domingo, 12 de junio de 2016

LA NUEVA GUERRA MUNDIAL Y LA CAPACITACION DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD.



POR ANDRES PENACHINO

Todo proceso de producción y el proceso de la guerra tiene el ritmo de la civilización en acto, y cada ves que entramos en una nueva etapa de la civilización hay una nueva guerra.

Hoy hay una nueva guerra mundial en acto a la que estudiosos del tema la denominan "la contraterrorista global", que coincide con el fin de la guerra fría, mejor dicho con la pos guerra fría y también con la etapa de la civilización del conocimiento.

Hoy, nuestra civilización ha entrado en un ritmo vertiginoso con la utilización de la computadora, para que la investigación y el desarrollo avance a una velocidad muy superior a la que venia en años anteriores, y los modernos sistemas de comunicación. A esta etapa de la civilización la denominamos civilización del conocimiento.
Y ambos también marcaron un nuevo rumbo en la producción de bienes y servicios.

En esta etapa varia totalmente la forma de producir. El mundo ha dejado la etapa industrial para pasar a la etapa pos industrial, hoy ya no se produce mas con músculos sino que el músculo ha sido reemplazado por el robot. En estos momentos la industria trabaja con la luz apagada, un técnico programa las maquinas, las pone en marcha y las monitorea en forma remota desde cualquier lugar del mundo.

Y las guerras también han cambiado de naturaleza. La mayoría de las guerras en acto son guerras civiles internas.
Las guerras que conocimos derivaban de un conflicto entre estados, y eran llevadas adelante por ejércitos organizados, en un teatro de operaciones distante a las ciudades.

Hoy los estados NO se encuentran con otro estado y con un ejercito organizado.
Hoy los estados se encuentran con un enemigo sin rostro. En la guerras actuales el Estado se enfrenta contra, la fuerza del odio concentrada en grupos pequeños de personas cometen atentados ya no contra primeros mandatarios como a principios del siglo XX. Hoy matan masivamente mediante el uso de artefactos explosivos de gran poder. Esa violencia se multiplica en una gran cantidad de violencia en el mundo pero en pocas personas, que, ayudados por los medios masivos de comunicación ponen de rodillas a la humanidad toda.

 ¿Alguien sabe donde explotara la próxima bomba?.

Esta nueva forma de confrontación no se da en un teatro de operaciones fuera de las áreas pobladas, hoy se pelea dentro de las ciudades.
Al igual que las otras guerras, estas guerras también son de confrontación de culturas.
A estas amenazas se les debe agregar: los carteles de la droga, el crimen organizado, que tambien genera muerte y terror en Iberoamerica. Mexico por dar un ejemplo no fue invadido por ningun país, no posee ningun conflicto externo, sin embargo el narco trafico se cobro en los ultimos años mas de 100.000 vidas humanas, (conflictos civiles internos).

Se las denomina guerras de 4ta y 5ta generación.

El crimen organizado también ha echado buenas raíces en nuestra geografía, que, a diferencia del terrorismo domestico que conocimos en los setenta cuyas raíces eran ideológicas, NO busca ocupar el poder en el estado, busca la destrucción del estado para crear sus propios santuarios y actuar según se les antoje........

LA NECESIDAD DE MODIFICAR LAS LEYES

La posibilidad de una intrusión de elementos radicalizados como ISIS, el narcotráfico y otras amenazas emergentes que se desplazan por la delgada línea que separa la seguridad interior de la defensa nacional, debe ocupar prioritariamente la agenda de la nueva gestión presidencial, dado que, las leyes de seguridad interior y defensa nacional están orientadas a sucesos que ocurrieron en los setenta y una posibilidad de confrontación con países periféricos. Sin embargo no contempla la posibilidad de combatir un enemigo enquistado dentro de nuestras sociedades.

CAPACITAR A LA FUERZAS DE SEGURIDAD

Las fuerzas de seguridad constituyen el principal instrumento que poseen los gobiernos para desarrollar su política de seguridad pública. Las amenazas, imponen nuevas exigencias para las cuales estas organizaciones deberán prepararse.
La capacitación, constituye el factor distintivo de las organizaciones. El conocimiento, de valor estratégico, pierde su valor a una velocidad creciente y cualquier organización que interrumpa el desarrollo de nuevo conocimiento va a la deriva, dado que, el crimen es tan dinámico como los sistemas informáticos, de modo que la estrategia debe adaptarse permanentemente a las amenazas emergentes.

La capacitación también debe ser dinámica y constante y su objetivo debe ser la permanente incorporación de conocimiento.
El concepto del policía de proximidad, en contacto permanente con la comunidad, que toma como punto de partida los intereses y necesidades de la comunidad donde opera, también se sostiene a partir de un entrenamiento continuo.

Esta capacitación impone el diseño de técnicas de enseñanza innovadoras con un máximo aprovechamiento de la tecnología disponible. Esta última permite incrementar el flujo de información/conocimiento interno y externo; la configuración de teatros sintéticos en los que se ejercita entre otros aspectos la toma de decisiones, las normas de empeñamiento y el empleo del arma de fuego; el diseño de un mapa del conocimiento que permite identificar dónde está lo que la organización sabe.

Los planes curriculares deberán ser flexibles, sólo los conceptos referidos a las esencias deben mantener su vigencia, los restantes deben adaptarse a la dinámica del escenario, dado que, la complejidad de cada grupo social, es producto de una numerosa cantidad de variables que se manifiestan con diversos niveles de incidencia. Esto genera sensibles diferencias muy difíciles de captar en su totalidad y se hace razonable sostener que cada uno de ellos es único. Por eso también el sistema de seguridad es único.

La era de la información nos presenta una comunidad ampliamente informada, con profusión de tecnología que le imprime a la comunicación un crecimiento exponencial. El instrumento de seguridad pública debe estar organizado, equipado y capacitado en función de esta realidad.
La tecnología proporciona valor adicional en la medida en que se hace un uso inteligente de la misma. Debe ser concebida como soporte de una red que como una tela de araña envuelve a la comunidad para su protección. La misma debe ser empleada para incrementar el flujo de información interna y externa, la protección física, el control georeferenciado, los niveles de capacitación y disminuir los tiempos de respuesta, la letalidad de las armas en la acción represiva y el número de personal en tareas de carácter administrativo.

El uso inteligente de la tecnología permite potenciar la capacidad de fusión de datos y de esta forma incrementar las posibilidades de neutralizar la capacidad furtiva de las redes terroristas.

ANDRES PENACHINO
Fuente material de la biblioteca del programa comunidades seguras ong
La  foto es representativa extraida de internet y no tiene que ver con la nota.

No hay comentarios: