viernes, 15 de enero de 2016

EL ROL DEL MUNICIPIO EN LA SEGURIDAD CIUDADANA


POR ANDRES PENACHINO

Toda gestión de gobierno que busque mejorar la calidad de vida de los ciudadanos debe necesariamente enfrentar el tema de la inseguridad y el irrespeto a las normas de convivencia.

El ciudadano hoy demanda acciones concretas que le permitan enfrentar la vida cotidiana sin temor a llegar a ser victima de cualquier delito en algún lugar puntual de la ciudad, la inseguridad también se manifiesta en lugares donde se amontona la basura, en espacios públicos totalmente deteriorados, en lugares con falta de iluminación nocturna, cobro de peaje, etc..
La inseguridad -no solo- debe asumirse como la ocurrencia de un determinado delito: La seguridad es también el temor latente del ciudadano, originado, por ejemplo en la existencia de impunidad ante el delito, y también la falta de voluntad por parte de los estamentos del estado para resolverlo. 

Actividad civil, diseño estructural del municipio en el marco de la seguridad 

La percepción vecinal de los factores de inseguridad en cada barrio y sector de la ciudad, define al municipio como marco primario de la seguridad urbana. En unidades territoriales acotadas como los municipios especialmente los del interior, prevalecen el sentido de auto protección vecinal, que facilita el ideal de una “seguridad urbana”.

Caso testigo son las pequeñas ciudades de Canasta, Santa Fe, donde fueron detenidos los prófugos Lanatta Y Schilaci 

En términos de una concertación de la seguridad, las comunidades de ciudades y pueblos del interior, tienen buena disposición a compartir esfuerzos con la institución policial, y esta participación puede aumentar mediante un buen plan de acción contra el delito donde ambas partes queden involucradas efectivamente en la consecución del objetivo básico que es vivir en paz y armonía.

Es menester entonces, involucrar en el plan a la municipio de modo que, no se ejecuten acciones aisladas, que como sabemos no alcanzan los logros deseados, sino que la planificación de los planes preventivos respondan a una plataforma de estudios, que se identifiquen con la problemática general y particular de la zona.

ASUMIR EL PROBLEMA:

El primer paso es asumir que hay un problema, que puede partir desde le desconocimiento ciudadano de las mas elementales normas de convivencia, hasta el accionar de la delincuencia enquistada dentro del municipio, que, en realidad, el problema –no radica- en la manifestación de esos problemas (contravenciones o delitos) que afectan al normal desenvolvimiento de los habitantes, su seguridad física y patrimonial, sino en la  adecuada o inadecuada gestión institucional para resolver coordinada y correctamente estos temas.

ROL DEL INTENDENTE

El manejo institucional del tema por parte del Intendente local (responsable político del tema). Es el intendente quien debe delegar mando a su secretario de seguridad pero la responsabilidad sigue siendo de el.
El intendente debe asumir la coordinación política publica de la seguridad ciudadana y convivencia en su ciudad.

COORDINACION INTERINSTITUCIONAL

El intendente debe convocar a las instituciones intermedias y a los vecinos para elaborar un plan de seguridad y convivencia siempre ajustándose a las leyes que regulan esta actividad.

INFORMACION CONFIABLE

Sin información detallada y confiable de los hechos y circunstancias que llevan a la violencia y el delito es muy difícil generar un diagnostico correcto. Es por eso que es imprescindible recolectar información confiable. Sin dudas el ciudadano tiene muy claro quien es quien en su barrio es por eso que es imprescindible su participación.

ELABORACION DEL PLAN

Es imprescindible la elaboración de un plan de seguridad que contemple las gran mayoría de los problemas que afectan a la población del lugar.

PARTICIPACION CIUDADANA

Las experiencias internacionales, regionales y locales indican que el ciudadano es parte de la solución de los problemas que afectan su convivencia y su seguridad, por lo tanto las políticas de prevención deben  orientarse a cualificar la participación del ciudadano no solo para orientar a los agentes de la ley a asignar mayores recursos donde sean necesarios sino también para aportar ideas concretas sobre las posibles soluciones. Recordemos que en la tan mentada tolerancia “0” de 650 recomendaciones de ciudadanos vecinos de NY se adoptaron 330 con grandes resultados.
La participación es uno de los principios del obrar humano; favorece ser artífices y protagonistas, moldeadores de la sociedad, y no depender de los vaivenes de ella. Además nos mueve a la actividad y a tener conciencia de nuestra posibilidad de influir en los acontecimientos que no son inevitables sino modificables.

RECURSOS FINACIEROS.

La primer noción de estrategia es la estrategia de los medios y su rendimiento.
Sin dudas sin recursos cualquier plan de seguridad será imposible de mantener.

Estos elementos han estado presentes en mayor o menor medida en cada uno de los gobiernos que implemento un sistema de seguridad local. 

REFLEXION DE WILLIAM BRATTON

La convivencia va desplazando progresivamente a los antisociales, o los integra.  

William Bratton, el famoso comisionado policial, reconoció alguna vez que esto solo es posible mediante un esfuerzo combinado entre los agentes y los vecinos.  El tiempo apremia......

ANDRES PENACHINO
fuentes varias, internet, material extraído de la biblioteca de la ONG. Programa Comunidades Seguras

NOTA: la foto es representativa y no tiene que ver con la nota

No hay comentarios: