miércoles, 17 de agosto de 2016

SEGURIDAD, ¿POR CASA COMO ANDAMOS?


POR: ANDRES PENACHINO

Con la posible excepción del lugar donde desempeñamos nuestras tareas habituales, la mayoría de nosotros pasamos más tiempo en nuestras casas que en cualquier otro lugar.


ENTRADERAS

Justamente es allí donde el índice de delitos ha golpeado duro, cuadruplicándose los robos a propiedades en estos últimos tres años. No pocos medios de comunicación dan cuenta día a día de diversos hechos delictivos perpetrados en viviendas particulares.
Ello tiende a generar la triste impresión de que no hay lugar seguro, lo cual no deja de ser decepcionante.
Toda época planteó sus propios riesgos y la que nos toca vivir ha creado algunos nuevos verdaderamente alarmantes. El delito violento es un ejemplo más que válido y actual.

Los robos en barrios residenciales constituyen un tema sumamente preocupante para quienes en ellos habitan pues, frecuentemente el intento, o la violación de un domicilio con fines de robo, O ENTRANDO CON SUS DUEÑOS EN FORMA COMPULSIVA, culmina en algún hecho de sangre.

A semejanza de la mayoría, Ud. también está preocupado por la delincuencia y hace bien. Si está leyendo esta nota es porque necesita soluciones concretas, no teorías ni buenas intenciones.
Aquí encontrará algunas medidas de prevención para hacer su casa más segura. Pero Ud. también deberá poner algo de sí.

Sin importar el tipo de delito, para poder prevenirlo debe adoptar tres medidas básicas:


a) Cambiar su forma de pensar.

B ) dificultar el objetivo.

C ) modificar sus conductas habituales.

A) Cambiar de forma de pensar.


Significa ver el mundo como en realidad es y no como a Ud. le gustaría que fuese. Tendrá que determinar los riesgos que corre a la luz de los hechos delictivos actuales, no los que se cometían diez o quince años atrás. Ud. vive en el mundo de hoy.
No se engañe más pensando que Ud. es invulnerable al delito. Las probabilidades de que así sea son cada vez menores.
Recuerde que el mejor momento de encarar los delitos es antes de que ocurran. Estamos hablando de prevención, como la única forma inteligente de disuadir a la delincuencia
El método más efectivo para reducir el delito en un barrio es organizarse entre vecinos vigilándose unos con otros. La política del buen vecino sigue siendo un factor importante para disminuir el riesgo de ser víctima de la delincuencia.
Lamentablemente, es muy difícil concretar juntas entre los habitantes de quintas o de barrios residenciales, aún para debatir tema tan importantes como es el de la inseguridad.

El aislamiento fundado en el principio de intimidad, se vuelve en contra al momento de ser víctima de un hecho delictivo. Allí, los vecinos no solo no dialogan entre ellos, sino que en algunos casos casi no se conocen.
La delincuencia está al tanto de esto, es por eso que este tipo de residencias hoy se ha convertido en su plato fuerte.
En rigor de verdad, hasta la misma policía considera a estos barrios como los más difíciles de custodiar.

Hoy mas que nunca estas propiedades deben ser lo más seguras posibles, ya sea cuando estamos en el interior o cuando nos ausentamos de ella. De análoga manera que los bancos, comercios, industrias, shoppings, oficinas administrativas, las viviendas también deberán estar protegidas. La mayoría de los que allí residimos no podemos darnos el lujo de contratar un ejército de custodios, aunque sí podemos tomar medidas concretas para evitar ser una nueva víctima del crimen.
Todas las medidas de seguridad que necesite deben ser tomadas como inversión y no como un gasto. Esta inversión, a muy corto plazo arrojará resultados positivos. Quizás el más importante "salvarnos la vida".

B) Para dificultar el objetivo, le sugerimos poner especial atención en los siguientes puntos:

- Si está proyectando una nueva vivienda, hable con su arquitecto para que le diseñe una casa moderna, pero teniendo en cuenta las pautas de seguridad en función de los delitos que actualmente se cometen. Rejas exteriores acordes a la arquitectura de la nueva propiedad, balcones lo suficientemente altos como para que dificulte su escalada o acceso de casa vecinas.
Puertas macizas o blindadas, (tanto las de entrada como las posteriores), portones de garajes con sistema de apertura automática.
Las casas de construcción antigua no tendrán esos privilegios pero, deben tratar de modificarse siguiendo las siguientes pautas.

- Poderosos enrejados.

- Puertas y ventanas robustas y seguras.

- Una mirilla de amplia visión en la puerta de entrada.

- Cerraduras no convencionales, del tipo paleta o con combinación.

- Puertas de cocheras con control remoto.

- Sistema de alarma que abarque la mayor superficie de su casa.

- Buen alumbrado exterior.

- Protección en los balcones del primer piso o en el último.

- Un dormitorio asegurado con una potente puerta y cerradura.

- Las puertas de acceso deberán ser macizas, o preferentemente blindadas, con marcos metálicos y bisagras acordes, las puertas deberán estar construidas a prueba de palancas y cuñas.

- El blindaje de la puerta deberá estar dotado como mínimo de una chapa de acero de 4,5 mm. Con este espesor muy difícilmente lo traspase algún elemento punzante, incluyendo una bala Magnum. La chapa de seguridad deberá estar pegada o atornillada. De estar atornillada, los mismos deberán quedar ocultos dentro del marco.

- La mirilla en la puerta de acceso deberá ser de visión amplia, por las dudas de que algún marginal, se esconda al costado o debajo de su puerta.

- Cerraduras: instale dos de máxima calidad en cada puerta de acceso y no tres o cuatro regulares, habida cuenta que después de un tiempo se aburrirá de abrir y cerrarlas y usará solamente una.
Si Ud. extravía sus llaves, inmediatamente haga cambiar la cerradura o la combinación de las que ya posee con el cerrajero de su confianza. Obviamente tendrá en cuenta la honradez o confianza del cerrajero que habitualmente lo asiste. Jamás rotule sus llaves indicando su dirección o su apellido.

- Respecto a los portones del garaje, se instalarán controles remotos para ser activados desde el auto, con ello prevendrá de ser sorprendido al bajar del auto para abrirlo.
Ingrese con su auto lo más rápido posible y cierre detrás suyo el portón.
Aún así al llegar con su vehículo, verifique que no merodean personas extrañas o camionetas con toldo estacionadas delante de su casa, personas charlando dentro de autos estacionados, etc., de ser así no se detenga.

- Es ideal dejar el auto estacionado en la puerta de su casa y combinar con varios vecinos para guardarlos todos juntos.

- Si no posee portón automático, verifique al llegar que nadie esté en las inmediaciones; luego toque el timbre de su casa, (busque alguna clave para confirmar que no hay peligro) para que le abran desde adentro, si no encuentra a alguien en su casa use sus propias llaves pero, no las lleve junto con las del auto, siempre deberá mantenerlas escondidas.

- Si la edificación lo permite, elimine las puertas de acceso directo entre su garaje y su vivienda, pues si es asaltado solamente Ud. y su auto serán los perjudicados.
Recuerde que si permite el acceso a su casa a delincuentes, jamás podrá saber hasta donde lleguen con sus acciones.

- Deberá colocar llaves a su automóvil tal cual lo hubiese dejado en la calle y también conectará la alarma de su vehículo.

Dentro de su domicilio

- Guarde los elementos de valor que posea en diferentes lugares de la casa, separe el dinero de sus joyas, de sus tarjetas de crédito, su máquina fotográfica y sus obras de arte. Si es asaltado dentro de su domicilio, indicará de a uno los lugares donde posee sus pertenencias valiosas. De esa forma podrá salvar algunos elementos.

- Preveerá algún cuarto con puerta segura, la misma deberá estar dotada de cerradura, (actualmente se fabrican puertas semi blindadas que sirven para cerramientos interiores). También dentro del cuarto deberá instalar un teléfono.
Si su casa es violada con fines de robo, estando Ud. o su familia dentro y tienen tiempo, se dirigirán rápidamente a ese cuarto. Elija un cuarto que de a la calle; si su casa es de dos plantas elija uno en la planta superior, cierre con llaves la puerta y aléjese de ella.


Si toda su familia logra introducirse en el cuarto, no caminen en punta de pies, hagan todo el ruido posible. Desde una ventana abierta pero no asomados a ella, gritarán a viva voz que están siendo asaltados que llamen a la policía. Si sigue estas indicaciones seguramente habrá salvado su pellejo y patrimonio.

- Sí es asaltado en su domicilio y no logra introducirse dentro del cuarto, trate que: todos los integrantes de su familia mantengan la calma. Mantenerse quietos, que no griten, tampoco agredan a los malhechores, no les de consejos.
Entrégueles los elementos de valor de uno a la vez pero sin pérdida de tiempo, cuando más rápido se vayan mejor. Retenga la mayor cantidad de datos de los delincuentes y haga la denuncia.

Teléfonos de hogar

Cuando un delincuente avezado comete algún robo domiciliario, no quiere sobresaltos ni interferencias, por lo tanto al transponer la entrada del lugar elegido, lo primero que busca es el teléfono.
Una vez que lo ubica, corta la línea o simplemente descuelga el tubo del primer aparato que encuentra, consecuentemente ya habrá anulado la posibilidad de hablar desde cualquier otro aparato de la casa.

- Haga instalar las líneas de su teléfono bajo caño.

- Oculte los teléfonos que estén más próximos a la entrada de su casa o local.

- Si necesita otras extensiones, instale teléfonos inalámbricos con la central en su cuarto o en lugares de difícil acceso.

Casi todos tienen memoria, por lo tanto deberá instalar en la primera memoria, el teléfono de la policía 911, o el de la zona y luego los de sus vecinos o parientes, con ello evitará tener que memorizarlos. Es importante poseer un teléfono inalámbrico para llamar en caso de emergencia, desde cualquier lado de la casa.

Su teléfono principal, el que usa habitualmente, deberá estar oculto. Cuando los delincuentes irrumpen en una casa, levantan el auricular del primer teléfono que ven antes de dar otro paso, con ello anulan la posibilidad de que pueda usarse cualquier otro instalado en el domicilio, evitando ser denunciados.

- Si posee teléfono celular, una vez que llegue a su hogar, guárdelo en el baño, inclusive allí puede recargar sus baterías. Es en ese lugar donde lo encerrarán si lo asaltan.

Luces generales

- Las cajas de interrupción general de luces, deben estar aseguradas o cerradas con llave, no al acceso directo, esto dificultará que algún malviviente le corte la luz. Aún así, si se interrumpe el suministro, no salga a la calle a ver que pasó, observe desde la ventana si el corte es general, o llame por teléfono a su vecino a ver si este tiene el mismo problema. Tenga siempre a mano una linterna

- Esconda lo mejor posible su instalación eléctrica, de ser posible bajo caño.

- Las luces perimetrales cumplen un rol fundamental en la prevención contra intrusos; una casa bien iluminada en su exterior ahuyenta la delincuencia.

- Los reflectores deberán ser de cuarzo o de lámparas comunes "no gaseosas"; cuando estas se apagan, tardan en encender. En lo posible oriéntelos hacia la calle, o mejor dicho iluminando su jardín.

- El accionamiento de la iluminación perimetral debe ser dual, automático y con la propiedad de encenderse desde el interior.

Arbustos y otras plantas ornamentales

- En casas con parques, es necesario que los arbustos estén podados, de esa forma nadie podrá esconderse detrás de ellos y sorprenderlo cuando Ud. intenta ingresar o salir de su domicilio. Si es posible "reemplácelos por espinosos".

- Aleje las grandes plantas ornamentales de las ventanas, quedan muy bellas pero ahora son peligrosas. En ese lugar se puede ocultar alguien.
Todas estas instrucciones se deberán extender a su casa de veraneo y sus negocios.

Perros

De ser posible se debe adquirir un perro y adiestrarlo convenientemente.
El perro cumple el rol de mascota y buen amigo, es un excelente aliado, reconoce sus amos y desconoce los extraños. El buen perro adiestrado es un excelente compañero, incluso un perfecto guarda espaldas, pero, el “cuzco” ese que anda por la calle también tiene su mérito. Es mas, en determinado momento cumple mejor sus funciones que un gran can.
Si Ud. posee una casa pequeña no puede tener un gran animal, pero si uno acorde, cualquiera le avisara con un buen ladrido cuando algún extraño trate de introducirse y ese es el objetivo fundamental.
Los delincuentes oportunistas, denominados: "roba casas", tocan el timbre o accionan el picaporte de la puerta, si como respuesta escuchan un par de ladridos, irán a tocar otro timbre, salvo que hayan elegido su casa.


- En las casas de fin de semana o quintas, siempre es bueno tener un perro que imponga presencia; los canes vulgares se agregarán de la calle, dos perros son doble seguridad. Si uno es atacado de alguna forma (abrasivo químico) otro seguirá ladrando.

- No permita que el perro guardián fraternice con todo el mundo; es mas, si lo tiene de cachorro y sabe de alguien que se muda, pídale que lo fustigue de algún modo, después de esto se convertirá en enemigo acérrimo de todo extraño.

- Si escucha que su perro ladra durante la noche, es porque algo lo alertó, levántese con precaución, sin encender ninguna luz ante la duda que alguien haya ingresado a su domicilio y verifique qué sucede.

- Si ve que alguien merodea y ya tiene toda la familia a salvo y dentro de una habitación, haga mucho ruido y prenda las luces exteriores siempre. Si están intentando introducirse en su casa, entenderán que no solo van a enfrentarse a un perro...
Los delincuentes cuando ingresan a una casa revisan: las alacenas, cajones, placar, lavadoras, heladeras, vasijas, floreros, macetas, detrás de los cuadros, gabinetes, etc., por lo tanto no guarden allí su dinero o sus joyas. Sus valores deberán estar ocultos en lugares diferentes.

- Si Ud. es asaltado o estafado por alguno de su barrio, no dude en hacer la correspondiente denuncia por escrito. Agregue lo que seguramente le fue exigido. Que esto quede perfectamente asentado, que en la denuncia conste que lo amenazaron con matarlo.
- Aun más, en caso de robo u otras peores, si después ve a los malvivientes merodeando por la calle, llame un taxi, busque una patrulla o diríjase a la comisaría; exija ser acompañado, busque al delincuente, indique quien es y cerciórese que su denuncia siga su curso hasta la Fiscalía de intervención.

Personal de servicios

En los hurtos o robos a domicilios, la autoría de los hechos frecuentemente se le imputa al personal doméstico, por lo tanto y a fin de identificar realmente a quién va a contratar, verifique los siguientes datos del postulante.
Invariablemente exija un documento de identidad y verifique que la foto del mismo no haya sido cambiada. De ser auténtico y siempre delante del interesado tome todos los datos posibles del documento, direcciones, estado civil y registro donde ha sido expedido. Si le dicen que lo extravió, se lo robaron o circunstancia similar, no contrate el servicio. Actualmente no es del todo improbable poder obtener una cédula de identidad o D. N. I. Apócrifa.
Tampoco arriesgue a tomar indocumentados, este tipo de obra de beneficencia o ahorro monetario le puede traer serias complicaciones.
Solicite la dirección de su casa y dígale que cuando termine de evaluar a los posibles candidatos, le avisará por telegrama. Si no le dan la dirección en el momento, no contrate al postulante.

- Si decidió contratar particularmente a una persona, envíe a alguien de su confianza a buscarla al domicilio que le indicó. Que el enviado procure averiguar en forma discreta a algún vecino del barrio quién es realmente el candidato, ¿cuánto hace que se domicilia en ese lugar? - ¿si alguna vez tuvo problemas legales?, etc.

- Pídale antecedentes laborales comprobables, corrobórelos mediante una visita personal o por tercero de confianza. De haber obtenido alguna dirección, visite la casa y solicite la mayor cantidad de datos de ellos. No olvide que está incorporando a alguien extraño dentro de su hogar

- Recuerde que las trabajadoras domésticas pueden por necesidad o por indicación entrar en sustracciones de las denominadas “hormiga”, por lo que es conveniente tener en cuenta las siguientes sugerencias:

- La nueva trabajadora deberá ser puesta al corriente sobre las normas de seguridad de la casa, con la mayor brevedad posible.

- No trabe amistad con la nueva trabajadora, pues esto la llevará a hacer algún tipo de concesiones que después se pueden convertir en serios inconvenientes.

- Mantenga cerradas con llaves las habitaciones o placard, donde guarda los objetos de mayor valor y en tal caso límpielos personalmente.

- Cada vez que despida a algún personal afectado a los quehaceres de su casa, cambie las combinaciones de las cerraduras de las puertas de entrada, esto no es caro "y el cerrajero de confianza" lo puede hacer más que rápido. Si por esas casualidades el ex empleado, "se olvidó de dejarle algún juego de llaves" al retirarse definitivamente, Ud. no tendrá de que preocuparse.
Aun así no aliente a estas personas a quedarse con sus alhajas, dinero, cámaras fotográficas o armas, guarde todo dentro de lugares seguros donde ellos no tengan acceso.
Si son delincuentes, generalmente actúan entre el primer y tercer día de trabajo.

También se han registrado casos en que algún empleado doméstico ha trabajado algunas semanas en un lugar y se ha ido, al tiempo se han registrado robos en esas propiedades.

C) Modificar su conducta significa:

No adoptar conductas temerarias, como abrir la puerta de calle de par en par, cuando alguien acciona el timbre.
No dejar más “las llaves de casa” debajo del felpudo, detrás del macetero o encima del marco de la puerta.
Tener las llaves en la mano antes de arribar a la puerta de su casa.
No esperar a llegar a la vivienda para comenzar a buscarlas. De extraviarlas, inmediatamente hacer cambiar la cerradura, o la combinación de las que ya posee, solo con el cerrajero de confianza.
Es necesario tener especial precaución con el cerrajero que contrata.

- Si al entrar a su domicilio, encuentra a dos o tres desconocidos en su jardín y les preguntó que estaban haciendo, seguramente le contestaran con una respuesta ambigua, pero - seguramente - las intenciones eran malsanas.
En cambio con una robusta reja, los delincuentes no tendrán otra alternativa que forzarla o superarla; ellos saben que su situación legal no es la misma.

- Si su casa es apedreada no salga inmediatamente a increpar a nadie, primero cerciórese que no estén esperando, precisamente esa actitud, para introducirse a la propiedad.

- Si ve que penetra por la puerta de acceso a su casa, agua, espuma, humo, gas irritante u otro elemento, "no salga", verifique por alguna ventana lo que está sucediendo, este es un antiguo truco de los delincuentes para ingresar a su casa; también instruya sobre esto al personal doméstico.

- No deje entrar a nadie que repentinamente solicite ayuda; por ejemplo: el baño por una descompostura, aunque vea a toda una familia, o el teléfono a un operario de la casa contigua que necesita material y lo dejaron en el exterior.

- Si accionan el timbre insistentemente, cerciórese por una ventana de qué se trata, no sea cosa que estén esperando su reacción.
-, No permita que les dejen notas pegadas en la puerta, tampoco las coloque Ud. cuando se ausenta de su domicilio, aun por algunos minutos; por ejemplo: regreso en cinco minutos.

- Si Ud. o algún integrante de su familia es seguido cuando está por ingresar a su casa, no entre, siga caminando, busque un teléfono para llamar a la casa o a la policía, pero no ingrese.

- Si es interceptado cerca de su casa y le encuentran un llavero, jamás diga que pertenece a la casa donde vive en ese barrio, a partir de hoy memorice cualquier barrio lejano al suyo y si es asaltada, cuando los delincuentes le pregunten de donde son esas llaves, mencione sin dudar el domicilio apócrifo que ya había memorizado, cuando se preparó para una circunstancia eventual como ésta.

- No espere al escolar fuera de la vivienda, hágalo encerrada detrás de las rejas de su casa o mirando por la ventana siempre con la puerta cerrada.

- Si los niños se encuentran solos dentro del hogar y llaman a la puerta, deben decir que el papá o la mamá se están bañando o está ordenando algo en el fondo, en el altillo, etc.. Nunca digan que están solos, menos aún franquear el acceso a extraños.

- Se deberá tener presente que un uniforme no es sinónimo de nada, si llegan de cualquier empresa de servicios, gas luz, teléfonos, etc., sin dejarlos entrar verifique su credencial, de ser posible constate los datos con la empresa de servicios.
Si no tiene algo descompuesto, no tiene que venir nadie a arreglar nada. Verifique verbalmente la dirección que indican, si le confirman la suya llame a la policía.

- Cuidado cuando accionen el timbre y le indiquen que vienen a cambiar las guías telefónicas.
Por ejemplo: un seudo empleado de teléfonos arriba a su casa, presiona el timbre y le expresa que lo enviaron a cambiar sus guías telefónicas por nuevas. En atención al volumen de las mismas, sólo se podrán canjear abriendo la puerta, circunstancia que será aprovechada por el malviviente para ingresar y cometer el delito.

- Hable con sus vecinas para salir de a dos o tres a limpiar el frente de su casa o la vereda; no se arriesgue a salir sola, pues corre el riesgo de ser introducida a la fuerza dentro de su casa por un grupo de delincuentes, cuyas acciones pueden ser mas que graves.

Sus cosas usadas

Si tiene algo que vender, trate en lo posible de no publicar avisos gratis en las revistas dedicadas a cosas usadas o en avisos clasificados. Estas publicaciones tienen la mejor buena voluntad pero no pueden ser selectivos con sus lectores. Existen vastas denuncias de robos y asaltos por parte de supuestos interesados que entran al domicilio con la excusa de comprar o abonar la mercadería ofrecida en estas publicaciones. Una aceptable es entregar en consignación lo que necesite vender.

- Si tiene que desprenderse de elementos en desuso, lo mejor es contratar a alguna empresa que se especialice en el tema (volquetes). Olvídese ahora del cartonero o del botellero.

- Si su casa ha sido objeto de alguna sustracción, antes de tocar absolutamente nada avise de inmediato a la autoridad policial; seguramente existen rastros que ellos denominan testigos mudos por los cuales es viable orientar una investigación. Pueden tratarse de huellas digitales dejadas por los malvivientes, cabellos, sangre o cualquier otra cosa que a Ud. le parezca trivial.


Por último, si ve que las costumbres de su vecino se ven modificadas o escuchan ruidos o gritos extraños que provienen desde su casa, sea solidario y llame a la policía.

Recordemos que la solidaridad es uno de los valores que garantizan la convivencia dentro de nuestras sociedades.

Esta es una acción efectiva para revertir la sensación de riesgo y comenzar a despertar inseguridad en los delincuentes dado que, el control del delito por parte de la ciudadanía, evita la constante repetición de hechos de esta naturaleza.


Lo peor que puede pasar es que la delincuencia vea a su barrio como blanco fácil.


No hay comentarios: