preparado para neutralizar cualquier actitud violenta dentro del avión..
Aun mas, desde fines de 2006 en el Desierto de Nuevo Méjico (USA), se están preparando cientos de pilotos de líneas aireas regulares, especialmente de bandera Norteamericana para neutralizar cualquier actitud beligerante de un pasajero, también son entrenados en uso correcto de armas de fuego toda ves que sea necesario..
Los estudios posteriores a los atentados del 11S indican que los terroristas armados con cortantes y navajas jamás hubieran podido con pilotos entrenados y armados con armas de fuego.
Esta rutina se ejecuta para neutralizar a cualquier pasajero que decida ingresar armado a la cabina de mando. Esta practica de tiro se conoce comúnmente como tiro de ascensor, por la proximidad en la que debe ejecutar los disparos el piloto a su atacante..

Podríamos nombrar cientos de modificaciones mas tendientes a preservar vidas y aeronaves, sin embargo, como en cualquier otra actividad comercial, en el rubro aeronáutico, el factor humano cumple un rol decisivo en la seguridad, tanto en la prevención de incidentes como de accidentes de aviación.
El relajamiento del cuidado en los equipos como en la seguridad aeroportuaria puede llevar a catástrofes por todos conocidas..
En Argentina, luego de investigaciones por robos de contenido de equipaje, en VARIAS OPORTUNIDADES  se han detenido empleados del sector cargas, acusados de robo de elementos de fácil reducción. Si tan fácilmente se pueden sacar elementos robados robados de bodegas de carga o equipajes, también se pueden introducir con la misma facilidad, elementos peligrosos.

Modus operandi

En general, los empleados del sector cargas de los aeropuertos, utilizan (con fines de robo) los equipos destinados controlar elementos peligrosos o prohibidos. Con ellos chequean elementos de valor dentro de los equipajes no acompañados y las cargas de exportación. sin prestar la mas mínima atención en elementos potencialmente peligrosos o prohibidos
Estos empleados infieles, no solo robaban de las valijas:: joyas, computadoras, maquinas fotográficas o filmadoras, también la carga de exportación, elementos de fácil reducción y de valor significativo, reiteramos, desviando toda su atención a la búsqueda de elementos que puedan tener valor a la hora de reducirlos, en vez de abocarse a detectar algún componente sospechoso.
Toda una banda
Una vez “marcado” el equipaje o el contenedor de la carga, otro empleado cometía el despojo en algún lugar no custodiado de la pista, un punto ciego del sistema de monitoreo por cámaras del aeropuerto donde el equipaje “elegido” es llevado para cometer el despojo.
La utilización de las bodegas del avión para trasladar mercaderías de contrabando es otro punto critico para la seguridad de las compañías aéreas. Recordemos que hasta no hace mucho, nuestros nobles próceres compraban electrodomésticos en el exterior, los que eran despachados por el sector cargas del aeropuerto.
Así las cosas, en Argentina, nuestro General Don José de San Martín trajo una heladera con frezer y dispenser de hielo, Domingo Faustino Sarmiento al fin pudo tener su TV con pantalla plana, el finadito Mariano Moreno llego a tener la ultima versión de computadora portatil, etc.
Estas verdaderas organizaciones transnacionales dedicadas al contrabando confían en la manifestación del interesado a la hora de enviar su mercadería, sin embargo poco es el control que ejercen sobre ella. En este caso el interesado (dueño de la carga a transportar) puede manifestar que envía un televisor, el despachante fragua documentación para el embarcador figurando enviar revistas, y en realidad la carga puede contener un elemento prohibido o peligroso.
Las mercaderías de importación o exportación son frecuentemente robadas y trasladadas fuera del aeropuerto para su comercialización, no sin antes esperar la vista gorda de algún vigilador. En este caso, así como sale mercadería también puede ingresar otra al aeropuerto sin control adecuado.
Ante estos reiteradísimos eventos, las compañías aéreas, frecuentemente comparan el peso de la mercadería de exportación con la guía de embarque. Si hay una diferencia de peso entre los documentos de embarque, y la carga propiamente dicha, las compañías aéreas prefieren dejar la carga en tierra a afectos de deslindar acciones legales por robo durante el traslado o en alguna escala.
El peso de la carga cumple un rol fundamental al momento del despegue y vuelo del avión. En función de la cantidad de carga y la cantidad de pasajeros, será la cantidad de combustible a cargar el consumo, la potencia que se deberá imprimir a los motores en el despegue, entre otros.
Respecto al apoyo de la aeronave en tierra, antes de cada despegue un ejercito de personas ejercen sus funciones alrededor de la maquina; carga de combustible, limpieza interna del avión, carga de comidas y bebidas, apoyo del sistema de arranque de las turbinas, personal de control de maquina (técnicos), etc.
Es entonces directamente proporcional e importante la cantidad de controles que hay que observar no solo sobre el avión, sino sobre las personas, los equipos y los que convergen a la maquina.
El deficiente ejercicio o el relajamiento en la observación del personal de seguridad, dada la rutina y frecuencia de los servicios hoy puede desencadenar en una tragedia.
Por último, no podemos dejar de mencionar los famosos aeropuertos contaminados, (afortunadamente cada vez menos) donde en un mismo salón se mezclan pasajeros de diferentes escalas, quienes constituyen también una complicación a la hora de ejercer una rutina de control de seguridad, tanto sobre las personas como de su equipaje. Estos aeropuertos son los preferidos por los traficantes de elementos y sustancias prohibidas para: embarcar, intercambiar, o endosar equipaje a algún pasajero en transito por el mismo. Hoy bien puede ser utilizado para unir las partes de un artefacto explosivo.

Esto no termina aquí:

Hoy como están las cosas ninguna aerolínea puede preciarse de segura, si no ejerce un control efectivo sobre los propios sistemas de seguridad y de los aeropuertos donde opera, incluyendo la idoneidad de sus empleados..
La falta de competencia en el personal de control de cargas, al embarcar cierto tipo de mercadería considerada potencialmente peligrosa para el traslado aéreo sin los cuidados necesarios, ha causado también algunas tragedias aéreas.

El caso de la explosión en vuelo del avión de Valujet (aerolínea virtual) siniestrado en los Everglades de Miami Florida en mayo de 1996, ocasionando la muerte de 110 pasajeros, indica la falta de capacidad y conocimiento del personal de tierra de esa línea aérea al embarcar mercadería insegura. En este caso fueron tubos de oxigeno, en cuyo manifiesto de embarque figuraba tubos vacíos e inservibles, cuando en realidad estaban llenos y sin la tapa de protección reglamentaria para ser transportado en una aeronave. A poco de despegar, un tubo exploto causando la tragedia antes mencionada.

Ante los hechos actuales, hay una infinidad de aeropuertos donde la aeronave y los depósitos son custodiados y revisados mediante rutinas escritas. La misma es ejercida por personal de seguridad contratado por la propia compañía aérea, los que en general dependen de seguridad de pista. Los mismos, revisan la aeronave en tierra desde los lugares más obvios, como los más recónditos del fuselaje. Para ello han obtenido el adiestramiento suficiente para saber cual es el elemento que corresponde al avión y en el lugar que se halla.
Los depósitos de mercaderías son continuamente controlados por vigiladores idóneos que han adquirido la experiencia suficiente para saber donde y que buscar, ayudados por canes adiestrados para detectar explosivos, como también maquinas para radiar las cargas.
Las aerolíneas no operan en un ambiente estático. Al cambiar las condiciones o al cambiar los específicos operacionales, se debe analizar continuamente el programa de seguridad y mantenerlo al día con las realidades de nuestro mundo de hoy.
Entendido lo escrito hasta aquí, solo una aerolínea se puede preciar de segura cuando todos sus empleados contribuyen a la seguridad del avión en todas sus facetas, así como también la seguridad de sus transportados.. Si las maquinas se accidentan por problemas mecánicos, fallas humanas, o atentados, los primeros afectados serán ellos, pues como en la tragedia de LAPA del accidente al cierre solo hubo un corto tiempo, o de United Airlines que después de los atentados despidió a miles de empleados.

Hasta aquí hemos pretendido mostrar cuan complejo es mantener un efectivo y eficiente el sistema de seguridad aeronáutico tanto en tierra como en el aire.
Solo queda ofrecer un digno y posible homenaje, que reivindique la condición humana arrebatada en accidentes y atentados aéreos y trabajar profesionalmente, denunciando e informando cualquier actividad ilícita para lograr que no ocurran nunca más accidentes por estas inadmisibles causas.

Andrés Penachino
Fuentes: Informe especial Seguridad Aérea de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico.
Boeing Model Safety Program
Air transport World
Biblioteca Programa Comunidades seguras

sábado, 27 de diciembre de 2014

REQUISITOS PERMANENTE PARA EL USO RACIONAL DE UN ARMA DE FUEGO


POR ANDRES PENACHINO

LA NOTICIA QUE DA PIE A ESTA NOTA:
Policía murió tras recibir un disparo de su compañero
La víctima murió de un disparo en la cabeza, la principal hipótesis es que se trató de un accidente.
Villa Gesell.- El hecho ocurrió alrededor de las 3 en una casa ubicada en avenida 12 entre los paseos 109 y 110.

Allí se encontraban desde ya hace unas semanas cuatro efectivos egresados este mes de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que fueron enviados a la Costa Atlántica con el propósito del “Operativo Sol”, donde se destinaron 12 mil efectivos.

Por causas que aún se desconocen, uno de los policías estaba manipulando su arma, cuando ésta se disparó y mató al oficial David Sardi de 21 años, entrando la  bala en la cabeza y provocándole la muerte en el momento.

"Todo indicaría que el hecho fue accidental", dijo una fuente, pero como hay un policía involucrado se dio intervención a la Auditoría General de Asuntos Internos, a cargo de Viviana Arcidiácono.

Por lo que señalaron los otros policías que vivían en el lugar, los cuatro eran amigos, oriundos de la ciudad de Chivilcoy y habían sido destinados a Villa Gesell tras recibirse.

NOTA OPINION Y CONSEJOS

Respecto al manejo de armas, recordemos que están fabricadas para matar, por lo tanto deberán manipularse con la seriedad que el caso requiere, dicho de otro modo, que su poder letal no sea nunca utilizado en forma meramente accidental.

Redacto algunos de los requisitos básicos y permanentes para el manipuleo de un arma, estos deberán ser tenidos en cuenta aunque las situaciones de uso difieran. Dicho de otro modo, las precauciones a tomar en su casa son inadecuadas para los polígonos, o para la calle, pero en general salvo raras excepciones de una u otra forma se complementan unas con otras.

1- Siempre que ponga un arma en sus manos, tómela como si estuviera cargada y revísela para cerciorarse si tiene o no tiene munición.

2- No apunte a nadie o nada que no quiera dispararle, aunque el arma se halle descargada.

3- En el caso de dejar su arma en lugares no habituales, o en manos de otras personas, descárguela invariablemente y guarde sus cartuchos apartados de esta. 

4- Antes de disparar un arma verifique que no posea obstrucciones en su cañón, o en sus movimientos.

5- No cruce los dedos delante del cañón de una arma especialmente los de las armas de cañón corto.

6- No corra o practique movimientos violentos con el arma lista para disparar, al menos que sea estrictamente necesario, en ese caso, al menos instale los seguros, tampoco, confíe totalmente en ellos.

7- Los proyectiles disparados a ras, del agua, del piso, o sobre superficies duras, tienen trayectorias erráticas e impredecibles. 
Jamas sumerja el cañón de su arma dentro de una masa líquida y dispare, puede explotar. 
Tampoco efectúe disparos al aire, pues, nunca sabrá a donde habrá ido a parar ese proyectil. (habrá sentido de alguna bala perdida que mato a alguien, especialmente para las fiestas).  

8- Cuidado con las caídas accidentales.

9- Estando armado jamás ingiera bebidas o drogas y si lo hace por ningún motivo manipule un arma. Las armas, el alcohol y las drogas jamás se mezclan.

10- Cuide de entregar su arma a personas que no conozcan su funcionamiento.

11- Los chicos no son responsables, no les enseñe a manosear las armas, no es la primera vez que las toman para jugar en ausencia de los mayores con consecuencias trágicas.

12- Desarrolle los hábitos de seguridad necesarios toda vez que manipule su arma (al retirarla de su funda, de los cajones, o de la guantera de su auto), etc.

13- Nunca coloque el dedo índice dentro del arco guardamonte, salvo que quiera disparar, tampoco se desplace con el dedo índice colocado en la cola del disparador (gatillo).

14- Conozca perfectamente su arma y los cartuchos que usará antes de operarla.

15- Deje por ahora las prácticas de desenfunde rápido para los profesionales, "su seguridad ante todo".

16- Utilice protectores auditivos y visuales en sus practicas. 

17- Nunca deseche los consejos de los que saben más que Ud. en el uso de armas.

18- No use munición recargada si no conoce su procedencia.

19- Cuando cargue munición en la recámara de su pistola hágalo apuntando a un lugar seguro.

20- No haga aligerar los mecanismos de su arma.

21- Cuando decida limpiar su arma, verifique sí esta descargada.

22- No haga ostentación de armas, hoy están viéndolo muchos ojos escondidos y codiciosos de robársela.

La mayoría de los accidentes ocurridos con armas de fuego de una u otra forma pudieron ser evitados, dado que ocurrieron por estar en manos de personas totalmente inexpertas en su manipuleo, o por usuarios descuidados.

Resumiendo, lo importante es que las personas sean cuidadosas en el uso de las armas, que estas no presenten más riesgos para Ud. que para un delincuente. Hay más muertes por accidentes o por suicidios, que por homicidios intencionales.

Las estadísticas en el uso de las armas de fuego, demuestran claramente que hay mucho más muertes accidentales, suicidios y asesinatos intencionales, que bajas provocadas a la delincuencia por sus víctimas en legítima defensa. Sintetizando la gente no" tiene cuidado con las armas".

ANDRES PENACHINO

viernes, 26 de diciembre de 2014

MATO AL CONDUCTOR DE UN AUTO POR UNA DISCUSION DE TRANSITO / NOTA OPINION.



LA NOTICIA QUE DA PIE A ESTA NOTA

Se trata del conductor del Mini Cooper que tras una discusión de tránsito avenida Vergara y Teniente Origone, de Villa Tesei, partido de Hurlingham presuntamente abrió fuego contra el Ford Falcón que conducía Gómez, quien murió a las pocas horas.
Según el jefe de la Departamental Morón, comisario Walter Iguiñez, "el Falcon iba delante del Mini Cooper, no le cedió el paso y, cuando lo logra sobrepasar, desde el Ford le arrojaron una bebida alcohólica al otro conductor que responde disparando".
Uno de los acompañantes del auto en el que iba la víctima dijo en diálogo con TN que el ocupante del MINI Cooper se molestó porque su auto fue salpicado con un vaso de fernet que se le volcó en un pozo y comenzó a perseguirlos. Una cuadra y media después los alcanzó y disparó.
La detención la decidió la ficalía de de Morón en el caso que lleva el juez Jorge Rodríguez bajo los cargos de homicidio simple y portación ilegal de armas de guerra.

NOTA OPINION

El asesinato es un delito social y solamente el hombre podrá evitarlo. 
Este flagelo representa un tema latente dentro de la sociedad. La famosa prensa amarilla dedica muchas páginas y también la televisión grafica perfectamente los sucesos de este tipo, con el propósito de asegurarse que no nos olvidemos de tan aberrante delito. 
En la Argentina ocurren alrededor de 7000 asesinatos por año, la mitad se produce en la Provincia de Buenos Aires, que ostenta el triste record de morir mas personas a tiros que en accidentes de transito.
Ningún otro crimen es tan temido como el asesinato, de hecho es el que más nos preocupa pues, después del asesinato: ¡No hay nada más!. Es lo último y definitivo.
Salvo algunos que son imposibles de evitar, igualmente que otros delitos, el asesinato puede ser previsto. Es importante que sepamos que el homicidio tiene señales que debemos interpretar, siempre e invariablemente recibiremos una advertencia o señal previa.
Exceptuando los preterintencionales, existen atenuantes y agravantes.
Entre los primeros podemos incluir aquellos que se efectúan bajo tensiones o emociones violentas o en el cumplimiento del deber, ya sea militar o de seguridad.
Pero los que nos preocupan son aquellos que se cometen como consecuencia de dolo.
Asesinatos a manos de delincuentes
Hoy se cometen más homicidios que en el pasado inmediato. La cantidad de ilícitos ha crecido, su aumento “NO” responde al incremento de la población, sino a la impunidad y la facilidad para vulnerar las leyes, amparados por el abolicionismo imperante en la justicia.
Paralelamente ha aumentado la ferocidad y los desenlaces del delito seguido de muerte.
Existe una nueva subcultura de la muerte, entre los ”nuevos delincuentes”, que se autodenominan “jugados”. 
La vida miserable en condiciones casi infrahumanas del asentamiento, les quita perspectivas de una mejor calidad de vida. En lo más profundo de sus convicciones, lindando con el inconsciente, saben que la droga los acerca a un desenlace fatal que los privará de la vejez. 
El fantasma del SIDA, presuntamente adquirido en la prisión en violaciones o prácticas homosexuales, los llevó a firmar un pagaré a cinco años vista. El efecto de simulación, motor de la actividad sociológica, solo les facilita un factor de superación entre sus pares, que pasa por el efímero reconocimiento de pasar a ser un delincuente de elevada envergadura, en reemplazo del antiguo “pesado”, apelativo nacido de portar una pistola 11,25 (por su peso). Gozar de los favores sexuales obtenidos por dinero o regalos de categoría logrados a través de su fechorías. 

Antaño la muerte de un policía, era prácticamente una sentencia de muerte. El desenlace fatal en un ilícito era una situación no deseada y cuando ese era el corolario, hasta estaba acuñada la frase “de que había caído en desgracia”.
Siempre existieron homicidios y asesinatos, pero el regodearse con la muerte estaba limitado a escasos enfermos mentales, como el “petiso orejudo” o el “ángel de la muerte”. Ajustes de cuentas entre maleantes, podían llevarlos a casos de torturas, pero pasaba más por el ensañamiento de la multiplicidad de heridas mortales o el apaleamiento previo a la muerte.

Hoy existen varios tipos de ensañamiento previo, desde las torturas con quemaduras de cigarrillo, violación aún homosexual y el más común, el psicológico. Insultos, menoscabo, desprecio por su elevada condición social, conocido por múltiples recopilaciones parciales, dado que resulta casi imposible reconstruir el monólogo del atacante por parte de un solo agredido, que bajo los efectos de la situación solo trata de olvidar los momentos pasados.
Es casi idéntico el discurso, en el cual muestra todo el resentimiento social, su propia segregación, su identificación con un grupo diferente y hasta su orgullo por pertenecer a una casta de elegidos. Obliga a su víctima a reconocer la culpa de su desgracia. Desafía a toda la sociedad con su actitud, trata de degradar a su nivel a su rehén transitorio. El terror es su principal arma. El brazo armado de la sociedad, la policía, se transforma en su principal enemigo, ya que puede responderle con su mismo lenguaje.

Estos actúan ferozmente contra la victima ante reacciones como estas: 

La víctima ofrece resistencia a ser despojado de sus pertenencias. 

Se pone nerviosa ante el evento.

Los delincuentes se sienten inseguros ante la víctima.

Al extraer un arma u otro elemento para defenderse o agredir al delincuente.
Conflictos de familia, amigos y conocidos.

Las estadísticas generales muestran que la mayor parte de los homicidios, tienen relaciones vinculares (parientes, amigos, vecinos o conocidos). Muchos derivan de discusiones, además como factor preponderante y desencadenante, suelen estar presentes las bebidas alcohólicas y también las drogas. 
Aunque el asesinato en ocasión de robo, especialmente a comercios y a domicilios donde viven ancianos, se ha incrementado en forma notoria, lamentablemente los asesinatos más frecuentes siguen siendo los protagonizados por ciudadanos que poseen algún vínculo, maridos y esposas, amantes, padres, hijos y parientes. Son víctimas y victimarios respectivamente. Ahora no solamente los celos son el detonante en las parejas, también la economía deteriorada, la promiscuidad o el sexo son móviles importantes. 
No permita que las batallas emocionales lo absorban, si tiene alguna discusión y ésta sube insosteniblemente de tono, busque ayuda, retírese del lugar hasta que los ánimos se hayan calmado pero no de lugar a que su contrincante se vaya y regrese con un arma.

Asesinatos premeditados

Estos se refieren a situaciones que requieren un plan premeditado para ejecutar la acción. En otros tiempos se cometieron para salvar el honor o el apellido de alguien ante una ofensa concreta. 

Sin duda los reiterados ajustes de cuentas a manos de bandas rivales por competencias en territorios, trafico de narcóticos, repartijas de botines, son un tema a tener en cuenta por las autoridades, dado que se cometen con una frecuencia inusitada.

Hay casos de familias enteras masacradas por ajustes de cuentas entre narcos, o por ajustes de cuentas.

También son asesinadas las víctimas de secuestros que tienen la adversidad de conocer a sus victimarios, o porque sus captores así lo deciden, tal fue el caso de Dieguito Peralta o Axel Blumberg.

Los métodos pueden ser los mas variados y sofisticados. En los anales del crimen figuran famosos envenenadores como la Yiya Murano, o el mas reciente caso de envenenamiento del líder opositor Ucraniano, Victor Yushchenko quien fue envenenado lentamente, que cuando fue detectado mediante un análisis, se convirtió en un escándalo internacional.

Asesinatos por discusiones aun por temas por demas tribiales, como na discusión por una mala maniobra en el transito vehicular.

SUGERENCIAS

- No se engañe pensando que estas cosas a Ud. no le pueden ocurrir. Nadie está exento de padecer este infortunio. Es decir, si Ud. es una persona normal, también puede ser objeto de algún atropello o delito. Aprenda a reconocer las señales del delito, en atención a que nadie permanece al margen de este flagelo.
- La mayoría de los robos se cometen cara a cara cuando Ud. transita por la calle; está ingresando o saliendo de su hogar. Por lo tanto cuídese de los desconocidos, la violencia contra la personas con fines de robo muestran un creciente aumento.

- En la calle esté alerta de los que se le acerquen sin ningún motivo. NO DISCUTA SI LO INCREPAN POR UNA MALA MANIOBRA EN EL TRANSITO, LEA LA NOTICIA QUE DIO PIE A LA NOTA.

- Cuando viaje con su auto, lleve las puertas trabadas y las ventanillas levantadas.

- No abra la puerta de su hogar a cualquiera que llame. Cuando Ud. está por ingresar a su casa, si observa a personas extrañas rondando no se detenga, cruce la calle, siga de largo y visualice de lejos lo que estas personas hacen. Por último llame a la Policía. La misma sugerencia se formula cuando esté por ingresar a la casa con su auto.

- Si es interceptado por ladrones, entregue lo que le exigen sin ofrecer resistencia. Una vez que se hayan ido diríjase rápidamente a la comisaría de la zona y haga la denuncia. Obviamente Ud., deberá aportar la mayor cantidad de datos de los malhechores, al menos de uno de ellos.

- Si alguien lo provoca ante una mala maniobra de transito ignorelo, como veran en las crónicas policiales, tambien son motivos de asesinato.

- Suponiendo que Ud. tiene una familia normal, ni enemigos, ni controversias fuera de su hogar, solamente le quedará la posibilidad de ser víctima de homicidio en ocasión de robo.

Ud. está preocupado porque alguien puede intuir que cuenta con algún dinero, sencillamente, sea discreto en su forma de ser.

Si tiene un perfil bajo y está atento de lo que pasa a su alrededor, podrá disfrutar de su dinero.

ANDRES PENACHINO
FUENTE: MISMO AUTOR:
http://procedimientospolicialesargentina.blogspot.com/.

martes, 23 de diciembre de 2014

SALUDOS DE NAVIDAD PARA TODOS LOS COLEGAS Y SEGUIDORES DEL BLOG.


QUERIDOS AMIGOS Y COLEGAS:

Los miembros del Grupo Procedimientos Policiales les deseamos; una bendecida Navidad que en breve esta por festejarse. 
Pedimos al Señor que haya mucha luz en vuestro pensamiento, una inmensa paz, buena salud y mejor trabajo. 
A todos nos queda aun mucho camino por recorrer y por eso pedimos a Nuestro Señor Jesucristo que nos siga acompañando la santa providencia a cada paso. 

Gracias por acompañarnos 

Andres Penachino




viernes, 19 de diciembre de 2014

EN BUSCA DE UNA RESPUESTA EFICAZ CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO



PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Desde hace algunos años, principalmente a raíz de sucesos criminales que evidenciaron la actividad desplegada en nuestro territorio por organizaciones criminales trasnacionales vinculadas al narcotráfico (el doble crimen de los colombianos en Unicenter, el triple crimen de General Rodríguez y la instalación de un laboratorio de metanfetamina en Ingeniero Maschwitz vinculado a carteles de México) se viene hablando de la necesidad de una respuesta estatal congruente acorde al alto grado de complejidad que caracteriza a este tipo de delitos.

Describiendo el fenómeno.

Más allá de las distintas definiciones que desde la teorización se han intentado, corresponde conocer un poco más del fenómeno para diferenciarlo de la denominada criminalidad común.

Así, conviene presentar algunos de sus rasgos distintivos del crimen organizado:

Se trata de un grupo de personas que se reúnen con el objeto de cometer de manera constante y permanente actos que son catalogados como delitos por el Estado.

Rige el comportamiento de este grupo una estructura jerárquica, una división de tareas, grados de especialización y ciertas reglas (un sistema de premios y castigos), las cuales son impuestas de manera coactiva.

Ese grupo posee además la capacidad para protegerse de manera eficaz frente a quienes reten su capacidad de acción, ya sea desde grupos criminales rivales o desde el Estado. Esa protección se obtiene, por una parte, a través de la utilización de la violencia, la amenaza o la intimidación; y por otra parte, a través de la corrupción de funcionarios públicos.

Los delitos cometidos por ese grupo deben tener fuertes repercusiones sociales para que exista un fenómeno de crimen organizado (ya sea en términos de la violencia con que se ejecuta, por las pérdidas económicas que comporta o por cualquier otra característica que genere ansiedad o indignación entre la ciudadanía en general).

En algunos casos, como en el narcotráfico, hay un carácter consensual hacia el delito cometido[1]. La actuación del Estado se dificulta frente a una inacción hacia la aplicación de justicia por parte de piezas importantes de las sociedades en las que actúan.

En esta senda se inscriben como “Crimen Organizado”: el Narcotráfico, el Contrabando, el Tráfico de Migrantes, la Trata de Personas y el Lavado de Dinero o Activos de origen ilícito.

Algunas respuestas concretas.
En un artículo anterior he adelantado mi postura al sostener que la delincuencia organizada exige una investigación organizada.

Desde esta perspectiva, una respuesta válida debe hallarse imbuida de principios de especialización y centralización.

Corresponde hablar entonces de la necesidad de una Agencia, Oficina Federal o Dirección de investigación sobre crimen organizado[2].

Su finalidad, siguiendo modelos que ya se encuentran operativos, se asienta sobre cuatro pilares de reconocimiento internacional:

Perseguir – enjuiciar y desbaratar a los grupos de personas dedicadas a la delincuencia grave y organizada.

Prevenir – evitando que las personas se vean involucradas en la delincuencia grave y organizada.

Proteger – aumentar la protección contra la delincuencia grave y organizada (principalmente de sus efectos, violencia e intimidación y corrupción).

Preparar – reducir el impacto de la delincuencia grave y organizada en aquellos lugares donde la misma se lleva a cabo

Será indispensable que la actuación de esa Oficina se enmarque en la prosecución de los estándares definidos por los distintos acuerdos internacionales de los que Argentina ya es parte (Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, conocida como “Convención de Palermo”, Medidas eficaces contra la Delincuencia Organizada Transnacional emitidas por Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; Planes de acción Hemisféricos contra la Delincuencia Organizada Transnacional; Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA; Convención Interamericana sobre Asistencia Judicial Mutua en Materia Penal y su Protocolo Facultativo, para citar sólo algunos).

Resulta necesario asimismo promover una mayor interrelación entre autoridades de aplicación de la ley; estudiar el vínculo entre trámites, impuestos y delito, crear equipos multidisciplinarios a nivel nacional para enfrentar a la delincuencia organizada transnacional, alentar la participación de la sociedad civil y una mayor cooperación entre el sector público y el privado.

La evaluación del riesgo de ciertas organizaciones criminales, el establecimiento de prioridades en la lucha contra las mismas y una mejor comprensión del papel de la tecnología, deberán serán incluidos también entre sus principios rectores.

Esa Agencia puede estructurase con sectores de análisis interrelacionados, uno con enfoque en lo Económico-Financiero, otro ceñido a las Organizaciones Criminales, y un restante relacionado al Análisis Científico.

La resultante del procesamiento de la información será la producción de conclusiones fiables, genuinas y uniformes para detectar los puntos centrales y las ramificaciones de las organizaciones complejas, que permitan la intervención eficaz por parte de las autoridades de aplicación de la ley (fuerzas de seguridad, Poder Judicial).

En el plano internacional, deberá trazar tácticas de coordinación a través del intercambio de información y colaboración reciproca con las autoridades análogas de otros Estados, siempre bajo la observancia de los instrumentos internacionales en vigencia en torno al tratamiento de temas relacionados con las organizaciones criminales complejas de carácter trasnacional.

Por último, una dirección de enlace con los Poderes Judiciales y los Ministerios Públicos permitirá asegurar la garantía de control judicial y de legalidad de los procedimientos.
Sin perjuicio de lo expuesto, sea cual fuere el formato elegido, entiendo que el modelo no podrá desentenderse de los aludidos principios de centralización, especialización y contexto internacional, por resultar estas características tan propias de los delitos que se intentan perseguir y prevenir.


FUENTE: PREVENIR SEGURIDAD
Autor: Juan Ignacio Bidone. *Profesor de la Universidad de Morón. Fiscal.

[1] En el comercio de drogas, el delito consiste en una transacción entre un comprador y un vendedor que actúan de buen grado. Ninguno tiene incentivos para informar sobre la violación de la ley. Por el contrario, ambos están interesados en que no se informe sobre el delito (Carlos Resa Nestares en “Crimen Organizado Transnacional: Definición, Causas y Consecuencias”. Universidad Autónoma de Madrid).

SEGURIDAD EN GRANDES COMERCIOS


POR ANDRES PENACHINO


El incremento de las acciones delictivas en la vía pública ha logrado modificar las costumbres de las personas, al punto que los paseos de compras tradicionales y los centros comerciales abiertos han sido reemplazados por los Shopping. 

Hasta los restaurantes más conocidos fueron sustituidos por los patios de comidas y los más famosos cines por los multicines ubicados en los mismos Shopping Centers. 
Allí prácticamente no existen hechos violentos, sin embargo mezclados entre los visitantes hay otro tipo de delincuencia cuyos actos pasan desapercibidos entre la masa. Ellos son los famosos “descuidistas”, “levantadores” o “mecheros”.

En la década del 70 en Estados Unidos y en Francia se introdujo el sistema de venta de productos a través del autoservicio, comenzando así un sistema de comercialización que deriva en los supermercados y luego en los actuales hipermercados. 
Este nuevo sistema de comercialización (venta no asistida o compulsiva), si bien aún tiene algún tipo de resistencia para diversos sectores, en especial por el renglón minorista, por sus regímenes laborales, por el impacto ambiental que ocasiona en el lugar de emplazamiento, etc., ha logrado un indudable posicionamiento comercial.

En la Argentina este sistema de comercialización también data de aquellos años, cuyos pioneros fueron Canguro y Gigante, con la diferencia que estos quebraron por varios factores, pero fundamentalmente por las perdidas que ocasionaron la sustracción de mercaderías de sus góndolas y percheros. 
Este tipo de explotación, aunque aun posea un muy buen volumen de facturación, el margen entre el costo y el beneficio se ve disminuido por, el manejo no adecuado de la mercadería en: la recepción, la estiba, reposición en góndolas, exhibición, su control específico, y también por las perdidas ocasionadas tanto por el robo a manos de empleados infieles, como por el accionar de delincuentes del otro lado del mostrador.

Aquellos pioneros sentaron un precedente importante con relación a estos temas, y en especial a la seguridad. Un buen sistema de seguridad modifica sin duda el porcentaje de ganancias.

Sin embargo, con instalar sistemas de seguridad electrónica avanzados (CCTV), ubicar vigiladores estratégicamente, contratar agentes encubiertos como clientes, aún trabajando mancomunadamente, no alcanzan para controlar el robo hormiga. Al igual que en cualquier otro rubro, deben prevalecer las medidas preventivas y la capacidad de respuesta para enfrentar con eficacia un evento no deseado. 
Si la tienda no adopta una política de seguridad acorde a sus necesidades especificas, generara un terreno propicio para el accionar de los delincuentes que “si” hacen inteligencia sobre su objetivo y están preparados para abordarlo.

Las perdidas por robos varían según: la ubicación del complejo, las áreas de influencia, el tipo de cliente, la posición dentro del mercado, los accesos y otros factores de neto corte comercial.
No hay un producto preferido, el hurto de mercaderías va desde, una botella de bebida, un perfume, una prenda, una golosina, hasta un producto estacional, (útiles escolares en marzo o regalos para las fiestas de fin de año)
Los días y horas preferidas son los de mayor concentración de personas, (sábados y domingos después de las 18 hs.)

Las edades de las personas que hurtan o roban mercaderías van de los 12 a los 65 años, guardándose esta relación prácticamente a escala mundial, excepto en la Argentina donde la proporción en la actividad delictiva se ha visto incrementada notablemente por parte de menores, por la permisividad y la inimputabilidad dada por las leyes vigentes.
Podemos diferenciar a los delincuentes externos básicamente en dos tipos. El profesional y el amateur.

Los profesionales son aquellos que estudian los movimientos propios del local, sus medidas de seguridad; compran mercaderías de menor valor, ensayan sus propios movimientos y roban elementos de elevado costo o de fácil reducción. Generalmente actúan en grupo. Mientras unos ejecutan tareas de distracción, otros se apoderan de mercaderías.

La indumentaria que visten los mecheros es generalmente holgada, lo suficiente para poder llevarse algo debajo de ella. Las mujeres tienen una variedad de vestimentas más amplias. Suelen utilizar falsas panzas simulando un embarazo donde ocultan la mercadería sustraída, o grandes polleras y vestidos acondicionados con ganchos internos para colgar los productos sustraídos.
Los cochecitos de bebe son frecuentemente utilizados para esconder mercaderías (nidos) 

Las mesas de liquidaciones son el plato favorito de estas verdaderas profesionales. Llevan varias prendas a los probadores para probárselas, desde allí le entregan algunas a una compañera para que se las cambien, de esa forma ingresan y sacan artículos hasta que la empleada del probador pierde la cuenta. Las prendas restantes son colocadas entre las ropas o son ocultadas en bolsas forradas con un material metálico en su interior que impide que suenen las alarmas.
Los mas arriesgados directamente colocan la mercadería en bolsas de otra tienda vecina acondicionadas especialmente (biónicas) y sortean las alarmas de ingreso al local.

Otros, compran algo, lo pagan, lo llevan al auto, lo guardan, le entregan el ticket y la bolsa de la tienda a otra persona que regresa a la tienda cuantas veces puede y hurta la misma mercadería facturada. Mas tarde vuelve el comprador original con el producto comprado legalmente, muestra el ticket, y con cualquier excusa solicita devolución del dinero.
Esta última modalidad se da mucho en las tiendas que tienen una política liberal de cambio y devolución de mercaderías. Si bien no ejercen acciones violentas en el momento del despojo, nos podemos encontrar con delincuentes dedicados a otras modalidades criminales.

En cambio los amateurs son aquellos que hurtan todo tipo de elementos, y entre ellos se encuentran los jóvenes que se llevan algún producto solo por el mero hecho de destacarse dentro de su ámbito (hazaña o pillería) Si bien superan en número a los profesionales el monto de la mercadería hurtada suele ser mucho menor.
Dentro de este grupo podemos clasificar también al cliente común que intenta tener un beneficio extra por su compra, cambiando el precio de un artículo caro por otro de menor valor, o simplemente robando algún elemento de escaso tamaño guardándolo dentro de sus bolsillos o en la cartera.

Otro elemento preocupante es el empleado desleal, que facilita de alguna forma la posibilidad para que se logre el despojo. Un solo numerario, genera perdidas equivalentes a siete clientes deshonestos, con la diferencia que al saber el movimiento propio de la tienda, incluyendo los de la seguridad, es mucho más difícil de detectar.

Como en general los controles son estrictos, cometen el despojo con la ayuda de un cómplice, facturan elementos similares pero de un valor muy inferior, anulan un ítem de la factura, etc., siendo el amigo quien se encargue de retirar la mercadería del local.
Los que tienen acceso a la custodia de probadores permiten que algún conocido se coloque prendas o elementos debajo de sus ropas, previamente despojadas de los dispositivos de seguridad (tag) y se retiren sin pagarlas. 

La sección poco tenida en cuenta hasta no hace mucho por los mismos jefes de seguridad, son los propios depósitos de mercancías. En este sector se desarrollan actividades varias que van desde la recepción de mercadería, desembalaje de la misma, estiba, hasta la expedición a la tienda. Al sector, también regresan los productos deteriorados y los estacionales no comercializados. Estos últimos son los preferidos para hurtar pues no hay recuento de los mismos hasta el balance que suele producirse una vez al año. Aquí también actúan preferentemente empleados deshonestos en combinación con personas externas a la tienda.

Se han descubierto infinidad de formas de hurto mediante esta combinación. Las más frecuentes incluyen el “arreglo” con los que recogen los embalajes (cartoneros), con los fleteros de la tienda que entregan mercancías a domicilio, o  el traslado de algún producto por el mismo empleado de depósito hasta un vehículo estacionado estratégicamente generalmente cerca de la puerta. 
Atendiendo esta innumerable cantidad de modalidades de substracciones, algunas empresas propietarias de tiendas importantes, modificando su filosofía reaccionaria a la adopción de políticas de seguridad, incorporaron a la mesa de asesores un profesional de la seguridad, adjudicándole directamente la tarea de disminuir y prevenir las perdidas por hurto y robo. Atendiendo sus consejos y sugerencias, en algunos lugares se han operado realmente cambios importantes como: el rediseño de los salones de venta, han modificado la altura de las góndolas haciéndolas mas bajas, han ampliado el espacio entre pasillos y exhibidores para dar mayor visibilidad al personal de vigilancia. Los stands de degustaciones se los trata de ubicar lejos de la mercadería de alto valor para que quede el sector siempre a la vista, etc. Han efectuado mayores inversiones en sistemas de seguridad tanto electrónicos como de personas físicas (utilizando ahora sistemas duales).

Han dictado cursos a sus vigiladores para que sepan “ver” algún evento como los enunciados en párrafos anteriores y otros difícilmente enumerables en un solo artículo.
Los empleados han sido instruidos para acercarse a los clientes y ponerse a su disposición. De esa forma los delincuentes se dan cuenta que sus movimientos están siendo vigilados. Este servicio adicional no solo ahuyenta a los delincuentes, sino que aumenta el volumen de ventas.
En los productos mas hurtados ahora se colocan alarmas desechables parecidas a una etiqueta, escondidas en el interior del elemento, muy utilizadas en libros, medicamentos. 

No podemos dejar de referirnos a la faz legal de este asunto. Si bien hoy la política de las grandes tiendas es denunciar cualquier acto ilícito que se cometa puertas adentro, y que el personal de seguridad legalmente puede detener a cualquier persona cometiendo un delito hasta la llegada del personal policial, quien notifica al fiscal y este decide los pasos a seguir, los encargados de la seguridad tienen muy en claro que son muy escasos los recursos legales que poseen para llevar a cabo la labor de encauzar a los culpables de los robos de mercancías.
Los ladrones expertos también saben muy bien como actuar cuando son hallados en infraganti delito.
Ellos luego de ser detenidos pueden litigar contra el local aludiendo: privación ilegal de la libertad, discriminación y cualquier otro artilugio legal que surja a favor de su posición legal y en contra de la empresa damnificada.

En este caso el perjudicado directo es el responsable de la seguridad.
Por último, por circunstancias no ajenas a nuestro conocimiento, algunos de estos establecimientos se han visto envueltos en un nuevo sistema de despojo masivo (los saqueos). Este moderno sistema de expoliación es cometido por un grupo social integrado por los sectores más marginados de la sociedad, que convive con la violencia, y el que no teme confrontaciones más agresivas.
Si la situación social se mantiene o agrava pueden registrarse nuevos movimientos de saqueo y depredación, otro “tema” a tener en cuenta y del que no debe quedar ajeno el personal de seguridad.

Andrés Penachino
FUENTE: MISMO AUTOR
http://procedimientospolicialesargentina.blogspot.com/. 
LA FOTO: es orientativa, no tiene que ver con la nota, es extraida de internet

jueves, 18 de diciembre de 2014

SEGURIDAD HOTELERA


POR: ANDRES PENACHINO
La seguridad del turista es el reaseguro de su retorno y que su confortabilidad  sea la mejor publicidad para el país. La prolongación de la estadía y el regreso del huésped quedará condicionado al trato que se le dé en cualquier aspecto, pero fundamentalmente sobre su seguridad.
El hecho de no percibir el país como destino turístico seguro, representa una amenaza peor que la mas duras de las competencias por el crecimiento de la industria de los viajes y turismo.

Al igual que los viajeros puedan elegir un destino turístico por su entorno físico o cultural, pueden elegir no hacerlo si lo consideran peligroso.
Habitualmente, en los distintos puntos de interés turístico se reciben personas residentes en diferentes lugares, con diferentes hábitos, costumbres, religiones, etc., que hacen más compleja la tarea de mantener su seguridad. El visitante al estar de vacaciones sufre un relajamiento en su propia prevención, dado que va a disfrutar de su tiempo libre, y debe forzosamente ser suplida por la seguridad del lugar. 

El disponer de cifras no habituales de dinero para afrontar los gastos propios de las vacaciones, (un turista en condiciones normales gasta seis veces mas de lo habitual), el desconocimiento del lugar, sus costumbres, medios de transporte y una inocultable forma de presentarse, lo ubican como un objetivo claro para los delincuentes.
El turista no denuncia, odia perder su tiempo realizando tediosas exposiciones en comisarías, que, en algunas dependencias ni siquiera entienden su idioma. No denuncia, pero tampoco regresa al lugar.
Evitar que sea timado, hurtado, agredido, o que deba dar la vuelta sin gozar plenamente de sus vacaciones, es decir crear las condiciones de seguridad que requiere un turista es una tarea inherente a la seguridad pública, pero también se lo debe proteger cuando utiliza diferentes servicios en su destino, (hoteles, restaurantes, centros de recreación, etc.) rol preponderante a la iniciativa privada en la generación de las condiciones de seguridad.

Al igual que otros rubros, muchísimos hoteles, en especial los ubicados en el interior del país, aun se mantienen en las mismas condiciones edilicias y mobiliarias que hace 30 o 40 años atrás. 
Salvo en lugares apartados, o de poco interés turístico, donde no existe competencia con hoteles de categoría superior, solo tendrán posibilidades de sobrevivir aquellos establecimientos que no se adapten a la actual demanda de plazas hoteleras, dado que, el turista que hoy tiene reales posibilidades de afrontar el gasto que significa vacacionar fuera del hogar, en su inmensa mayoría son personas que han tenido la oportunidad de recorrer otros países y alojarse en hoteles modernos.

Acostumbrados a ese standard de atención y seguridad, exigirán lo propio cada vez que tomen alojamiento. No consiguiendo lo que buscan ya no regresaran.
Quienes quieran seguir explotando este rubro, deberán efectuar los cambios pertinentes, no-solo para mantener la clientela cautiva sino que para atraer y atender nuevos turistas. Sin duda en poco tiempo verán que un target mas elevado de clientes entra a su establecimiento.
Esto dará como resultado un incremento en las ganancias pero, también creará un problema de seguridad, dado que cuando mayor es el poder adquisitivo del pasajero, más apetecible para el delincuente.

Este asunto demanda la atención de especialistas en seguridad que puedan detectar y evaluar en una etapa preemergente, las medidas de prevención correspondientes de hechos que pudieran poner en riesgo a los pasajeros. Brindamos a continuación algunos consejos para aquellos colegas que vean la posibilidad de asesorar a propietarios de establecimientos de las características enunciadas. 

Al ingreso y egreso

Es habitual que el pasajero al hacer él tramite de ingreso y salida del hotel descuide sus elementos de mano, y que alguna valija le sea robada por un oportunista. 
Para disuadir este tipo de eventos recomendamos sugerir al propietario del establecimiento, instalar una doble puerta, o contar con un vigilador ubicado estratégicamente cerca de la entrada.

Durante su estadía

Estadísticas confiables demuestran que entre el 10 y el 20% de las puertas de las habitaciones quedan abiertas. También es frecuente el olvido de las llaves colocadas en las cerraduras.
La llave común de acceso a las habitaciones, hoy está siendo reemplazadas por las de sistema electrónico al igual que instaladas en los hoteles de categoría superior.
Solo permiten acceder a la habitación a través de una tarjeta magnetizada, que, entre otros datos se le ha cargado al ingreso, el tiempo de estadía. 
Finalizado este, la tarjeta ya no habilitará la entrada a la habitación. Ello da la certeza de que nadie puede prolongar su estadía sin pasar por la recepción.
Esta tarjeta, solo tiene impreso él logo del hotel y una banda magnética en su parte posterior. 
De ser extraviada por el pasajero, quien la encuentre jamás podrá saber a que habitación pertenece. En cambio el turista que la perdió solo con acercarse a la conserjería y reclamar una tarjeta nueva, solucionara su problema. Esta nueva tarjeta  automáticamente invalida la anterior. Es decir que, aunque el mismo pasajero la encuentre ya no le servirá para acceder a su habitación.
No solo entra el pasajero a la habitación durante su estadía. Lo hace la mucama, algún técnico para reparar un eventual desperfecto, el supervisor, el gerente, etc.
Cada una de estas personas tiene una tarjeta asignada, la misma al ser pasada por la lectora de la llave de la puerta de una habitación, deja grabado en su memoria quien es y el tiempo que transcurre dentro, entre otras cosas. 
Este tipo de cerradura posee un sistema de memoria que permite relevar los movimientos, en algunos casos de los últimos noventa días.
En el eventual que un pasajero denuncie una perdida dentro de la habitación asignada, con solo extraer de la memoria los últimos movimientos se sabrá a quien imputarle el evento. 
Otro tema de particular importancia es recomendar la instalación de una caja de seguridad en la habitación.
El pasajero se siente más cómodo pudiendo guardar sus elementos personales y de valor en su propia habitación. La caja de seguridad le permite extraer lo que necesite en el momento que desee, sin necesidad de recurrir al gerente para que le provea sus elementos.


De las cámaras de vigilancia.

Aquí entramos en la dicotomía entre lo publico y privado. Algunos pasajeros por razones más que obvias, y que no merece la menor aclaración se resisten a ser controlados a través de una vídeo cámara en ciertos lugares del hotel. Por eso, respetando a ultranza la privacidad del pasajero, pero también previendo no solo un posible despojo, también un siniestro o un hecho violento o vandálico, es prioritario instalar cámaras situadas en lugares estratégicos, imperceptibles para la clientela, atendiendo las necesidades y características edilicias. Estas deberán ser controladas desde una central de monitoréo permanente.
Si bien es importante filmar la recepción dado que la mayoría de los delitos graves ocurren allí, asaltos al establecimiento, incluso robo de pertenencias de pasajeros dejadas sobre el mostrador, otro lugar que reviste importancia es el sector de restaurante, salas de estar, de juegos y estacionamiento de vehículos, dado que son los lugares preferidos por los cacos para robar. De no actuar un vigilador, el estacionamiento deberá ser monitorerado las 24 horas.
A través del sistema de video filmación se ha descubierto: estafas de variados tipos, robos, hurtos, hasta delincuentes que utilizan hoteles como aguantaderos o base de operaciones para la comercialización de elementos prohibidos, (narco traficantes).


Del personal de seguridad.

La presencia de personal de seguridad ahuyenta a los delincuentes de baja monta, que son los que más molestias le ocasiona al huésped, también disminuye el robo de elementos propios del hotel.
Sin entrar en el detalle del trato que este le debe dar al pasajero, tema que abordaremos en otra oportunidad, este debe tener una firme presencia en el establecimiento. El pasajero sin duda se sentirá mas seguro viendo que alguien esta custodiándolo.
En un establecimiento con un numero importante de habitaciones es de particular importancia la recorrida frecuente por los pasillos de acceso, verificando especialmente quienes circulan por allí y que no hayan quedado puertas abiertas. Otros lugares que merecen atención son: zona de esparcimiento, recepción, bar, piscina, salas de juegos, restaurante, estacionamiento, etc.).
El personal de vigilancia debe estar al tanto del lugar de desempeño de cada persona afectada a las diferentes tareas dentro del establecimiento. No debe permitir el transito de empleados fuera de la zona de trabajo. Ante la denuncia de un robo evitará que los empleados se echen las culpas entre sí.
El personal de seguridad debe contar con un cuarto de acceso restringido donde también puede estar situada la central de monitoréo.


Ante un eventual siniestro.

El personal de seguridad deberá saber a la perfección las rutas de evacuación del edificio y coordinar la primera etapa de desocupación.
Verificar que los planos de la ruta de evacuación estén fijados correctamente en las paredes elegidas a los efectos, dado que estos son frecuentemente hurtados por los pasajeros (subvenir).
Que las vías de escape están debidamente identificadas y libres de cualquier obstrucción.
Inspeccionar regularmente el estado de los extintores de incendio, activar al menos una vez al mes la boca de incendio de la planta baja del establecimiento, para verificar que las cañerías están llenas de agua y accionar al menos una vez al año el resto de las llaves.
Acompañar a los bomberos del lugar para el reconocimiento del edificio.

Andres Penachino

LA FOTO ES ORIENTATIVA, EXTRAIDA DE INTERNET Y NO TIENE QUE VER ON LA NOTA

miércoles, 17 de diciembre de 2014

TAR TEORIA DE LA ACTIVIDAD RUTINARIA



PUBLICA: ANDRES PENACHINO

El delito y nuestra actividad rutinaria
La idea de que el delito es aleatorio es una mentira que nos puede afectar de múltiples maneras. La verdad es que los delincuentes son oportunistas y nosotros con nuestros comportamientos y actitudes, generalmente creamos la oportunidad para ser victimizados.


Una de las grandes aportaciones de los teóricos y estudiosos del fenómeno de la criminalidad es justamente la que tiene que ver con la oportunidad. La teoría de la oportunidad o de la actividad rutinaria como suele conocerse, tiene que ver con el estudio de las acciones y actitudes, tanto de las víctimas como de los victimarios, antes, durante y después de cometido el delito. Y estas actitudes se fijan en tiempo y espacio.

Es a partir de dicho estudio que se encontró que para que suceda un delito deben ocurrir tres cosas en tiempo y espacio: Debe existir un objetivo conveniente (una víctima que puede ser una persona, un objeto o un lugar). No existe un guardián o vigilante que pueda prevenir que el delito se cometa y finalmente se da la presencia de un delincuente motivado.
Es importante señalar que el delito no se da si existe un guardián que evite que el delito se cometa, es decir, si existe algo o alguien que haga que no se dé la oportunidad en ese tiempo y espacio, para que el delito suceda.

Ante la ausencia de guardia o vigilante natural, entonces lo que queda para evitar que un delito suceda es que pongamos atención en nuestra propia actividad rutinaria y mantengamos las condiciones máximas de atención y cuidado, es decir, desarrollemos buenos hábitos de seguridad que harán que los delincuentes no nos eligan como sus víctimas potenciales.

Pensar acerca de los riesgos que se corren con nuestro comportamiento antes de ponernos en riesgo es la esencia de protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias;situación que puede aprenderse y practicarse todos los días.
La cuestión es sencilla: simplemente ANTES DE REALIZAR CUALQUIER ACTO COTIDIANO DEBEMOS OBSERVAR A NUESTRO ALREDEDOR Y PENSAR SI NO ESTAMOS CREANDO LA OPORTUNIDAD PARA SER VICTIMIZADOS.

Nuestras acciones y reacciones cotidianas son producto de un largo condicionamiento social. Así, muchos de nosotros pasamos por alto algunos actos que pueden llamar la atención de un posible depredador que está buscando una oportunidad para cometer sus fechorías. No nos fijamos cuando contestamos el celular en cualquier parte u observamos nuestro valioso reloj de pulsera en cualquier ambiente, o sacamos más dinero del necesario para pagar una cuenta pequeña. Es ahí cuando estamos poniendo en riesgo nuestra integridad.

Debemos aprender que NUESTRA SEGURIDAD DEPENDE DE NOSOTROS MISMOS y que, a veces, basta con que modifiquemos ciertas conductas rutinarias para tomar control sobre nuestra propia seguridad. No se trata de dejar de hacer cosas por miedo a la delincuencia, se trata de que las que hagamos las hagamos pensando en no proporcionar oportunidad para ser victimizados.

*Por ejemplo, aunque traigamos más dinero del necesario para los gastos del día, no ponerlo todo junto, sino separar lo del transporte, lo de la comida, lo que vamos a gastar en el cine, de tal manera que nunca exhibamos la totalidad del dinero que traemos.

La mejor forma de evitar ser víctima de un delito es observar nuestro entorno y no confiarnos.

Si nos encontramos en algún lugar (tiempo y espacio) en donde notamos que no existe algún vigilante adecuado (natural o no) entonces de inmediato debemos ponernos más en guardia respecto de nuestras acciones para no proporcionar oportunidad a los delincuentes de escogernos como sus víctimas potenciales.

Cabe señalar que un guardia o vigilante natural puede ser una persona motivada cuya sola presencia pueda disuadir a los delincuentes, pero también puede ser un sistema de circuito cerrado (cómo los existentes en algunos comercios) o una cámara como las que ha colocado el Gobierno del Distrito Federal en múltiples sitios de nuestra Ciudad.

Puede ser el vendedor de periódicos o el que vende tacos en la esquina y cuyo interés está en evitar que los delincuentes molesten a sus posibles clientes.
Asimismo, es posible que exista un guardia presente, pero que éste no sea eficiente, o que exista una incapacidad numérica, o que este mal ubicado. En cualquiera de estos casos debemos extremar precauciones y tener actitudes personales que persuadan.

No olvides que el delito se da cuando el objetivo (la víctima) está desprotegido por un guardián ineficaz o inexistente y existe algún delincuente motivado. Esto se conoce como el triángulo de la criminalidad.
En la figura puede verse que el delito se da cuando existe un agresor motivado, una víctima potencial y un lugar (oportunidad en tiempo y espacio) desprotegido. Así para evitar el delito, el lugar necesita un responsable (vigilante motivado, natural o no) que proteja el sitio, un vigilante o guardián que proteja a la víctima potencial (este puede ser la propia víctima, que con sus actos disuada al agresor) y finalmente un controlador del agresor.

En este sentido la teoría de la actividad rutinaria observa al delito desde el punto de vista del delincuente. El delito sólo puede suceder cuando el probable delincuente piensa que existe un objetivo conveniente y se da la ausencia de un guardián capaz o el que existe, desde el punto de vista del probable delincuente, es ineficiente.

Es la evaluación de esta situación por el probable delincuente la que determina cuando se comete el delito.
Cuando nosotros empezamos a pensar en nuestra seguridad, entonces tomamos control sobre nuestro entorno y formamos buenos hábitos que nos colocan en la posición de ser nuestros propios guardianes.

Bajo esta circunstancia, no nos ponemos a nosotros mismos en riesgo ya que pensamos en las posibilidades ambientales de ser víctimas del delito y evitamos aquellas situaciones que nos colocan en posición débil.
Necesitamos expandir nuestros esquemas de seguridad y convertirlos poco a poco en parte de nuestra vida rutinaria. Necesitamos formar hábitos que protejan a nuestras propias vidas sin importar el sitio en que nos encontramos.

fuente: http://procedimientospolicialesargentina.blogspot.com/.
Ronald V. Clarke y otros
foto: extraida de internet es representativa y no tiene que ver con la nota