lunes, 6 de junio de 2016

HOY SE CUMPLE UN NUEVO ANIVERSARIO DEL DIA "D", DESEMBARCO DE NORMANDIA


POR ANDRES PENACHINO

Día D es un término usado genéricamente por los militares para indicar el día en el que se debe iniciar un ataque o una operación de combate. Históricamente, se utiliza el término día D para referirse al 6 de junio de 1944 en la Segunda Guerra Mundial, día en el que comenzó a ejecutarse la denominada Operación Overlord. 

Dicha operación consistía en llevar a cabo un gran desembarco en las playas de Normandía como estrategia para reingresar al combate en Europa Occidental haciendo disminuir el dominio alemán, aunque comenzó de madrugada con el aterrizaje de tres planeadores de la 6ª División Aerotransportada del Ejército británico y la posterior toma del puente Pegasus por la Compañía D, del 2º de Infantería Ligera de Oxfordshire y Buckinghamshire, integrada en la Brigada de Desembarco Aéreo de dicha División. 

En esta fecha la operación Overlord consiguió una cantidad importante de sus objetivos previstos, logrando que las tropas aliadas se adentraran en la costa francesa, iniciando así la liberación de la Europa occidental ocupada por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

El día original para el desembarco se había fijado para el 5 de junio de 1944, pero las malas condiciones climáticas y marítimas hicieron que el comandante supremo de los aliados Dwight D. Eisenhower la aplazara hasta el 6 de junio, dándoles más tiempo para ensayar sus movimientos. Debido a ello esta última fecha se conoce popularmente como el pequeño día D. En francés se llama Jour J o Le Choc. (fuente Wikipedia)

Alli el General Eisenhower (cinco estrellas) utilizó para esa batalla el mando unificado. La noción del comando unificado y las operaciones conjuntas tuvo su origen en la doctrina militar occidental gracias a las tesis del general Eisenhower. 
Anteriormente, y aunque cueste creerlo, la coordinación entre los llamados ejércitos del mar y de la tierra era escasa en el nivel operativo. Hoy en día, ningún cadete puede salir de las academias si no dispone de una idea clara sobre los principios de la constitución de los comandos unificados. Estos garantizan lo que se conoce en la doctrina castrense como la acumulación de fuerzas en pos de un objetivo común. 

Parece obvio, pero no siempre esto fue así 

El Manual del Ejército estadounidense establece 9 principios en la realización de la guerra: objetivos, ofensiva, economía de fuerzas, masa, maniobra, unidad de comando, seguridad, sorpresa y simplicidad.
Este documento ha contribuido en buena medida a establecer y divulgar la doctrina militar occidental. El principio de unidad de comando debe ser aplicado en todos los niveles de la guerra “de una forma tal que acumule poder de combate hacia un objetivo común”.

“La unidad de comando significa que todas las fuerzas están bajo la responsabilidad de un comandante”, quien debe buscar la realización del objetivo propuesto a través de todos los medios disponibles.

El coronel retirado David Jablonsky, profesor de seguridad nacional en el Colegio de Guerra del Ejército estadounidense, precisó que la doctrina de la unidad de comando fue trazada por el presidente Dwight Eisenhower en 1958: “El poder militar de tierra, mar y aire separados se ha ido para siempre (...) 

Si alguna vez nos involucramos de nuevo en la guerra, la pelearemos con todos los servicios, como si fuera un solo esfuerzo concentrado”. El trabajo en conjunto, argumentaba el mandatario y general retirado, es la llave de la unidad.

Mucho de la incapacidad para dar una respuesta acertada y oportuna al ataque contra la base de Pearl Harbor fue atribuida a la ausencia de un trabajo en conjunto entre los componentes aéreo y marítimo. La conciencia de esta situación, indica el coronel Jablonsky, hizo que prevaleciera en el ámbito político estadounidense la tesis del general del Ejército frente a las esgrimidas por los representantes de la Marina.

Eisenhower argumentaba algo que hoy en día suena obvio, hasta para los oficiales más jóvenes: “Cuando tienes a todos los servicios separados y esperas a que nuestros hombres tengan 50 (años) para que comiencen a conocerse más entre ellos mismos, será muy difícil desarrollar el tipo de juego en equipo que se aplica” en las escuadras de fútbol.

La noción de la unidad de comando supone la existencia de teatros de operaciones bien definidos desde el punto de vista geográfico. Se estima que la decisión sobre la delimitación de tales zonas corresponde a la más alta jerarquía de las fuerzas armadas. Para la ejecución de las operaciones militares en cada una, el Comandante en Jefe nombra a un jefe de Comando Unificado.

Andres Penachino 

la foto pertenece al momento del desembarco.
FUENTES VARIAS

No hay comentarios: