lunes, 29 de febrero de 2016

¿COMO LLEGA LA DROGA A LA PATAGONIA?


PUBLICA ANDRES PENACHINO
Como funciona el negocio de la droga en la región 
Las fuerzas de seguridad que tienen asiento en Río Negro y Neuquén han determinado mediante extensos trabajos de inteligencia las rutas por las cuales los narcotraficantes introducen y hacen circular droga en la región. Además, se ha podido establecer cuáles son los lugares desde donde se demandan más sustancias ilegales y las modalidades del tráfico. 
Bajo absoluta reserva, integrantes de las instituciones vinculadas a la seguridad reconstruyeron junto a "Río Negro" las rutas de la droga en la región, a sabiendas de que este negocio sigue creciendo y genera remesas tan atractivas como riesgosas para las personas que se dedican a esta actividad. 
Los principales envíos de estupefacientes, en su mayoría marihuana y cocaína, son remitidos desde Mendoza y el conurbano bonaerense al Alto Valle por las rutas 151 y 7, principalmente. A esos destinos la droga llega proveniente de Paraguay y Bolivia, tras ser introducida al país por pasos fronterizos del norte y litoral argentino. 
Para los narcos hay tres datos vitales: el tipo de droga, la cantidad y el destino. Con esa información en mano definen la modalidad de envío y las rutas a utilizar. 
Después de arduas tareas de investigación y cruces de datos, las brigadas que hacen inteligencia han permitido determinar tres destinos clave que son la génesis del tráfico hacia el sur del país. 

La más rentable de las demandas a satisfacer es la que se hace desde Chile. Introducir droga en el vecino país, según los investigadores, genera una diferencia económica más que importante para el traficante, motivo por el cual los distribuidores o "mulas" (así se llama a las personas que transportan los estupefacientes) están dispuestos a arriesgarse. 

¿Pero por qué la droga tiene que atravesar tantos kilómetros desde sus países de origen, Paraguay y Bolivia, para ser introducida en Chile?. Sencillamente porque Neuquén y Río Negro tiene varios pasos fronterizos, los cuales se pueden hacer hasta a pie y están abiertos durante todo el año. 

Además, en esa zona cordillerana la tecnología de los controles aduaneros es mucho más precaria que en Mendoza, donde se cuenta hasta con escáners especiales, o en el norte, donde la presencia de Gendarmería Nacional es mucho más marcada. 

Para estos envíos internacionales los narcos por lo general utilizan la modalidad de los vehículos, autos o camiones, envainados o con "buche" para poder sortear los controles que tienen en las distintas rutas que deben atravesar principalmente en Neuquén. Para estos casos los traficantes suelen armar un doble fondo, ya sea en el piso o en el techo del rodado, para cargarlo con cantidades de droga que superaran los 100 kilos y pueden llegar inclusive a los 300 kilos. 

La marihuana están obligados a enviarla en paquetes de iguales cantidades, en cambio la cocaína es más dúctil, por lo que puede venir escondida bajo cualquier forma: en un paragolpes, en una rueda, en un tubo de gas y demás, indicó un experto. 

Estos embarques especiales se hacen con una logística y un despliegue que incluye a muchos informantes, ya que de ser atrapados la pérdida es millonaria. Se ubican personas en distintos puntos del recorrido que van informando por celular las rutas y horarios en los que se podrían evitar los controles, lo que en la jerga se conoce como "limpiadores de camino", ya que hacen un trabajo de inteligencia cuasi milimétrico. 

Segundos destinos: 

la cordillera y el valle 

Los otros tipos de envío que concretan los narcos son producto de la demanda que generan los puntos turísticos cordilleranos de la región y el consumo interno valletano, donde el "trabajo" es menos riguroso pero también requiere de extremo cuidado. 

En el caso de los centros turísticos como El Bolsón, Bariloche, Villa La Angostura, San Martín de Los Andes y Aluminé, los traficantes tienen una gama de modalidades un poco más variada para hacer llegar al droga a destino. La principal es mediante encomiendas cuyo destinatario tiene una identidad falsa. Las cantidades son de un par de kilos, como mucho. El paquete que se envía por empresas de transporte lo recibe un distribuidor local, que se encarga de la venta en la zona. Pero también suelen viajar al Valle los comercializadores y llevar los estupefacientes en sus autos o en colectivo, haciendo las veces de simples pasajeros. El mayor riesgo que corren es cuando Gendarmería Nacional monta sus operativos de control sorpresa y los demora gracias al buen olfato de los perros entrenados. Siempre con la finalidad de no ser atrapados, los distribuidores suelen apostar a jóvenes adictos que por un par de gramos están dispuestos a fingir ser pasajeros para llevar pequeños envíos a las villas cordilleranas. 

Por último, la demanda que generan las localidades del Alto Valle se resuelve en dos etapas: 

Primero la droga proveniente de Mendoza y Buenos Aires se pone a resguardo en las zonas de chacras de Allen, Cipolletti y Cinco Saltos, en Río Negro. Estos embarques son por cantidades superiores a los 50 kilos en promedio. En estas fincas alejadas los comercializadores fraccionan la droga y con "mulas" locales y en horas de la madrugada inician la distribución a toda la región. 

Es menos perjudicial para los narcos perder una pequeña cantidad que es trasladada por una "mula" que todo un envío, y es por eso que se valen de esta modalidad, relató una fuente vinculada al área de inteligencia de una de las fuerzas de seguridad que combaten el tráfico en la zona. 

Las "mulas" ingresan la droga a Neuquén por el puente que une las localidades de Cinco Saltos y Centenario o atravesando el dique Ballester que une Contraalmirante Cordero con Vista Alegre, y el otro punto de paso es el puente carretero que une Cipolletti con Neuquén, quizás la referencia geográfica que más buscan esquivar debido a la cantidad de controles que se suelen realizar. 

Una vez sorteados los puentes la droga se introduce en barrios conflictivos donde la policía ve reducido su accionar. 

En estas barriadas los narcos tienen montado un sistema de alerta precario pero efectivo que les permite, en caso de que se produzca un operativo policial, sacar la droga rápidamente mientras grupos de choque, compuesto en su mayoría por menores de edad, enfrentan con piedras a los efectivos de la fuerza de seguridad. 

Romper estas cadenas requiere de arduos trabajos de inteligencia, personal infiltrado y los denominados "buchones", particulares que "pasan datos" para que las brigadas de investigaciones puedan dar golpes certeros. 

La conclusión de los investigadores, sin embargo, es que la droga es un negocio tan grande que si bien se pueden desarticular algunos eslabones de la cadena de comercialización, resulta prácticamente imposible ponerle fin. Es que el tráfico es tan rentable que se regenera muy rápidamente, por lo que es un trabajo permanente y muy desgastante, afirmó una de las fuentes consultadas.- 

Foto extraida de Fotolia, no tiene que ver con la nota
Fuente: Catriel25noticias.com

jueves, 25 de febrero de 2016

EL ROL DEL POLICIA EN LA ERA DE LAS SOCIEDADES VULNERABLES



ANDRES PENACHINO

Francis Fukuyama en su obra La gran ruptura del fin del siglo pasado decía: En las sociedades donde el individualismo disfruta de mayor libertad de elección que en cualquiera otro momento de la historia, la gente se resiste en forma notable a las pocas ataduras que se les fija. 
El peligro que acecha a estas sociedades es que la gente se encuentre, de pronto, socialmente aislada, con libertad total de asociación, pero incapaz de asumir el compromiso moral que ha de conectar con el prójimo y conformar verdaderas comunidades.
Sin dudas se ha instalado en nuestra sociedad un verdadero culto de la liberación, con enfoques y / o fundamentos que exceden las ideologías de izquierda o de derecha, y si bien nadie impugna ese derecho general, ciertamente la cultura basada en el individualismo termina por ocasionar consecuencias que, aun no queridas, afectan al conjunto de la sociedad.

Avanzamos en una era de sociedades vulnerables, que reflejan conflictos internos dentro de sus instituciones. Ciertamente, si observamos la problemática de la policía, podemos comprobar que sus dificultades ponen en evidencia este fenómeno, que en mayor o menor medida, exteriorizan las fuerzas policiales en general. Desmoralización, frustración, Stress, abatimiento, pasividad y falta de responsabilidad constituyen un verdadero denominador común, como también resulta frecuente cierto grado de deterioro y ética profesional.

Las policías sienten que carecen de los medios suficientes, especialmente en cantidad de efectivos para garantizar la seguridad que la sociedad les demanda. Se consideran superados por la diversidad y la complejidad de las responsabilidades que se le asignan, en tiempos en que paralelamente ven reducir márgenes de iniciativa, sin que vislumbre un cambio positivo en un futuro cercano.

Los policías, a su vez, sean Argentinos, Uruguayos; Chilenos, Españoles o Alemanes, saben que pertenecen a una de las pocas instituciones que intervienen inmediatamente y en no pocas circunstancia, en ámbitos urbanos, de alta peligrosidad, en medio de poblaciones cada vez mas marginales, y entienden que su trabajo no es apreciado ni retribuido en su justo valor, ni por el ciudadano ni por sus superiores. Perciben la desconfianza generalizada y creciente de la ciudadanía, de los medios de comunicación, de los magistrados y políticos de turno.
Esta es la razón por la cual, poco a poco, con la evolución de la sociedad en general, la condición de servidor publico ha perdido consistencia y atracción, si comparamos la policía actual con la del pasado.
Seria ingrato decir esto sin analizar meticulosamente el caso latinoamericano, si tenemos en cuenta el compromiso evidenciado por reiteradas conductas de abnegación y valor de los policías, quienes en forma frecuente, dan su vida para servir a un ideal de realización del bien común.
LA FOTO ES ORIENTATIVA Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTA
ANDRES PENACHINO

lunes, 22 de febrero de 2016

¿QUE SABEMOS DEL PACO?


PUBLICA: ANDRES PENACHINO

Le contamos que es el PACO, la droga más letal y adictiva que existe, y que además, debido a su bajo costo se esta popularizando cada vez más entre los jóvenes y niños de los sectores económicos más humildes. 

El paco es la nueva droga que, lamentablemente, junto con el éxtasis, se está popularizando en el mundo y especialmente en los países subdesarrollados, ya que su costo, al producirse con restos de la elaboración de cocaína, es mucho más bajo y, por consiguiente, de más fácil acceso para las clases de menor poder adquisitivo.
Comúnmente, a esta droga se la denomina como “pasta base”, y esto es un error. es el desecho de una droga. Surge como residuo de las cocinas o laboratorios en los que se elabora la cocaína, emerge como un resultado de una industria que busca la forma de introducir en el mercado hasta a sus desechos.

 En concreto, es la resultante del tratamiento de los restos de la producción de cocaína, después de que a las hojas de coca se las macera con CAL VIVA, ÁCIDO SULFÚRICO, ÁCIDO CLORHÍDRICO, QUEROSÉN, ACETONA Y ÉTER. Estos restos, AHORA SON VENDIDOS, LES AGREGAN MÁS ÁCIDO SULFÚRICO Y BICARBONATO. El Paco  es la costra que queda en la olla donde preparan la cocaína 
Dado que el paco se fuma, ingresa rápidamente al torrente sanguíneo, produciéndole al individuo una sensación de euforia, pánico, insomnio y la necesidad de buscar residuos de crack en cualquier parte; este efecto es conocido vulgarmente como "El mal del pollo" o "Puntosis" y se puede presentar en menos de diez segundos a partir de haber consumido la droga. Debido a la rapidez de los efectos, casi inmediatos, el "crack" se hizo muy popular en la década de los 80.
Otra razón para su popularidad es que, como dijimos, no cuesta mucho, económicamente hablando, procesarlo ni adquirirlo. Sus efectos secundarios son muy similares a los de la cocaína, solamente que el riesgo de padecer alguno de ellos es mucho más alto por las mezclas de químicos y otras sustancias que contiene el paco.
Desde los años 80, el paco se fuma en pipa de vidrio, con ceniza de cigarrillo en una lata con orificios, en un gotero de cristal, en un cigarrillo como “nevado” (nombre que se le da a un tabaco mezclado con cocaína), entre otras. Otro instrumento utilizado para consumir paco es un tubo metálico similar a una antena de tv (en muchos casos lo es) a la que se le introduce una suerte de alambre y se utiliza para fumar paco simulando una pipa. Este método es utilizado principalmente por adictos de muy pocos recursos y se conoce como "fumar en tubo".
Durante los años 90, según el A.I. (Adictions Institute) aumentó enormemente el número de personas que consumen paco o crack, como se lo denomina en Norteamérica, pero el aumento es mayor aún en países como Colombia, Perú y Argentina.
Este dato determina además que Argentina se convirtió, desde principios de la década del 90, en un país de PRODUCCIÓN, ya que es una droga que, por su bajo costo no se trafica.
El mayor problema con este derivado de la cocaína es que es altamente adictivo; basta con probarlo una vez y automáticamente el organismo necesita más droga. No está al nivel de la heroína pero sí es bastante adictiva; además, tiene la particularidad que durante la sesión, lo que se fuma nunca es suficiente, y el adicto siempre quiere más.
Trastornos físicos: 
Desnutrición, disminución acelerada de peso y de la potencia sexual, cefalea, enfermedad de Parkinson y hemorragia cerebral, daños en el cerebro e intestinos.
Trastornos psicológicos: 
Depresión, Ansiedad, Psicosis similar a la ocurrida en la esquizofrenia, Bipolaridad, Paranoia, Miedos, etc
Esta droga, socialmente es la contracara del éxtasis, ya que golpea especialmente a las clases de menor nivel adquisitivo, pero su poder de destrucción y adicción es sensiblemente superior.
FUENTE: Material de la biblioteca del Programa Comunidades Seguras ong.
Trabajo de Pablo Docimo, Taringa, otros
La foto es representativa y no tiene que ver con la nota


sábado, 20 de febrero de 2016

MISION, VISION Y OBJETIVO (LLEGAR A LA LUNA)



POR ANDRES PENACHINO

VISION

Es una imagen a futuro sobre como pretendemos como organización ver el mañana.
La visión es lo primero que una organización debe tener en cuenta para comenzar a operar. Es la imagen idealizada de aquello que aspira a ser.
La visión debe ser desafiante, imaginativa, con capacidad de lograr que el ciudadano centre su atención y aspiración en el futuro.
Como diría Ortega y Gasset; No conviven para estar juntos, sino para hacer juntos algo 
Sin una visión las fuerzas de quienes la integran se disipan, cada uno de los colaboradores hace lo que le dicta su propia conciencia y le dice que es lo correcto. Es por eso que la visión de la organización debe convertirse en la visión de todos.

La visión instiga a la acción. La organización debe vivir su visión. 

Significa que crecerán juntos y se irán transformando, modificando mutuamente. Sus miembros en su actividad diaria la irán convirtiendo en realidad y descubrirán también nuevas direcciones, distintos enfoques que se podrán ir incorporando a esa primera Visión para hacerla mas fuerte y efectiva.
La visión será mas sólida cuanto menos cambios perciba, las adaptaciones se deben realizar en la estrategia y la táctica para lograr la misión pero no en la carta magna (Su Visión).

La Visión siempre está orientada hacia el futuro. 

Un ejemplo extraordinario de Visión fue establecido por John F. Kennedy en 1961. Su visión era enviar el hombre a la luna y regresarlo a salvo a la tierra antes de 1970. Su discurso decía lo siguiente: Hemos decidido ir a la luna esta década, no por ser fácil, sino porque es difícil, porque esa meta nos servirá para sacar nuestras mejores habilidades, porque es un reto que estamos dispuestos a aceptar y no estamos dispuestos a posponerlo y es un reto que pretendemos ganar. J F K. 
En 1969 la Misión  Apolo XI  cumplió ese objetivo (visión).

MISION:

La Misión define para que existe la organización, las necesidades y los servicios que cubre el objetivo, a quienes o que esta orientada, etc. (razón de su existencia). 

Para poder definir la razón de su existencia nos caben varias preguntas: 

¿Para que existe la organización?.


¿Quienes somos?; 

¿Que hacemos?;

¿Para quien lo hacemos?

¿Como lo hacemos?

¿Por que lo hacemos?

¿Donde lo hacemos?

¿En que creemos?

La misión de la organización es la respuesta a las preguntas 

Así como la Visión es una imagen a futuro, la Misión está enfocada en el presente.

OBJETIVO

Es un logro que nos proponemos en un plazo determinado.

El objetivo es (a diferencia de la Visión y Misión) cuantificable, necesita ser medido. Tiene que ser enunciado específicamente y de forma positiva. Además tiene un plazo de tiempo para su concreción.

El Objetivo tiene que estar alineado en el tiempo con la Visión y en el marco con la Misión.

viernes, 19 de febrero de 2016

PREGUNTAS SOBRE LA TRATA DE PERSONAS


 PUBLICA ANDRES PENACHINO
1. ¿Qué es la trata de personas?  
La trata de personas es una forma de esclavitud (principalmente sexual o laboral) mediante el secuestro, el engaño o la violencia.  Las víctimas de trata suelen ser reclutadas mediante engaños (tales como falsas ofertas de trabajo, u ofertas donde no se aclaran las condiciones en que se realizará el trabajo) y trasladadas hasta el lugar donde serán explotadas.  
En los lugares de explotación, las víctimas son retenidas por sus captores mediante amenazas, deudas, mentiras, coacción o violencia y obligadas a prostituirse o trabajar en condiciones infrahumanas. 
  
2. ¿Trata de personas o trata de blancas? 
El término trata de blancas se usaba a finales del siglo XIX para referirse a mujeres europeas trasladadas con fines de explotación sexual a países de Europa del Este, Asia, África y América. Uno de los casos másresonantes de trata de blancas en Argentina resultó en la detención, en 1930, de una organización de rufianes polacos que trasladaba y explotaba varios miles de mujeres extranjeras en burdeles ubicados en 
las principales ciudades del país.   
En la actualidad, las víctimas de la trata de personas no son sólo las mujeres blancas. Por eso, hoy hablamos de trata de personas, pues cualquiera -hombres, mujeres, niñas, niños y jóvenes- puede ser víctima de trata para diversas finalidades de explotación (sexual, laboral, mendicidad, extracción de órganos, etc.).  

3. “Trata” y “tráfico” no son sinónimos. 
Trata y tráfico son palabras distintas, y remiten a distintos delitos. El tráfico ilícito de migrantes consiste en la facilitación del ingreso irregular de una persona a un país que no es el suyo. Este ingreso  ocurre de forma irregular o clandestina, y con la asistencia de un tercero (el “coyote”) que recibe a cambio dinero u otros beneficios. Quien comete el delito es el traficante, que facilita el ingreso clandestino. Es importante recordar que sin cruce irregular de una frontera internacional con asistencia de un tercero, no hay tráfico ilícito.  

La trata de personas, a diferencia del tráfico, no requiere del cruce de una frontera internacional. De hecho, en Argentina hay más casos de trata interna (víctimas reclutadas en una provincia y explotadas en otra) que de trata internacional (víctimas extranjeras que son reclutadas en sus países de origen y explotadas en Argentina). Quienes explotan a las víctimas son tratantes. 
En ocasiones, el tráfico ilícito de migrantes puede estar asociado a la trata. Esto ocurre cuando traficantes y tratantes forman parte de una red  que hace dinero facilitando el ingreso ilegal de personas y luego explotándolas sexual o laboralmente en el lugar de destino.    
Es conveniente evitar expresiones tales como “tráfico humano” o “tráfico de mujeres”, ya que son imprecisas y sólo aportan confusión. Parte de esta confusión deriva de traducciones erróneas de los términos utilizados en inglés. En inglés, “trafficking” significa trata; en tanto que tráfico es “smuggling”, en alusión al “contrabando” de una persona a través de una frontera internacional.  

4. ¿Cómo funciona la trata de personas? 
La trata de personas es un proceso que incluye diversas acciones: el reclutamiento o secuestro, el traslado (ya sea dentro de un mismo país, o entre diferentes países), la recepción y alojamiento de la víctima en el lugar de destino, y su explotación en un contexto de amenazas, engaño, 
coacción y violencia. 
Esta secuencia de acciones es llevada a cabo por redes o asociaciones criminales (redes de tratantes) cuyos diferentes miembros identifican y reclutan a las futuras víctimas; organizan, gestionan y financian su traslado; son dueños, administradores o regentes de los lugares donde las explotan, o “alquilan” a las víctimas a terceros a cambio de una renta. Los tratantes se aseguran mediante amenazas, engaños, deudas y violencia que las víctimas no puedan -o crean que no pueden- salir de su situación de esclavitud. En general, los tratantes retienen los documentos de las víctimas como una forma más de coacción. En el caso de los extranjeros y extranjeras los amenazan con la deportación o 
la cárcel.  

5. ¿Cuál es el perfil de las víctimas? 
La trata de personas tiene dos finalidades principales: la explotación sexual y la explotación laboral.  A nivel mundial, se estima que más del 90% de las víctimas de trata son mujeres, niñas y adolescentes explotadas sexualmente. De acuerdo a la información que se posee sobre Argentina, el grupo con mayor riesgo de convertirse en víctima de trata para explotación sexual está compuesto por mujeres y niñas con bajos niveles de escolarización, pertenecientes a grupos familiares numerosos  o con necesidades básicas insatisfechas, donde la mayoría de sus integrantes se encuentran desocupados o realizan actividades primarias no calificadas por las que perciben ingresos extremadamente bajos.  
Respecto a la trata para explotación laboral, la mayor parte de las víctimas identificadas en Argentina son personas extranjeras (varones y mujeres por igual). En su afán por mejorar su situación económica, 
aceptaron ofertas para migrar y trabajar en Argentina, en condiciones que posteriormente se develaron como explotación. Por lo general, son forzadas a trabajar en talleres clandestinos, agricultura, ladrilleras, 
servicio doméstico, etc.  

6. ¿Por qué no hay cifras? 
La trata de personas es un delito de difícil visibilización por diversos  motivos. Primero, porque a menudo las víctimas o sus familiares no denuncian por temor a las represalias. Segundo, porque muchas 
personas consideran “naturales” las formas más frecuentes de explotación (sexual y laboral) y no ven, o ignoran, o desconocen, la coacción mediante la que se asegura la sumisión de las víctimas. 
Tercero, porque en Argentina la tipificación del delito de trata es reciente (la ley 26.364 fue publicada en abril de 2008), con lo cual los pocos casos que llegaban a la justicia eran encuadrados en figuras que 
permitían perseguir los delitos conexos a la trata, tales como explotación de la prostitución ajena, explotación sexual comercial infantil, secuestro no extorsivo, reducción a servidumbre, tráfico ilícito 
de inmigrantes, amenazas, etc. 
Así, tanto en Argentina como en el resto del mundo, las cifras sobre víctimas de trata de personas son estimaciones. 

7. ¿Qué establece la ley 26.364 – Prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas? 
La ley 26.364 / 2008 tipifica el delito de trata de personas, lo incorpora al Código Penal (artículos 145 bis y ter) y establece la competencia de la Justicia Federal en su investigación y persecución.  
Define la trata de personas destacando acciones, medios y fines, e incluye diversos propósitos de explotación: sexual, laboral, extracción ilícita de órganos o tejidos humanos. En el caso de personas menores de 18 años, los medios (engaño, fraude, violencia, amenaza, intimidación, coerción) no deben ser probados. Basta con la captación, el traslado y la acogida con fines de explotación, sin que importe el consentimiento de la víctima. Pero, según lo previsto en la Ley, las personas mayores de edad sí deben demostrar que no hubo consentimiento de su parte.  
.................

lunes, 15 de febrero de 2016

CAUSAS Y EFECTOS


PUBLICA ANDRES PENACHINO

La estación Ferroviaria de Carapachay nuevamente es noticia. Ayer, un hombre (cuarto en poco tiempo) fue arrollado por una formación del tren Mitre al ser arrojado a su paso por malvivientes con el "UNICO" objetivo de quitarle el celular.

Los «altos niveles de violencia y delincuencia» hoy se definen como un problema central para los argentinos, dado que, cualquier delito, otrora de menor cuantía como el arrebato, esta acompañado por un gran índice de violencia….
Ante la ola de violencia irracional que estamos viviendo, queremos, brevemente hacer tres consideraciones sobre el delito violento:

En primer lugar, los altos niveles de violencia y delincuencia afectan los derechos a la vida, la integridad y la libertad de las personas, así como a su patrimonio, entre otros derechos. Las familias se sienten temerosas aun dentro de sus propias viviendas.

A mayor inseguridad, mayores serán los recursos que el Estado, las empresas y las familias destinarán para enfrentarla. El estado nacional debe erogar recursos no previstos para cubrir las necesidades de seguridad en distintos puntos de la geografía, cifras muchas veces desperdiciadas por la ausencia de un verdadero plan de seguridad.
En tanto que, las empresas destinan sumas enormes de dinero en seguridad patrimonial y de sus funcionarios

En otras palabras, el delito violento, limita el ejercicio de los derechos y libertades ciudadanas; afecta la confianza interpersonal y la convivencia pacífica; impacta negativamente en la gobernabilidad democrática y la credibilidad en las instituciones; afectan la competitividad de las empresas y del país; y, finalmente, limitan el desarrollo de las personas, la sociedad y el país. 
A esto debemos agregarle; los costos materiales, que incluyen la pérdida de los bienes afectados y los gastos ocasionados por daños físicos; y los recursos del sistema de salud para atender a las víctimas.

En segundo lugar, junto con la afectación de estos derechos fundamentales causados directamente por la violencia y el delito, se genera un escenario de temor que vuelve a impactar en otros derechos humanos. La inseguridad puede modificar el comportamiento de las personas, al punto que estas terminen aceptando el temor cotidiano como una actitud de vida, lo que limita sus oportunidades y acciones en múltiples ámbitos, al restringir el ejercicio de libertades y derechos individuales. Entre las restricciones más importantes a la libertad, se pueden mencionar las de moverse en libertad dentro de su ámbito cotidiano, y aun de disfrutar de su propio patrimonio (casas quinta) y de recrearse en lugares públicos.

En tercer lugar, en suma de las dos anteriores, la violencia y la delincuencia, tienen un efecto negativo sobre el capital social, y esto refiere, a las relaciones entre las personas, pues mella la confianza entre estas y su capacidad de relacionarse y trabajar conjuntamente, lo que dificulta la convivencia pacífica. Cuando las comunidades están menos unidas y no disponen de referentes de control social o cultural, pueden resultar más propensas a incubar comportamientos violentos, citaremos como ejemplo la compra de armas para la autodefensa.
Definiendo al Capital Social como la reciprocidad entre las comunidades y sus hogares basados en los lazos de confianza derivados de interacciones sociales, los países desarrollados tienen innumerables ejemplos en el tema que acabamos de exponer, tanto internas como en la ayuda externa, donde la policía es una útil herramienta para la recapitalización a través de la reducción del delito y la violencia. 
Cuando en los organismos Internacionales se trata la lucha para recuperar los distritos azotados por las dificultades económicas y la violencia delictiva no deja de mencionarse el "Capital Social".
El Capital Social es el bien mas preciado para lograr el mejoramiento material. Es en este punto donde no-solo la policía sino que la comunidad en su conjunto debe ser incluida en el plan como integrante del programa de desarrollo social. 
El Capital Social debe ser uno de los más importantes activos de pertenencia de las comunidades, junto a su trabajo, su capital humano (salud, educación, habilidades que determinan cuan redituable es el trabajo desarrollado por un sector), sus activos productivos y las relaciones de familia / comunidad (el mecanismo por el cual comparte los ingresos).
La experiencia indica que cuando existe confianza en que y sin dejar de mencionar a los fiscales y jueces, las fuerzas del orden tienen la voluntad y la habilidad para enfrentar el delito, actuando de la mano de la misma comunidad, se puede ver un aumento significativo del Capital Social para el vecindario.

viernes, 12 de febrero de 2016

MECHERAS Y MECHEROS UNA MODALIDAD DELICTIVA LEJOS DE ESTAR EN VIAS DE EXTINCION


POR ANDRES PENACHINO

En estos días, un canal de televisión abierta, mostró un vídeo tomado de una cámara de seguridad una importantísima tienda local, donde se ve perfectamente como actúan las mecheras. En esta cinta se aprecia no solo a mujeres con elementos acondicionados para escabullir ropa, sino también niños apoyados por personas mayores que sustraen mercaderías.

El incremento de las acciones delictivas en la vía pública ha logrado modificar las costumbres de las personas, al punto que los paseos de compras tradicionales y los centros comerciales abiertos han sido reemplazados por los Shopping. Hasta los restaurantes más conocidos fueron sustituidos por los patios de comidas y los más famosos cines por los multicines ubicados en los mismos Shopping Centers.
Allí prácticamente no existen hechos violentos, sin embargo mezclados entre los visitantes hay otro tipo de delincuencia cuyos actos pasan desapercibidos entre la masa. Ellos son los famosos “descuidistas”, “levantadores” , “mecheros”, mecheras…..

UN POCO DE HISTORIA

En la década del 70 en Estados Unidos y en Francia se introdujo el sistema de venta de productos a través del autoservicio, comenzando así un sistema de comercialización que deriva en los supermercados y luego en los actuales hipermercados.
Este nuevo sistema de comercialización (venta no asistida o compulsiva), si bien aún tiene algún tipo de resistencia para diversos sectores, en especial por el renglón minorista, por sus regímenes laborales, por el impacto ambiental que ocasiona en el lugar de emplazamiento, etc., ha logrado un indudable posicionamiento comercial.
En la Argentina este sistema de comercialización también data de aquellos años, cuyos pioneros fueron Canguro y Gigante, con la diferencia que estos quebraron por varios factores, pero fundamentalmente por las perdidas que ocasionaron la sustracción de mercaderías de sus góndolas y percheros.
Este tipo de explotación, aunque aun posea un muy buen volumen de facturación, el margen entre el costo y el beneficio se ve disminuido por, el manejo no adecuado de la mercadería en: la recepción, la estiba, reposición en góndolas, exhibición, su control específico, y también por las perdidas ocasionadas tanto por el robo a manos de empleados infieles, como por el accionar de delincuentes del otro lado del mostrador.
Aquellos pioneros sentaron un precedente importante con relación a estos temas, y en especial a la seguridad. Un buen sistema de seguridad modifica sin duda el porcentaje de ganancias.

Sin embargo, con instalar sistemas de seguridad electrónica avanzados (CCTV), ubicar vigiladores estratégicamente, contratar agentes encubiertos como clientes, aún trabajando mancomunadamente, no alcanzan para controlar el robo hormiga. Al igual que en cualquier otro rubro, deben prevalecer las medidas preventivas y la capacidad de respuesta para enfrentar con eficacia un evento no deseado.
Si la tienda no adopta una política de seguridad acorde a sus necesidades específicas, generara un terreno propicio para el accionar de los delincuentes que “si” hacen inteligencia sobre su objetivo y están preparados para abordarlo.

PERDIDAS

Las perdidas por robos varían según: la ubicación del complejo, las áreas de influencia, el tipo de cliente, la posición dentro del mercado, los accesos y otros factores de neto corte comercial.
No hay un producto preferido, el hurto de mercaderías va desde, una botella de bebida, un perfume, una prenda, una golosina, hasta un producto estacional, (útiles escolares en marzo o regalos para las fiestas de fin de año)
Los días y horas preferidas son los de mayor concentración de personas, (sábados y domingos después de las 18 hs.)

TODAS LAS EDADES

Las edades de las personas que hurtan o roban mercaderías van de los 12 a los 65 años, guardándose esta relación prácticamente a escala mundial, excepto en la Argentina donde la proporción en la actividad delictiva se ha visto incrementada notablemente por parte de menores, por la permisividad y la inimputabilidad dada por las leyes vigentes.
Quienes ejecutan este tipo de ilícito son personas de distintos estamentos sociales, Ricos, clase media y pobres. Profesionales, empleados, desocupados, etc.
Recordemos el caso del Juez Federal Argentino detenido en Uruguay por hurtar diversos elementos de un supermercado de Punta del Este. El jugador Argentino Famoso, detenido en un Shopping de Miami, por cambiar el precio de un par de Zapatos, y otros miles de Etc.
Podemos diferenciar a los delincuentes externos básicamente en dos tipos. El profesional y el amateur.
Los profesionales son aquellos que estudian los movimientos propios del local, sus medidas de seguridad; compran mercaderías de menor valor, ensayan sus propios movimientos y roban elementos de elevado costo o de fácil reducción. Generalmente actúan en grupo. Mientras unos ejecutan tareas de distracción, otros se apoderan de mercaderías.
La indumentaria que visten los mecheros es generalmente holgada, lo suficiente para poder llevarse algo debajo de ella. También poseen grandes bolsillos internos para guardar el producto del ilícito.
Las mujeres tienen una variedad de vestimentas más amplias. Suelen utilizar falsas panzas simulando un embarazo donde ocultan la mercadería sustraída, o grandes polleras y vestidos acondicionados con ganchos internos para colgar los productos sustraídos.
Los cochecitos de bebe son frecuentemente utilizados para esconder mercaderías (nidos)
Las mesas de liquidaciones son el plato favorito de estas verdaderas profesionales. Llevan varias prendas a los probadores para probárselas, desde allí le entregan algunas a una compañera para que se las cambien, de esa forma ingresan y sacan artículos hasta que la empleada del probador pierde la cuenta. Las prendas restantes son colocadas entre las ropas o son ocultadas en bolsas forradas con un material metálico en su interior que impide que suenen las alarmas, (biónicas).

Los más arriesgados directamente sacan los precios y publicidad de la tienda adherida en el objeto a hurtar, colocan la mercadería en bolsas de otra tienda vecina. Si salen y son detenidos, aducen que la compraron en otro lugar. Otros, compran algo, lo pagan, lo llevan al auto, lo guardan, le entregan el ticket y la bolsa de la tienda a otra persona que regresa a la tienda cuantas veces puede y hurta la misma mercadería facturada. Mas tarde vuelve el comprador original con el producto comprado legalmente, muestra el ticket, y con cualquier excusa solicita devolución del dinero.
Esta última modalidad se da mucho en las tiendas que tienen una política liberal de cambio y devolución de mercaderías. Si bien no ejercen acciones violentas en el momento del despojo, nos podemos encontrar con delincuentes dedicados a otras modalidades criminales.
El producto del ilícito es vendido al minoreo, en ferias, casa por casa, etc.

En cambio los amateurs son aquellos que hurtan todo tipo de elementos, y entre ellos se encuentran los jóvenes que se llevan algún producto solo por el mero hecho de destacarse dentro de su ámbito (hazaña o pillería) Si bien superan en número a los profesionales el monto de la mercadería hurtada suele ser mucho menor.
Dentro de este grupo podemos clasificar también al cliente común que intenta tener un beneficio extra por su compra, cambiando el precio de un artículo caro por otro de menor valor, o simplemente robando algún elemento de escaso tamaño guardándolo dentro de sus bolsillos o en la cartera.

Otro elemento preocupante es el empleado desleal, que facilita de alguna forma la posibilidad para que se logre el despojo. Un solo numerario, genera perdidas equivalentes a siete clientes deshonestos, con la diferencia que al saber el movimiento propio de la tienda, incluyendo los de la seguridad, es mucho más difícil de detectar.
Como en general los controles son estrictos, cometen el despojo con la ayuda de un cómplice, facturan elementos similares pero de un valor muy inferior, anulan un ítem de la factura, etc., siendo el amigo quien se encargue de retirar la mercadería del local.
Los que tienen acceso a la custodia de probadores permiten que algún conocido se coloque prendas o elementos debajo de sus ropas, previamente despojadas de los dispositivos de seguridad (tag) y se retiren sin pagarlas.

La sección de la tienda poco tenida en cuenta hasta no hace mucho por los mismos jefes de seguridad, son los propios depósitos de mercancías. En este sector se desarrollan actividades varias que van desde la recepción de mercadería, desembalaje de la misma, estiba, hasta la expedición a la tienda. Al sector, también regresan los productos deteriorados y los estacionales no comercializados. Estos últimos son los preferidos para hurtar pues no hay recuento de los mismos hasta el balance que suele producirse una vez al año. Aquí también actúan preferentemente empleados deshonestos en combinación con personas externas a la tienda.
Se han descubierto infinidad de formas de hurto mediante esta combinación. Las más frecuentes incluyen el “arreglo” de algun empleado de expedicion con los que recogen los embalajes (cartoneros), o con los fleteros de la tienda que entregan mercancías a domicilio, o del traslado de algún producto por el mismo empleado de depósito hasta un vehículo estacionado estratégicamente generalmente cerca de la puerta.
Otro método de expoliación es el cometido por los mismos vigiladores de la tienda, quienes, “apoyados” por los compañeros de la central de monitoreo de cámaras de la tienda, extraen mercadería “sin ser vistos”. Se han dado casos en importantísimas tiendas que con solo reemplazar a los vigiladores que monitoreaban las cámaras de la tienda ha bastado para disminuir notablemente los hurtos.

Atendiendo esta innumerable cantidad de modalidades de substracciones, algunas empresas propietarias de tiendas importantes, modificando su filosofía reaccionaria a la adopción de políticas de seguridad, incorporaron a la mesa de asesores un profesional de la seguridad, adjudicándole directamente la tarea de disminuir y prevenir las perdidas por hurto y robo. Atendiendo sus consejos y sugerencias, en algunos lugares se han operado realmente cambios importantes como: el rediseño de los salones de venta, han modificado la altura de las góndolas haciéndolas mas bajas, han ampliado el espacio entre pasillos y exhibidores para dar mayor visibilidad al personal de vigilancia. Los stands de degustaciones se los trata de ubicar lejos de la mercadería de alto valor para que quede el sector siempre a la vista, etc. Han efectuado mayores inversiones en sistemas de seguridad tanto electrónicos como de personas físicas (utilizando ahora sistemas duales).
Han dictado cursos a sus vigiladores para que sepan “ver” algún evento como los enunciados en párrafos anteriores y otros difícilmente enumerables en esta nota
Los empleados han sido instruidos para acercarse a los clientes y ponerse a su disposición. De esa forma los delincuentes se dan cuenta que sus movimientos están siendo vigilados. Este servicio adicional no solo ahuyenta a los delincuentes, sino que aumenta el volumen de ventas.

En los productos mas hurtados ahora se colocan alarmas desechables parecidas a una etiqueta, escondidas en el interior del elemento, muy utilizadas en libros, medicamentos.
No podemos dejar de referirnos a la faz legal de este asunto. Si bien hoy la política de las grandes tiendas es denunciar cualquier acto ilícito que se cometa puertas adentro, y que el personal de seguridad legalmente puede detener a cualquier persona cometiendo un delito hasta la llegada del personal policial, quien notifica al fiscal y este decide los pasos a seguir, los encargados de la seguridad tienen muy en claro que son muy escasos los recursos legales que poseen para llevar a cabo la labor de encauzar a los culpables de los hurtos de mercancías.
Los ladrones expertos también saben muy bien como actuar cuando son hallados en infraganti delito.
Ellos luego de ser detenidos pueden litigar contra el local aludiendo: privación ilegal de la libertad, discriminación y cualquier otro artilugio legal que surja a favor de su posición legal y en contra de la empresa damnificada.
En este caso el perjudicado directo es el responsable de la seguridad.
LA FOTO ES REPRESENTATIVA Y NO TIENE QUE VER CON LA NOTA
POR ANDRES PENACHINO

miércoles, 10 de febrero de 2016

RENAR, DENUNCIAN GRAVES FALLAS EN EL CONTROL DE ARMAS RECUPERADAS.


PUBLICA: ANDRES PENACHINO
El organismo recibió unas 300.000 armas entre 2007 y 2015 como parte del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, pero también sumó otras provenientes de secuestros judiciales, decomisos e incautaciones. Hasta mediados del año pasado, cuando se empezó a utilizar el Banco Nacional de Materiales Controlados, el Renar no contaba con un lugar seguro para guardar todas esas armas.
La mayoría se guardaba en la sede central de la dependencia, en la calle Bartolomé Mitre.
Del garaje de ese edificio desaparecieron 200 armas hace tres años. Se enteraron unos días después, cuando un delincuente fue detenido en el conurbano bonaerense con una pistola que debía estar en poder del Renar. Ése fue el dato que activó una investigación de la Justicia.
"Lo primero que haremos es hacer un inventario para tener la totalidad exacta de armas que el Renar tiene en su poder", afirmó Gambaro. El inventario es una medida que fue ordenada por Néstor Kirchner en 2007, pero que todavía, casi diez años después, no se concretó.
"Si vos hoy agarrás un arma y la ponés en el sistema del Renar, te dice dónde está, qué tipo de arma es y muchos más datos. La cantidad de armas totales que tiene el Renar depende generalmente de los pedidos de ingresos y egresos que hace la Justicia. Está todo en el sistema. Quizás todavía [las nuevas autoridades] tienen que estudiar un poquito más el proceso", respondió Matías Molle, ex titular del Renar, ante la consulta de este diario.
"Antes de nuestra gestión, todo se registraba en libros de papel, quedaba en una maraña de fotocopias", dijo el dirigente de La Cámpora, que también echó culpas sobre su antecesor en el organismo, Andrés Meiszner.
Una vez realizado el inventario, las nuevas autoridades del Renar intentarán detectar irregularidades con el cruce de datos de la lista de armas ingresadas al organismo tanto por el programa de desarme como los ingresos vía judicial.

Flojo de papeles

"Un limbo administrativo." Así definieron desde el Renar el estado de expedientes y legajos internos, muchos de ellos con documentación importante sobre las licencias y permisos de portación de armas. "No tenemos ningún tipo de registro de muchos expedientes. No tenemos sistema de trazabilidad que nos permita saber dónde está tal o cual expediente", explicó Gambaro.
El único registro que existe sobre muchos de los documentos que constan en las oficinas del Renar es netamente físico, no hay sistema que permita ningún tipo de seguimiento. "Hay 20.000 expedientes a los que no podemos darles respuesta porque no tenemos manera de saber dónde están y, mucho menos, de saber por qué están demorados", agregó Gambaro. Todavía no encuentran, por ejemplo, libros entregados por los clubes de tiro en los que conste información clave para la expedición de licencias.
Como instructor de tiro, Martín Lanatta se movió en esos clubes para después hacer uso de sus contactos políticos y gestionar así -según él mismo declaró ante la Justicia- permisos de portación de armas. También gestionó el suyo en una mesa especialmente reservada en el Renar para trámites de funcionarios, jueces y diplomáticos que ingresaban con el prefijo interno "007". Su permiso de portación había ingresado con ese privilegio después de que el tribunal le rechazó el permiso de portación por falta de motivos que expusieran su seguridad.
Lanatta, Meiszner y Aníbal Fernández frecuentaron las calles de Quilmes. Pese al trato preferencial que tuvo en el Renar, los ex funcionarios dicen no conocerlo. Lanatta, en cambio, declaró ante la Justicia que él formaba parte de una aceitada operatoria VIP para conceder portaciones de armas, de la que supuestamente también participaban Meiszner y Fernández.
"Las portaciones salían con muy pocos controles. Vamos a implementar controles más exhaustivos", reconoció Gambaro, una dirigente experta en temas de seguridad cercana al ministro de Justicia, Germán Garavano. Entre los laxos controles que les permitieron renovar la portación a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, Ibar Pérez Corradi -autor intelectual del triple crimen-y Mario Segovia, conocido como "el rey de la efedrina", entre otros.

Nuevos controles

Los controles se enfocarán en determinar el verdadero peligro que motiva a pedir la portación de un arma, también en los medios lícitos de vida de los individuos interesados en conseguir el permiso y, por último, en los exámenes psiquiátricos necesarios para obtener la portación. El triple crimen desnudó las falencias del sistema del Renar.
Los asesinos de Sebastián Forza, Diego Ferrón y Leopoldo Bina consiguieron renovar la portación de armas un año antes del crimen con aquel trámite "privilegiado" del Renar. Pérez Corradi, el autor ideológico, renovó su licencia meses después del crimen, en 2008. Y Forza, una de las víctimas, también había recibido el permiso oficial para portar armas. Es más: Forza y Pérez Corradi, víctima y victimario, presentaron ante el Renar un certificado de salud mental firmado por el mismo psiquiatra.

martes, 9 de febrero de 2016

19053 LA LEY DEROGADA QUE PODIA HABER CAMBIADO LA HISTORIA DE LA REPUBLICA ARGENTINA

Por Andres Penachino

Promediando los años sesenta, bajo las consignas del OLAS Organización Latinoamericana de Solidaridad, miles de jóvenes Argentinos  se encolumnaron detrás de un objetivos cuyos designios eran:

Propiciar la lucha armada revolucionaria en América latina. Promover una estrategia conjunta de los movimientos revolucionarios;

Lograr la solidaridad de los pueblos de América…. Comenzaron a estructurarse organizaciones armadas “clandestinas” en varias naciones de la región, incluyendo preparativos para llevar a cabo guerrillas con elementos extranjeros y nacionales.


El año 1970 inspirados y organizados en principio en un denominado Ejercito de Liberación Nacional (ELN), marco definitiva y nítidamente el comienzo de una generalizada y coordinada agresión contra las instituciones del país. Así aparecieron a la luz de la opinión publica tres organizaciones terroristas poderosas. Montoneros, Fuerzas Armadas Revolucionarias, (FAR) y el Ejercito Revolucionario del pueblo (ERP)  que proponían una guerra asimétrica cuyo entrenamiento político / militar para los cuadros mas altos se realizaba en Cuba.

Los cuadros mas bajos se formaban en las llamadas “zonas frías”, ubicadas en fincas de la Provincia de San Luís, La Pampa, San Juan y la región Patagonia. En tanto que a las fuerzas de seguridad combatieron a aquellos para defender el estilo de vida “occidental y cristiano”.

Historia
Finalizando la década del 60 comenzaron a suceder algunos hechos terroristas que encontraron a la justicia argentina en franca indefensión Taco Ralo, el secuestro del General Aramburu, el robo de la Bandera de Los Andes. El asalto en la localidad de Pilar de un convoy militar proveniente de la fábrica de armas de Villa María donde es asesinado el Teniente Primero Assua y del conscripto Vacca. La ocupación de la localidad de La Calera (Prov. de Córdoba) por guerrilleros, los cuales asaltan el banco local, toman edificios gubernamentales y medios de comunicación.

La ocupación de la localidad de Garín (Prov. de Buenos Aires) por guerrilleros que cortaron líneas telefónicas, robaron el banco y en un intento por tomar la comisaría asesinan a un agente de la Policía, y otros hechos similares mostraron, las graves falencias y dificultades que encontró la justicia para enjuiciar y condenar los ejecutores de esta escalada subversiva. Agravada por la alta movilidad que los terroristas poseían para trasladarse de un lado a otro del país, cometer actos terroristas y “guardarse”. Aun detenidos no se encontraba una forma jurídica adecuada para enjuiciarlos ya que las leyes vigentes tenían un siglo de vigencia, por lo tanto la excarcelación era la constante.

A consecuencia de esta situación, el Ministro de Justicia del entonces gobierno del General Lanuse, el Doctor Jaime Perriaux, concibió con gran acierto la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, amparada por la ley 19.053 de mayo de 1971, que se pusiera en funciones el 12 de Julio de ese mismo año. El citado ministro, proyectó juzgar a los miembros de estas organizaciones guerrilleras en el ámbito del sistema judicial, separado expresamente del militar (Código de Justicia Militar).

Su proyecto, adelantado a los países europeos como España (ETA) e Italia (Brigadas Rojas), consistía en la creación de un tribunal con competencia en todo el territorio nacional para juzgar en instancia única los delitos de índole federal que tenían que ver en su mayoría con la ruptura violenta del “…sistema institucional argentino y que afectan de manera directa los más altos intereses nacionales…” cometidos por “…vastas asociaciones criminales con proyecciones en distintos ámbitos…” (Mensaje de Elevación del Proyecto - Jurisprudencia Argentina, Anuario de Legislación Nacional – Provincial, Tomo 1971 – A, pag. 407). En 28/05/1971 se dictó la Ley 19.053 creando la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, modernizando el Poder Judicial y colocando dentro de su estructura un órgano jurisdiccional ágil y eficaz para el juzgamiento de los delitos guerrilleros, ya que los jueces federales estaban desbordados totalmente por la magnitud y multiplicidad de acciones guerrilleras y con excepción de los implicados en el secuestro y muerte del General Aramburu, no se había logrado dictar ninguna sentencia. Con el cambio introducido a través de esta ley se logró, como se dijo, una modernización y agilización del sistema judicial para poder juzgar con rapidez y eficacia, los actos que tenían por fin destruir las instituciones de la República y evitar que dichos actos delictivos queden impunes.

Decía además el Dr. Perriaux en el mensaje citado que “…Sería muy fácil y demasiado cómodo decirse que el sistema jurídico ordinario propio de la Argentina y de sus hermanos de Occidente, puede carecer totalmente de eficacia y que, por lo tanto, hay que abandonarlo, en cierto sentido al menos. Es mi firme certidumbre que esa solución sería prematura, y que el Estado Argentino debe responder al desafío que presentan estos actos mostrando la capacidad necesaria para modernizar y agilizar sus instituciones en forma de responder a ellos con la mayor eficacia…” Con el procedimiento de instancia única instaurado, con una primera parte escrita y una segunda oral, se garantizaba la celeridad, la inmediatez, la bilateralidad, la contradicción y la publicidad, asegurándose desde el inicio la defensa del imputado. En muchos casos las defensas de los detenidos estuvo a cargo de abogados que formaban parte de la denominada Asociación Gremial de Abogados, muchos de ellos de estrechas vinculaciones con las organizaciones guerrilleras. Es decir que los imputados contaban con todas las garantías procesales indispensables y necesarias propias de una persona sometida a un proceso judicial penal.

Cabe agregar también que por Ley 19.081 de Seguridad Nacional – Empleo de las Fuerzas Armadas se estableció por el artículo 7º que en caso de que, como consecuencia de las operaciones militares se produjeren detenciones, las personas y los elementos probatorios serían puestas a disposición de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, lo cual constituye una muestra más del verdadero objetivo del Gobierno Nacional de ese entonces a través del Ministro Perriaux, cual era el sometimiento a la justicia ordinaria de aquellas personas imputadas de delitos de terrorismo. La flamante Cámara estaba formada por: 12 Jueces, tres Fiscales, y alrededor de una centena de empleados judiciales con experiencia extraídos de diversos juzgados. Esta cámara tenía vigencia nacional por lo tanto, cuando ocurría un hecho delictivo, un Juez, un Fiscal u algunos empleados se trasladaban al lugar del suceso.

Esta cámara denominada “El Camarón” poseía una agilidad tal que, entre Julio de 1971 y mayo de 1973, sobre unos 2000 terroristas subversivos fueron condenados 600, cinco de ellos a cadena perpetua, un 40 % fue absueltos, y el resto quedo a la espera de un juicio y sentencia. Ninguna de las sentencias fue revisada ni siquiera fue anulada ni revocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo que constituye una muestra cabal de su legítimo e imparcial accionar, tal como fue reconocido por el Tribunal que juzgó a los Comandantes de las Fuerzas Armadas la eficacia de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación que así se pronunciaban. En 1973, por razones políticas que no corresponde a esta Cámara juzgar se dictó la ley de amnistía 20.508, en virtud de la cual obtuvieron su libertad un elevado número de delincuentes subversivos – condenados por una justicia que se mostró eficaz para elucidar gran cantidad de los crímenes por ellos perpetrados -, cuyos efectos, apreciados con perspectiva histórica, lejos estuvieron de ser pacificadores.

Desde los inicios del Camarón sus integrantes debieron soportar enormes presiones. Varios de sus integrantes sufrieron atentados, secuestros, heridos y el asesinato del Juez Quiroga. Durante el Gobierno del General Lanusse se convocó al Gran Acuerdo Nacional para lograr el pleno restablecimiento de una democracia representativa, eficiente y estable, en palabras del propio militar. Así y luego de innumerables negociaciones y maniobras tendientes a convocar a elecciones – con la participación del peronismo, pero no del General Juan Domingo Perón – se fijó el 11 de marzo de 1973 como fecha de los comicios.
Hubo varias fórmulas presidenciales, por el Frejuli (peronismo) Cámpora – Solano Lima, por la UCR Balbín – Gammond y por la Alianza Federalista Popular Manrique – Martínez Raymonda, entre los más destacados, ganando la elección el binomio del Frejuli. En mayo de 1973 El Doctor Héctor J. Cámpora asume el poder de la Nación Argentina, esgrimiendo el lema “Cámpora al Gobierno, Perón al poder” encabezando una coalición centroizquierdista que contó con el apoyo de la agrupación Montoneros. El Dr. Cámpora durante su campaña electoral se había comprometido a liberar a los “presos políticos” como primera medida de su gestión. Así el 24 de marzo de 1973 los letrados – miembros de la Asociación Gremial de Abogados - Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde (hoy fallecido ex Secretario de Derechos Humanos) denunciaron la existencia de un plan para trasladar a estos detenidos a unidades militares y convertirlos en rehenes frente al gobierno surgido de las urnas.

Naturalmente lo denunciado nunca sucedió, pero vale bien aclarar que estos “presos políticos” fueron aquellos detenidos, procesados y condenados por la comisión de delitos de terrorismo – de lesa humanidad - por la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, tales como los relatados anteriormente, entre otros. Es así que el día de la asunción – 25 de mayo de 1973 – se sanciona, más precisamente, en la madrugada del 26 de mayo la Ley Nº 20.508, que amnistió ex post facto a todos los condenados por delitos de terrorismo – y otros comunes.

La Ley 20.508 de Amnistía por Delitos políticos y comunes conexos estableció en su artículo 1º que quedaban amnistiados por dicha norma los hechos ejecutados hasta el 25/05/1973, a saber: los perpetrados por móviles políticos, sociales gremiales o estudiantiles, cualquiera sea el bien jurídico lesionado, el modo de comisión y la valoración que merezca la finalidad perseguida mediante la realización del hecho (inc. a); la participación en asociaciones ilícitas con fines políticos, gremiales, sociales o estudiantiles y los hechos cometidos como tales (incs. b y c); los realizados durantes movilizaciones, actos de protesta, toma de fábricas, paro, u otra medida de fuerza o para servir a estas (incs. d, e). Por Decreto P.E.N. Nº 18 se la tuvo como ley de la Nación suscribiendo el mismo el Presidente Cámpora, su Ministro de Gobierno Dr. Esteban Righi y el Ministro de Justicia Dr. Antonio Benítez (Jurisprudencia Argentina, Anuario de Legislación Nacional – Provincial, Tomo 1973 – A, pag. 605).

Esa misma noche, jóvenes identificados con los subversivos encarcelados, tomaron por asalto varias penitenciarías a fin de liberarlos, sin esperar una ley de amnistía que fue consensuada antes de la Asunción de Cámpora. Daban por descontado el amplio apoyo parlamentario y efectivamente así fue, pero cuando la ley recibió su sanción final las cárceles estaban vacías. Entre los “beneficiados” hubo delincuentes con frondosos prontuarios como el conocido narcotraficante Francois Chiappe, entre otros no menos peligrosos.
Junto con la Ley de amnistía el congreso nacional aprobó otras dos mediadas que derogaron el andamiaje de la legislación vigente, entre ellas la 19.053 cuyos alcances bosquejamos, la 19.081 que preveía el empleo de las fuerzas armadas en la prevención y la represión de actividades terroristas durante el Estado de Sitio y la 19.797 que dejaba las cárceles bajo la orbita militar.

Desde el 25 de Mayo de 1973 al 24 de Marzo de 1976, día en que fue depuesto el Gobierno de Isabel Martínez de Perón, la Justicia Argentina no dictamino una sola sentencia a subversivos detenidos durante ese periodo. La Cámara Federal en lo Penal de la Nación juzgó en Derecho a aquellos imputados de delitos guerrilleros, pero por la decisión política del Doctor Campora no tuvo en cuenta la verdadera dimensión de su accionar y sus consecuencias, se desarticuló absolutamente lo que fue considerado a nivel mundial y reconocido en diversos ámbitos – aun entre los propios imputados – como la única respuesta avanzada, eficaz y pacífica para terminar con el flagelo del terrorismo.

De haberse mantenido en vigencia solo la ley que impulso el “Camarón”, con un marco legal adecuado formulado dentro de un marco democrático, el gobierno constitucional del General Perón y el de su Señora esposa hubieran tenido un marco legal para enjuiciar y condenar el accionar subversivo, y no hubieran tenido la necesidad de apelar a decretos que El gabinete en pleno (Luder, Cafiero, Ruckauf, Bottero, entre ellos), determino "...aniquilar el accionar subversivo en todo el territorio nacional". Fue el propio ministro de Defensa Tomás Bottero quien calificó la acción de la subversión como: "...total, sofisticada y compleja, despiadada, diabólica y criminal", agregando más tarde que sólo quedaba una alternativa: "El exterminio total del enemigo..."

Pero este tema para otra nota.
Por: Andrés Penachino

Foto: data los momentos de terror que vivió la Argentina luego de la liberacion indiscriminada de los presos por actos terroristas.
SU HISTORIA
Aquel 1 de agosto de 1978, aproximadamente a las 01:40 hs. de la madrugada, una bomba de gran poder estalló en un edificio ubicado en Pacheco de Melo entre Ayacucho y Junín de la ciudad de Bs. As., en el barrio de la Recoleta, contiguo al que vivía el Alte. Armando Lambruschini. explotó la bomba en el edificio de Pacheco de Melo 1957, en el que vivía el vicealmirante Armando Lambruschini, jefe del Estado Mayor de la Armada. 
Los terroristas de Montoneros alquilaron un departamento lindero al de la familia Lambruschini, y ahí dejaron la bomba que estalló cuando la familia dormía. La pared del dormitorio de Paula Lambruschini, de 15 años, era la que colindaba con el departamento en donde fue dejada la bomba de 25 Kg. de nitroglicerina. Ella murió, así como una de sus vecinas: Margot Obarrio de Villa.