martes, 23 de agosto de 2016

LA NECESIDAD DE SEGURIDAD


Por: Andrés Penachino

La seguridad es un bien intangible y solo apreciable, en su ausencia.
El ser humano, tiene la sensación de seguridad cuando se encuentra libre de daños, ofensas o injurias en un determinadlo lugar.

Lo hace extensible a sus familiares, a su entorno cotidiano y seres que aprecia.

LA NECESIDAD DE SEGURIDAD conlleva atávicamente el instinto de conservación, el mantenimiento de la especie y la sociabilidad de la tribu. 

Hasta aquí la seguridad personal, pero, cuando pretende mantener sus bienes alejados de la posibilidad de daños, sustracción y fuera de todo riesgo, la situación se complejiza.
En su espíritu gregario, hace de su hábitat, su pequeña patria y pretende dotarla de las mismas garantías que sus bienes  inmediatos.

Claro esta, que los peligros son mayores y requiere no solo su participación personal, sino la de entidades superiores que se interrelacionan de acuerdo al peligro que corren cada estamento definido.

Pero cuando el hombre logra la satisfacción de esta necesidad. No deja de ser una sensación subjetiva. Y puede adquirir tres percepciones diferentes.

- Percibir un peligro existente.

- Percibir un peligro irreal.

- No percibir un peligro que existe realmente.

Estas variaciones suelen darse con la edad de las personas.

- Los jóvenes rodeados de peligros reales, pero con el empuje propio de su edad le hacen creer que son inmunes a los mismos.

- Los adultos, alternan entre las tres percepciones en forma permanente.

-  Los ancianos estadísticamente victimas de DESPOJOS VIOLENTOS mantienen la sensación de peligro inminente

La ubicación geográfica del individuo, trasmite sensaciones de peligro por la proximidad de zonas conflictivas.
    
La percepción de peligro irreal, es trasmitida por la cercanía afectiva de otros individuos que han sufrido daños personales o a sus bienes.
Es así que las instituciones encargadas de mantener la seguridad, no solo deben asegurar la ausencia o  disminuir el riesgo de peligros reales sino también mantener la sensación de seguridad.

En el más amplio sentido el problema de la seguridad comprende desde el más pequeño delito a la gran catástrofe natural o  provocada.
En la actual sociedad, la seguridad comprende la armonía de distintas entidades y factores que conforman una suma de seguridades, que permitirá a la sociedad un desarrollo efectivo.

Es por ello que es valido citar a la seguridad pública, la seguridad corporativa y la seguridad personal.
Ya no solo el estado concurre con sus entidades proveedoras de seguridad interior y exterior. Sino sociedades de vigilancia y seguridad privada, que entiende del cuidado de bienes y personas que integran grupos empresarios.

Proveedores de bienes y mercancías indispensables para el desarrollo y mantenimiento de la sociedad.

Los encargados del mantenimiento de la seguridad, deben definir las medidas necesarias para el mantenimiento o disminuir al mínimo los riesgos de su alteración.

Por el momento en que deben implementarse y ejecutarse podemos dividirlas en:

- Pre emergentes

- Emergentes

- Post emergentes.


Pre emergentes son aquellas que hacen hincapié en la prevención, coordinando el conjunto de medios humanos, físicos y  económicos.


En la emergencia, los participantes del evento, deberán ejecutar las directivas impartidas tales como salvaguardar la vida humana por sobre todo. Comenzando por la propia. 

Finalizado el acontecimiento, las medidas post emergentes pasan por la contención de las victimas, y el estudio del evento en cuestión para formular medidas pre emergentes.


La foto es extraida de internet y no tiene que ver con la nota
Fuente: Material extraído del Programa Comunidades Seguras.

No hay comentarios: