sábado, 22 de abril de 2017

Los materiales de resistencia balística para blindajes, están controlados por la legislación vigente y requieren, por lo tanto, normas precisas para su fabricación e importación. Esta norma nacional regula los niveles de resistencia balística de los blindajes, al mismo tiempo que respeta y se adecua a las normas internacionales. Para la elaboración de esta norma RENAR MA.02 se contó con la cooperación de especialistas en la materia, funcionarios de la Escuela Superior Técnica del Ejército Argentino, empresas vinculadas con la actividad, destacados juristas y el apoyo de datos suministrados por la Dirección Nacional de Política Criminal del Ministerio de Justicia. La Norma (MA.02) se incorpora a otras producciones técnicas disponibles en este organismo como son el Manual Registral (MAR), el Manual de Identificación y Rastreo de Armas de Fuego (MIRAF), la Norma sobre Chalecos Antibala (MA.01) y el Manual para las Entidades de Tiro (MET). Esta norma es también una respuesta institucional hacia los hombres que prestan servicios en las fuerzas de seguridad y otros Legítimos Usuarios, tales como las empresas transportadoras de caudales, bancos, entidades financieras, agencias de seguridad y vigilancia privadas, por cuanto en ella se establecen las exigencias mínimas a las cuales deberán referirse y adecuarse los importadores y fabricantes de estos materiales para la importación, fabricación o comercialización.

NORMA Y NIVELES DE RESISTENCIA BALISTICA La resistencia balística de los materiales utilizados en blindajes, se clasifica según esta norma en siete niveles, de acuerdo a su capacidad de protección: 

NIVEL RB0 PROYECTILES CALIBRE .22 LR Y .38 SPL Estos blindajes protegen contra proyectiles calibre .22 LR y del calibre .38 SPL. También deben brindar protección contra proyectiles calibre .25 plg, .32 plg y 12 UAB N°4 perdigón de plomo. 

NIVEL RB1 PROYECTILES CALIBRE .357 MG DE BAJA VELOCIDAD Y 9 MM DE BAJA VELOCIDAD Estos blindajes protegen contra proyectiles calibre .357 Mg y de calibre 9 mm de baja velocidad. Asimismo deben brindar protección contra proyectiles calibre .45 ACP, .38 SPL+P y 12 UAB N°00 posta de plomo, al igual que para todos los proyectiles del nivel RB0.

NIVEL RB2 PROYECTILES CALIBRE .357 MG DE ALTA VELOCIDAD Y 9 MM DE MEDIA VELOCIDAD Estos blindajes protegen contra proyectiles calibre .357 Mg de alta velocidad y calibre 9 mm de media velocidad. Asimismo proporcionan protección contra amenazas del nivel RB1.

 NIVEL RB3 PROYECTILES CALIBRE .44 MG Y 9 MM DE ALTA VELOCIDAD Estos blindajes protegen contra proyectiles calibre .44 Mg y calibre 9 mm de alta velocidad. Asimismo proporcionan protección contra amenazas de los niveles RB1 y RB2. 

NIVEL RB4 PROYECTILES CALIBRE 7.62 MM NATO Y 5.56 MM NATO Estos blindajes protegen contra proyectiles calibre 7.62 mm NATO (.308 Winchester) y del calibre 5.56 mm NATO (.223 Remington). También deben proteger contra monoposta de calibre 12 UAB. Asimismo proporcionan protección contra amenazas de los niveles RB1, RB2 y RB3. 

NIVEL RB5 PROYECTILES PERFORANTES CALIBRE 7.62 MM NATO. Estos blindajes protegen contra un disparo de proyectil perforante 7.62 mm NATO (.308 Winchester) “P”. Asimismo proporcionan protección contra un solo disparo, como mínimo, de los proyectiles de los calibres correspondientes a los niveles RB1, RB2, RB3 y RB4. 

NIVEL RBE PARA BLINDAJES DE RESISTENCIA BALÍSTICA ESPECIAL El RENAR eventualmente podrá autorizar el blindaje para usos especiales, que verifique resistencia balística para un nivel de protección especificado por el usuario.

NIVELES DE CLASIFICACION La amenaza balística de un proyectil, depende mayoritariamente de: 
• Su composición 
• Factor de forma ojival 
• Calibre 
• Masa 
• Angulo de incidencia 
• Velocidad de impacto

 Debido a la inmensa variedad de cartuchos existentes en plaza de un determinado calibre y por la posibilidad de utilizarse munición de recarga, un blindaje que superó el ensayo para la munición standard de calificación en determinado Nivel, podría no resistir otras cargas del mismo calibre.

TEST DE RESISTENCIA BALÍSTICA Acondicionar la probeta de ensayo a una temperatura de 20°C a 28°C (68°F – 82°F), por lo menos 24 horas antes de la realización del test. Disponer las pantallas de activación y detención del cronógrafo como se indica en la figura N°2 (Anexo D). Debe tenerse la precaución de que los planos de las pantallas sean perpendiculares a la trayectoria de los proyectiles. Medir la velocidad de las balas mediante la utilización del cronógrafo. Una vez posicionado el cañón, nivelado y fijado, disparar uno o más proyectiles de “calentamiento” a la placa testigo para determinar el punto de impacto. Como alternativa, puede utilizarse un designador laser como dispositivo de puntería. Disponer la probeta de ensayo en el soporte de fijación a 5 Mts. de la boca del cañón para el test de los niveles RB0, RB1, RB2 Y RB3 y a 15 Mts. de la boca para los niveles RB4 y RB5. Colocar la placa testigo a una distancia de 15 cm. detrás de la probeta de ensayo. Disparar un proyectil de prueba y determinar su velocidad mediante el uso del cronógrafo. Proceder a examinar la placa testigo para determinar si la misma resultó perforada y verificar que el impacto en la probeta de ensayo corresponda a un disparo válido. De no haberse producido perforación, mover la probeta testigo a otra posición y repetir el procedimiento señalado con los disparos restantes, hasta que el ensayo esté finalizado. Ubicar los disparos uniformemente sobre la probeta e ensayo, de tal manera que cada porción de la misma se someta a la verificación

No hay comentarios: