miércoles, 13 de abril de 2016

¿UD. QUIERE SACAR EL DELITO DEL BARRIO? SIGA ESTOS CONSEJOS


POR ANDRES PENACHINO

Según comentarios de un ex convicto, en la vida carcelaria se aprenden muy rápido dos cosas: nunca es fácil mantenerse con vida y en la cárcel jamás se consigue nada si no hay acción comunitaria. Hoy nuestras ciudades se parecen mas a las cárceles y quienes la habitamos debemos tratar de asimilar rápidamente estas dos pautas.
El sistema de prevención barrial a través de un alerta vecinal es un excelente método para cuidar su barrio. Hay innumerables experiencias incluyendo los vecinos de Saavedra, que, después de su formación lograron bajar el inicie de delitos a niveles aceptables. No sin la colaboración permanente de la policía.
Con excepción al lugar donde se desempeñan las tareas habituales, la mayoría de las personas pasa más tiempo en su casa que en cualquier otro lado. Justamente es allí donde el índice de delitos se ha cuadruplicado en los últimos tiempos.
El método más efectivo para reducir el delito en su barrio es organizarse entre vecinos, vigilándose unos con otros. La política del buen vecino sigue siendo un factor importante para disminuir el riesgo de ser víctima de la delincuencia.
Lamentablemente, en los barrios, el aislamiento fundado en la intimidad y en la individualidad se vuelve en contra en el momento de enfrentar un hecho delictivo.

Entendido esto, le recomendaría que inicie una acción de sensibilización en el área donde desee comenzar a operar.

1) Redacte un panfleto de llamado al vecindario a una reunión y escuetamente exponga en el el motivo principal de dicha reunión, consensuando previamente el lugar fecha y hora con: Los vecinos, al Jefe de la Comisaría del barrio a operar, al Concejal en funciones electo en el área a operar, o un representante municipal designado por el Intendente. Presidentes de clubes, ONGs., Sacerdotes y / o representantes de las iglesias ubicadas en el área, Presidente del centro de comerciantes, etc.. En síntesis, involucrar a todos los miembros con mayor o menor representación y ascendencia sobre la población  a captar.

2) Utilice para la reunión, la infraestructura de las asociaciones intermedias de cada comunidad, (clubes, asociaciones de fomento, iglesias, etc.).. El sitio deberá ser cómodo y adecuado para la cantidad de personas que programa invitar. Del lugar y la comodidad que ofrezca al asistente también tiene que ver el resultado de la reunión.

3) La junta tendrá 12 objetivos básicos:

-1 Conocerse entre los vecinos que posean similares inquietudes.

-2  Fomentar la participación no solo de los asistentes sino también de otros vecinos en el plan de acción.

-3 Conciliar posiciones entre los vecinos y policías. Es decir, solicitar al jefe de policía que asista a la reunión, exponga cual el plan que su institución tiene previsto o en ejecución y las limitaciones para lleva a cabo el mismo. Los problemas recurrentes son la falta de efectivos, móviles, etc.

-4  Elaborar entre los vecinos un mapa real del delito, recabando información cualitativa y cuantitativa del crimen, coherente y creíble; también su incidencia en el barrio. para entregarlo al funcionario policial que concurra invitado a la charla, puntualizando los delitos que más aquejan al lugar.

 -5  Establecer el compromiso entre vecinos y policías de mancomunar esfuerzos para previsionar y disuadir actos delictivos.

-6 Intercambiar ideas sobre las medidas preventivas de seguridad y elaborar material preventivo que responda a las necesidades del barrio

-7 Elegir un conciudadano que actúe como enlace entre la policía y los vecinos y que represente no sólo sus intereses sino también los del área a tratar.

-8 Verificar si dentro del grupo existen personas retiradas de la policía u otras fuerzas que puedan colaborar rápidamente aportando experiencias propias.

-9  Proveer soluciones a las dificultades que sobrevienen en las víctimas de delitos

-10 Persuadir a sus vecinos para que sean los ojos y oídos de su policía, mientras  que la policía es el brazo armado de los vecinos.

- 11 El trabajo mancomunado de vecinos y policías podría llegar a reducir la taza de delitos en la comunidad.

- 12 Expandir el radio de acción a barrios vecinos

Resultados a esperar

  1- Que, de dicha comunión de ideas, se implementen medidas que reduzcan el delito en el barrio.

2- Incremento del espíritu de colaboración entre los ciudadanos y la policía.

3- Crecimiento de la eficiencia y la efectividad de la policía.

4- Mejoramiento de la imagen policial.

5- Inserción de la policía en la comunidad.

6- Aumento de la calidad de vida en su conjunto.

Mantenimiento del programa

- Los vecinos que hayan adquirido alguna experiencia (positiva o negativa) deberán transmitirla al resto del grupo para ser analizadas.

- El grupo deberá poseer la capacidad de adaptarse a condiciones cambiantes dado que el delito frecuentemente varía de modalidades y objetivos.

- Las pautas de prevención adquiridas se podrán publicitar en diferentes medios locales a través de panfletos, incorporación de columnas preventivas en diarios y radios locales, con afiches estratégicamente colocados en las carteleras de las asociaciones intermedias, etc.

- Se deberán buscar nuevos lugares para efectuar reuniones. En un ambiente social apropiado el grupo incrementa las chances de éxito.

- Sólo aquellos programas que perduran en el tiempo son los que prosperan.

Algunas recomendaciones útiles para la ejecución de un plan alerta vecinal

Conozca a sus vecinos y sus costumbres, también las actividades que ellos desempeñan fuera de su hogar, sus teléfonos particulares como laborales, horas de salida a sus tareas y de regreso, salida y regreso de los niños de la escuela, sus vehículos, sus proveedores habituales, etc.
Según se aprecia, el diagrama deberá contener el número del frente de cada vivienda, el apellido y nombre de su dueño, los números de teléfono particular, celular y del trabajo.

En un lugar destacado se deberá anotar el número de teléfono de su comisaría, si el numero de emergencias aun no es el 911 o sistema de tres dígitos, Se deberá tener a mano el celular del policía que oficie de jefe de calle, bomberos y de algún servicio de emergencias.

En el caso de que el jefe del área a operar no posea celular, contraten (vecinos) el servicio de un celular para que sea utilizado únicamente por quien ostente esa condición. De esa forma podrá estar comunicado de inmediato con el servicio de calle y pedir  asistencia  en forma rápida.


Verifiquen la iluminación de la cuadra. De ser escasa, hagan gestiones ante el municipio por escrito, solicitando iluminen convenientemente las zonas más oscuras.

Si el municipio no coloca más luminarias, háganlo Uds. mismos.

Pidan por escrito al Municipio la poda de los árboles, de no poder efectuarlo esa entidad, háganlo Uds.

Amplíen su radio de acción con otros vecinos del barrio para controlar visualmente lugares públicos o privados como, por ejemplo: plazas, escuelas, comercios, etc. No porten armas, solo un intercomunicador (NEXTEL) o un celular.

Instalen carteles en la calle indicando que la cuadra esta custodiada por sus vecinos. Indiquen un número de teléfono para llamar a las autoridades. De esa forma cualquier ciudadano podrá alertar un hecho delictivo en progreso, aún un ocasional transeúnte.
Elijan a delegados para recorrer arterias comerciales que unan barrios residenciales con establecimientos escolares, incluso corredores de personas de todas las edades.
Deben hablar con los comerciantes frentistas de la calle aludida pidiéndoles que estén alertas ante cualquier anomalía que pueda ocurrirle a algún transeúnte prestándoles ayuda, permitiendo el ingreso a su local, y advirtiendo a la autoridad policial la novedad (Corredores seguros).

Labores individuales

- Como medida adicional, instale en su casa luces inteligentes enfocadas hacia la vereda.

- Denuncie cualquier tipo de actitud sospechosa sin entrar en contacto con los delincuentes..

- Desconfíe de las personas que pasan reiteradamente por la calle mirando las propiedades y los  vehículos.

- Salga a limpiar su vereda junto con otras vecinas.

- Programe entrar su auto a una misma hora que todos los vecinos.

- Generar claves para advertir sobre algún peligro.

- Si ve que las costumbres comunes de la casa de su vecino de pronto se ven modificadas por visitantes extraños, ruidos o gritos no comunes, llámelo por teléfono para verificar si todo anda bien. Si confirmó la clave o intuye que algo extraño está pasando, no dude en llamar a la policía.

Medidas adicionales

- Al momento de ingresar a su domicilio, compruebe que no haya desconocidos rondando por su barrio, de a pie o en vehículos.

- Espere al escolar puertas adentro o asomada a la ventana.

- Establezca un sistema interno de seguridad con sus hijos. Recuerde que ellos suelen ser también damnificados por el delito.
- Ponga en marcha un sistema preventivo familiar que incluya las medidas necesarias de seguridad y actualícelas poniendo en práctica nuevas de mayor efectividad, según las modalidades de delitos que emerjan en la zona, descartando las que hayan perdido vigencia.

- Por el solo hecho de que en el barrio disminuyeron los delitos, no deberá bajar la guardia.

Entienda que el delito siempre acecha.

La solidaridad es uno de los valores que garantizan la convivencia dentro de nuestras sociedades.
 Esta es una acción efectiva para revertir la sensación de riesgo y comenzar a despertar inseguridad en los delincuentes, dado que el control de los ilícitos por parte de la ciudadanía, evita la constante repetición de hechos de esta especie.
En la República Argentina ya existen algunos antecedentes de esfuerzos mancomunados entre la policía y los vecinos, los mismos han arrojado excelentes resultados dado que el índice de delitos ha descendido en forma notable.

Incluso al momento de cometerse una vulneración a la Ley, para provocar la huida de los malvivientes, algunos hacen sonar sirenas, bocinas de autos, baten cacerolas o hacen ruido con lo que pueden, a efectos de ahuyentar  a los delincuentes.

Recuerde que la prevención es la mejor arma para disuadir el delito.

Si entraron en alguna casa es porque algo falló y que la próxima víctima puede ser cualquier vecino; nadie está exento de este flagelo que azota nuestro país y, en especial, nuestra provincia.

Si el barrio se pone difícil, los delincuentes no tendrán más remedio que mudarse de allí.

Por el contrario, lo peor que puede pasar es que la delincuencia vea a su barrio como blanco fácil.

POR: Andres Penachino

No hay comentarios: